martes, 11 de septiembre de 2012

Otra sandía.


Hay en los cuentos dos niños muy, muy pequeños: Garbancito y Pulgarcito que son los que han inspirado, no la receta, porque hoy no voy a poner una receta, sino la forma de presentarla. Pulgarcito es como más internacional, vamos que está más viajado y Garbancito es más nuestro, como más del país. Morfológicamente (vaya palabro) en estatura y tamaño son similares pero Pulgarcito es un poco más estilizado que Garbancito. Y los dos igual de valientes.  Como son muy pequeñitos he pensado hacer algo acorde a su tamaño y seguro que a ti te parece divertido y también lo pones en práctica, sobre todo en una comida o merienda con niños:
OTRA SANDIA . MINI Y DE GELATINA







Ingredientes:

1 paquete de gelatina de fresa (Royal)
Unas semillas de sésamo negro.
La cáscara de una lima (cuanto más verde mejor).
Agua para preparar la gelatina.

Elaboración:

Cortamos la lima longitudinalmente y le sacamos la pulpa con cuidado de no romper la cáscara, pues será nuestro recipiente.
Preparamos la gelatina siguiendo las instrucciones del fabricante y una vez hecha rellenamos la cáscara o cáscaras de lima con la gelatina. Dejamos que se enfríe y endurezca el tiempo necesario. Una vez formada la gelatina cortamos con un cuchillo afilado las “rodajas” de nuestra mini sandía y le colocamos unas semillas de sésamo negro “a modo de semillas”.

"Otros recipientes":


En pomelo  y limón
en una botella de agua, cortada
el molde de la botella de agua.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada