sábado, 30 de junio de 2012

Molde de pechuga con los dos jamones y queso


He decidido darle uso al microondas (ese pequeño electrodoméstico que solemos usar para calentar la leche y a veces… agua),  contribuir a su amortización y de paso, preparar algo que sea sencillo y que pueda luego tomar frío, porque con estos calores… ¡Mi má! El apetito no se quita del todo, pero las ganas de comer, como los pantanos… bajan a niveles de otras épocas. Con vistas a tener sólo que aliñar una ensalada y abrir una cervecita fría o refresco o agua, porque “el plato del fondo” ya está:

MOLDE DE PECHUGAS CON LOS DOS JAMONES (EL DE YON Y EL OTRO) Y QUESO



Ingredientes: (para 4 personas)

(El mío era para dos, puse la mitad de ingredientes y quedó más fino)
1 pechuga (las 2 partes) de pollo fileteada.
Jamón de Yon para forrar el molde (unas 8 lonchas) 
Jamón serrano o ibérico (tú decides)  8 / 10 lonchas.
Queso de barra (cabra, vaca, mezcla, oveja, semi…) al gusto 10 / 12 lonchas.
Mantequilla (para untar el molde)
Sal y pimienta (opcional, yo no pongo sal, ya la llevan el jamón de Yon y "el otro")

Elaboración:

Untamos un molde, que podamos meter al microondas, con mantequilla y lo forramos con el jamón de Yon, que monten un poquito unas lonchas en otras y que sobresalga por fuera del molde. Salpimentamos el pollo. Encima del jamón de Yon colocamos una capa de pechuga de pollo, una de jamón serrano y una de queso, ponemos otra capa de pollo, encima el jamón y el queso y así hasta finalizar con una de pollo.
 Tapamos con el jamón de Yon y metemos al microondas a máxima potencia unos 8 minutos (el mío a los 5 minutos  lo saqué y ya estaba). Dejamos enfriar,  lo sacamos del molde y cortamos en finas lonchas. Podemos acompañarlo de ali-oli, mayonesa, aquí lleva  un  poco de aceite de albahaca.


*El tiempo de cocción en el microondas depende de la potencia del mismo, el mío tiene 850W (eso pone), si el vuestro tiene menos, dejarlo un poquito más.
*Las mariquitas las hice con tomates cherri y aceitunas negras.
Nota: Si no tienes o  no quieres utilizar el microondas, lo puedes hacer también en el horno normal, el de toda la vida, sólo que el tiempo de cocción es de unos 30 minutos a 170º.

viernes, 29 de junio de 2012

Peras de San Juan rellenas de foie y de roquefort


Hay lugares donde  el uso de los ambientadores debería ser  por prescripción médica de obligado cumplimiento so pena de cárcel y hay otros donde es un pecado colocarlos. Cuando elaboré las “peras de San Juan con Canela y Vainilla” mi casa entera se inundó de los dulces olores de la vainilla y la canela, hubiera sido un pecado poner cualquier ambientador y un gravísimo error no disfrutar de estos aromas. Y es que hay veces que las cocinas, con sus aromas, son como la antesala del cielo (estoy hablando de canela y vainilla no de coliflor o repollo, que ya te veo venir…).
Con vistas a poder disfrutar otro día más de esos maravillosos olores y también sabores ahora con algún contraste salado:

PERAS DE SAN JUAN AROMATIZADAS CON CANELA Y VAINILLA RELLENAS DE FOIE Y DE ROQUEFORT



Decíamos ayer... que podíamos guardar estas peritas con su jarabe  para futuras preparaciones, bueno, pues hoy vamos a sacarlas del tarro.

Ingredientes: (4 personas)

2 peritas de San Juan aromatizadas con canela y vainilla por persona.
Foie (de oca o pato, el de cerdo es demasiado fuerte).
Roquefort (o cualquier queso azul, si no nos gusta podemos poner de rulo de cabra (President, viene sin corteza, o queso tipo feta).

Elaboración:

Necesitamos la ayuda de McGiver y su descorazonador y sacabolas pequeño.
Cortamos un sombrerito de las peras y con ayuda del descorazonador, sin llegar al fondo de la pera, marcamos dónde introduciremos el relleno. Vaciamos el interior de las peritas con el sacabolas y un poco decuidado y rellenamos la mitad con el foie y la otra mitad con el roquefort (o el queso elegido).  Una vez rellenadas les ponemos “su sombrero” y las rociamos con un poquito del jarabe donde las teníamos guardadas. (Le he puesto unos “crispis” de yogurt, no le van mal pero con el jarabe se deshacían, así que si los ponemos pues…que sea en seco, no tenía menta fresca).



Los sacabolas de McGiver

descorazonador de McGiver












jueves, 28 de junio de 2012

Peras aromatizadas con canela y vainilla


Si algo trae el verano consigo es una inmensidad de frutas y verduras;  las cocinas  y las mesas se llenan de colores y de productos estacionales ¡Qué maravilla! Por ejemplo, las cerezas siempre me han fascinado, su color, su forma, su textura, su sabor… Recuerdo que de pequeña, cuando aparecían en nuestra casa, lo primero que hacía era buscar las que venían juntas y ponérmelas de pendientes, pero creo que no soy la única ¿o sí? Otra de las frutas de verano que me gustan son las “Peras de San Juan”  (nosotros las llamábamos “peruchos”), creo que por lo pequeñitas que son; se las llama de San Juan porque es en estas fechas cuando su sabor se manifiesta en todo su esplendor pero desgraciadamente, esta sabrosa y crujiente pera, apenas está unos 40 ó 45 días en los mercados así que Con vistas a poder disfrutar de las Peras de San Juan ahora y un poquito después y no solo “al natural”:

PERAS DE SAN JUAN AROMATIZADAS CON CANELA Y  VAINILLA


Esta es mi versión de "Vanilla Poached Pears" del Chef  John Torode del Restaurante Smith del Mercado Smithfield en Londres

Ingredientes:

12 peritas de San Juan, peladas pero con su rabito.
La piel de medio limón (si es biológico, aún mejor).
La piel de media naranja (mejor si es bio).
225 grs de azúcar integral.
1 rama de canela.
1 vaina de vainilla (abierta y rallado su interior).
4 bolas de pimienta de Jamaica (opcional).
Un pizco de pimienta de Sichuan (opcional).
4 clavos de olor.
Una pizca de nuez moscada rallada.
½ l. de vino blanco (Rueda).
½ l de agua (mejor mineral, a veces la del grifo tiene mucho sabor a cloro, más en verano).

Elaboración:

Ponemos todos los ingredientes en una cazuela a fuego medio y cuando esté disuelto el azúcar añadimos las peras y las dejamos cocer unos 35 minutos. Sacamos las peras, las reservamos y retiramos todo los aromatizantes del líquido de cocción, dejando que este cueza a fuego vivo a fin de obtener un jarabe.
Guardamos las peras en el jarabe, si las vamos a consumir en unos días pues al frigorífico sin más. Podemos optar por cocer los tarros con las peras al baño maría y guardarlas para el resto del año. O también podemos congelarlas, no será lo mismo pero sí parecido.


Sugerencia: Acompañando un helado de turrón con una torta de aceite....

Nota: En la legislación española los términos bio, ecológico, biológico y orgánico significan lo mismo, son sinónimos.

miércoles, 27 de junio de 2012

Rollitos de Cecina con San Simón y Milhojas de embutidos


Todos quieren ver el partido, incluidos el cocinero, la cocinera y el pinche, así que hay que dejar las cosas preparadas con antelación y no nos vamos a complicar. Las tardes de partido son una reunión de amigos, unas cervecitas frías y… algo para picar, algo que resulte cómodo de preparar, fácil de comer y que deje buen sabor de boca (porque si pierde nuestro equipo, por lo menos recordamos que los aperitivos estaban sabrosos).
Con vistas a  saborear y disfrutar de un buen partido:

