viernes, 31 de agosto de 2012

Carpaccio de pulpo y fresas con pesto de albahaca


En las pasadas  vacaciones me llamó L. para invitarnos a cenar.  Aprovechando que estábamos cerca su marido y ella querían vernos pues bien a gusto hacía como 2 años que no nos veíamos. El restaurante al que nos invitaron (no diré cuál por discreción) es de esos a los que hay que llamar con dos meses de antelación, o tres o cuatro, ya he perdido la cuenta. Nunca he querido saber con dos meses de antelación adónde iré a cenar una noche determinada, pero veo que hay gente a la que eso no le importa. En unos siglos, cuando los sociólogos quieran saber cuán idiotas eran los humanos en el siglo XXI, sólo tendrán que mirar los ordenadores de los “restaurantes selectos” (todo queda guardado). L me dijo: “allí me conocen y siempre hay una mesa”. En la cena “la cagué” pues L. es: “yo, yo, yo”, “mi, mi, mi”.  Cuando ya no pude más le comenté: “Por lo que cuentas veo que eres muy afortunada (aquí llegó la cagada), y feliz ¿también eres feliz?”. Empezó a llorar y a hacerle reproches a su marido… Ya no te cuento más, no quiero que sufras. De esta cena, me quedo con el entrante que elegí  (lo he versionado, no puedo por menos) y te animo a que lo prepares:


CARPACCIO DE PULPO Y FRESAS CON PESTO DE ALBAHACA, PIÑONES Y ALMENDRAS


Ingredientes (para 4 personas):

Carpaccio:
1 pata (mejor un poco gruesa) de pulpo ya cocido.
12 fresas (ecológicas, tienen más sabor).

Pesto:

50 grs de hojas de albahaca, lavadas y secas. Retirar los pedúnculos (amargan).
50 ml. de aove.
30 grs de queso Parmesano (Grana Padana o Parmigiano Reggiano) rallado al momento.
1 diente de ajo.
10 grs de piñones (1 c.s).
1o grs de almendras.
1 c.c de sal Maldon.

Nota: puedes sustituir los piñones por nueces.


Elaboración:

Carpaccio:

 Introducir en el congelador, una vez cocido el pulpo,  durante una hora para poder cortarlo muy fino, finísimo.  Y mientras preparamos el pesto.

Pesto:

En un mortero de mármol (según la tradición italiana) machacamos  con una manilla de madera (lo dice la misma tradición) la albahaca, el ajo y los piñones. Agregamos  la sal y el queso rallado y seguimos machacando con un suave movimiento circular. Añadimos poco a poco el aove, debe integrarse y no quedar flotando.  Debemos hacer esto lo más rápido posible para evitar la oxidación y que nos quede un color feo.

Nota: no debemos usar la batidora ya que tritura las hojas y esto afecta a su sabor.




Cortamos lo más fino que podamos el pulpo y las fresas también muy finas. Disponemos en un plato alternando pulpo y fresa, fresa y pulpo y rociamos con un poquito de pesto.  Podemos servir un poquito más de pesto y unas rebanaditas  muy finas de pan tostado.

El pesto que te sobre puede acompañar un plato de pasta.



jueves, 30 de agosto de 2012

Romeritos con dos mermeladas: de guindilla verde y de pimiento rojo


Yo que hasta hace dos días me creía todo lo que decían en los anuncios, que las propiedades del  actimel eran  dogma de fé para mí, que desde que Coronado anunciaba el activia mi tránsito intestinal era mejor, incluso sin probar el susodicho yogur; pues bien, ahora estoy en plena fase de descreimiento, estoy dejando de creer en toooo, y la culpa la tiene la biotina, sí así como suena. Todo el mundo hablando de las maravillosas propiedades del champú, y voy yo y me compro uno en el Mercadona, pero no uno cualquiera sino el de 1 litro (es el envase que venden, como el Geniol de brea,  o al huevo…) y me informo y resulta que todo es mentira, que nada es verdad, como dice el tango, pues para empezar el efecto de la biotina es a través del torrente sanguíneo… dejo aquí mi malestar y voy a tirar fregadero abajo el champú, el bote si cabe y hasta al mismísimo caballo del dibujo. Si es que ya lo dice el refrán:   “dime de lo que el champú presume y yo te diré de lo que carece”. Te cuento esto para que tú no te creas todo lo que te digan, que empiezan con la biotina y acaban con el ácido bórico. No nos desanimemos y ayúdame a preparar algo sin trampa ni cartón:

ROMERITOS CON DOS MERMELADAS: DE GUINDILLA VERDE Y DE PIMIENTO ROJO



Ingredientes:

1 paquete de burguitos de Arias (24 unidades).
2 rebanadas de pan de molde integral.
Unas ramitas de romero fresco.
Aove c.s

Mermelada de guindillas verdes:
 75 grs de guindillas verdes en vinagre (de bote).
30 grs de azúcar.
Mermelada de pimientos rojos:
150 grs de pimientos rojos ya asados.
75 grs de azúcar.
1 zanahoria pequeña.
1 c.s de vinagre de manzana.

Elaboración:

Mermelada de guindillas verdes:
Limpiamos las guindillas retirándoles el rabito y las semillas y luego las picamos en trocitos pequeños. Las ponemos en un cazo junto con el azúcar y cocemos unos 15 minutos, pasamos por la batidora (no mucho, que se encuentren los trozos) y guardamos en un tupper hasta su utilización.

Mermelada de pimientos rojos:
Rallamos la zanahoria y picamos muy pequeño el pimiento (mejor con una picadora). Ponemos en una cazuela al fuego el pimiento y la zanahoria y calentamos un poco (pero que no hiervan),  le añadimos el azúcar y cocemos unos 10 minutos, agregamos el vinagre y cocemos otros 10 minutos, si vemos que nos queda muy líquido seguimos cociendo unos minutos más, pero tendremos en cuenta que al enfriar espesa un poco más. Se puede hacer en la Thermomix, yo he puesto la receta “a lo sin thermomix” porque tú a lo peor no dispones de ella. (Sobrará, pero guárdala para la próxima vez).
 Precalentamos el horno a 180º. Cortamos unos circulitos de pan de molde del mismo tamaño que los burguitos (puede servirnos un vaso de chupito o un cortapastas pequeño o una cuchara vaciadora mediana… tú verás) y los ponemos en la bandeja del horno, doramos el pan unos 10 minutos. Sacamos el pan y lo rociamos ligeramente con aove, le ponemos un poquito de mermelada (unos de guindilla verde y otros de pimiento rojo) y encima un burguito de Arias, a modo de palillo le clavamos una ramita de romero que además de sujetar aromatizará nuestro plato. Más sencillo….difícil.

Riégalos con un poquito de aove, crecer... no crecerán, pero sabrán mejor.

miércoles, 29 de agosto de 2012

Cucuruchos mejicanos rellenos de ensalada de pollo


He abierto el frigorífico, y no sé si es porque estamos  a finales de mes o porque acabamos de aterrizar de las vacaciones pero… ¡Mi má, que estoy a punto de echarme a llorar, si es que por no tener ya no tiene ni luz, esto está más vacio que una gala de los Pecos! Y encima, van a dar las tres y yo sin comer. No me voy a dar por vencida ni correr hacia un Opencor como alma que lleva el diablo, no señor; además tú tampoco lo harías. Primero voy a buscar y luego a rebuscar bien por el congelador y el armario de las sorpresas (léase despensa), a ver si hay suerte y si se cumple lo que dice mi madre de que “el que guarda haya”, veremos lo que preparamos con lo que  en algún momento puede guardar. Haya, haya (Ayayaaaaayyyyy).

CUCURUCHOS MEJICANOS RELLENOS DE ENSALADA DE POLLO


Ingredientes (para 4 cucuruchos):

1 tortilla mejicana.
1 filete de pollo a la plancha.
1 hoja de lechuga (o dos).
½ zanahoria rallada.
¼ manzana rallada
1 rabanito laminado.
4 aceitunas rellenas.
1 c.s de brotes.
2 c.s de mayonesa.
1 c.s de yogurt natural.
Nota: Yo he utilizado esto, pero tú puedes ponerle el relleno que más te guste o lo que tengas a mano, pero que “pegue” no a lo loco.

Elaboración:

Para hacer los conos, primero cortamos la tortilla en cuatro partes iguales, con cada parte hacemos un cono y con un poco de agua lo “sellamos” e introducimos en un molde cónico (los venden en ferreterías y tiendas de menaje, pero si no tienes hay una solución: Hacemos un cono de cartón, lo grapamos para que conserve la forma- los brick de leche van que ni pintados- y lo forramos de papel de aluminio, ya está. Esto me lo dijo mi primo McGiver, que lo hace así).

Aquí hay una idea para halloween.
¿la ves?
Precalentamos el horno a 180º y metemos nuestros conos a cocer, vigilamos que no se nos quemen, deben quedar crujientes y doraditos, no churruscaos que te conozco. Con unos 8 minutos más/menos le llega.
Mezclamos la mayonesa y el yogurt. Hacemos el pollo a la plancha y cuando esté frío lo picamos menudito, al igual que la lechuga. Mezclamos todos los ingredientes (menos las aceitunas y unas rodajas de rábano que son para decorar) en un bol y le añadimos la salsa, removemos bien y rellenamos los conos con esto. Decoramos al gusto de cada quien y cada cual.














Mi fuente de inspiración

martes, 28 de agosto de 2012

Grelos con chicharrones y queso San Simón en hojaldre


Ya lo decía Doña Rosalía: 
"Un repoludo gaiteiro...
... tiña costume en cantar
aló pola mañanciña,
con esta miña gaitiña
 ás nenas hei de enganar.
Con esta miña gaitiña
 ás nenas hei de enganar."

Adega O Bebedeiro es una bodega, mesón, casa de comidas, restaurante (cualquiera de estas definiciones vale y todas juntas también) de Coruña, solemos ir con relativa frecuencia y casi siempre que alguien viene a vernos es visita obligada. Es más que recomendable tanto por su carta  y trato personal como por sus precios. De todos los platos de su carta hay uno que me gusta mucho: “Barquita de grelos, chicharrones y queso San Simón y hojaldre”   yo lo he versionado a mi manera y hoy te dejo mi versión de los hechos  para que tú lo intentes también. Sé que no es como el original pero “la fotocopia” no salió mal del todo y te animo a que cuando andes por Coruña, si tienes tiempo y encuentras mesa visites O Bebedeiro.

GRELOS CON CHICHARRONES Y QUESO SAN SIMÓN DA COSTA EN HOJALDRE.


Ingredientes (4 personas)

1  bote de grelos cocidos al natural.
100 grs de chicharrones.
100 grs de queso San Simón da Costa.
6 c.s de sofrito de tomate con cebolla y ajo.
1 masa de hojaldre refrigerada.
150 ml de leche a temperatura ambiente.
50 ml del agua de cocción de los grelos (o de la del bote)
20 grs. de harina.( 2 c.s)
20 grs de aove.(2 c.s)
1 huevo batido.
azúcar c.s.


Nota: el sofrito si lo haces tú mejor, pero el de Gallina Blanca está muy bien. El queso San Simón (de vaca ahumado) si no lo encuentras lo puedes sustituir por otro ahumado: Idiazábal, (pon menos cantidad, porque es más fuerte el sabor al ser de oveja), Scarmorza (queso italiano de vaca en su versión ahumada)…

Elaboración:

Necesitaremos una fuente un poco honda que pueda ir al horno y desde la que  luego serviremos en la mesa.
Abrimos el bote de grelos, los escurrimos y reservamos un poco de su líquido.  En un cazo (digo cazo y no sartén, porque luego mezclaremos aquí el resto de los ingredientes y no tenemos porqué manchar tanto cacharro, que luego la que friega soy yo) ponemos el aceite a calentar y echamos la harina le damos unas vueltas (para que no sepa “a crudo”) y le añadimos la leche, lo trabajamos como si una bechamel y le añadimos un poco del líquido de los grelos, en unos 6 minutos estará, no debe quedar muy espesa. Retiramos del fuego y  le mezclamos el sofrito de tomate. De esta mezcla cogemos unas cucharadas y las vertemos en el fondo de la fuente. Al resto le añadimos los chicharrones y los grelos (mejor si los cortamos un poco y le retiramos las partes duras), removemos con cuidado. Vertemos esta mezcla en la fuente y  distribuimos por toda la mezcla el queso cortado en trocitos.  Encendemos el horno a 200º (arriba y abajo calor), que vaya calentando, “tapamos” la fuente con el hojaldre, apretamos contra las paredes para que quede bien sellado, picamos para que no suba en exceso y pintamos con huevo batido y ya sabes mi truco: “espolvoreamos con un poco de azúcar”.
 Metemos al horno y cocemos a 180º unos 15 minutos (hasta que el hojaldre esté doradito y bonito).  Del horno a la mesa.

