lunes, 3 de diciembre de 2012

Chips de manzana con azúcar y canela.


Hay cosas que me llevan a pensar que el pequeño paso para el hombre y el gran paso para la humanidad no fue el hecho de que el hombre pisara la luna, no señor. Pienso que fue inventar el alambique y destilar “productos”  para beber, sobre todo para beber  en compañía y compartiendo, y entre todos estos productos fruto de la destilación apareció(dicen que en los Países Bajos) uno que me gusta tomar “de vez en cuando” o “de tarde en tarde” y que no es otro que un buen Gin acompañado de una fría tonica y de aquí surge el milagrito: el Gintonic.  El otro día me invitaron a tomar un rico gintonic de “Gin Mare” (ginebra estupenda, donde las haya, para mi gusto) en un sitio fino donde acompañando a la bebida no pusieron almendritas, sino unas exquisitas rodajas muy finas y crujientes de manzana, como si fueran patatas fritas. No he podido por menos, he buscado y en uno de los libros de Donna Hay he visto algo parecido e igualmente apetitoso:

CHIPS DE MANZANA CON AZÚCAR Y CANELA


Ingredientes:

1 manzana Granny Smith.
2 c.s de azúcar morena.
1 c.s de canela en polvo.

Elaboración:

Necesitamos la mandolina de nuestro amigo McGiver.

Utilizaremos 2 bandejas de horno.
Precalentamos el horno a 100º  (con la función de aire, si la tenemos) y cubrimos con papel de hornear las 2 bandejas.
Mezclamos en un plato el azúcar con la canela.
Con ayuda de la mandolina cortamos la manzana en rodajas muy finas y las pasamos ligeramente por la mezcla de azúcar y canela, las distribuimos en las bandejas del horno y las introducimos al horno. Transcurrida una hora (no apagar el horno), sacamos las bandejas le damos la vuelta a los aros de manzana y cambiamos de posición las bandejas (la de arriba pasa para abajo y la de abajo para arriba) y las volvemos a meter otra hora a 100º. Transcurrido este tiempo apagamos el horno, pero dejamos 5 minutejos más las manzanas dentro.
Sacamos las manzanas, si es necesario nos ayudamos de unas pinzas, para que no se rompan y… ya tenemos un dulce aperitivo para tomar solo o acompañar un té, una manzanilla y porqué no un rico, rico gintonic.
He pensado hacer paquetitos para regalar en Navidad.

El sabor un puntito ácido de la manzana Granny Smith contrasta con la dulzura del azúcar y el perfume de la canela.
Nota: La próxima vez le pondré menos canela y mezclaré azúcar morena y azúcar blanca, para que no queden tan oscuras. 

1 comentario:

  1. El GIN TONIC, miu rico, muy de los nuestros !! ahora hay con pimienta y cosas, pero ... nosotros degustábamos un Larios-tónica, o MG-tónica, gustos diversos de los pobres ... ;)

    ResponderEliminar