miércoles, 31 de octubre de 2012

Pudin de calabaza con caramelo


Dentro de un ratito salgo de viaje, ya sé que dicho en este día suena un poco como a ir “al más allá”, bueno pues no, por ahora (toco madera) me quedo por el más acá pero si que me voy un poco más allá. Como ando con las justas de tiempo, pero no quería dejar pasar el día (pues a donde voy me parece que no llegan las nuevas tecnologías) sin dejarte mi propuesta para hoy, para mañana o para cualquier día del mes, aquí te dejo algo fácil, fácil pero no por ello menos sabroso. La receta me la pasaron el otoño pasado y la he hecho un par de veces en las dos versiones (horno y microondas), no queda mal en el microondas pero indiscutiblemente, donde esté la del horno de todíta la vida, la de micro no tiene nada que hacer. La de hoy es de micro (el tiempo vuela):

PUDIN DE CALABAZA CON CARAMELO



Ingredientes:

750 grs de calabaza sin piel y troceada.
1 c.c de canela.
1 bote de leche condensada.
La misma medida del bote de leche condensada de:
Leche entera.
 Azúcar.
Harina.
½ medida de aceite de girasol.
1 sobre de levadura.
3 huevos.
Ralladura de 1 limón (o naranja).
caramelo líquido.

Elaboración:

Pelamos y troceamos la calabaza, le añadimos la canela y la cocemos 10 minutos en el microondas.
Mezclamos, con la batidora, todos los ingredientes y la calabaza también.
Precalentamos el horno a 180º.
Untamos un molde con mantequilla y harina y aquí vertemos la preparación que cocemos en el horno unos 30 minutos.
Dejamos enfriar, desmoldamos y regamos con el caramelo líquido.
Lo podemos congelar.


Versión microondas:
Yo he preparado uno con la mitad de los ingredientes y los he puesto en un molde de Pirex pero sólo untado con mantequilla (esta receta):

El muerto al hoyo y el vivo...al bollo





martes, 30 de octubre de 2012

Trufas de calabaza


Mañana será la noche de los Muertos. De mi estancia en Méjico, en el equipaje traje  muchos recuerdos materiales y prendido en el consciente y subconsciente alguna que otra de sus tradiciones y también muchas explicaciones. Comenta Alfonso Alfaro (antropólogo) que, el día de muertos permite abrir y cerrar, a hora fija, las puertas del más allá y cómo en algunos sitios, estas ceremonias terminan con algarabía y ruidos estruendosos destinados a recordar a las ánimas (especialmente las desconocidas) que la visita ha terminado y que están obligadas a retornar a su fantástica morada. Hay que evitar el riesgo de que alguna decida prolongar su estancia entre los vivos: su presencia provocaría escalofríos y acarrearía graves peligros. Para ello, lo mejor es tratarlos bien y como mañana será su noche, para que su estancia con nosotros sea agradable y su regreso al más allá placentero y hacerles saber que  aquí estaremos esperándoles hasta el próximo año, tú y yo  vamos a prepararles una golosina:

TRUFAS DE CALABAZA PARA EL DÍA DE MUERTOS


Ingredientes:


200 grs de calabaza cocida.
45 grs de coco rallado.
100 grs de azúcar.
La piel rallada de ½ naranja.
Hojas de menta o melisa (para adornar).
½ copita de vino dulce (opcional)



Elaboración:

 Partimos en trozos, rociamos con la ralladura de naranja y cocemos la calabaza (sin agua) en el microondas durante 4 minutos.
Con un tenedor, aplastamos bien la calabaza y le mezclamos el coco rallado, el azúcar y el vino dulce. Dejamos reposar unos 15 minutos, así se “tomarán” los sabores. Colocamos esta masa en un colador para que se vaya el exceso de líquido,  con las manos vamos haciendo pequeñas trufas a las que les ponemos unas hojitas de menta o melisa para adornar y las dejamos sobre papel absorbente, luego ya las colocamos en nuestras capsulas o sobre un plato.
Nota: es una versión de la tarta de zanahoria, solo que cambiando la zanahoria por calabaza y sin galleta. Preparé algunas con galleta pero no me convencieron, me parece que está mejor así, tanto la textura como el sabor son muy agradables.

"Cuando el tecolote canta, el indio muere... no es cierto, pero sucede"



lunes, 29 de octubre de 2012

Zanahorias de brisa rellenas


Entre todas las variedades de “azanorias” que existen (he visto que son más o menos 17) voy a colar la mía para aumentar la lista, es una aportación desinteresada, altruista y para alegrar la vista. Se me ha ocurrido la idea cuando he visto los conos de crema en una pastelería y luego al llegar a casa he descubierto que tenía en el congelador una “pelota” de masa brisa que me había sobrado y como de vez en cuando conviene hacer “hueco” en el congelador, pues  vamos a cocinar. Esta receta se la dedico especialmente a Laura, Sonia y Alejandro que se acaban de hacer una revisión de “sus propios ojos” y a los tres les ha aumentado un pizquito el astigmatismo, la presbicia y creo que hasta la lujuria y como dicen que la zanahoria va muy bien “pa” la cosa de la visión pues eso, chicos:

ZANAHORIAS DE BRISA RELLENAS DE ZANAHORIA Y MÁS


Ingredientes (4 personas):

3 zanahorias ralladas.
80 grs de queso feta desmenuzado.
2 tomates maduritos picados pequeños.
12 aceitunas negras picadas.
½ c.c de oregano.
¼ c.c de pimienta negra recién molida.
4 ó 5 c.s de Aove.
1 c.s de vinagre de manzana.
Sal (opcional).
1 huevo batido (para pintar la masa).
Colorante alimentario naranja (o mezcla de rojo y amarillo).
Unas ramitas de eneldo fresco (a modo de hojas)
Masa brisa:
250 grs harina (normal)
125 grs de mantequilla en pomada.
2 huevos frescos.
Pizca de sal (en la masa sí).
Como es para una preparación salada no ponemos azúcar.

Elaboración:


Masa brisa:
Mezclamos, con ayuda de unas varillas, la mantequilla muy blanda con los huevos hasta obtener una crema ligera. Tamizamos la harina y se la añadimos a la mezcla anterior. Con la mano trabajamos la masa hasta que la harina esté completamente incorporada y la envolvemos en papel film y con ella al frigorífico una ½ horilla. Precalentamos el horno a 180º.

 Luego la extendemos muy fina y cortamos en tiras de unos 3 cm de ancho. Con estas tiras vamos envolviendo los conos (3 por persona). Una vez envueltos los pintamos con huevo batido y los cocemos unos 12 minutos (cuidadiiiiin que no se quemen).
Sacamos los conos, esperamos que se enfríen (para que no se rompan, a mí se me fastidió alguno por ir un poco acelerada) y con un poco de colorante alimentario (yo mezclé rojo y amarillo para que saliera el naranja) pintamos las zanahorias. 


Relleno:
Mezclamos la zanahoria rallada, el queso feta desmenuzado y el tomate picadito. Esto lo aliñamos con el aove, el vinagre, la pimienta y el orégano.
Con esta mezcla rellenamos nuestras zanahorias y si sobra algo lo ponemos en un cuenco para servir “a mayores”.

Completamos la zanahoria con unas ramitas de eneldo.




jueves, 25 de octubre de 2012

Menú de Halloween


Ayer reivindiqué la fiesta de Samain y como que le ponía yo mala cara a la celebración de Halloween, bueno pues no; me parece pero que muy bien que se celebre Halloween, aunque tiene como un aire más…, cómo diría… más peliculero, más Disney factory. Pero para que veas que también participo de las celebraciones un tanto mediatizadas y festivaleras te propongo unas cuantas cosillas divertidas, pensando en los más pequeños y en nosotros mismos vamos a  preparar:

MENÚ DE HALLOWEEN:
CREMA TERRORÍFICA CON FANTASMAS, 
OJOS DE MIEDO 
Y GUSANOS EN MI PASTEL





Crema terrorífica:

Ingredientes (4 personas):

1 patata pelada y troceada.
1 puerro  limpio ytroceado.
1 brócoli pequeño lavado y troceado.
1 manojo de espinacas lavadas.
¼ de cebolla picada.
1 zanahoria pelada.
6 champiñones limpios.
½ pechuga de pollo en trozos
2 c.s de aove.
Aproximadamente 2 tazas de caldo o de agua.

Elaboración:

Pelamos los champiñones y cortamos finas lonchas de la parte superior, hasta que aparece la parte oscura del hongo, con ellas haremos los fantasmitos con ayuda de un cortapastas con esa forma. Estos fantasmas los rociamos con un poquito de zumo de limón o los preparamos a la plancha.
Ponemos el aceite en una cazuela y cuando esté caliente le echamos el puerro  y la cebolla y dejamos unos minutos que se doren un poquito, incorporamos el pollo, lo doramos un poco y luego añadimos el resto de las verduras, le damos unas vueltas, las espinacas se reducirán bastante, ahora ocupan menos. Cubrimos las verduras (lo justo, no mucho) con caldo o con agua y que cuezan unos 20 minutos. Trituramos todo con la batidora, pero que no quede muy  fino.
Servimos la crema en un bol y la decoramos con los fantasmitos.

Ojos de miedo:

Ingredientes:

Quesitos mini babybel (1 por ojo)
Aceitunas negras sin hueso.
Tomate frito o kétchup.
Colorante alimentario  rojo (en gel)

Elaboración:
Sacamos los quesitos del envoltorio y con ayuda de un palillo le hacemos las venas con el colorante. Le colocamos una rodajita de aceituna y rellenamos el hueco de la misma con el tomate.

Gusanos en mi pastel:


Bizcocho de chocolate:

Ingredientes:

110  grs de  harina.
15 grs de cacao puro.
125 grs de azúcar.
1 yogurt de chocolate.
½ sobre de royal
2 huevos.
50 grs de aove.

Para la decoración:

Gominolas con forma de gusano (o arañas o cualquier espeluznante bichejo)

Elaboración:

Mezclar la harina, el cacao  y la levadura y reservar. Batir los huevos junto con el azúcar, añadir el yogurt y mezclar bien, incorporar el aceite y mezclar. Añadir la mezcla de harina y cacao e integrar todos los ingredientes.
Precalentamos el horno a 180º. Untamos un molde con mantequilla y  lo “encamisamos”(para que no se pegue) con cacao, vertemos la mezcla del bizcocho y al horno con él durante 30 minutos (más/ menos). Sacamos el oscuro bizcocho (u Obama caque) y dejamos que se enfríe antes de cortarlo en pedacitos en los que con un poco de cuidado y ayuda de un palillo de brocheta introduciremos los gusanos de gominola.  Aprovechando una magdalena que había por casa hice lo mismo. 





no seas maaaalo que te veo.....




miércoles, 24 de octubre de 2012

Chulas de Calacú (Chulas de Calabaza)


¡Qué tanto jalogüin, tanto jalogüin!  me he informado yo y me he enterado que esta fiesta de la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre,  cuyo objetivo era reverenciar a los ancestros, tiene origen celta, que se llamaba Samhaim (Samaín en gallego) y que ha sido practicada por los pueblos celtas desde hace la friolera de más de tres mil años. Ahí es nada.
Los celtas dividían el año en dos mitades, la mitad oscura y la mitad clara y se consideraba que el año comenzaba con la mitad oscura en el mes de Samonios (lunación de octubre a noviembre). La festividad céltica del Samhain se interpretaba como una comunión con los espíritus de los difuntos que, en esta fecha, tenían permiso para caminar entre los vivos, así la gente tenía la oportunidad de reunirse con sus antepasados muertos. Para mantener a los espíritus contentos y alejar a “los malos” de sus hogares, dejaban comida fuera, cosa que ha evolucionada hasta lo que hoy hacen los niños yendo de casa en casa pidiendo dulces.
Por esta festividad era costumbre vaciar calabazas (según una tradición irlandesa) para ponerles velas dentro. Siglos después, esta tradición continúa en el actual Halloween que llevaron los irlandeses a Estados Unidos en el S. XIX.
Según Lòpez Loureiro, esta tradición existe por toda Galicia, el norte de Cáceres y en zonas de Zamora y de León cercanas a Galicia. Como yo soy por origen zamorana, por amor extremeña y por “adopción” gallega creo que DEBO celebrar el Samaín como la que más y te invito a que tú lo hagas también con un postre muy celta, muy gallego y muy de calabaza:

CHULAS DE CALACÚ (chulas de calabaza)



Ingredientes (para invitar):

250 grs de calabaza.
125 grs de harina.
3 c.s de azúcar.
1 c.c de levadura royal.
½ c.c de bicarbonato.
1 huevo gordo.
75 ml de leche.
2 c.s de anis (del mono u otro).
Aceite de oliva suave para freir.
1 cáscara de naranja o de limón.
Canela y azúcar para espolvorear.

Elaboración:

Versión 1: He comprado una bolsa con medio kilo de calabaza ya limpia y troceada en el Eroski y en la misma bolsa que venía la he metido 4 minutos al microondas a toda su potencia y ya se coció, sin manchar ningún cacharro. Eso sí, déjala enfriar antes de abrir. He reservado la mitad para otras preparaciones.
Versión 2: Cocemos la calabaza 10 minutos. Escurrimos bien y la trituramos con la batidora. Le añadimos la leche, el huevo, el azúcar y el anisillo y lo mezclamos todo bien con la misma batidora. Mezclamos la harina con la levadura royal y se lo incorporamos. Debe quedar una crema consistente pero no espesa, más o menos como la de las crepes (si ves que necesita más harina échasela a poquitos, para no pasarte).
Ponemos el aceite al fuego y cuando esté caliente le añadimos la cáscara de naranja (o de limón, según) y dejamos que se fría así se aromatizará el aceite. Cuando la cáscara esté marrón la retiramos y a fuego medio empezaremos a hacer nuestras chulas vertiendo a cucharadas el preparado en la sartén, ½  minuto damos la vuelta otro ½ minuto y  según se van haciendo las vamos sacando para un plato con papel absorbente (ya sabes para qué) y las espolvoreamos con azúcar y canela o sólo azúcar o sólo canela.
 La receta la he tomado prestada de http://cocinademiabuelo.blogspot.com.es, yo la he modificado un poquito, pero sólo un poquito.

"Ofrezco esta comida en honor a mis ancestros. Su memoria perdura y, sus
enseñanzas viven en mí. Benditos fueron en su existencia y benditos son
en las Tierra de Eterno Verano"


lunes, 22 de octubre de 2012

Oido cocina (oreja de cerdo guisada)


Hace poco volví a Santiago y no a ver al santo precisamente, sino a recorrer su mercado, me fascina. Compraría en todos los puestos y de todos los productos. Hay mercados fantásticos pero como el de Santiago creo que muy, muy pocos. A parte de su belleza, dispone de unos locales cuanto menos curiosos, por ejemplo hay uno donde por 3 € y el 10% de lo que marca el ticket de compra te preparan allí mismo la comida y puedes sentarte a una mesa dentro de una de las “calles” del mercado. Yo no lo he hecho pero sí que veo a la gente que lleva sus percebes, camarones, mejillones… y se sienta, pide un vino o una cerveza y “da cuenta” de la compra. Más fresco ¡imposible! Suelo optar por otra opción que considero más práctica y que es acercarme hasta el ABASTOS 2.0 y pedir una caña acompañada de algo de lo que preparan. El 2.0 es un gastrobar ubicado en un antiguo puesto del mercado y presume que su despensa es el propio mercado, del que coge los productos frescos del día y elabora en su cocina, a la vista. De aquí he tomado prestada la receta de hoy, pero en mi versión:

OIDO COCINA       
(oreja de cerdo guisada)


Ingredientes (para 4 / 6 personas):

2 orejas de cerdo chamuscadas y saladas, de media cura, (también sirven las frescas).
1 puerro.
1 zanahoria.
2 hojas de laurel.
1 ajo.
½ cebolla.
6 granos de pimienta negra.
Para el guiso:
½ cebolla picadita.
2 dientes de ajo picados.
1 puerro (parte blanca) picado.
1 pimiento italiano verde picadito.
½ pimiento rojo picado.
½ zanahoria pelada y picada.
1 tomate hermoso picado.
½ c.c de pimentón de la Vera.
½ c.c de sal gorda.
¼ c.c de cominos tostados.
¼ vaso de vino blanco.
3 c.s de aove.

Elaboración:

El día antes ponemos las orejas a desalar, cosa que no es necesario si compramos las orejas frescas en una casquería. Cuando ya están desaladas (24 horas) las ponemos en la olla exprés junto con la cebolla, puerro, ajo entero, pimienta, zanahoria, hojas de laurel y cubiertas de agua. Cuando la olla pita pues a los 10 minutos apagamos el fuego porque ya estarán cocidas nuestras orejas (bueno, las del cerdo).  Las sacamos del caldo y las dejamos enfriar, más que nada para no abrasarnos al cortarlas en pequeños trozos.
En una cazuela ponemos el aove y cuando esté caliente le añadimos la cebolla, el ajo y el puerro picados, dejamos unos 7 minutos que se doren, dándole algún meneíto para que no se quemen y ahora le añadimos los pimientos muy troceados  y la zanahoria, otros 5 minutos de cocción y echamos los cominos, incorporamos la oreja picada, le damos 2 minutos de cocción y dos vueltas y añadimos el pimentón. Enseguida para que no se requeme le añadimos el vino blanco, dejamos evaporar e incorporamos el tomate troceado y que se cueza a fuego lento unos 15 minutos, mejor destapado para que evapore y no quede muy caldoso.



Otra forma: Simplemente cocida la oreja, cortada en trozos y aliñada con buen pimentón de La Vera y un extraordinario aceite de oliva virgen extra Made in Spain.
Por cierto, la oreja según he leído tiene menos calorias y menos grasa que la misma proporción de lomo aunque más proteínas.

domingo, 21 de octubre de 2012

Sopas de ajo


He estado 3 días con un constipado de grado 15 en la escala “de toses y mocos” y decidí curármelo “a lo noestoipanadie”. Coloqué en la puerta de la habitación un cartel que ponía U.C.I y como en una me instalé: botella de agua, jarabe para la tos, la caja del ibuprofeno (yo sin el ibuprofeno no soy nadie), calcetines en los pies, doble almohada y a modo de señuelo santero dos ramas de eucalipto (no alivian, pero no quedaba mal con tanta medicina algo natural) y así me he pasado dos días y otro medio. Sudando como un pollo, moqueando como un pavo y con la cabeza como el bombo más gordo de los Manumayá. Pero hoy por fin…he visto la luz, me he levantado (un poco dolorida, eso sí) pero he salido de mis aposentos. Estos días de reclusión forzada entre sueños y menos sueños me han venido a la cabeza recuerdos de las “sopas blancas” que nos hacía mi madre cuando estábamos malos y que no eran otra cosa que unas sopas de ajo sin pimentón y mira tú por dónde que me dispongo a prepararme unas para comer, pero con pimentón, así:

SOPAS DE AJO (pa resucitar a una muerto)


Ingredientes (para 2 personas):


60 grs de pan candeal migado.
2 dientes de ajo.
½ c.c de pimentón de la Vera.
½ c.c de sal gorda.
2 c.s de aove (o una cucharada de manteca).
400 ml de agua (si gusta más espesa un poco menos)



Elaboración:

Estas sopas son típicas de Zamora y León, no suelen estar “ilustradas” ni con huevo ni con jamón, ya que su origen es humilde (un plato de aprovechamiento y de pastores) y en tales circunstancias el jamón brillaba por su ausencia y el huevo era cosa de fiesta; pero tú puedes ponerle huevo y jamón si te gusta.
Ponemos a hervir el agua con la sal y mientras, en un mortero, machacamos los ajos y le añadimos el pimentón y el aove (o la manteca) cuando el agua hierve, con un cazo, tomamos una poca y la vertemos en el mortero encima del ajo, aceite y pimentón, removemos y añadimos esto a la cazuela, dejamos que vuelva a romper a hervir y volcamos sobre el pan migado(lo ideal sería tenerlo en una cazuela de barro de Pereruela), dejamos un minuto que se “empapen” bien y servimos.
Otra forma de hacer las sopas: Cuando vuelve a romper el hervor del agua, una vez que ya tiene el aceite, los ajos y el pimentón, echamos ahí el pan migado y dejamos que cueza un par o tres de minutos. Si le quieres poner huevo, ahora es el momento de cascarle un huevo encima y con el calor se pasará y te quedará escalfado.
Servir muy calientes.

gracias a esto, he curado el catarro.




jueves, 18 de octubre de 2012

Castañas cocidas en leche con anis estrellado


Una de las cosas que me gusta hacer en otoño es ir a buscar castañas. Hace años solía hacerlos con mis sobrinos, mi hija y algún amiguito que se juntaba al grupo. Cuando llegábamos al sitio elegido descubrían que las castañas tenían su  propia protección, que había que ser “listos” para no picarse (cosa que descubrían después de un par de lesiones leves) y solían recurrir a  sofisticadas técnicas para romper su escudo protector (o erizo), tales como: “a golpe de piedra” o “a patada- pisotón limpio”. Todo este esfuerzo se veía compensado a la vuelta, cuando asábamos las castañas o cuando la abuela las preparaba cocidas en leche con anises. Te voy a mostrar como nos preparaba la abuela las castañas cocidas, creo que te gustará:

CASTAÑAS COCIDAS EN LECHE CON ANIS ESTRELLADO Y CANELA 


Ingredientes (4 personas):

40 castañas.
Agua.
½ cc de anises verdes
3 c.s de azúcar.
½ l de leche entera.
2 anises estrellados.
1 rama de canela.
Canela en polvo c.s



Elaboración:

Cogemos las castañas y les hacemos un corte longitudinal (para que luego resulte fácil pelarlas) y las ponemos a cocer en agua unos 20 minutos junto con unos poquitos de anises verdes. Cuando están cocidas las sacamos del agua, esperamos un poquito, que se enfríen, y las pelamos con cuidado, intentando que queden lo más enteras posibles.
En un cazo ponemos la leche (yo he utilizado leche de soja), el azúcar los anises estrellados y la rama de canela, acercamos esto al fuego e incorporamos las castañas, que cuezan otra vez unos 15 ó 20 minutos. Y ya está, podemos tomarlas calentitas o frías, enteras o trituradas como si de unas gachas se tratara, de cualquier forma están deliciosas en las frías tardes otoñales.



martes, 16 de octubre de 2012

Corzo con salsa de arándanos y Curd de mandarina



Si te pido que asocies la palabra que yo te diga con la primera que se venga a “tus mentes” y la palabra es ciervo  casi seguro que tú dices Bambi,  y después piensas en la tierna figura del cervatillo “órfano” sin remedio y se te quitan las ganas de comer carne de caza, solo con recordarlo.  Pues a mí no, y no soy mala ni mucho menos, pero es que me han regalado un trozo de carne de corzo (que sea corzo y no ciervo, a lo mejor justifica que no me sienta tan “sesina”) cazado en los montes de Ortigueira, donde el festival  internacional de música Celta. Vamos que el corzo también había disfrutado lo suyo y ahora nos hará disfrutar a los demás. Te digo como lo he preparado, para que si quieres hagas la misma preparación con otras piezas de caza. Bambi In memoriam:

CORZO MARINADO CON SALSA DE ARÁNDANOS Y CURD DE MANDARINA



Ingredientes:

1 Kg de carne de corzo.
Para la marinada:
1 l. de vino tinto (ribera de Duero)
1 puerro (la parte blanca) cortado gruesamente.
1 cebolla cortada en cuartos.
1 zanahoria en rodajas.
8 bayas de enebro.
16 granos de pimienta negra.
Unas ramitas de tomillo.
2 hojas de laurel.
Unas rodajitas de jengibre fresco (opcional)

Para la cocción:

4 c.s de aove.
Las verduras de la marinada.
La mitad del vino.
1 copa de coñac.
2 tomates secos.
2 c.s de arándanos deshidratados.

Para el curd de mandarina:

200 ml de zumo natural de mandarina.
Ralladura de 1 mandarina.
220 grs de azúcar.
3 huevos y 1 yema.
 100 grs  de mantequilla

Elaboración:

En un recipiente ponemos todos los ingredientes de la marinada junto con el corzo y lo dejamos toda la noche, dándole un par de vueltas.
Cuando lo vamos a preparar, escurrimos bien las verduras y colamos el vino (luego lo utilizaremos).
En una olla (de  presión) ponemos el aove  y cuando esté caliente echamos el corzo y “lo sellamos”, es decir lo doramos bien por todos los lados, añadimos  las verduras, las bayas, la pimienta en grano, los tomates secos y los arándanos y   rehogamos todo  bien  durante unos 6 minutos. Incorporamos el coñac y dejamos que evapore el alcohol (2 minutos), luego cubrimos (justo, justo) la carne con vino (aproximadamente ½ l ó menos) , cerramos la olla y cocemos 25 minutos.
Preparamos el curd de mandarina. He utilizado la Thermomix:
Ponemos el azúcar y la ralladura de 1 mandarina en el vaso y pulverizamos 25 segundos a velocidad máxima. Colamos el zumo y lo incorporamos al vaso, junto con la mantequilla y los huevos. Mezclamos unos segundos en velocidad 6 y programamos 10 minutos a 80º velocidad 2, si no ha espesado mucho, programamos otros 2 minutos a la misma temperatura y velocidad, pero hay que tener en cuenta que al enfriar espesara otro poquito. 
Apagamos el fuego, dejamos que la olla se enfríe, sacamos la carne para una fuente y reservamos. Colamos el caldo de cocción y retiramos todas las verduras menos los arándanos y 1 tomate seco que esto lo trituramos con el caldo. 
Presentamos la carne en trozos, bañada con salsa y un poquito de curd de mandariana.
 Las salsas las ponemos a parte por si alguien quiere más.


Resultado del corzo que cazó Alejandro




jueves, 11 de octubre de 2012

Suspiro Limeño


“Déjame que te cuente, limeño,
ay, deja que te diga,
moreno, mi pensamiento!
A ver si así despiertas del sueño,
del sueño que entretiene,
moreno, tu sentimiento.” (Chabuca Granda).

Hace años, más de los que yo quisiera, me regalaron un libro de cocina que editaba una compañía peruana (San Fernando) dedicada a comercializar aves y huevos. Era y es, un libro sencillo, sin grandes aspavientos ni florituras, pero lleno de recetas fantásticas y hoy no he podido por menos de abrirlo para ti, por la página que dice:

SUSPIRO LIMEÑO


Ingredientes (4 personas):

1 bote de leche condensada (370 gr).
1 bote de leche evaporada Ideal.
3 yemas.
½ vaina de vainilla o ½ haba Tonka rallada.
3 claras.
120 grs de azúcar.
65 c.c de Oporto
Canela molida.

Elaboración:

En un bol batimos las yemas y las reservamos. Ponemos un cazo al fuego con las dos leches y la vainilla o la ralladura de haba Tonka y le añadimos las yemas, sin dejar de remover cocemos hasta que espesa un poco (textura natillas) momento en que retiramos la preparación del fuego y la vertemos en una fuente un poco honda (en cuencos individuales, transparentes queda más lucida).
Ponemos en un cazo el azúcar con el Oporto y llevamos a ebullición hasta conseguir un almíbar a punto de hebra (o hilo).
Montamos las claras a punto de nieve firme (en la Thermomix 4 minutos velocidad 3 ½  a 37º).
Sobre las claras montadas y mezclando suavemente dejamos caer el almíbar. Vertemos este merengue dulce y brillante sobre la crema de las leches y lo espolvoreamos con canela molida.


“Jazmines en el pelo y rosas en la cara
airosa caminaba la flor de la canela
derramaba lisura y a su paso dejaba
aroma de mixtura que en el pecho llevaba.”

miércoles, 10 de octubre de 2012

Kumquats confitados


En   la trilogía  fílmica de “El Padrino” existe un significado simbólico con las naranja, cada escena de la muerte de un personaje importante va precedida de la aparición de naranjas. Por ejemplo,  en la primera parte Don Vito va acompañado de su hijo Fredo y se dispone a comprar naranjas, cuando dos sicarios de la familia Tattaglia disparan a Don Vito delante de Fredo. (Hay más) en la segunda parte Fanucci coge una naranja justo antes de ser asesinado por Vito en su apartamento (sigue habiendo más) y en la tercera parte, mientras Michael Corleone muere, golpea una naranja que sale rodando, esta es la nota final. Que porqué te cuento esto, pues veras, hoy he decidido hacer algo con naranjas, pero no unas naranjas de las normales, sino con “naranjas de la China” ¡Toma ya!, que es verdad que existen, que no me lo he inventado yo, mira:

KUMQUATS CONFITADOS (acompañando una tartaleta de crema)




Ingredientes (para 1 tarro):

1 vaso de agua.
1 vaso de azúcar.
1 vaina de vainilla (la pulpa rallada)
20 Kumquats.

Elaboración:

Cortamos en rodajas los Kumquats y les retiramos las semillas.
Ponemos el agua, el azúcar y la ralladura de la vaina de vainilla en un cazo a fuego medio hasta que el azúcar esté completamente disuelto.Añadimos las naranjas de la china y bajamos el fuego. Cocemos a fuego lento de 30 a 35 minutos. Escurrimos en un bol los Kumquats y le añadimos como ¼  vaso de jarabe. Ponemos al fuego (de 8 a 10 minutos) el jarabe restante hasta que se reduzca a ¼ de vaso. Mezclamos con los Kumquats. He puesto algunos sobre unas tartaletas de crema pastelera. Aunque sobre queso fresco están y … en un plis plas ya no están.

Los puntitos negros son de la vainilla

lunes, 8 de octubre de 2012

Panna Cotta de Manzanilla, miel y aceite de oliva


Empieza el frío y con él la operación armario, es decir, guardar la ropa del verano y sacar la de invierno  y cómo no,  pasar un mal rato al comprobar que el verano fue agradable, tan agradable que lo notas en la” cinturilla” (cada vez menos –illa) del pantalón y la sisa de los vestidos. Se va al garete la menguada esperanza de entrar  o meterte, aunque sea a duras penas, en determinadas prendas y, como las oscuras golondrinas de Bécquer, comprobar que… “esas no volverán”.  No desesperar ¡arriba ese ánimo! que no se diga,   vamos a hacer un alto en el trabajo y prepararnos una infusión a nuestra manera, “pa tranquilizarnos”:

PANNA COTTA DE MANZANILLA, MIEL Y ACEITE DE OLIVA


Ingredientes (4 raciones): 

200 ml de nata (ecológica).
200 ml de leche entera.
2 c.s de miel de Galicia (brezo o eucalipto)
3 c.s de manzanilla para infusión (o 4 bolsitas).
2 c.s de aove.
5 hojas de gelatina (el paquete trae 12 y dice que para ½ l. se usen 6)

Elaboración:

La manzanilla que tengo es ESPECTACULAR (regalo de mi madre), recogida en los campos próximos a las Salinas de Villafáfila, creo que eso también  influye.
Ponemos la leche, la nata  y la miel en un cazo a fuego bajo unos 20 minutos, cuando rompe el hervor apartamos del fuego y le incorporamos la manzanilla, dejamos que infusione unos 10 ó 15 minutos.
Mientras ponemos a remojar en agua fría 5 hojas de gelatina.
Colamos la infusión utilizando un colador de malla muy, muy fina. Incorporamos el aove y añadimos la gelatina escurrida (la preparación estará caliente todavía) y lo mezclamos muy bien (con ayuda de una batidora mejor, yo lo hice a mano y no me convenció) para que se emulsione todo. Vertemos la preparación en el/ los molde/s y dejamos en el frigorífico unas 3 horas, aunque está mejor de un día para otro.
Servir rociado de: sirope o miel clarita, mermelada, frutos rojos... como más te guste.


sábado, 6 de octubre de 2012

Uvas envueltas en queso azul y nueces


Octubre es el mes de la vendimia, al menos antes de que empezara esto del cambio climático, que ahora no lo sé bien y a lo peor se vendimia a finales de agosto. ¡Vete tú a saber! Pensando en esto de la vendimia también en “lo otro” del cambio climático, pues como que se me ha ocurrido darle la vuelta a un plato que no de postre sino de entrante  puse al principio de este blog: uvas rellenas de queso azul y nueces; pues bien, vamos a darle la vuelta al plato, a las uvas y al mismísimo cambio climático y vamos a preparar:

UVAS ENVUELTAS EN QUESO AZUL Y NUECES



Ingredientes (4 personas):

12 uvas (3 por persona, es un aperitivo. No importa si son blancas, negras o ambas dos… no se van a ver).
100 grs de queso azul.
50 grs de queso crema (S. Millán)
10 ó 12 nueces, tostadas y molidas.

Elaboración:

Sacamos las nueces de la cáscara y las tostamos, bien en el horno bien en una sartén sin aceite al fuego, tostaditas no quemadas; luego las molemos, bien en el mortero bien con la batidora. ¿Va todo bien? Aplastamos  bien el queso azul con un tenedor y lo mezclamos con el queso crema. Lavamos y secamos bien nuestras uvas y con la ayuda de un “clic” (de los de sujetar papeles, sí) le sacamos las pepitas, aunque si no tienes ganas puedes dejárselas, pero es más agradable comerte la uva sin las semillas. Una vez que tenemos nuestras uvas bien limpias de semillas y por fuera, que seguro que algo de juguillo sale al sacarle las semillas; las envolvemos en la mezcla de queso dándoles forma redondeada, luego las rebozamos en las nueces molidas. Y ya está, ves que fácil, fácil… Superfácil.
Nota: No elijas las uvas demasiado grandes, si no más que uvas, parecerán albóndigas.


jueves, 4 de octubre de 2012

Crema de calabacín con manzana y jengibre


Una de las cosas que me gusta del otoño es que empieza la época de preparar sopas y cremas, y además aunque sobre de la comida, pues como que no importa porque por la noche tomar algo calentito reconforta el espíritu (que lo sé yo) y anima el cuerpo. Suelo preparar cremas de casi todo, con casi todo y a poder ser en abundancia para tener para varias veces e incluso congelar siempre y cuando no lleve patata. Hoy he encontrado unos calabacines preciosos, todos redonditos y ya sabes… no he podido evitar la tentación de hacerme con un par de ellos. El cartelito decía que eran calabacines estrella ¿? Como eran así de bonitos he pensado que bien podría utilizarlos de recipiente donde servir la crema y así lo he hecho. Seguro que tú también lo prepararás, porque es algo rápido, fácil, económico, sabroso y sano. 

CREMA DE CALABACÍN CON MANZANA Y JENGIBRE, EN EL CALABACÍN


  
Ingredientes:

300 grs de calabacín (si no llega con la pulpa, puedes añadir más bien lavado y troceado).
150 grs de patatas troceadas.
½ cebolla mediana picada.
1 puerro (la parte blanca)picado.
½ manzana golden.
¼ c.c de jengibre fresco rallado
2 c.s de aove.
Agua. C.s
2 quesitos (o su equivalente en queso semicurado, mezcla)
Sal (opcional), pimienta, oregano, tomillo, estragón (como ¼ c.c de cada).
Comino molido, para servir (si te gusta).



Elaboración:

Lavamos, secamos y vaciamos los calabacines (si no los vas a rellenar, puedes utilizarlos sin pelar para la crema).
Ponemos el aove en una cazuela y le añadimos la cebolla y el puerro cuando están blanditos (unos 10 minutos) añadimos las patatas troceadas y le damos unas vueltas dejamos un par de minutos, le añadimos el calabacín y las especias removemos,  incorporamos la manzana troceada y el jengibre rallado, le echamos agua (o caldo si tenemos o mitad agua y mitad caldo) justo hasta cubrir la verdura. Dejamos cocer unos 15 minutos. Apagamos el fuego añadimos el queso, removemos y trituramos.
Servimos en los cuencos de calabacín y le ponemos “una puntita” de comino molido que es digestivo y le da su punto.



miércoles, 3 de octubre de 2012

Bellotas XXL rellenas de chocolate


Me gustan los colores del otoño,  ver como a medida que nos vamos acercando al invierno las hojas se van pintando de oro el paisaje. Me fascina observar los cambios de color, sobre todo cuando bajo de Galicia para Salamanca y voy pasando de los bosques gallegos a la estepa castellana. ¡Cuánta belleza regalada! También me gustan los frutos que llegan con el otoño ¡Cómo no!. Hoy Cristina me ha traído una bolsa con bellotas, castañas y más cosas que se encontró en un paseo por el bosque, se lo agradezco un montón, seguro que a ti también te gustará participar en el agradecimiento y he pensado que tampoco hay que volverse locos y que podemos hacernos un PASA LA LATA  en un plis, plas para homenajear  al otoño y a sus frutos, vamos a ello:
BELLOTAS XXL RELLENAS DE CHOCOLATE



Ingredientes:

1 bolsa de mini bollicaos (traen 6)
1 vaso de leche.
1 huevo.
25 grs de chocolate para fundir.
Almendras crocantes picadas.
Aceite de girasol para freír.

Elaboración:

Ponemos el aceite a calentar.
En un bol ponemos la leche y en otro batimos el huevo. Mojamos los mini bollicaos en leche, que se empapen (pero no en exceso) luego los pasamos por huevo y los freímos en aceite caliente. Nos quedarán como unas torrijas cremosas y rellenas de chocolate. Espera un poco a que se enfríen, derrite el chocolate en el microondas de 15 en 15 segundos, cada vez que lo saques remueve un poco, ten cuidado de que no se pase de derretido a quemado (por eso lo de ir poco a poco) unta en el chocolate uno de los extremos del bollito y luego rebózalo en las almendras picadas al enfriar se solidificarán y quedarán perfectamente pegadas. 



lunes, 1 de octubre de 2012

Meiga rellena de xenos, queso de arzúa y ciruelas


¡Qué susto me he llevado! Venga a buscar las gafas por todos los lados, por arriba, también por abajo y nada… Cosa de meigas  y es que eu non creo nas meigas, mais habelas, hainas y hoy han estado jugando conmigo sino, ¿de que iba yo a estar buscando como loca las gafas si las tenía en la cabeza, a modo de diadema? Una vez encontradas y reubicadas las dichosas gafas  y ya como que más tranquila he ido al mercado y mira tú por dónde  que he visto un cartelito sobre un pescado que ponía: Meigas. No he podido por menos, san Pascual bailón estaba mandándome una nueva señal y esta vez era en forma de pescado. Dicho y hecho, como sé que a ti también te gusta el pescado, vamos a ello:

MEIGA RELLENA DE XENOS, QUESO DE ARZÚA Y CIRUELAS PASAS.
(Y también su espina)


Ingredientes (4 personas):

2 meigas grandes para compartir “a lo amigo”.
1 manojo de xenos.
2 c.s de aove.
6 ó 8 ciruelas pasas.
80 grs de queso de Arzúa.
Sal y pimienta (opcional).




Elaboración:

Un poquito laboriosa, pero no te desanimes, verás que no es difícil y sorprenderás.
Pedimos al pescadero que nos limpie por fuera el pescado, pero que no le retire “las barbas” y que por el agujero de las agallas saque la tripa de las meigas. (Esta operación normalmente la hago yo, y si esto lo hago yo tú también puedes, ya lo verás).
Cocemos los xenos en agua con sal y 2 c.s de aove, 20 minutos en la olla. Mientras se cuecen podemos hacer el resto del plato.
Hacemos un corte longitudinal en el centro del pescado y por ahí con cuidado, retiramos la espina central (cuestión de paciencia y un cuchillo bien afilado) cuanto más grande sea el pescado, más fácil será este proceso.
Una vez retirada la espina, límpiala todo lo que puedas y déjala en agua, que luego la utilizaremos.
Encendemos el horno a 180º calor arriba y abajo.
Salpimentamos por dentro el pescado y lo rellenamos con los xenos y encima el queso troceado y las ciruelas cortadas en trocitos (otras veces le pongo piñones, hoy no tenía), cerramos el pescado y lo colocamos sobre papel de hornear en la bandeja, junto a nuestra espina (que la habremos limpiado al máximo).

 Como los xenos ya están cocidos, el pescado en 12 ó 15 minutos estará y con él la espina que si quieres puedes comértela, está crujiente y sabrosa (en algún restaurante de 5 * la he visto yo comer).
Y te diré : 

Y decidió batirse en duelo con el mar

Y recorrer el mundo en su velero

y a su barco le llamó Libertad

El barquito de pasta filo lo he visto en carnets parisiens.  Se hace igual que uno de papel, con cuidado y mimo. La letra es de José Luis Perolas ¿ o era Perales?.