lunes, 7 de enero de 2013

Alcachofas rellenas con boina de Mozzarella


Hoy te voy a hablar de una flor,  la flor de un cardo: la alcachofa, la sabrosa alcachofa que en su composición contiene un elemento químico llamado cinarina que le da una engañosa dulzura, ya que tiene  la propiedad o el efecto de hacer que todo lo que se come inmediatamente después sepa dulce; esto se debe a que la cinarina inhibe temporalmente los receptores de lo dulce que tenemos (sí, tú también), en las papilas gustativas, de modo que cuando comemos un trozo de alcachofa y después bebemos agua, como se lava la lengua pues se lleva por delante toíta la cinarina y los receptores empiezan a funcionar de nuevo y mira tú por dónde que este contraste engaña al cerebro para que piense que acabas de tomar azúcar. Y como ya te he contado todo lo que he aprendido de la alcachofa, ahora vamos a la práctica: 

ALCACHOFAS RELLENAS  CON BOINA DE MOZZARELLA





Ingredientes (para 2 personas):

4 alcachofas hermosas y no duras.
El zumo de ½ limón.
100grs de carne picada.
1 diente de ajo.
½ c.c de orégano.
1 chorrito de vino blanco.
6 c.s de salsa de tomate.
Sal y pimienta (al gusto).
Perejil picadito.
4 huevos de codorniz (opcional, pero le van bien).
4 lonchas de mozzarella.
Aove.

Elaboración:

Limpiamos bien las alcachofas de las hojas externas duras (no hay por qué tirarlas, puedes hacer luego una crema con ellas en la thermomix, queda fantástica) y las cortamos  horizontalmente como a un poco menos de la mitad (serán nuestros recipientes), las vamos dejando en un bol con agua y limón, para que no se oxiden, hasta el momento de cocerlas. Las cocemos en agua con sal y el zumo de ½  limón unos 20 / 30 minutos, dependiendo del tamaño.
Mientras se cuecen las alcachofas: Ponemos a calentar el aove y allí doramos el ajo muy picadito, le añadimos el orégano e inmediatamente la carne picada (a tu gusto: cerdo, ternera, pollo…), cocemos un par o tres  de minutos, salpimentamos y le añadimos el vino blanco, dejamos que el alcohol se vaya pero que deje su saborcito  y le picamos un poco de perejil ( o albahaca). Apagamos el fuego, pero dejamos al calor la sartén.
Sacamos las alcachofas y las vaciamos. La pulpa que le quitamos la picamos bien y se la añadimos a la preparación de la carne.
Rellenamos las alcachofas, en el fondo ponemos una cucharada de salsa de tomate, encima el relleno de carne y dejamos un huequito en el centro,  que es donde depositaremos nuestro huevo de codorniz.
Cortamos las lonchas de queso mozzarella del tamaño de nuestra alcachofa y con ellas las tapamos para que no cojan frío, que lo hace y de verdad.
Gratinamos a fuego no muy fuerte,  hasta que el queso esté doradito.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada