jueves, 24 de mayo de 2012

Bizcocho de la Bella Durmiente

Hace tiempo, hablando con mi amiga, ya habia pasado un tiempo desde su divorcio, ella ya se refería a su matrimonio no como"matrimonio fracasado " (como la jet-set), sino como "matrimonio superado"; me decía: "-Es que yo besé al príncipe y se convirtió en sapo, el 90% de las veces el cuento sale al revés".
Quiero ser políticamente correcta y advertir que podemos cambiar príncipe por princesa y sapo por rana, no es lo mismo pero es igual.
He recordado una canción de José Agustín Goytisolo y cantada por Paco Ibañez, que siempre me devuelve a mis primeros años de adolescencia.  Para los que deseéis oírla, aquí os la dejo (además en este caso, hace referencia a mi lugar de origen) http://youtu.be/-7iN7PH6ADo.

Con vistas a recordar algunos cuentos y esperando que, al menos las recetas, nos salgan "al derecho".

BIZCOCHO DE LA BELLA DURMIENTE


Lo llamo Bella Durmiente, porque  lleva semillas de amapola y será sugestión o no, pero yo creo que ayuda a dormir y tener buenos sueños. Eso sí, hay que triturar la semillas bien en un almirez, bien con el molinillo del café...

Ingredientes:

1yogur griego (su vaso servirá  de referente para las proporciones de los ingredientes). También sirve un yogur normal o desnatado.
3 vasos de harina.
3 huevos medianos.
1 sobre de levadura (Royal).
1 vasos de azúcar.
1 vaso de miel.
1 vaso de aceite (mitad girasol y mitad a.o.v. suave).
1 c.c de canela.
1 c.c de melisa (opcional).
ralladura de 1/2 limón.
un pizquito de nuez moscada.
sal (opcional) una puntita.

Preparación:

Mezclamos la harina con la levadura, reservamos.
En un bol batimos los huevos con el azúcar, le añadimos el yogur y seguimos mezclando. Incorporamos la miel y el aceite; ligamos bien y añadimos la mezcla de harina y levadura tamizándola. Integramos bien todos los ingrediente y le añadimos la canela, ralladura de limón, melisa, nuez moscada y sal. Que todo quede bien, bien mezclado.
Encendemos el horno a 200º, calor arriba y abajo, y que se vaya calentando; mientras, untamos un molde de fondo desmontable con mantequilla y espolvoreamos de harina.
Vertemos la mezcla en el molde y cocemos a 180º 30 ó 35 minutos.
Sacar del horno y dejar enfriar.
Podemos tomarlo en rebanadas,untado con queso crema, con mermelada...




nota: Calentamos a más grados el horno, porque al abrir la puerta, cuando introducimos el preparado, la temperatura bajará un poco y luego ya lo dejamos a una temperatura constante de 180º.


No hay comentarios:

Publicar un comentario