jueves, 3 de mayo de 2012

Uvas rellenas de queso azul y nueces

ESTO NO ES UN BLOG DE FOTORAFÍA


Hay blogs de cocina en los que sólo asomarme me da vértigo, pues hacen unas fotos increíbles y utilizan unos "equipos" sofisticados, donde la única palabra que me suena un poco es "zoom" y creo que es por lo de aquel ballet de  la TV; sí, el de Valerio Lazarou. 

Las fotografías que acompañan a mis recetas son tan "caseras" como ellas, hechas en casa por mí y con una cámara muy, muy sencilla y también  barata, pero que se "autoajusta", "autoenfoca","auto..."; es decir, es bastante más lista que yo y eso...lo es casi todo.  
No hace mucho, leí un artículo sobre "food stylist"(no me preguntéis dónde ni quién lo firmaba, porque no lo recuerdo), es decir, estilistas de alimentos y venía a contar que éstos son los responsables de preparar las fotografías de los libros de cocina, revistas, anuncios de televisión y las escenas de algunas películas. Crean platos que alimentan la vista y nos hacen salivar y desear eso que han preparado, sea lo que sea, dulce o salado; para ello pueden sustituir la leche cuando se fotografían cereales por cola blanca de carpintero, crear una pasta de patata y azúcar para imitar al helado y que no se derrita bajo las luces del estudio y....mil cosas más. Bueno, pues mis fotografías carecen de todo eso, incluso a veces hasta de luz, pero...el producto está y la forma de elaborarlo os la cuento y todo ello con vistas a que  decidáis hacer las propuestas y disfrutéis tanto como yo.


UVAS RELLENAS DE QUESO AZUL Y NUECES


ingredientes:

3 uvas gordas rojas por persona (es un aperitivo, no un entrante).
1 c.c de queso azul (por cada 3 uvas).
1 c.c de queso crema fresco (tipo Philadelphia)
3 ó 4 nueces peladas y troceada.
1 hoja de gelatina, previamente remojada y escurrida.

Elaboración:

 Hacemos un corte alrededor de la base de la uva (por donde tiene el rabito), pero sin llegar a cortar del todo (si lo cortamos, sin querer queriendo, no pasa nada) y con ayuda de un  vaciador muy pequeño vamos sacando la pulpa de la uva, procurando no romperlas.Las dejamos sobre papel absorbente. La pulpa no se tira, la recogemos en un bol. Seguimos vaciando una a una  y otra o otra, así hasta  que tengamos todas las que necesitamos.
Momento de mezclar los dos quesos, bien, bien a mano; nada de batidora que es muy poca cantidad. Ya está. Ahora para facilitar la tarea, introducimos esta mezcla en una jeringa gorda (de las de alimentación, la hemos comprado en la farmacia)y ponemos un poco dentro de una uva, un trocito de nuez y más mezcla de quesos hasta que la uva esté "toa" rellena. Le ponemos su tapa y ya hemos hecho una; las demás...."Coser y cantar".
Para darle su brillo: retiramos las semillas de la pulpa, trituramos la pulpa, la colamos y la ponemos al fuego
( Si queremos, podemos añadirle un pizco de azúcar. Si vemos que es poca la cantidad de zumo que sale, pues podemos añadirle un poquito de mosto,si hay por casa, o un par de cucharadas de agua)cuando esté caliente, pero sin hervir, añadimos la gelatina bien escurrida, disolvemos, dejamos que enfríe y con ello "pintamos" nuestras uvas

Emplatado:

Si las presentamos todas juntas podemos formar un racimo y ponerle unas hojas frescas de hiedra, queda muy vistoso.
Si las presentamos individualmente, podemos ponerle unas hojitas de menta, melisa o hierbabuena.


No hay comentarios:

Publicar un comentario