ROLLITOS DE CECINA DE LEÓN CON QUESO SAN SIMON DA COSTA Y MEMBRILLO
 MILHOJAS DE EMBUTIDOS VARIADOS Y QUESOS DIFERENTES  
 MINI QUICHES DE PUERROS Y BACON AHUMADO

milhojas de jamón y queso
mini quiches de puerros

rollitos de cecina




















Rollitos de cecina:

Ingredientes:

Lonchas finas de cecina de león (si son grandes de cada 1 saldrán 2 rollitos).
Queso de San Simón da Costa ( es un queso suave, ahumado) cortado en bastoncitos.
Membrillo (si es casero mejor, que mejor. El de Santa Teresa está muy bien).
Para aromatizar: un poquito de tomillo, reducción de PX, balsámico con pasas…

Preparación:
Cortar la cecina en rectángulos (más o menos) como de 7x11cms, hacia un extremo ponemos un bastoncito de queso y encima otro de membrillo, enrollamos y ya tenemos nuestro rollito. (Otro posible relleno: foie y compota de manzana).



Milhojas de embutidos:

Ingredientes:

Cada milhoja llevará 10 lonchas de queso y 8 lonchas del embutido elegido (aquí: lomo embuchado, cecina y jamón serrano (o ibérico).
Podemos utilizar el mismo queso o variarlos, al gusto. Podemos utilizar: Gruyere, Mezcla semi, cabra semi, oveja curado…Tú decides. 

Preparación:

Alternamos una capa de queso y una del embutido elegido, así hasta hacer una pequeña torre. Yo tengo una envasadora al vacio doméstica, pero si no la tenemos podemos envolver bien apretados nuestros paquetes en papel film y dejarlos con peso encima (un bote pesado de conservas…).
Para las milhojas de lomo, corté  el queso, con ayuda de un cortapastas,  del mismo tamaño que el lomo.
Hacemos lo mismo con los otros embutidos, solo que la loncha de queso no la cortamos, la dejamos cuadradita, como viene de la charcutería o del blíster. Hay veces que le pongo unas hojitas de canónigos entre el queso y la cecina (le va bien).
Cuando los vayamos a presentar, primero recortamos bien alrededor, para que queden lo más presentados posibles y luego los grandes en 4 y los de lomo en 2 (por ejemplo).

Mini quiches:

Ingredientes:
1 puerro (la parte blanca) cortado pequeño.
4 lonchas muy finas de bacon ahumado cortado pequeño.
200ml nata.
50ml leche.
2 huevos.
50 grs de queso rallado (he utilizado un trozo del  zamorano de mezcla semicurado).
1   c.s de aove.
Pizco de pimienta y nuez moscada.

Masa quebrada (o masa brisa) neutra: (salen como 10)
100grs de mantequilla a temperatura ambiente.
200 grs de harina.
1 huevo mediano.
1 pizca de sal

Elaboración:
En la superficie de trabajo, colocamos la harina en forma de volcán y en su interior ponemos la mantequilla, la sal y el huevo. Mezclamos bien a mano, hasta hacer una masa que envolvemos en papel film y guardamos en la nevera unos 15 minutos, a fin de trabajarla mejor.
Espolvoreamos con harina la superficie de trabajo y colocamos en ella la masa  a la que con ayuda del rodillo estiraremos y daremos la forma deseada.  Para hacer las mini quiches con ayuda de un aro de emplatar (o un vaso ancho), cortamos círculos que pondremos en un molde  para magdalenas. Reservamos los recortes para adornar.

*Atajo, que hay partido: utilizar una masa preelaborada.

Elaboración:

Ponemos a calentar el aove,  añadimos el bacon y dejamos que se vaya haciendo lentamente, que vaya soltando su grasita, hasta que esté dorado, añadimos el puerro muy picado y que se cocine a fuego no muy fuerte uno 10 minutos. Dejamos enfriar un poco. Mientras batimos los huevos en un bol y le añadimos la nata, la leche la pimienta y un pizco de nuez moscada, removemos bien.  Añadimos a esta preparación el puerro y el bacon, mezclamos bien y encima, rallamos el queso. Integramos todo bien, bien.
Encendemos el horno a 180º calor arriba y abajo.
Vertemos la preparación en las tartaletas (no las meto antes al horno) y lo metemos al horno, ponemos calor solo abajo y aire. En unos 15 minutos están. (Como me sobró un poco de mezcla pues la puse en unos moldecitos pequeños previamente pintados con aceite y espolvoreados de pan rallado, y me salieron tres flanes salados, que los saqué un poco antes del horno porque no llevaban masa)

flanes de puerro y bacon


Y DE POSTRE....

MANZANA... ROJA



martes, 26 de junio de 2012

Sopa de calabaza, naranja y coco


Cuando Cenicienta volvía de bailar animadamente con el príncipe, corriendo a más correr y sin zapato,empezaron a sonar las 12 campanadas, eso quería decir que se le acababa la moneda (game off) y todo se fue al garete: el lacayo volvió a ser el perro, los caballos otra vez ratones y la carroza lo que siempre fue: una calabaza. Con vistas a deshacerse de las pruebas que la incriminaban en su ida y venida del baile real, y tal y  como  luego lo hiciera Carmen Maura en ¿Qué he hecho yo para merecer esto?, con el perro y los ratones no se metió, pero con la calabaza sí:

SOPA DE CALABAZA, NARANJA Y COCO




Encontrareis muchísimas recetas de sopa de calabaza, pero esta es especialmente delicada y aromática. Los cítricos le añaden un toque de frescura y el coco de caribe mix.

Ingredientes:

600 grs de calabaza.
1 ajos.
½ cebolla dulce.
1puerros (la parte blanca).
2 zanahorias (no muy grandes).
1 patata mediana (o 2 pequeñas).
Caldo de pollo (sirve el que venden en brick ¿por qué no?).
1 hoja de laurel.
½ c.c de estragón.
Pizca de nuez moscada.
Ralladura de 1 naranja y el zumo de ½. ( se puede sustituir por limón)
1 c.s de coco rallado.
Unas ramitas de cilantro o perejil (picadas)
3 c.s  de aceite de oliva suave.

Elaboración:

Vaciamos nuestra calabaza, nos servirá de sopera ( aunque la piel bien lavada se puede cocinar)
Pelamos y picamos nuestras verduras.
Ponemos el aceite en una cazuela al fuego y le añadimos el ajo, la cebolla y el puerro y lo pochamos todo sin que llegue a coger color, unos diez minutos. Incorporamos la patata y la zanahoria y dejamos otros 10 minutos, removiendo para que no se queme la cebolla. Incorporamos la calabaza le damos unas cuantas vueltas y añadimos las especias, el zumo y el caldo (todo menos el coco). Cocemos por 20- 25 minutos. Trituramos todo y le añadimos el coco y la ralladura de naranja (o limón, o ambas dos). Presentamos espolvoreado de coco rallado y cilantro o perejil.


La calabaza es rica en fibra, carotenos, potasio y vitaminas y además… no es cara y tiene un bonito color.

lunes, 25 de junio de 2012

Natillas con islas flotantes

A veces, muchas veces, lo menos es más y en cocina también. Hay postres que van pasando de generación en generación, sobreviviendo a modas y caprichos gastronómicos sin perder la capacidad de alegrar el final de una comida y a los que tampoco hay que reinventar porque están bien como lo hacían nuestras abuelas. Suelen ser preparaciones sin pretensiones, con un par o tres de ingredientes básicos pero unos resultados…
Con vistas a recordar uno de los más clásicos y que más recuerdos de infancia me traen:

NATILLAS CON ISLAS FLOTANTES



Ingredientes: (para 1 litro)

6 yemas.
6 claras.
1l. de leche.
250 grs. de azúcar (para las natillas)
150grs. de azúcar (para las islas)
30 grs de almidón (maizena)
piel de naranja y de limón o el aroma deseado (para aromatizar la leche).

Elaboración:

Islas flotantes:

Merengamos las claras montadas a punto de nieve con el azúcar. Ponemos la leche con las pieles de naranja y limón (o el aroma elegido: vainilla, canela, anis...) a hervir, cuando rompe el hervor ponemos pequeñas porciones de las claras merengadas, con ayuda de una cuchara y las coceremos sin dejar que hierva la leche ( a fuego muy bajito). Reservamos. Con la leche haremos las natillas.

Natillas:

En un bol mezclamos el almidón con un poco de leche fría y cuando esté perfectamente diluido le añadimos las yemas.
Retiramos los aromatizantes de la leche le añadimos el azúcar y disolvemos bien, ponemos la preparación al fuego y le añadimos la mezcla de las yemas sin parar de remover ( con varillas mejor), veremos como va espesando. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.
Servimos en un cuenco o plato sopero una capa de natillas y sobre ellas las islas flotante Decoramos a nuestro gusto.


para todas las abuelas  y abuelos del mundo mundial

domingo, 24 de junio de 2012

Quinoa con verduras y soja


He descubierto, no hace mucho, un nuevo cereal (bueno pseudocereal) que ya se  ha hecho un hueco en mi despensa y si decidís probarlo, seguro que en las vuestras también. Es muy pequeñito, más que un comino pero que contiene el doble de proteínas que los cereales habituales y menos hidratos de carbono, además de vitaminas del grupo B, minerales y aminoácidos esenciales. Y lo más importante: Su cultivo no requiere plaguicidas ni fertilizantes. Como sé que hay personas que me leen desde Colombia, pues con vistas a acercarme un poquito más a ellos:

QUINOA (QUINUA O QUÍNOA) CON VERDURAS Y SOJA
(desde los Andes)


Ingredientes:

1 ½ vaso de quinoa.
3 vasos de agua.
1 puerro (parte blanca)
1 cebolleta.
2 dientes de ajo.
1 calabacín pequeño o ½ grande.
1 pimiento italiano verde.
½ pimiento rojo.
Unas ramitas de perejil.
Unas ramitas de tomillo.
2 c.s de salsa de soja.
C.s de aove (para cubrir el fondo de la sartén, de forma escasa)
Sal (opcional, la soja ya es salada).

Elaboración:
Lavamos bien la quinoa en un colador bajo el grifo, la removemos, hasta que el agua sale limpia.
Picamos las verduras muy pequeñas.
Ponemos a cocer la quinoa con el agua, hasta que absorba toda el agua (como si de un arroz se tratara o tratase) unos 20 minutos. Reservamos
En una sartén (que sea grande, luego añadiremos la quinoa) calentamos el aceite y echamos la cebolla, el ajo y el puerro, dejamos unos 5 minutos y añadimos los pimientos, cuando ya estén a punto de dorarse, incorporamos el calabacín y la hierbas (podemos añadirle las que más nos gusten), dejamos que se haga todo unos 10 minutos y ahora le añadimos la salsa de soja, un hervor e incorporamos la quinoa, removemos y dejamos que se “tomen” los sabores.

Con Parmesano rallado

sábado, 23 de junio de 2012

Huevos morados encurtidos


Cuando daba clases de encuadernación y restauración de libros, a veces teníamos que teñir papeles para intentar igualar el color del libro que estábamos restaurando, para ello solíamos hacer pruebas de teñido utilizando materiales naturales, básicos, tales como: agua de té (en diferentes proporciones), agua de cocción de cáscaras de cebolla, de espinacas, de remolacha…, investigábamos cada uno por nuestra cuenta y luego observábamos y evaluábamos los resultados. Una vez más he comprobado que todo tiene un nexo, por pequeño que este sea y que unas cosas llevan a otras y que entre unas cosas y otras… “La gallina dijo Eureka”

Con vistas a invitaros a que probéis y experimentéis en vuestras cocinas y a homenajear a Les Luthiers:


LA GALLINA DIJO... EUREKA!! 



Ingredientes:

6 huevos de codorniz ( 2 ó 3 más , por si se rompe alguno) cocidos. 
2 huevos de gallina cocidos.


Escabeche de remolacaha:
1 remolacha (de las que ya vienen cocidas) rallada. (Ponte guantes, si no quieres acabar “toíto” morado) y el jugo que viene en la bolsa.

(Como referencia de medida utilizaremos un vaso p. ej de nocilla)

1 vaso de vinagre de manzana (vale el blanco de vino).

½ vaso de azúcar blanca.

1 cebolla cortada muy fina (en pluma).

Cáscara de naranja ( procurando que no lleve lo blanco).

Opcional: pimienta negra en grano, unas bayas, pizca de romero…

Relleno de los huevos:


Las yemas de los propios huevos (aquí no se tira ná) y si sobra relleno, pues: ¡unos canapases para ver el partido! 

1

½ lata de atún al natural (puede ser en aceite, pero como lleva mayonesa…)

2 c.s de mayonesa.

1c.c mostaza.

Unas hojitas de perejil, cilantro o albahaca, muy, muy picadas.

Unos alcaparrones para decorar (Mercadona).

2

Puré de guisantes (sólo guisantes y los trituramos con un tenedor, pasándolos por un chino fino o colador, para el tema de las pieles. Debe quedar espeso)

Yema de huevo (vamos viendo, según incorporamos al puré, si queda muy espeso, añadimos un poquito de nata)

Menta fresca muy picadita (combina genial con los guisantes)

Elaboración:



Escabeche de remolacha:

Ponemos a cocer la remolacha rallada, el jugo de la misma, el vinagre y el azúcar y lo llevamos a ebullición, removiendo hasta que el azúcar se disuelva. Dejamos enfriar un poco y añadimos la cebolla picada y la cáscara de naranja (junto con las especias, si así lo queremos). Mientras el líquido está un poco caliente lo vertemos en el recipiente y metemos los huevos pelados, cerramos y guardamos en la nevera.

Tiempos de "teñido":

Codorniz: le llegan con 5 ó 6 horas. (Yo los tuve 6 horas pero los utilicé al día siguiente, creo que el color siguió penetrando).
Gallina: Estos estuvieron 12 horas.









Sacamos los huevos, los cortamos longuitudinalmente y con cuidado le quitamos las yemas que luego utilizemos para preparar los rellenos.

Rellenos: explicación abreviada: mezcla a tu gusto, hasta que tenga la consistencia que a ti te agrade y ponle el relleno que tú prefieras o que te salga de …


viernes, 22 de junio de 2012

Huevo Chichipán


Lleva toda la vida de un lado para otro, no ha deshecho una maleta y ya tiene otra preparada. Se ha gastado toda su fortuna y mucho más que pidió prestado en  viajar  y viajar, a veces llega exhausta, y crees que no volverá a emprender más viajes, pero no bien se ha recuperado continúa y todo, porque está  buscando “El lugar más bonito del mundo” con el fin de instalarse en él definitivamente. Cree que será la antesala de su felicidad, pero en su búsqueda está perdiendo tiempo, amor, amigos, silencios, risas, paseos, noches…todo, porque no sabe que el lugar más bonito del mundo está  donde se encuentra la gente que te quiere y a la que quieres. Yo conozco un lugar de estos, de los más bonitos del mundo, se llama Santovenia y allí vive un montón de gente sencilla, amigable, generosa, divertida. Gente que comparte lo poco que tiene que es una inmensidad; cuando caigo por allí me voy para casa con el corazón arropado y una bolsa llena de lechugas, tomates, cebollas, ajos,huevos..., me lo regalan mis amigos. Una de las veces que  pasé por allí me regalaron “Chichas” (probadura de matanza o probadura de chorizo, como gustéis) y huevos.
Con vistas a homenajear a todos mis amigos de Santovenia, porque ser español es un honor, ser de Zamora un orgullo pero ser de Santovenia… es “Un Don de Dios”:

HUEVO CHICHIPAN




Ingredientes: Para 4 personas
4 panecillos de chapata precocidos (en Lidl)
150 a 200 grs de chichas.
4 huevos.
1 c.s de aceite

Elaboración:

Cortamos la parte superior de las chapatas y con cuidado de no romperlas, sacamos la miga del interior. Reservamos.
En una sartén ponemos la cucharada de aceite y cuando esté caliente añadimos las chichas a fuego no excesivamente fuerte, para que suelten la “grasilla”, unos 10 minutos. Retiramos del fuego. Ponemos el horno a 200º. Colocamos las chapatas en la bandeja del horno y las rellenamos  con las chichas, cascamos un huevo en cada chapata y los metemos 7 minutos al horno, el tiempo que tarde en cuajar el huevo, pero que la yema quede poco hecha. Podemos “pintar” con agua la chapata si queremos que quede más crujiente. Los "sombreritos" de las chapatas los colocamos al lado, debemos tener cuidado para que no se quemen (yo me despisté un pelín).



jueves, 21 de junio de 2012

Sardiñas de San Xoán con pan de brona


Dice la canción que es mejor entrar en Coruña de noche que en el mismísimo cielo de día. Seguro que es cierto y más si coincide con la noche de San Xoán (san Juan) con todas las playas que rodean la ciudad repletas de hogueras para preservar de todo mal durante un año. Mientras, en sus  aguas sirenas, nereidas y tritones, entonan su mágica sinfonía de fuego y agua. Es una noche mágica en la que todo puede suceder: las hierbas tienen propiedades que todo lo curan y espantan malos espíritus, las mozas encuentran novio  y el amor no tiene ataduras. Una noche en donde los conjuros surten efecto y la Madre Naturaleza puede demostrar poderes insospechados.  Es tradición celebrar la venida de San Xoan comiendo sardinas asadas con pan de brona (pan de maíz)  ya lo dice el refrán: “Por San Xoán a sardiña molla o pan”.
Con vistas a que todos, tanto en la playa como sin salir de casa, celebremos la noche mágica, donde hadas y deidades de la naturaleza andan sueltos por los campos:

SARDIÑAS  DE SAN XOÁN CON PAN DE BRONA

a coger el trébole, el trébole...





a coger el trébole...


























Ingredientes (4 personas):

Si lo celebras en casa y no quieres que todo el edificio huela a sardinas:

1 lata de sardinillas en aceite.
4 rebanada de pan de brona.
Unas hojas de lechuga.
Unas rodajas de tomate.
Un trozo de pimiento (para los zapatos)

Elaboración:

... la noche de San Juan,
Abrir la lata de sardinas (complicado de salero), cortar una rebanada de pan por persona (si no tenemos brona, pues un pan de pueblo integral ya le llega). Lavar y secar la lechuga y lo mismo con el tomate. Con cuidadito cortamos el pimiento dándole forma de zapato. Y montamos nuestro plato.






Versión no pasa nada y aso las sardinas en casa.

Ingredientes (4 personas):

2 parrochas  (o sardinas muy pequeñas) por persona.
1 rebanada de pan “bai person”.
Unos pimientos de Padrón (o Hebrón que unos pican y otros no).
Un trozo de pimiento (para los zapatos de nuestras parrochitas).
Aceite de oliva c.s (que cubra el fondo de la sartén) para freír los pimientos.
Sal marina gruesa.
Elaboración:

En papel de horno (o aluminio), colocamos las parrochas enteras (con tripas y tó) le ponemos un pizco de sal y un hilo de aceite y hacemos un paquete, cerrándolo herméticamente. Podemos hacerlas en  el horno previamente calentado a 180º y en 5 minutos estarán o bien colocar el paquete sobre una plancha o sartén al fuego y en 4 minutos ya estará. Cuando abrimos el paquete, es el momento de retirarles la cabeza.
Freímos los pimientos en un poco de aceite bien caliente y en la misma sartén le añadimos sal marina (gorda).
Cortamos los zapatos y montamos el plato.



a coger el trébole los mis amores van.

miércoles, 20 de junio de 2012

Huebollos

Los platos que había en casa de mi abuela para preparar la comida eran de porcelana blanca como los que pintaban los judíos en la Lista de Chinler (soy “mu negá” pa´ los idiomas), de esos que cuando se caían al suelo sonaban como las campanas de la catedral y se descascarillaban, dando paso a formas irregulares, redondeadas y metálicas, cual paisaje lunar al alcance de nuestras manos. Ruido y descascarillamiento que solían venir acompañados de un cachete en la parte trasera del cogotillo (en mi familia los cachetes siempre nos los han dado ahí, aunque estuviéramos estudiando o en época de exámenes, sin miramiento). Pues bien, mi abuela batía los huevos, pero no hacia ruido, decía que “nadie se tiene que enterar si cenamos o no tortilla” (extraño, por que cuando nos hacía pescado se enteraba todo el vecindario, sería que una cosa era el ruido y otra el olor, o que ella pensaba que el ruido enmascaraba al olor?). Os preguntareis que por qué no hacía ruido, muy sencillo batía los huevos en un tarro, si como lo leéis, cascaba los huevos en la boca del tarro, los vertía dentro, cerraba el tarro, cual coctelera lo agitaba y ahí estaban los huevos perfectamente batidos y sin dar un ruido, como ella quería, además las tortillas estaban bárbaras y nadie sabía si comíamos tortilla ¿o sí?

Con vistas a que vosotros probéis esta sofisticada técnica de batir los huevos sin hacer el menor ruido:



HUEVO, HUEVITOS Y… HUEBOLLOS


Materiales:

Necesitaremos cáscaras vacías de huevos, cuando hagamos una tortilla o un bizcocho con cuidadín le hacemos un “bujerico” al huevo y por él sacamos su contenido, luego lavamos muy bien por dentro el huevo, lo dejamos secar y los guardamos pues… para cosas como estas.
McGiver nos dejará su jeringuilla “llenahuebollos”.
Estos huebollos los podremos hacer el mismo día que hagamos un bizcocho pues la preparación es la misma, solo que cocemos el bizcocho dentro del huevo (hacemos un 2  en uno: los huebollos para los niños el bizcocho para los papás ¿o.k?)












Ingredientes (bizcocho, cake, queique…como queráis):

3 huevos (mejor si están a temperatura ambiente).
1 yogurt (puede ser de sabores).
3 vasos de yogurt de harina.
2 vasos de yogurt de azúcar.
1 vaso de yogurt de aceite (mitad oliva y mitad girasol)
1 sobre de levadura.
1 pizca de nuez moscada rallada.(Opcional)
½ c.c de canela.(Opcional).
Uno está vacío, otro con el agujerito para arriba y el otro,
 con el agujetito para abajo
Ralladura de limón o naranja.

Nota: Le pongo especias a todo, podéis omitirlas si no os gustan, pero le van bien.
 Aquí a un poquito de la masa le añadí cacao en polvo (son los más morenitos) y trocitos diminutos de naranja confitada.

Elaboración:

Encendemos el horno a 200º, cuando metamos nuestro bizcocho lo bajamos a 180º.
Batimos los huevos con el azúcar, luego le añadimos el yogurt y el aceite y mezclamos todo. Ahora mezclamos la levadura con la harina y se la incorporamos a la mezcla anterior, mejor si la tamizamos. Momento de incorporar las especias, aromas y ralladuras (si se las ponemos).
Para nuestros huebollos: Con ayuda de la jeringuilla llenamos las cáscaras de huevo, sólo hasta la mitad (al cocer aumentará de volumen el bizcocho y si se llenan mucho… Se sale de madre y de la cáscara) con la masa del bizcocho.
Untamos un molde con un poquito de mantequilla o aceite y le espolvoreamos harina (para que no se pegue nuestro bizcocho) y vertemos la preparación.
El bizcocho necesitará de 30 a 35 minutos a 180º.
Los huebollos están en 15/20 minutos.












Podemos presentar los huebollos con su cáscara y el agujerito en la parte de abajo de la huevera.

Este fue a por leña, este encontró un huevo, este...