sábado, 16 de junio de 2012

Flan de queso de los condes bañado con dulce de leche


Y tú… ¿qué te llevarías a una isla desierta?, anda que no hemos hecho o respondido a esta pregunta montones de veces. Y seguro que más de uno, al volver a leerla ahora se ha puesto a pensar en lo que se llevaría. Unas veces nos llevaríamos unas cosas y otras… pues otras cosas; si vamos de “inteletuales" un libro o dos, si de “práticos” un mechero y una navaja suiza… Tengo un amigo que siempre dice lo mismo, él se llevaría una maleta llena de botes de leche condensada cocida. Si, lo que normalmente llamamos “dulce de leche casero”. Es de las cosas que más le gustan en este mundo. Visita este blog y estoy segura que sufre un montón cada vez que entra, pues es un excelente fotógrafo y un gran diseñador gráfico (creo que no tengo que aclarar el por qué de su sufrimiento), hay muchas cosas que no sé hacer y fotos… pues tampoco.
 Con vistas a que sepa disculpar todo el daño visual que le pueda estar causando con mis caóticas fotografías, le he preparado (a mí manera) una receta original del Villa María:

FLAN DE QUESO DE LOS CONDES BAÑADO CON DULCE DE LECHE Y ESPOLVOREADO DE NUEZ.




Ingredientes: (12 flanecitos)

1 bote de leche condensada ( La Lechera 370 grs).
1 bote de leche evaporada (Ideal).
4 huevos M ó 3 L.
160 grs de queso crema (tipo Philadelphia).
70 grs de queso de Arzúa (cremoso gallego).
1 bote de dulce de leche.
4 nueces peladas y molidas.
1 pizca de canela.
Azúcar y agua para un caramelo muy poco dorado.


Elaboración:

Encendemos el horno a 180º, que se vaya calentando.
Mezclar todos los ingredientes con la batidora.
Hacer un caramelo muy poco dorado y repartir en las flaneras individuales (yo utilicé unos tarritos de cristal) y sobre el caramelo vertemos la preparación de las leches y el queso, cubrimos con papel de aluminio y colocamos en un recipiente al baño maría (si el agua que utilizamos ya está caliente del grifo, aceleramos un poco el proceso). Cocemos unos 40 minutos, comprobando con un palito de brocheta el punto de cocción por si hay que dejarlo un poquito más.
Sacamos del horno y dejamos enfriar, mejor si es de un día para otro.

Presentación:

Desmoldar los flanes en el plato de servicio, verter por encima una cucharada de dulce de leche y poner una pequeña quenelle al lado del flan, espolvorear con el polvo de nueces y la canela (le he añadido una oblea con mensaje).

BUEN PROVECHO!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario