lunes, 31 de diciembre de 2012

FELIZ 2013


MIS PUCHEROS, CACEROLAS, SARTENES  Y YO MISMA QUEREMOS DESEARLES A TODOS USTEDES VISITANTES OCASIONALES, ASIDUOS, CONOCIDOS, FAMILIARES, AMIGOS Y ANÓNIMOS… EN DEFINITIVA, A TODOS, TODITITOS TODOS UN MARAVILLOSO  2013, DE LOS QUE DA PENA  QUE SE ACABEN.
QUE EL 2013 VENGA LLENO DE  COSAS BUENAS QUE ALIÑEN NUESTRA VIDA Y NOS PONGAN UNA SONRISA DE LAS DE FELICIDAD !!!!!!!!!


domingo, 30 de diciembre de 2012

Empanada de Cuitlacoche


Dice la canción:

México Lindo y Querido, 
si muero lejos de ti, 
que digan que estoy dormido 
y que me traigan aquí

Ya me gustaría a mí hacerme la dormida, que no la muerta (quita p´allá) y aparecer por esas maravillosas y difíciles tierras, buscar una cantina y disfrutar de unos buenos tacos, acompañados de un grupo de mariachis que me cantaran a todo pulmón y plumón la de Adelita, es más creo que me gustaría despedir el año con Adelita por tierra o por mar, lo mismo dá. Como esto no va a poder ser, al menos este fin de año, pues voy a acercar México a mi mesa, y lo voy a hacer con uno de los alimentos (realmente es un hongo) más increíbles que he probado ( puro gusto umami y sabor mitad cielo mitad infierno, sin pasar por el purgatorio) y que ahora te cuento para que te animes a probar:


EMPANADA DE CUITLACOCHE CON SETAS Y SU QUESO.


Ingredientes:

Como lo que quiero es “respetar” al máximo el sabor del cuitlacoche, pero también que “aumente” un poco la cantidad de producto, elijo sabores muy neutros  como las setas o el calabacín. El queso debe ser suave y poco maduro, ideal de vaca o mezcla.

1 lata de cuitlacoche (en tiendas de productos sudamericanos)
1 bandeja de setas frescas.
1 cebolla mediana.
1 masa de hojaldre (en 2 mitades)
4 tortillas para tacos (para la versión empanadilla).
Queso tipo tetilla o mozzarella rallado.
Aove.
Aceite de girasol para freír.
Un huevo (para pintar la empanada).
Pizco de azúcar (para espolvorear la empanada).

Elaboración:

Picamos la cebolla menudita y la ponemos a pochar en aove (10 minutos aprox.), cuando esté transparente le añadimos las setas limpias y picadas y dejamos cocer y que se evapore el agua que puedan soltar (unos 15 minutos). Añadimos el cuitlacoche y le damos con cuidado unas vueltas y que tome calor (5 minutos).
Precalentamos el horno a 180º y mientras vamos preparando la

Empanada:

Sobre la masa de la base ponemos unas láminas de queso, sin llegar a los bordes (que luego hay que doblar, para que no se salga el contenido)  y encima el cuitlacoche con las setas y cubrimos con un poco más de queso. Cerramos nuestra empanada, pintamos con huevo batido y espolvoreamos con una pizca de azúcar.
Metemos al horno y cocemos, procurando que quede dorada pero no quemada.


Versión empanadillas o quesadillas (que para eso llevan queso):

Sacamos una tortilla de la bolsa y lo primero es mojar un poco todo alrededor el borde (para que luego “pegue” bien y no se salga el contenido al freírlas) de la mitad hacia nosotros colocamos una base de queso, encima el relleno de cuitlacoche y cubrimos con otro poco de queso, cerramos la empanadilla y apretamos muy, muy bien con los dedos para que quede  perfectamente sellada, lo mismo con el resto.
Ponemos aceite de girasol a calentar y cuando esté bien caliente freímos nuestras empanadillas (o quesadillas) de 1 en 1, dándole la vuelta al minuto, que no se quemen.

