domingo, 16 de diciembre de 2012

Patatas Piedra


Cuando  Pulgarcito iba a ser abandonado  en el bosque junto a sus hermanos ideo un plan: ir echando piedras por el camino y así poder volver a casa, pero ¡pobriño! se quedó sin piedras, así que echó miguitas de pan para encontrar el camino de vuelta a casa y cuando pretendía desandar el camino andado, casi que le da un pallá  pues los pájaros se las comieron y él y todos sus hermanos se tuvieron que quedar a pasar la noche en el bosque y entonces..., bueno el cuento sigue y el final no te lo voy a contar, pero sí que te voy a dar unas cuantas piedras para que no te pase lo que a Pulgarcito y puedas encontrar el camino de vuelta a tu casa, si es que quieres volver, que nunca se sabe:

PATATAS COMO PIEDRAS???





Ingredientes:

Patatas pequeñitas.
30grs de Kaolin ( Mugaritz  experience)
20grs de lactosa (Mugaritz experience)
Puntita de tinta de calamar.
¼ c.c de sal fina.
42 ml de agua mineral.

Elaboración:

Lavamos muy, muy bien las patatas (las comeremos con piel) y las ponemos a cocer en agua con sal. Mientras preparamos:
En un bol mezclamos el kaolín con la lactosa y la sal, añadimos los 42 ml de agua y removemos bien, nos quedará una masa un poco más espesa que la de crepes, a esto le añadimos una puntita de tinta de calamar, para darle el toque de color de piedra.
Sacamos nuestras patatas del agua, las secamos y pinchadas con un palillo las sumergimos en la preparación.
Si no tenemos una base donde colocar los palillos, pues podemos pincharlos sobre una patata  grande (ó 2 patatas) y de aquí al horno a secar uno 15 minutos a 160º (mejor si le ponemos el aire).
Cuando las saquemos, le retiramos el palillo y tapamos el huequito con un poquito de la mezcla.


Nota: Puedes vaciar, con cuidado, y rellenar tus patatitas (yo las probé rellenas de guiso de pato, y estaban espectaculares),  que  no por ello pierden la forma exterior. Servir calientes.

Con relleno de verduritas


Los productos de Mugaritz (no son caros) y los puedes comprar: (aquí).










Re-nota: Las puedes recalentar en el horno a temperatura muy suave, lo cual quiere decir que las puedes dejar preparadas. Yo he hecho la prueba dejándolas de  un día para otro, envueltas en papel de cocina, las he sacado las he rellenado y las he calentado a 150º en el horno y estaban muy, muy güenas.

2 comentarios:

  1. Hola muy bueno tu blog y tus recetas,te quedaron muy autenticas las patatas imitando a las piedras,as probado a dar a otro alimento la apariencia de un fosil con el kaolin y la lactosa yo creo que estaria muy chulo.Un saludo

    ResponderEliminar
  2. De verdad que la imaginación HAY QUE COMPARTIRLA !!! ¡¡¡ CHAPÓ POR TI !!!

    ResponderEliminar