jueves, 15 de noviembre de 2012

Mermelada de kiwi y manzana


La mermelada se puede hacer con casi todo, o al menos eso es lo que creo yo y lo que leo y veo que hacen los demás. Suelo recurrir a transformar la fruta (y algunas verduras) en mermelada, sobre todo, cuando “se pasan” un pelín o dos y  otra cosa que suelo hacer es combinar o mezclar un par de cosas por ejemplo el calabacín con la manzana, la berenjena con albaricoques… algunas combinaciones resultan atrevidas por no decir “qué demonios es esto” pero hay otras que francamente me parecen fantásticas, como la de hoy. Ya sabes de mi predilección por las cosas sencillas, fáciles de preparar, con no excesivas Kilocalorias y apetecibles a la vista y al paladar, como esta:

 MERMELADA DE KIWI Y MANZANA PARA EL PASTEL DE QUESO Y YOGURT





Ingredientes (4 personas, molde de 15 cm):

Base:

100 grs galletas maría.
40 grs de mantequilla.







Relleno:

200 grs de queso crema.
1 yogurt natural.
4 c.s de azúcar.
4 hojas de gelatina remojada y escurrida.
½ vasito de leche.
1 ó 2 (según el tamaño)kiwis cortados en rodajas.

Cobertura:

6 c.s de mermelada de kiwi y manzana.
½ vasito de zumo de manzana.
1 c.c de agar-agar.
1 pizca de colorante en gel verde (opcional)

Elaboración:

Mermelada de kiwi y manzana:

600 grs de Kiwis (bien maduros pero no “pasaos”)
1 manzana golden hermosa.
400 grs de azúcar.
Lavamos la manzana y la troceamos. Pelamos los Kiwis y los partimos en trozos. Ponemos esto en un cazo junto con el azúcar y dejamos cocer unos 45 minutos, al principio tendremos la sensación de que aquello nos quedará muy líquido, pero dale tiempo, verás como poco a poco a medida que hierve irá espesando.
Dejamos enfriar y dependiendo de nuestro gusto o cómo la vayamos a utilizar la trituramos o no. Para la receta de hoy la he triturado y después colado para que no quedaran semillitas negras.

Base:
Precalentamos el horno a 180º
Trituramos las galletas con la mantequilla (con la batidora o thermomix) y con esta masa cubrimos el fondo y un poco de la pared de nuestro recipiente, aplanándolo bien con el dorso de la mano o con ayuda de una cuchara.
Cocemos en el horno 10 minutos, así lograremos que no se nos rompa la base al pasarla a un plato de servicio.
Sacamos del horno y dejamos enfriar mientras preparamos:

 El relleno:
Remojamos las hojas de gelatina en agua fría 5 minutos.
En un bol mezclamos el queso crema con el yogur y el azúcar.
Calentamos la leche 30 segundos en el microondas y en ella disolvemos la gelatina bien escurrida. Esto se lo añadimos a la mezcla de queso y yogur y lo vertemos sobre la base de galletas. Metemos al frigorífico para que solidifique antes de ponerle la cobertura. Ya sabes, este proceso lo puedes acelerar utilizando el congelador.

Cobertura:

Una vez que el relleno está solidificado vamos con la cobertura: sobre el relleno colocamos una capa de kiwi  cortado en rodajas. En un cazo ponemos la mermelada y el agua y lo mezclamos con las varillas para que se integren bien ambas cosas, añadimos el agar-agar y lo mezclamos muy bien con las varillas. Ponemos esto al fuego y dejamos que hierva de 2 a 3 minutos, fuera del fuego le añadimos una puntita (procuramos no pasarnos y lo hacemos con la punta de un palillo) de colorante en gel, removemos bien y lo vertemos sobre la tarta, llevamos al frigorífico para que acabe de solidificar.

Nota: El agar- agar lo puedes sustituir por gelatina (1 ½ hojas), pero en este caso la preparación no puede hervir; es decir hidratamos la gelatina en agua fría y la disolvemos en la mezcla templada de mermelada y agua. 
Los cubiertos los he hecho con pasta brisa, pintada de huevo y "espolvoreada" con azúcar y luego cocida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada