martes, 25 de diciembre de 2012

Galletas de Almendra y mantequilla


Me he puesto a hacer galletas y me he acordado de una anécdota que no puedo por menos de contarte. Mi hermana y yo tendríamos unos 5 ó 6 años y mi abuela una tarde nos llevó de visita a casa de una vecina que hacía poco había tenido una niña (o niño, qué se yo). Antes de salir de casa “nos había leído la cartilla” diciéndonos que no habláramos si nadie nos preguntaba, que no dijéramos impertinencias, que no tocáramos nada, que no esto, que no lo de más allá… vamos, lo indicado para que dos niñas vayan de visita a una historia que ni les va ni les viene. Cuando llegamos a la casa nos mandaron pasar a la salita y encima de la mesa había una bandeja con galletas, de aquellas que tenían una guinda roja o verde encima ¡qué tentación! (pero no tocamos nada y tampoco dijimos ninguna impertinencia, sólo mirábamos y mirábamos). Pasado un rato, la señora ofreció un café a la abuela, a nosotras un vaso de leche y nos preguntó: y vosotras hijas ¿cómo queréis la leche? En esta ocasión (como en otras muchas), mi hermana se convirtió en mi heroína, así sin darse importancia respondió: ¡con galletas! Nada de caliente o fría, con azúcar o sin ella ¡¡Con galletas!! Como siempre toman los niños la leche. Ahora, cuando alguien me pregunta cómo quiero el café respondo: “Yo, con galletas”. Para que tú también tengas tus galletas:

GALLETAS DE  ALMENDRA Y MANTEQUILLA



Ingredientes:

250 grs de harina (todo uso).
100 grs de azúcar.
60 grs de almendra molida.
175 grs de mantequilla (a temperatura ambiente).
1 yema de huevo (hermoso y a temperatura ambiente)
1 ó 2 cucharadas de leche (si vemos que es necesario, yo no le puse)
Una pizca de sal.
Sirope de maíz (para el brillo final).
Crocante de almendra (opcional).
azúcar moreno (opcional)


Elaboración:

Mezclamos la harina con la almendra molida, el pizquito de sal y el azúcar y lo tamizamos todo, añadimos la mantequilla y lo mezclamos a mano, bien, bien, añadimos la yema y seguimos mezclando. Si es necesario le ponemos una o dos cucharadas de leche, yo no le puse.
Envolvemos la masa en papel film y dejamos reposar unos 45 minutos en la nevera.
Extendemos con  ayuda de un rodillo y cortamos nuestras galletas (si les vamos a poner la almendra picadita, ahora es el momento. Yo le puse también un poquito, muy poco de azúcar moreno)que meteremos a hornear, en horno precalentado, a 170º unos 15 minutos (cuando los bordes empiezan a dorarse).
Sacamos del horno, dejamos enfriar y le damos brillo con el sirope de maíz (o con miel, o sirope de arce…)



Nota: Esta receta me la pasó una amiga, de un curso de galletas decoradas que hizo, y la verdad es que está muy bien.

3 comentarios:

  1. ¿Cuando quedamos para tomar café? Con galletas hoja, claro... que tienen muy buena pinta. je je je

    ResponderEliminar
  2. Que pinta tienen, enhorabuena, yo preparé unas un pelin distintas y salieron muy ricas, también las subí a mi blog.
    Un saludo

    ResponderEliminar