jueves, 21 de junio de 2012

Sardiñas de San Xoán con pan de brona


Dice la canción que es mejor entrar en Coruña de noche que en el mismísimo cielo de día. Seguro que es cierto y más si coincide con la noche de San Xoán (san Juan) con todas las playas que rodean la ciudad repletas de hogueras para preservar de todo mal durante un año. Mientras, en sus  aguas sirenas, nereidas y tritones, entonan su mágica sinfonía de fuego y agua. Es una noche mágica en la que todo puede suceder: las hierbas tienen propiedades que todo lo curan y espantan malos espíritus, las mozas encuentran novio  y el amor no tiene ataduras. Una noche en donde los conjuros surten efecto y la Madre Naturaleza puede demostrar poderes insospechados.  Es tradición celebrar la venida de San Xoan comiendo sardinas asadas con pan de brona (pan de maíz)  ya lo dice el refrán: “Por San Xoán a sardiña molla o pan”.
Con vistas a que todos, tanto en la playa como sin salir de casa, celebremos la noche mágica, donde hadas y deidades de la naturaleza andan sueltos por los campos:

SARDIÑAS  DE SAN XOÁN CON PAN DE BRONA

a coger el trébole, el trébole...





a coger el trébole...


























Ingredientes (4 personas):

Si lo celebras en casa y no quieres que todo el edificio huela a sardinas:

1 lata de sardinillas en aceite.
4 rebanada de pan de brona.
Unas hojas de lechuga.
Unas rodajas de tomate.
Un trozo de pimiento (para los zapatos)

Elaboración:

... la noche de San Juan,
Abrir la lata de sardinas (complicado de salero), cortar una rebanada de pan por persona (si no tenemos brona, pues un pan de pueblo integral ya le llega). Lavar y secar la lechuga y lo mismo con el tomate. Con cuidadito cortamos el pimiento dándole forma de zapato. Y montamos nuestro plato.






Versión no pasa nada y aso las sardinas en casa.

Ingredientes (4 personas):

2 parrochas  (o sardinas muy pequeñas) por persona.
1 rebanada de pan “bai person”.
Unos pimientos de Padrón (o Hebrón que unos pican y otros no).
Un trozo de pimiento (para los zapatos de nuestras parrochitas).
Aceite de oliva c.s (que cubra el fondo de la sartén) para freír los pimientos.
Sal marina gruesa.
Elaboración:

En papel de horno (o aluminio), colocamos las parrochas enteras (con tripas y tó) le ponemos un pizco de sal y un hilo de aceite y hacemos un paquete, cerrándolo herméticamente. Podemos hacerlas en  el horno previamente calentado a 180º y en 5 minutos estarán o bien colocar el paquete sobre una plancha o sartén al fuego y en 4 minutos ya estará. Cuando abrimos el paquete, es el momento de retirarles la cabeza.
Freímos los pimientos en un poco de aceite bien caliente y en la misma sartén le añadimos sal marina (gorda).
Cortamos los zapatos y montamos el plato.



a coger el trébole los mis amores van.

5 comentarios:

  1. Hay platos que se inspiran en los zapatos y zapatos que se inspiran en los platos. Si no lo creen, vean esta noticia sobre zapatos con suela de tortilla de camarones. http://www.diariosur.es/v/20120619/sociedad/dani-garcia-camina-sobre-20120619.html

    ResponderEliminar
  2. Pena que no enseñen la suela, que procuren no gastarla suela, que podremos hacer como Charlot y comernos los zapatos. Gracias Camarón, espero que no te lleve la corriente y que sigas comentando noticias tan sabrosas.

    ResponderEliminar
  3. Joder Sardiñas !! que ricas, que envidia, ni me acordaba de que estáis en Verano, como aquí siempre es otoño ... :)

    ResponderEliminar
  4. Estoy dudando por donde empezaría; ¿le quitaría los zapatos?, ¿dejaría caer la falda?, ¿mordería la cabeza a la única que tiene cabeza? … primero despacio y luego a lo bruto, ¡qué diantre!
    ¡Perdón, no sé que me ha pasado! Es que es muy sexy, la sardinita.

    ResponderEliminar