lunes, 28 de mayo de 2012

Bombones de Salmón con mermelada de guindilla verde

El marido de mi amiga es un hombre, en apariencia, bien serio, educado donde los haya, caballeroso con las damas y con las menos damas, en definitiva y sobre todo un buen tipo. Pero sigue pareciéndome serio; se lo he comentado a mi amiga y ella me ha contado, para despejarme cualquier duda, que recién casados cuando iban a visitar a sus padres (los de ella), cuando abrían la puerta de la casa,su marido elevando la voz y emulando a Cantinflas preguntaba: " ¿Señora, se puede penetrar ?", a lo que la suegra bien por que no se enteraba, bien porque sí se enteraba le respondía : "Hasta en la cocina hijo, hasta en la cocina"y, que todavía  hoy lo pregunta. Después de saber esto pienso que serio lo será, pero sentido del humor no le falta.
Con vistas a ser serios pero sin perder el sentido del humor:

BOMBONES DE SALMÓN CON MERMELADA DE GUINDILLA VERDE.



Necesitaremos a McGiver, que nos traiga una bandeja de las de hacer hielos, flexible y con forma redondeada. Como esta:














bombones de salmón:

Ingredientes:

1 bandeja de Salmón ahumado.
1 tarrina de queso crema (tipo San Millán).
1 tarrina de paté de salmón.

Elaboración:

Con cuidado forramos los huecos de la cubitera con trozos de salmón, guardando en la medida de lo posible la forma, no importa que sobresalga un poco puesto que la parte superior quedará para abajo en la presentación. Luego rellenamos el vacío (pena, penita, pena) dejado en el salmón unos con la crema de queso (natural, con finas hierbas....como vos queredes) otros con el pate.
No seamos "arriesgados" y vayamos a meterle sabores que anulen el delicado del salmón; por mucho que te guste el cabrales pues... aquí no le pega. Tapamos con el posible salmón que queda por ahí, por los bordes y guardamos en la nevera. Hasta la hora de servir.

mermelada de guindillas verdes:

Ingredientes:

75 grs de guindillas verdes en vinagre (cualquier marca, pero cuanto más calidad...mejor resultado).
30 grs de azúcar.(No necesitamos más cantidad, porque el vinagre ya hace de conservador).

Elaboración:

Limpiar las guindillas quitándoles el rabillo y las semillas y cortarlas en trocitos pequeños. En un cazo, mezclar las guindillas con el azúcar y cocer unos 15 minutos a fuego bajo. Trituramos un poco, que se noten los trocitos y guardamos en un tuper hasta su uso. 


Emplatado:

Sacamos del frigorífico la cubitera con los bombones y sobre una bandeja o tabla de servicio volteamos los bombones. con ayuda de una espátula (o un cuchillo ancho), los pasamos a los platillos donde los vamos a presentar y colocamos encima un poquito de mermelada de guindilla.



Sugerencia: Si nos hemos pasado y nos sobra mermelada, podemos guardarla para otra ocasión, aguanta bastante y va muy bien con muchas cosas, entre otras quesos, muses de frutas, helados...














No hay comentarios:

Publicar un comentario