sábado, 8 de septiembre de 2012

Alfajores de Maizena


Hay un… no sé bien como definirlo porque aunque es dulce no es un postre, pero tampoco es una pasta, más bien es un bocadito dulce para tomar “entre comida y comida” acompañando un café, una infusión, un té… (La  palabra gallega larpeirada es la más adecuada para definirlo) Vamos, que viene a ser como el kit-kat de media mañana o media tarde o media, media, lo que tú quieras. Por primera vez lo probé hará unos veinte años y desde entonces es uno de mis “pecados” dulces preferidos.  Al morderlo se deshace en la boca, se convierte en polvo dulce. Creo que Jesús en el Monte de los Olivos dijo: “ Señor, aparta de mí este alfajor”, pero luego nos contaron la otra versión (la del cáliz). Los argentinos dicen que son suyos, pero lo cierto es que su origen es español y fueron llevados a América durante el periodo colonial. Como no quiero discusiones, si hay un argentino y dice que son suyos... "pa él".Como estás deseando que te diga lo que es y que te cuente como hacerlo vayamos a ello sin más preámbulos:

ALFAJORES DE MAIZENA RELLENOS DE DULCE DE LECHE Y COCO




Ingredientes:

200 grs de harina.
300 grs de maicena.
1 c.c de levadura royal.
½ c.c de bicarbonato.
150 grs de azúcar.
250 grs de mantequilla blanda pero no derretida.
3 yemas grandes (o 4 pequeñas)




Opcional:
1 c.s de ralladura de limón.
1 c.s de esencia de vainilla.
1 c.s de brandy.
(yo no le pongo nada de esto; a veces, un poquito de licor)
Relleno:
Dulce de leche.
Coco rallado.

Elaboración:

En un bol batimos bien la mantequilla blanda con el azúcar y vamos añadiendo las yemas de 1 en 1, hasta que no esté bien integrada la primera no echamos la segunda y lo mismo con el resto. Ahora, si así lo deseamos,  añadimos el coñac, la esencia de vainilla y/o la ralladura de limón. En otro bol tamizamos y mezclamos la harina, la maicena, la levadura y el bicarbonato. Estos ingredientes (secos) se los añadimos poco a poco a la mezcla de mantequilla y huevos y trabajamos todo con las manos. Pasamos la preparación a la mesa de trabajo y ahí mezclamos hasta unir bien la masa. Enharinamos la mesa y extendemos la masa con ayuda de un rodillo hasta que nos quede como de ½ cm de espesor. Cortamos los círculos (como de 4 cm de diámetro) que deben ser pares pues cada alfajor lleva 2 tapas, con ayuda de un cortapastas o de un vaso. Los pasamos a una bandeja de horno (sin engrasar) y los cocemos de 10 a 12 minutos a fuego bajo en horno precalentado (deben quedar cocidos pero apenas dorados en la base). Sacamos del horno e inmediatamente retiramos, con mucho cuidado, de la placa y dejamos enfriar bien, bien.  Ponemos un poco de dulce de leche en una de las tapas y “pegamos” la otra presionando muy, pero que   muy suavemente, luego con ayuda de un cuchillo pintamos los bordes con dulce de leche y los “rodamos” sobre coco rallado. Lo mismo con el resto.




1 comentario:

  1. Parece rico,pero no es muy ligero para la dieta.

    ResponderEliminar