domingo, 13 de enero de 2013

Galletas de Avellanas y Nutella


Recuerdo un “juego” de cuando eramos niños, alguien dispuesto a obsequiarte con un pequeño y por lo general dulce regalito te decía: “Cierra los ojos y abre la boca” y te ponía una golosina en la boca. Si eras timorato y dudabas de la buena fe (algunas veces no tan buena) del obsequiador pues, tú te lo perdías. Una vez que se conocían las reglas del juego, nada más decirte Cierra los ojos, enseguida abrías la boca, de par en par, como polluelo en el nido esperando la comida. Hoy yo lo he hecho al revés, la dentista me dijo Abre la boca  y como si los párpados estuvieran conectados con los labios se me han cerrado solos, conocedores de que no había ninguna sorpresa y menos dulce, ninguna visita al dentista es placentera. La dentista me ha aclarado que lo de cerrar los ojos como que es más peor que más mejor ya que al anular el sentido de la visión como que agudizamos el resto de los sentidos entre los que están el del tacto (dolor) y el del oído (ruidos taladrantes), y pienso yo que estando en manos del dentista  son los menos recomendables para agudizar. Bueno, una vez pasado el susto los sentidos que  tú y yo vamos a agudizar son los del  olfato y el gusto con:

GALLETAS DE AVELLANAS Y NUTELLA



Ingredientes:

110 grs de azúcar.
70 grs de avellanas molidas.
15 grs de Nutella.
½ c.c de levadura royal.
Pizca de sal.
175 grs de mantequilla (a temperatura ambiente)
1 huevo (a temperatura ambiente)
260 grs de harina­ + una poca para la superficie de trabajo.
1c.s de sirope de maiz para darle brillo.
Nota: a temperatura ambiente significa sacar del frigorífico un par de horas antes los ingredientes.

Elaboración:

Mezclamos los ingredientes secos (azúcar, harina, levadura, sal, avellana molida) y los tamizamos en un bol, añadimos la mantequilla y con las manos mezclamos (como frotando, primero quedará arenoso, luego se integrarán) añadimos el huevo, mezclamos bien y ahora ponemos la Nutella y lo integramos todo.
Dividimos la masa en dos bolas que envolvemos en papel film y guardamos en el frigorífico de 30 a 45 minutos.
Espolvoreamos con harina la superficie donde vamos extender y cortar nuestras galletas. Con ayuda del rodillo extendemos la masa y cortamos las galletas que colocadas en la bandeja hornearemos de 10 a 12 minutos a 170º (hasta que los bordes comienzan a dorarse). Sacamos del horno y dejamos enfriar en la misma bandeja (si las manipulamos antes se nos pueden romper, esto vale para todas las galletas). Le damos el brillo pintándolas con el sirope de maiz.
Nota: si las dejamos dentro del horno, aunque esté apagado, corremos el riesgo de que se nos pasen demasiado.

Quisiera ser un pez , para nadar en tu pecera....(como cantaba  J. L Guerra)


La decoración al gusto de cada cual o sin decoración alguna.En este caso he utilizado colorantes alimentarios en gel (azul, rosa, rojo, amarillo, verde) y en polvo(plateado)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada