viernes, 15 de junio de 2012

Ensalada con canónigos y más


Siempre me han fascinado los moños, llevo años dejándome el pelo largo con el único propósito de poder hacerme un día un moño italiano “a lo Audry Hepburn en Desayuno con Diamantes”. Tanto es así que, no hace mucho me quedé fascinada por un coletero de pelo y no pude por menos de fantasear con los peinados que podría lucir con él, bueno tampoco fantaseé mucho rato, el tiempo que tardé en llegar del pasillo desde donde lo divisé hasta el expositor de donde lo cogí, más o menos 37 segundos, pero en esos 37 segundos visualicé 3 moños, 2 recogidos y un semirecogido. Y es que, hay segundos que duran horas. Ese mismo día, por la tarde, me hice un semirecogido (ahí es nada) y me vi bien. La sorpresa vino más tarde, concretamente por la noche (no penséis… ni bien ni mal), cuando me quitaba el coletero (o postizo de pelo sintético), sonó el teléfono y, con las prisas por ir a descolgarlo pues dejé abandonado al lado del lavabo mi flamante coletero. Al rato, oigo un grito acompañado de un: “¡¡Hostiaaas…¿Qué coño es esto?”, fui corriendo al lugar de procedencia: el baño, era “mi santo” que no sabía qué demonios era lo que veía, si animal o cosa y si estaba vivo o muerto; le tranquilicé explicándole que “aquello” era un complemento femenino y que nada tenía que temer, a lo que respondió:”creí que lo había visto todo, pero no…” 

Con vistas a ayudar a nuestra memoria y así evitar esos olvidos que llevan a estos sustos:

ENSALADA DE CANÓNIGOS



Ingredientes:
(para 2 personas)

1 bolsa de canónigos (o berros, pero no otra cosa). 

8 nueces. 

30grs. (apox.) de queso azul. 

60grs. (aprox.) de queso fresco (tipo Burgos). 

1 pomelo rosa (o una naranja). 

1 plátano. 

2 c.s de AOVE.


Elaboración: 

En un bol echamos los dos quesos y con ayuda de un tenedor los aplastamos, añadimos el aceite y mezclamos todo. Pelamos e incorporamos las nueces a la mezcla, removemos bien. Pelamos el pomelo “a lo vivo” (sin dejar nada de la parte blanca, pues amargaría) y lo cortamos en cubos de 2x2cms. aproximadamente, sobre un plato para así poder recoger el jugo que suelte el pomelo e incorporárselo a la ensalada. Añadimos el pomelo a la preparación anterior, vertemos los canónigos y mezclamos todo muy, muy bien. A la hora de servir incorporamos el plátano cortado en finas rodajas.






Nota: Los canónigos, las nueces, el pomelo y el plátano son alimentos ricos en ácido fólico que favorece el desarrollo de la memoria y la agilidad mental.




¡Hasta la próxima!























2 comentarios:

  1. Es que tú "Santo" anda algo perdido en lo que a cosas modernas femeninas se refiere.

    jejejeje te tengo una sorpresa !!

    ResponderEliminar
  2. ¡Es que las chicas tenéis unas cosas…!

    Yo siempre entro en el baño con cuidado, hundo un ojo y la nariz por la puerta entreabierta, me cercioro de que el cajón está cerrado y después entro, todavía no muy confiado, no vayáis a creer, porque a mi una de las herramientas que más me asusta son las pinzas para torcer las pestañas, incluso cuando están en el neceser, como dormidas, inertes, porque me miran mal, tengo la impresión de que tienen vida propia y que en cualquier momento, o en el momento que menos lo espero van a saltar del neceser y me van a hacer algo.

    ResponderEliminar