sábado, 25 de agosto de 2012

tejas de almendra


Como tú sabes, cuando Hansel y Gretel acabaron con la vieja bruja,  se quedaron en la Casita de Chocolate y allí que se llevaron a vivir a sus padres con ellos "a lo familia unida". Pues ahora, me llama Hansel  y me dice que le tengo que ayudar porque con el paso del tiempo algunas cosas de la casa empiezan a deteriorarse. Te preguntarás  cómo es  posible que mantenga relaciones con determinados personajes, pero eso es la suerte de quienes dormimos poco  y andamos sin medicación, que solemos hablar con gente muy extraña y nada convencional. Yo por ahora no le veo mucho “peligro” a esto de hablar con los personajes de la no realidad, porque tengo la firme convicción de que cuando me tendré que preocupar será cuando ellos empiecen a no querer contestar. Se me ha ido un poco el guión, verás; la ayuda que me ha pedido Hansel es para retejar su casa y creo que tú y yo bien podremos ayudarle haciendo:

TEJAS DE ALMENDRA



Ingredientes:

2 claras
150 grs de azúcar.
150 grs de almendra laminada.
30 grs de harina tamizada.
50 grs de mantequilla a temperatura ambiente.

Elaboración:

Batimos las claras junto con el azúcar hasta que estén muy espumosas (mejor si lo hacemos con la batidora de varillas) y le incorporamos la mantequilla reblandecida. Añadimos con cuidado la harina tamizada y con movimientos envolventes la integramos perfectamente, ahora añadimos las almendras fileteadas (reservamos unas pocas para esparcirlas luego por encima). Sobre la bandeja del horno engrasada, hacemos montoncitos del compuesto y los extendemos con una cuchara (dejamos espacio entre ellos) y espolvoreamos con las almendras fileteadas. Cocemos en horno precalentado a 175º unos 10 minutos. Los sacamos y rápidamente los despegamos (si no,  se enfrían y se endurecen) y las colocamos sobre el rodillo de amasar o sobre una botella, para darles forma de teja y dejamos enfriar. Ahora ya podemos “retejar” algún café de media tarde o algún postre de media noche, como tú quieras.


viernes, 24 de agosto de 2012

Patatas chips aromatizadas al hormo


¡Ay que la vida está muy dura!, ¡ay que la vida está muy cara!, ¡ay que con lo que tengo no me llega para nada! Y yo que me he vuelto poeta,  porque con la que está cayendo o te echas a reír, o a llorar o las manos a la cabeza, te tapas los oídos y como no oyes” na de ná” pues te pones a inventar.  La receta de hoy es muy sencilla, el resultado es fantástico y cuando la pruebes a hacer estoy convencida de que en tu despensa dejará de haber” patatas de bolsa”, porque estas las sustituirán. El soporte de presentación que te muestro en las fotos, me parece  muy divertido para presentar determinados  platos, es  “ made in cocinaconvistas”, si quieres saber cómo hacerlo no dudes en preguntármelo  y te lo cuento  paso a paso. Vamos a poner alivio, que no remedio, a nuestra dolida economía con:

PATATAS CHIPS AROMATIZADAS AL HORNO



McGiver nos dejará: la mandolina y una brocha de cocina.

Ingredientes:

2 patatas.
Aove c.s.
Para aromatizar:
Romero, tomillo, crutomato, sal Maldon, pimienta, ajo muy picado.








Elaboración:

Lavamos a conciencia las patatas y no las pelamos. Con la mandolina las cortamos muy finas (de 1 a 2 mm de grosor) y las ponemos entre papel de cocina (que absorba toda la humedad posible). Encendemos el horno a 200º. Si no tenemos aceite en aerosol pues utilizamos la brocha de McGiver y pintamos ligeramente la bandeja del horno y colocamos una  capa de patatas que también pintamos muy ligeramente con la brocha. Por encima le “espolvoreamos” sal gruesa, y especias a nuestra elección. Metemos al horno y en 5 minutos estarán nuestras patatas chips. Repetimos con otra capa de patatas y así hasta acabar. Si por lo que sea nos quedan un poco blandas pues una vez que están todas hechas podemos echarlas en la bandeja y darles unos minutos de calor, removemos y sacamos.


En cucurucho


jueves, 23 de agosto de 2012

Magdalenas de Piña colada


Cuando mi hija tenía ocho años compartía colegio y juegos con P. P era una niña tan divertida y fantástica como bonita (y bonita lo era un rato). Un viernes P invitó a mi hija a dormir en su casa ¡toda una fiesta para las dos! El sábado por la mañana, cuando recogí a mi hija, la pobre estaba demacrada y ojerosa, con cara de no haber pegado ojo en toda la noche. Cuando le pregunté  qué había pasado para que estuviera así, me contó que su amiga le había dicho que todas las noches venía la “Santa Compaña” a su casa, que eran unos muertos pero que estaban como los vivos de un lado para otro, buscando gente, y que ella para que no se la llevaran con ellos les dejaba una magdalena en la puerta, pero que esa noche se le había olvidado. El resto te lo puedes imaginar si alguna vez tuviste ocho años y el miedo correspondiente a esa edad.
Aprovechando que hoy viene mi sobrina Carmen a casa he pensado que juntas vamos a hacer magdalenas para la Santa Compaña y la no tan Santa y si tú quieres tomar nota:

MAGDALENAS DE PIÑA COLADA EN SANTA COMPAÑÍA



Necesitamos la ayuda de McGiver, que nos deje su jeringuilla.
Ingredientes:

12 magdalenas mini (ya preparadas).
Sirope de piña colada c.s.
4 c.s de queso Philadelphia.
2 c.s de mantequilla a temperatura ambiente.
Para decorar:
Unas hojas de menta
Unos trocitos de piña

Elaboración:

Con la jeringuilla “inyectamos” un poquito del sirope de piña en cada magdalena (al gusto).
Mezclamos la mantequilla y el queso hasta que estén bien integrados,le picamos muy pequeñita un poco de menta y con esta mezcla untamos nuestras magdalenas, con una manga pastelera y boquilla pequeña, con una cucharilla o con el dedo mismamente. Rematamos la faena decorando con unas hojitas de menta y unos trocitos de piña fresca.
Nota: el sirope lo he comprado en el Corte Inglés. Es un trabajo fantástico para hacer con los niños y encima está muy bueno, hace un par de días las hicimos de mojito y ... Un éxito.



martes, 21 de agosto de 2012

Tortillitas de Camarones


Conozco a muchas personas que les pasa lo mismo que a mí, les gustaría estar con la gente que quieren pero la distancia se lo impide. Ya sé que tú dirás que en los tiempos que corren no hay distancias (prácticamente) y sí aviones, trenes, autobuses, coches, barcos y si me apuras… también bicicletas. Bueno, pues yo he descubierto que también puedes estar con la gente que quieres “a lo virtual” y aunque no es lo mismo… puede ser igual. Estos días (¿será por la “caló” o no?) me he acordado de mi familia  de Cádiz, una pareja cariñosa y como anfitriones…los mejores,  ella es una de las mujeres más prácticas a la hora de cocinar que conozco y  hace unas tortillas de camarones para perder los cuatro puntos cardinales.  Voy a ponerte la receta de sus tortillas porque quiero que tú llegues a ser también un “number one” de:

TORTILLITAS DE CAMARONES
(camarón que se duerme… se lo lleva la corriente)


Ingredientes:

200 grs de harina (nada de mezcla de trigo y garbanzos, harina normal)
150 grs de camarones.
1 cebolleta fresca (unos 200 grs)
Unas ramitas de perejil.
½ sobre de levadura royal.
Sal.
Agua (muy fría).
Aceite de oliva para freír.




Elaboración:




Picamos la cebolleta muy fina y el perejil un poco más grande.  En un bol echamos la harina y la levadura, mezclamos y añadimos el agua hasta conseguir una masa ligera, un poco más aguada que la de las tortitas o crepes, a esta masa le añadimos la cebolleta, el perejil , los camarones y la sal. Mezclamos todo bien. Ponemos la sartén con el aceite de oliva  al fuego  y cuando esté caliente vertemos una cucharada de nuestra masa, comprobamos como está: si nos queda muy espesa añadimos un poco más de agua, si vemos que se rompen en exceso pues añadimos un poquito más de harina.


Después de las 100 primeras, seguro que ya le vas “cogiendo el punto”. Esta cocinera pertenece al grupo de “sin peso ni medida, a ojo, un poco de esto y hasta aquí de lo otro” Pero con un resultado de “Padre y Señor mío”.

sábado, 18 de agosto de 2012

Galegoburguer


Me ha contado Lucía que sus dos perros han enmudecido, que no sabe qué les ha pasado, que están como autistas, ya no le ladran y el más grande, como contagiado por el pequeño, la mira con cara de pocos amigos. Hacen todo lo de siempre, pero como cabreados y no emiten el más mínimo gruñido. Está tan preocupada pensando que puedan tener “algo” en las cuerdas vocales que ha decidido llevarlos al veterinario. Lo curioso es que cuando han llegado a la consulta para que los examinaran, los muy perros, se han puesto a ladrar alegremente, como con la mala intención de dejarla en ridículo. No tienen nada, están sanos por todos los lados. Según el veterinario (que debe ser algo psiquiatra de perros) “los perros se sienten abandonados emocionalmente” y de ahí lo de su mutismo canino. Traduzco: Cuando en casa de Lucia comen carne, pues le suelen dar un poco a los animalitos y como ahora anda a dieta y hace días que no come carne, pues los chuchos van y en señal de protesta se hacen los mudos. Lucia empieza a echar en falta los ladridos que tanta compañía le hacen y ha pensado  que “a grandes males, grandes remedios”, me ha pedido ayuda y nos hemos lanzado en plancha a preparar algo con carne: 

GALEGOBURGUER (hamburguesa made in Galicia)


Ingredientes: (para 2 galegoburguers)

120 grs de carne de ternera gallega (picada 1 vez)
½ ajo picadito.
1 c.c de perejil picado.
6 rodajas de chorizo tierno (para freir).
Unas hojas de grelos cocidos.
Queso de Arzúa- Ulloa (lo de 2 lonchas).
2 bollitos de pan precocinado.
Sal y pimienta (al gusto).





Elaboración:

Con un par de horas de antelación adobamos la carne con el ajo picado, el perejil, la sal y la pimienta y la reservamos tapada en el frigorífico. Cuando vayamos a preparar la galegoburguer, primero cortamos el pan (y si lo consideramos oportuno le retiramos un poco de miga) colocamos en la base del pan las rodajas de chorizo y metemos esto al horno a 180º unos 7 minutos, mientras  colocamos la sartén (plancha) a fuego medio, que se vaya calentando, preparamos nuestras hamburguesas dándoles la forma del bollito de pan y las ponemos en la plancha, le damos la vuelta a los 3 minutos.  Pasados los 7 minutos sacamos el pan y encima del chorizo colocamos unas hojas de grelos (yo utilizo los de lata o bien los compro congelados y los cuezo previamente) y  encima nuestras hamburguesas a las que “tapamos” con el queso y volvemos a meter al horno para que se derrita el queso, al lado ponemos la “tapadera” de pan que se dorará al mismo tiempo que el queso se funde. Servir inmediatamente. Podemos mantener el calor envolviéndolo en papel de aluminio.



jueves, 16 de agosto de 2012

Chips de pelauras de patatas


Ana me ha enviado una receta para compartir contigo. ¿Qué quién es Ana? Es una mujer fantástica que vive cerca de Barcelona, ella sabe muchísimo de cocina, y hasta de maridar diferentes vinos con distintos tipos de comida. No como yo que de vinos: Falcon Crest, Chardonnay, Merlot y Cabernet  sauvignon. Ana imparte amenos y divertidos cursos de gastronomía, “se le da” bien todo tipo de cocina, pero en la que es una auténtica maestra ¡qué digo! Toda una catedrática es en  cocina para familia numerosa. ¡Ojalá siga mandándome más recetas!  Así  tú y yo podremos seguir disfrutando de su cocina para familia numerosa. La receta que nos ha mandado es original, sencilla, divertida, sabrosa y como ella dice “ideal para tiempos de crisis”:

CHIPS DE “PELAURAS” DE PATATAS AL HORNO AROMATIZADAS CON HIERBAS.



Ingredientes:
Las “pelauras” de las patatas.
Sal Maldon c.s
Tomillo c.s
Perejil picado c.s
Aove c.s para rociar las pieles.



Elaboración:

Lavamos “a conciencia” las patatas, las pelamos y secamos. Distribuimos las pieles sobre una bandeja de horno, las espolvoreamos con sal, tomillo, perejil y las regamos con un chorrito de aove. Las cocemos en el horno a 200º hasta que se doren, aproximadamente unos 30 minutos. 
Servir como guarnición o aperitivo.

Con las patatas, nada de tirarlas, prepararemos otro plato que esta es una receta de aprovechamiento no de tiramiento.
Creo que las corté un poco gruesas, la próxima vez las haremos más finitas, para que queden más crujientes.

Sugerencia: Podemos utilizar las hierbas aromáticas que más nos gusten como orégano, romero… y ponerle un puntito de pimienta molida.

 Me he permitido la licencia de ponerle, a algunas, un poquito de tomate liofilizado por encima (para darle un toque de color).

miércoles, 15 de agosto de 2012

Caballa a la plancha con Chips de ajo


Tengo el recuerdo de que cuando iba a la escuela me explicaron el sistema circulatorio diciendo que había dos tipos de sangre: la mala (azul) y la buena (roja) y con estos mismos colores aparecía dicho sistema representado en las ilustraciones del libro de Ciencias Naturales. A partir de esta explicación empezaron a surgir las leyendas “rurales” (vivía en un pueblo): “que la azul es la mala y si se junta con la roja ya puedes darte por muerto”, “ que si alguien conoció a uno que se le juntaron las dos sangres y en horas… muerto” (cómo se llegaban a juntar las dos sangres nunca nos paramos a pensarlo, bastante preocupación era procurar que no lo hicieran  en uno mismo), “que los reyes  y los príncipes todos tienen la sangre azul” (o sea, toda de “la mala” y encima están vivos). Esto ha inspirado la receta de hoy, algo que todos dicen que es azul, pero que yo no lo veo así, no sé tú:

CABALLA A LA PLANCHA CON CHIPS DE AJO SOBRE LECHO DE CEBOLLA




Ingredientes (para 2 personas):

1 caballa de unos 500 grs.
2 cebollas tiernas cortadas en pluma.
1 diente de ajo.
3 c.s de aove.
Sal y pimienta.
Una ramita de romero (opcional)








Elaboración:

Le pedimos al pescadero que nos separe la caballa en dos lomos, si no lo queremos hacer nosotros (a mí me gusta hacerlo yo).
Para que nos queden los chips de ajo “a lo patatas de bolsa”, el secreto está en poner los ajos laminados en el aceite frío y que se hagan con fuego bajo. Una vez hechos los sacamos y reservamos. En este mismo aceite pochamos la cebolla  a fuego bajo, sin que llegue a dorarse mucho, para que no amargue. Retiramos la cebolla para el plato de servicio y en el aceite que queda (prácticamente nada y menos) subiendo la temperatura a  fuego alto haremos los filetes de callaba, primero por el lado que no tienen piel y luego por la parte de la piel, con un par de minutos por cada lado será suficiente (cuanto más se pase, más dura y correosa estará). Colocamos la  caballa encima de la cebolla, salpimentamos al gusto y le ponemos los chips de ajo, decoramos con una ramita de romero, que le dará un toque aromático nada despreciable. Podemos rociar con limón, allá cada cual, pero sin él tampoco está mal.

Sigo sin ver el azul.



lunes, 13 de agosto de 2012

Semifrío de queso con brevas y nueces


 En el pueblo de mi madre había un señor que para referirse a la ignorancia la llamaba inocienzura, y solía decir que “bendita sea la inocienzura”. Y  da la casualidad de que yo soy una ignorante de tomo y lomo, vamos que si me tienen que poner nota no me dirían que progreso adecuadamente sino que soy de sobresaliente tirando a matrícula de honor en lo que a ignorancia se refiere. Te cuento, yo creía que había un árbol que daba brevas y otro que daba higos, pero que los dos se llamaban higueras; pues si tú eres tan ignorante como yo te voy a contar que no, que no son dos árboles sino que tanto higos como brevas, o viceversa, salen del mismísimo árbol, solo que la breva sale antes y después en el hueco que dejó sale el higo, por que las higueras (aunque no todas) suelen dar dos veces frutos. Y lo mejor de todo es que me he enterado que el higo no es un fruto, sino una infrutescencia, cuando me lo han dicho todavía se me ha puesto cara de más ignorante y no me he atrevido a preguntar qué demonios es eso de la infrutescencia (me suena a fluorescente o algo así) por temor a descubrir toda la inocienzura que poseo.
Con vistas a dejarme de preguntas y darle uso a unas cuantas brevas, higo a vete tú a saber:

SEMIFRÍO DE QUESO Y NATA  CON BREVAS Y NUECES CARAMELIZADAS 
EN BASE DE GALLETA.



Ingredientes: (para un molde de 18 cm de diámetro) 

100 grs de galletas tipo Digestive.
40 grs de mantequilla a temperatura ambiente.
3 hojas de gelatina remojadas en agua fría.
200grs de queso crema (Philadelphia).
100 ml. de  nata
100 ml. de leche entera.
2 c.s de azúcar.
½  haba tonka rallada (o el interior rallado de  ½ vaina de vainilla).
5 brevas  (o higos).
½ c.c de canela molida.
Unas nueces caramelizadas.

Cobertura:
2 hojas de gelatina.
1/2 vaso de zumo de manzana (o agua)

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180º y mientras trituramos en la thermomix, o con la batidora o a mano las galletas con la mantequilla. Extendemos una capa de esta mezcla en el fondo de nuestro molde y aplastamos bien con las manos. Metemos al horno y en 7 minutos tendremos nuestra base. La sacamos del horno y dejamos que se enfríe antes de utilizarla, así que vamos a ir preparando el resto.
Ponemos a calentar la nata con la leche, el azúcar, el queso  y el haba tonka rallada (podemos sustituirla por vainilla) y cuando esté caliente retiramos del fuego y añadimos la gelatina bien escurrida. Mezclamos bien para que todo quede integrado y lo vertemos sobre nuestra base de galleta. Pasamos al frigorífico y esperamos de 1 a 2 horas para que solidifique (aceleramos el proceso en el congelador). Una vez solidificado decoramos con los higos (yo los puse en rodajas, pero tú puedes hacerlo como más te guste, en cuartos, en mitades, colocados hacia arriba,  o hacia abajo…) espolvoreamos con un poco de canela en polvo y añadimos las nueces caramelizadas (si las tenemos).

Cobertura:
Hidratamos la gelatina en agua fría unos 5 minutos. Ponemos a calentar el zumo de manzana (o agua, o agua con un poquito de limón y azúcar) y cuando esté caliente retiramos del fuego y le añadimos la gelatina escurrida, disolvemos bien y dejamos unos minutos que se atempere. cuando empiece a espesar, la vertemos sobre los higos o brevas.

Con jarabe de vino tinto

domingo, 12 de agosto de 2012

Pastel de Sandwich vegetal


He quedado para merendar con unas amigas y hemos decidido que cada una lleve un plato, pero no hemos dicho cuál así que espero que no sean todos iguales. La merienda será en el campo. Hoy tengo el día un poco complicado así que he pensado preparar algo fácil, que pueda dejar hecho por la mañana, que esté fresquito a la hora de comerlo , que sea fácil de transportar y de servir, que apetezca volver a prepararlo de vez en cuando y cómo no que sea agradable a la vista. ¿No serán muchas las condiciones y objetivos? 
Con vistas a intentar cumplir con el máximo de objetivos y poder decir: “¡Prueba superada!” y que tú te animes a prepararlo también:

PASTEL DE SANDWICH VEGETAL MIXTO PRESENTADO CON LANGOSTINOS.


Ingredientes (para 6 personas):

1 aguacate.
2 tomates
3 huevos duros.
Lechuga c.s
Jamón de Yon (unas 15 lonchas finas)
Queso de barra (unas 15 lonchas)
Palitos de surimi  refrigerado, no congelado (9 barritas)
Mayonesa c.s
Langostinos cocidos (unos 35 ó 40).
2 hojas de gelatina.
1 vaso de agua.
Una bolsa de pan de molde para enrollar (es más ancho y más fino que el pan de molde normal, pero si no lo encuentras pues utiliza el pan de molde normal).

Elaboración:

Buscamos un molde que se ajuste lo máximo posible al tamaño del pan, si no es así podemos recortar el pan y ajustarlo. Forramos el molde con papel film, dejando que sobre por todos los lados del molde (luego taparemos el pastel con él). Colocamos una capa de pan y la untamos un poco, con ayuda de una brocha, de mayonesa ponemos una capa de queso encima el jamón de yon y lo cubrimos con lechuga muy picadita, añadimos tomate y lo tapamos con huevo duro en rodajas. Sobre el tomate pintamos con mayonesa. Ponemos otra capa de pan y también la pintamos con la mayonesa y le ponemos el queso, el jamón de yon, la lechuga el aguacate y los palitos de surimi picados y le añadimos una poquita de mayonesa (tampoco mucha), acabamos con pan de molde y tapamos bien con el film. Guardamos en el frigorífico con peso encima (un paquete de harina, o de arroz o un bote de conserva…) durante un par de horas.
Sacamos del frigorífico y lo desmoldamos con cuidado sobre la fuente de servicio, untamos la superficie con mayonesa y cubrimos con los langostinos, decorando a nuestro gusto.
Preparamos la gelatina: hidratamos las 2 hojas durante 5 minutos en agua fría, ponemos el vaso de agua en un cazo a calentar y cuando esté caliente retiramos del fuego y le añadimos las hojas de gelatina escurridas, removemos bien. Esperamos unos minutos a que se enfríe y con esto pintamos los langostinos (y demás decoración) de nuestro pastel.


He preparado 2, uno grande y otro más pequeño. El pequeño lo he hecho partiendo a la mitad las rebanadas de pan, pero los ingredientes son los mismos, bueno un poco más escaso de langostinos.

con alquequenje, cebollino y menta

Con tomates cherry y hierbabuena