Nota: las empanadillas, se pueden hacer más pequeñas, recortando un poco las tortillas. Con un bote de cuitlacoche y una bandeja de setas (o un calabacín no muy grande) nos da para 4 empanadillas  pequeñas y una empanada mediana, tampoco hay que “cargar” mucho la cosa.


Y voy despidiendo del 2012 con Chavela  Vargas:

Todos me dicen el negro, Llorona
Negro pero cariñoso. 
Yo soy como el chile verde, Llorona
Picante pero sabroso.
Yo soy como el chile verde, Llorona
Picante pero sabroso.

jueves, 27 de diciembre de 2012

Petisco 100 X 100 Galego


He tenido un brote creativo a lo feito en Galicia, así como de sopetón, como suelen darse los brotes sean del tipo que sean, brotan y ya. Con las mismas, le he contado a mi vecina la idea que he tenido  y ella, que por sus venas corre sangre de Valle Inclán, Rosalía de Castro ya hasta el mismísimo Cunqueiro, pues no va y se queda sin una sola palabra que decirme, totalmente afónica, disfónica y muda. Vamos, que se lo he tenido que leer en el gesto  lo que quería decirme y como que no me aclaro muy bien si era que le parecía una buena idea o que qué carajo le estaba contando; y así lo hemos dejado, prefiero contártelo a ti que lo que me digas no lo voy a oír y creo que te puede interesar:

PETISCO 100 X 100 GALEGO

(Queso D.O San Simón, mermelada de cerveza Estrella Galicia y Pan de Centeno y pasas)




Ingredientes:

Queso D.O San Simón (Ideal por su ligero sabor ahumado)
Pan de centeno y pasas (por su toque dulce)

Para la mermelada de Cerveza:
400 grs de cerveza Estella Galicia.
200 grs de azúcar.
½ c.c de mostaza.
½ vaina de vainilla.
½ c.c de romero.
Una puntita de nuez moscada rallada.
4 hojas de gelatina (el paquete dice que para ½ L. utilizar 6)

Elaboración:

Como el pan ya está hecho y el queso también, vamos con la mermelada:

1.- Versión Thermomix:
Ponemos todos los ingredientes, menos la gelatina, en el vaso y programamos 100º, velocidad 2, 25 minutos. Una vez que se acabe el tiempo, dejamos otros 10 minutos ( para aprovechar el calor)Mientras, remojamos 5 minutos la gelatina, escurrimos bien y se la añadimos a la preparación, removemos bien, colamos y dejamos enfriar, removiendo de vez en cuando(Si queremos agilizar el proceso, lo metemos unos minutos en el congelador).
2.- Versión clásica:
Ponemos todos los ingredientes, excepto la gelatina, en una cazuela al  fuego y que hierva unos 30 minutos. Retiramos, colamos, dejamos entibiar y añadimos la gelatina previamente hidratada y escurrida. Mezclamos bien, bien y dejamos enfriar, removiendo de vez en cuando.


Nota:
He elegido la nuez moscada porque su sabor dulce con una nota amarga es una compañera ideal para la amarga cerveza. La mostaza por sus notas picantes y calientes. El romero porque combina muy bien con el queso ahumado y tiene toques de clavo y nuez moscada. La vainilla porque creo, que como sabor de fondo,  funciona de maravilla con casi todas, todas las mermeladas. El pan de centeno y pasas...hace el resto.

martes, 25 de diciembre de 2012

Galletas de Almendra y mantequilla


Me he puesto a hacer galletas y me he acordado de una anécdota que no puedo por menos de contarte. Mi hermana y yo tendríamos unos 5 ó 6 años y mi abuela una tarde nos llevó de visita a casa de una vecina que hacía poco había tenido una niña (o niño, qué se yo). Antes de salir de casa “nos había leído la cartilla” diciéndonos que no habláramos si nadie nos preguntaba, que no dijéramos impertinencias, que no tocáramos nada, que no esto, que no lo de más allá… vamos, lo indicado para que dos niñas vayan de visita a una historia que ni les va ni les viene. Cuando llegamos a la casa nos mandaron pasar a la salita y encima de la mesa había una bandeja con galletas, de aquellas que tenían una guinda roja o verde encima ¡qué tentación! (pero no tocamos nada y tampoco dijimos ninguna impertinencia, sólo mirábamos y mirábamos). Pasado un rato, la señora ofreció un café a la abuela, a nosotras un vaso de leche y nos preguntó: y vosotras hijas ¿cómo queréis la leche? En esta ocasión (como en otras muchas), mi hermana se convirtió en mi heroína, así sin darse importancia respondió: ¡con galletas! Nada de caliente o fría, con azúcar o sin ella ¡¡Con galletas!! Como siempre toman los niños la leche. Ahora, cuando alguien me pregunta cómo quiero el café respondo: “Yo, con galletas”. Para que tú también tengas tus galletas:

GALLETAS DE  ALMENDRA Y MANTEQUILLA



Ingredientes:

250 grs de harina (todo uso).
100 grs de azúcar.
60 grs de almendra molida.
175 grs de mantequilla (a temperatura ambiente).
1 yema de huevo (hermoso y a temperatura ambiente)
1 ó 2 cucharadas de leche (si vemos que es necesario, yo no le puse)
Una pizca de sal.
Sirope de maíz (para el brillo final).
Crocante de almendra (opcional).
azúcar moreno (opcional)


Elaboración:

Mezclamos la harina con la almendra molida, el pizquito de sal y el azúcar y lo tamizamos todo, añadimos la mantequilla y lo mezclamos a mano, bien, bien, añadimos la yema y seguimos mezclando. Si es necesario le ponemos una o dos cucharadas de leche, yo no le puse.
Envolvemos la masa en papel film y dejamos reposar unos 45 minutos en la nevera.
Extendemos con  ayuda de un rodillo y cortamos nuestras galletas (si les vamos a poner la almendra picadita, ahora es el momento. Yo le puse también un poquito, muy poco de azúcar moreno)que meteremos a hornear, en horno precalentado, a 170º unos 15 minutos (cuando los bordes empiezan a dorarse).
Sacamos del horno, dejamos enfriar y le damos brillo con el sirope de maíz (o con miel, o sirope de arce…)



Nota: Esta receta me la pasó una amiga, de un curso de galletas decoradas que hizo, y la verdad es que está muy bien.

domingo, 23 de diciembre de 2012

Piruletas de plátano y bacon


Estamos a final de mes, a final de año y mi despensa está al final del fin. Pues como que no encuentro casi nada para preparar un casi poco con lo que alimentarme. Pero no hay que desesperar, seguro que algo aparece, por poco que sea y nos da por lo menos para un aperitivo. Además tampoco es que tenga muchas ganas de ponerme a cocinar y si es verdad que ayer se acabó el mundo,  como dijeron hace montón de años los Mayas que iba a suceder, y resulta que ahora mismito andamos por aquí como Los otros, que estaban pero luego no habían estado y creían que iban a estar… pues eso, tampoco es que necesitemos mucho de lo de comer porque como no sabemos si estamos o no estamos.  Voy a pescudar (en Zamora no se busca, se pescuda) a ver qué encuentro: 

PIRULETAS DE PLÁTANO Y BACON... CON HOJAS DE MENTA



Ingredientes :

Plátano/s (de cada uno salen unas 5) de Canarias (son más dulces que las bananas).
Bacon en lonchas finitas (cada loncha da para 2 piruletas).
Hojas de menta (tantas como piruletas, y alguna más).
Pimienta de Sichuán (opcional).
Sal Maldon (opcional).




Elaboración:

Cortamos cada tira de bacon en dos a lo largo, no a lo ancho, que si no luego no nos cubre la piruleta y la armamos.
Calculamos el ancho (como el del bacon, para que ni sobre ni falte) y cortamos rodajas de plátano de esa medida, tantas como piruleticas vayamos a hacer.
Con el bacon rodeamos nuestras ruedas de plátano y las fijamos con un palillo ( o uno de pincho moruno).
 Ponemos la plancha al fuego, que se caliente bien, no necesitaremos aceite con la grasa del bacon será suficiente, pasamos nuestras piruletas a la plancha y ayudándonos de unas pinzas las vamos rodando, para que el bacon quede bien doradito.
Las ponemos sobre unas hojas de menta y servimos inmediatamente. Puedo asegurarte que es una combinación muy acertada el salado del bacon, el dulce del plátano y la nota fresca de la menta.
Si le pones unas escamas de sal Maldon (yo no lo he hecho) se potenciará el sabor dulce del plátano.



Nota: le he puesto un poquitín de pimienta de Sechuán o Sichuan (como quieras), creo que esta nota cálida le va, le va, le va…
El polvillo del centro es polvo de plátano, lo hago moliendo el plátano seco que viene en las bolsas de frutas secas.

sábado, 22 de diciembre de 2012

Tres en raya...para comer


Anda que no habré jugado yo al “3 en raya” en la playa dibujándolo en la arena, en un papel, sobre cartón, dibujado en el suelo, con tapones de colores, con piedrecitas… Mi má!! Apostaría  un puñado de gominolas a que tú también te has hecho algún que otro tres en raya. He visto que hay versiones comerciales, pero ya no son de 3 sino de “4 en raya”, me he dicho a mi misma: esto también ha cambiado, ya nada es igual ... así que  he pensado ¿por qué no una versión para comer? Además, ¿Quien dijo que con la comida no se juega? Con la comida también se juega, así que he preparado una versión comestible “a lo PASA LA LATA” de este juego al que algún que otro rato hemos dedicado. Vamos con ello y que gane el mejor:

TRES EN RAYA…PARA COMER


Ingredientes (para 4 juegos):

 250 ml de salmorejo.
250 ml de ajoblanco.
6­+1 hojas de gelatina neutra.
Salsa de tinta de calamar.

Elaboración:

Necesitamos un par de cubiteras (preferiblemente de silicona) que no tengan los “gujeros mu gordos”, también podemos hacer primero una preparación y luego la otra si solo tenemos una cubitera.
Nos sobrarán tanto salmorejo como ajoblanco, pero en unos chupitos no están mal o para otra preparación que se nos ocurra.
El mejor salmorejo (para mi gusto) es el de Santa Teresa (500ml) quizás un poco espeso de más, pero eso tiene fácil solución: añadimos agua hasta que esté a nuestro gusto.
Podemos utilizar el gazpacho de almendras o ajoblanco de Alvalle.
Conste en acta que ninguna de estas marcas se ha puesto en contacto conmigo para que los promocione, así que usar el que más os guste o más confianza os inspire.

La Salsa de  tinta de calamar: tenía una preparada y congelada que he utilizado, pero te digo como la hice, también te sobrará para el futuro:
¼ de cebolla.
1 ajo.
3 hilitos de azafrán.
Unas ramitas de perejil.
2 c.s de tomate frito.
1 bolsa de tinta de calamar.
½ vaso de vino blanco.
¼ vaso de agua (opcional).
2 almendras crudas.
2 c.s de pan rallado.
2 c.s de aove.
Sal y pimienta negra (opcional)
Ponemos a calentar en un cazo pequeño el aove y ahí pochamos durante 10 minutos  la cebolla. Mientras machacamos en el mortero el ajo, el perejil y las almendras y le ponemos el vino blanco. Incorporamos las hebras de azafrán a la cebolla dejamos un minuto y añadimos  el pan rallado damos una vuelta y ponemos  la salsa de tomate. Le echamos el contenido de la bolsa de tinta e inmediatamente la picada del mortero,  cocemos 10 minutos para que evapore el alcohol,  añadimos el agua dejamos cocer 5 minutos  rectificamos de sal y pimienta y vemos cómo está: si muy ligero añadimos una pizca más de pan rallado, si muy espeso un pizco más de agua;  no debe quedar aguado pero tampoco muy espeso. Trituramos la salsa con la batidora.

Ponemos a remojar las hojas de gelatina (por separado: 3: 3: 1) en agua fría 5 minutos.
 Calentamos ¼ vaso de agua unos segundos en el micro y disolvemos ahí 3 hojas de gelatina, una vez disueltas se las agregamos al salmorejo, lo mezclamos bien,  bien, lo pasamos a la cubitera y al congelador con ello para que se solidifique antes.
El mismo proceso con las otras 3 hojas  para el ajoblanco y al congelador.
De la salsa de tinta de calamar ponemos unas 8 o 10 c.s en un bol y la calentamos (si es que está fría) en el microondas  y directamente disolvemos en la salsa templada la hoja de gelatina.
Con la tinta pintamos el tres en raya en el plato, enseguida se solidificará y sobre él colocamos nuestras fichas.


Nota: “las fichas” las podemos dejar hechas de un día para otro, incluso se pueden congelar una vez hechas y sólo habrá que sacarlas con un poco tiempo de antelación.

viernes, 21 de diciembre de 2012

Crema blanca de pescado al cava


Menudo lío,  que  si Dios ha nacido entre un buey y una  mula en el portal, que si no había ni buey, ni mula y casi, casi,  tampoco niño, es que ya no sé muy bien si dejar  puesto el nacimiento o  desmontar todo e ir  al chino a buscar un abeto, pero con nieve, luces y to el bullicio o traer un Papá Noel versión tamaño natural, de los que tienen música, se mueven que parece que están matando moscas y cantan con voz del más allá: OH. Blanca Navidad, nieve un blanco sueño y un cantar... Y lo que sigue. Ahora bien, a mí lo que más me preocupa no es esto, si no el milagro a lo Julio Iglesias (el cambio de niña a mujer, pero aquí de  burro  a mula) que se produce y del que nada se dice, porque me he documentado y La Virgen y San José cuando andan pidiendo posada van en un burro y luego resulta que el Niño va y nace… entre un buey y una mula. Es que estoy por volver al árbol ¡ ya te  digo! Y hablando de árbol, de blanca y de nieve:

CREMA BLANCA DE PESCADO AL CAVA



Ingredientes:

200 gr de filetes de merluza sin piel ni espinas.
150 gr de patatas gallegas.
100 ml de nata.
100 ml de leche.
100ml de caldo de pescado.
50 ml de cava.
1 puerro (parte blanca)
1 cebolleta o ½ cebolla.
1 diente de ajo.
1 hoja de laurel.
1 c.s almendras crudas.
1 c.s de piñones.
2 c.s de mantequilla.
Sal y pimienta blanca (opcional).

Elaboración:

Picar muy menuditos el puerro, la cebolla y el ajo. Poner la mantequilla en una cazuela y cuando esté derretida y caliente pochar en ella las verduras junto con las almendras y piñones durante 10 minutos (que no tomen color), añadir las patatas troceadas pequeñas y rehogar un par de minutos, añadir el laurel, salpimentar, echar el cava dejar que evapore ( 3 minutos de cocción)y añadir el caldo de pescado y  la leche, cocer 15 minutos. Retirar el laurel, triturar todo bien, añadir la nata, triturar otro poquito. Servir caliente.
Decorar con una hojita de perejil y unos granos de pimienta rosa (por ejemplo).



Nota: Puedes utilizar el pescado que más te guste (yo he preparado una versión económica) e incluso añadir gambas o  almejas, a tú gusto.



jueves, 20 de diciembre de 2012

Chips de Castañas con Alcachofas


Alejandro Dumas (sí, el del medio, de los tres mosqueteros  o el mismísimo Conde de Montecristo) fue un gran gastrónomo. De hecho, escribió un Diccionario de cocina que recientemente  ha publicado la editorial Gadir; bueno. Pues este hombre, decía que las castañas combinan muy bien con todas las carnes, yo creo que no sólo con las carnes, sino con todos los sabores del otoño ( la caza, las setas, las manzanas, las coles...) Es uno de los frutos secos más dulces y también de los que tienen menor contenido graso, pero con un altísimo contenido de hidratos de carbono para un fruto seco, lo que permite molerlas para obtener  harina para repostería y explica que tradicionalmente se hayan utilizado como un sustituto de la patata. Las castañas no se deben utilizar nada más cogerse, necesitan unos días para permitirle al almidón  que se transforme en azúcar, intensificando así su sabor. Pues haciendo caso de lo anterior y emulando a J.M. Arzak:

CHIPS DE CASTAÑAS ACOMPAÑANDO A ALCACHOFAS COMO MUFFINS



Ingredientes (para 2):

Para los chips:
Necesitamos la mandolina de McGiver.
4 castañas grandes.
Aceite de girasol.







Para las alcachofas:

4 alcachofas.
3 tiras finitas de bacon.
1 diente de ajo.
Zumo de limón.
Chorrito de vino blanco.
2 / 3  patatas medianas.
1 c.s de mantequilla.
1 huevo
Sal y pimienta.
1 hoja de laurel.
Perejil.



Elaboración:

Para los chips:
Pelamos las castañas, no importa si le queda algo de la pielecilla interior pues al freír se soltará. Con ayuda de la mandolina cortamos finísimas láminas de castañas. Ponemos el aceite a calentar y cuando esté bien caliente (como cuando freímos patatas) echamos nuestras castañas, dejamos dorar, sacamos y escurrimos el exceso de aceite sobre un papel de cocina.Ya tenemos los chips dorados y crujientes, sólo necesitarán un puntito de sal Maldon por encima.


Para las alcachofas:
Limpiamos las alcachofas retirándoles las hojas externas y las cortamos transfversalmente,  un poco por debajo de la mitad (serán los recipientes), las vamos dejando en un recipiente con agua y limón, para que no se oxiden, hasta el momento de cocerlas. Las cocemos en agua con sal y un chorrito de zumo de limón (para evitar que se oscurezcan) unos 20 / 30 minutos, dependiendo del tamaño.
Cocemos las patatas peladas y picadas (ahorraremos tiempo) en agua salada con una hoja de laurel. Retiramos el laurel y hacemos un puré muy espeso al que añadimos la mantequilla y un huevo, mezclamos todo bien y lo ponemos en una manga pastelera con la boquilla ancha.
Nuestras alcachofas ya estarán cocidas así que las sacamos y dejamos enfriar, vaciamos su interior y la pulpa que le retiramos la utilizaremos para su relleno.
Picamos muy menudito el bacon y el ajo.
Doramos el ajo en aove y le añadimos el bacon cuando está bien crujiente le incorporamos la pulpa de las propias alcachofas, dos vueltas, un chorrito de vino blanco, un poquito de perejil picado 5 minutos para que evapore el alcohol y ya está nuestro relleno.
Ponemos en el fondo de las alcachofas una cucharadita de puré, su propio relleno encima y coronamos a modo de muffin con el puré de patata.
Ya está, sólo queda gratinarlas en el horno, si lo hacemos a una temperatura no muy alta mientras se hace esto podremos ir friendo los chips.  

acompañado de bulgur con verduritas y ensalada de brotes de alfalfa con
granada.
Nota: puedes omitir el bacon o sustituirlo por calabacín, por ejemplos, y ya tienes un plato vegetariano de fiesta.

martes, 18 de diciembre de 2012

Tragos de Bienvenida con algo para picar


Normal o generalmente, cuando hablamos, la palabra sabor incorpora el gusto y determinadas cualidades de los ingredientes como el regusto de los taninos del té o los del vino, la frescura de la menta, la sensación de calor y picor de la pimienta o los chiles… Por así decirlo, el gusto nos da un esbozo de a qué sabe un alimento concreto y el sabor pues… nos añade detalles. El sabor es algo muy subjetivo, personal, intransferible y difícil de describir, no es lo mismo que el gusto. El gusto se reduce a cinco cualidades detectables en la lengua y otras partes de la mismísima boca: dulce, salado, agrio, amargo y umami. Los sabores, mira tú por dondes, se detectan principalmente gracias al sentido del olfato en el bulbo olfativo y en menor medida en la propia (no en la ajena) boca. Tápate la nariz y me dirás si un ingrediente es dulce o salado, pero no qué sabor tiene (haz la prueba, y lo comprobarás).Pero ahora, no te tapes la nariz y  tampoco los ojos y disfruta con:

TRAGOS DE BIENVENIDA CON ALGO PARA PICAR


Ingredientes:
Tragos:

Bloody Mary:
6 partes de zumo de tomate.
3 partes de vodka.
3 gotas de salsa Worcestershire
Toque de sal (opcional, el zumo ya viene salado) y pimienta.
Chorrito de zumo de lima.

Mojito:
100 ml de ron añejo.
Zumo de ½ lima.
1 ramita de menta o hierbabuena.
1 c.c de azúcar.
Unos hielos.
Soda o agua con gas.



Agua de Go y li:
2 partes de zumo de bayas de goji y lichi.
4 partes de cava.
1 c.c de azúcar.


Para Picar:
Olivas rellenas fritas.
Chips de castañas.

Elaboración:

Bloody Mary:
Mezclar todos los ingredientes y dejar enfriando hasta el momento de servir.

Mojito:
Machacar (no en exceso) en un mortero el zumo de la lima junto con el azúcar y la hierbabuena, añadir los hielos, el ron y completar con soda o agua con gas. Los hielos se pueden retirar en el momento de servir dependiendo del recipiente donde se vaya a poner el trago.

Agua de Go y li:
Mezclar los ingredientes, sin agitar, y dejar enfriando hasta el momento de servir.

Olivas rellenas fritas:
Ingredientes:

 15 Aceitunas verdes, grandes y sin hueso.
100 grs de carne picada.
½ diente de ajo pequeño.
¼ c.c de orégano.
Pimienta negra y sal (opcional).
Harina.
1 huevo batido.
Pan rallado.
Aceite de girasol.

Elaboración:
Poner en agua las aceitunas y dejarlas escurrir. Aliñar la carne picada con el ajo, orégano, pimienta y sal. Coger pequeñas porciones y rellenar con cuidado las aceitunas.  Poner a calentar el aceite y mientras pasar las aceitunas primero por harina, luego por el huevo y finalmente por el pan rallado. Freír hasta que estén doradas, escurrir sobre papel de cocina y servir frías o calientes.


Nota1: Las aceitunas tienen que ser muy gordas, yo compré unas que traían un pepinillo dentro, le quité el pepinillo y esas son las que utilicé, las puedes rellenar también de carne de salchicha fresca mezclada con queso, u otro relleno que te guste...


Nota 2: He utilizado un pan rallado crujiente, sin gluten, para rebozar y han quedado estupendas.Y el zumo de goji y lichi lo he comparado en el Corte Inglés.

domingo, 16 de diciembre de 2012

Patatas Piedra


Cuando  Pulgarcito iba a ser abandonado  en el bosque junto a sus hermanos ideo un plan: ir echando piedras por el camino y así poder volver a casa, pero ¡pobriño! se quedó sin piedras, así que echó miguitas de pan para encontrar el camino de vuelta a casa y cuando pretendía desandar el camino andado, casi que le da un pallá  pues los pájaros se las comieron y él y todos sus hermanos se tuvieron que quedar a pasar la noche en el bosque y entonces..., bueno el cuento sigue y el final no te lo voy a contar, pero sí que te voy a dar unas cuantas piedras para que no te pase lo que a Pulgarcito y puedas encontrar el camino de vuelta a tu casa, si es que quieres volver, que nunca se sabe:

PATATAS COMO PIEDRAS???





Ingredientes:

Patatas pequeñitas.
30grs de Kaolin ( Mugaritz  experience)
20grs de lactosa (Mugaritz experience)
Puntita de tinta de calamar.
¼ c.c de sal fina.
42 ml de agua mineral.

Elaboración:

Lavamos muy, muy bien las patatas (las comeremos con piel) y las ponemos a cocer en agua con sal. Mientras preparamos:
En un bol mezclamos el kaolín con la lactosa y la sal, añadimos los 42 ml de agua y removemos bien, nos quedará una masa un poco más espesa que la de crepes, a esto le añadimos una puntita de tinta de calamar, para darle el toque de color de piedra.
Sacamos nuestras patatas del agua, las secamos y pinchadas con un palillo las sumergimos en la preparación.
Si no tenemos una base donde colocar los palillos, pues podemos pincharlos sobre una patata  grande (ó 2 patatas) y de aquí al horno a secar uno 15 minutos a 160º (mejor si le ponemos el aire).
Cuando las saquemos, le retiramos el palillo y tapamos el huequito con un poquito de la mezcla.


Nota: Puedes vaciar, con cuidado, y rellenar tus patatitas (yo las probé rellenas de guiso de pato, y estaban espectaculares),  que  no por ello pierden la forma exterior. Servir calientes.

Con relleno de verduritas


Los productos de Mugaritz (no son caros) y los puedes comprar: (aquí).










Re-nota: Las puedes recalentar en el horno a temperatura muy suave, lo cual quiere decir que las puedes dejar preparadas. Yo he hecho la prueba dejándolas de  un día para otro, envueltas en papel de cocina, las he sacado las he rellenado y las he calentado a 150º en el horno y estaban muy, muy güenas.

viernes, 14 de diciembre de 2012

Coquitos y Cocadas


El sabor  y el olor del coco es algo que tengo asociado a mi infancia y que siempre que me huele a coco me viene “a las mentes” el recuerdo de las frías tardes de invierno. Cuando llegaban estas fechas, próximas a La Navidad,  mi madre preparaba las pequeñas bolas de coco (según le habían enseñado las monjas), que luego metía al horno y la cocina se  inundaba de ese olor intenso, dulce… parecía que el olor empujaba al frío, pues como que nos sentíamos más calentitos. Ya sólo quedaba esperar a que llegara el día de fiesta (no se comían dulces todos los días, eso era de ricos y “desahogados”) para poder hincarle el diente estos dulces bocados. Si me acompañas, prepararemos:

COQUITOS Y COCADAS


Ingredientes (para unos 10 de cada):

2 claras.
3 yemas.
80grs  + 120grs de azúcar (de la normal).
100grs + 150grs de coco rallado.
Obleas (de las del cura, te las pueden vender en los conventos, en algunas tiendas de chuches tienen unos “billetes” de oblea que pueden utilizarse)



Elaboración:
Coquitos:

 Batiimos las claras un poco, junto con el azúcar  (no en exceso, sólo un poco) y  le añadimos los 100grs de coco, mezclamos todo bien. Tapamos con papel film y dejamos reposar 1 hora, para que el coco se hidrate.

Cocadas:

Batimos las 3 yemas con  120 grs de azúcar (puedes añadirle un poquito más) muy bien y le añadimos los 150grs de coco, mezclamos todo bien, tapamos con papel film y lo mismo, 1 horita de reposo (mejor si es en la nevera).
Ponemos sobre la oblea pequeños montoncitos de la masa (de coquitos y cocadas), así no se pegarán a la bandeja del horno. Y cocemos unos 10-12 minutos a 180º.
Nota: Si no tienes obleas, no pasa nada, no renuncies a hacerlos los puedes preparar igual sobre el papel de horno. Puedes meter la preparación en una manga pastelera con la boquilla ancha para hacerlos.
Hay quien le pone esencia de vainilla, u otros aromatizantes,  si tú quieres, puedes añadírsela justo antes de echar las claras o las yemas.


 Los coquitos quedan más claros y las cocadas más oscuritas, pero tú puedes ponerle el nombre del revés, del revés...Lo ves o no lo ves?
Re-nota: En la vida real las cocadas no están tan oscuras, ni los coquitos tan amarillosos, creo que es porque no sé hacer fotos por lo que han quedado asín. Pero ¡vive Dios! que de sabor están...