lunes, 8 de octubre de 2012

Panna Cotta de Manzanilla, miel y aceite de oliva


Empieza el frío y con él la operación armario, es decir, guardar la ropa del verano y sacar la de invierno  y cómo no,  pasar un mal rato al comprobar que el verano fue agradable, tan agradable que lo notas en la” cinturilla” (cada vez menos –illa) del pantalón y la sisa de los vestidos. Se va al garete la menguada esperanza de entrar  o meterte, aunque sea a duras penas, en determinadas prendas y, como las oscuras golondrinas de Bécquer, comprobar que… “esas no volverán”.  No desesperar ¡arriba ese ánimo! que no se diga,   vamos a hacer un alto en el trabajo y prepararnos una infusión a nuestra manera, “pa tranquilizarnos”:

PANNA COTTA DE MANZANILLA, MIEL Y ACEITE DE OLIVA


Ingredientes (4 raciones): 

200 ml de nata (ecológica).
200 ml de leche entera.
2 c.s de miel de Galicia (brezo o eucalipto)
3 c.s de manzanilla para infusión (o 4 bolsitas).
2 c.s de aove.
5 hojas de gelatina (el paquete trae 12 y dice que para ½ l. se usen 6)

Elaboración:

La manzanilla que tengo es ESPECTACULAR (regalo de mi madre), recogida en los campos próximos a las Salinas de Villafáfila, creo que eso también  influye.
Ponemos la leche, la nata  y la miel en un cazo a fuego bajo unos 20 minutos, cuando rompe el hervor apartamos del fuego y le incorporamos la manzanilla, dejamos que infusione unos 10 ó 15 minutos.
Mientras ponemos a remojar en agua fría 5 hojas de gelatina.
Colamos la infusión utilizando un colador de malla muy, muy fina. Incorporamos el aove y añadimos la gelatina escurrida (la preparación estará caliente todavía) y lo mezclamos muy bien (con ayuda de una batidora mejor, yo lo hice a mano y no me convenció) para que se emulsione todo. Vertemos la preparación en el/ los molde/s y dejamos en el frigorífico unas 3 horas, aunque está mejor de un día para otro.
Servir rociado de: sirope o miel clarita, mermelada, frutos rojos... como más te guste.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada