miércoles, 9 de enero de 2013

Zanahoria con Jengibre y Naranja en mermelada al toque de tequila


Cuando los niños me preguntaban qué es la memoria, yo explicaba que es como un armario con muchos cajoncitos, donde vas guardando en cada uno, sabores, olores, colores, formas, texturas, paisajes, sonidos, caricias, besos… y que luego cuando aparece uno nuevo (sabor, olor, color, beso, caricia…) lo comparas con todos los anteriores que tienes y así tú ya sabes a qué categoría pertenece.  Últimamente estoy perdiendo memoria, se me olvidan algunas cosas, bueno creo que  mis cajoncitos de los recuerdos están a rebosar y por eso, como ya no entran más cosas pues…  se caen, se me olvidan. Con urgencia tengo que  hacer un espacio para las nuevas cosas que voy conociendo y he decidido hacer hueco entre todo lo que tengo guardado y así, voy a retirar: los colores que nunca me gustaron (toda la gama de grises), las palabras que son palabros (¡¡ madre mía cuánto espacio libre!!), los sabores que no me gustan ( si tengo que retirar el sabor amostazado, pues ese también), creo que ahora en mi memoria van a entrar muchos más “memorables”. ¡Año nuevo, memoria nueva! Y antes de que se me olvide:

                ZANAHORIA CON JENGIBRE Y NARANJA EN MERMELADA AL TOQUE DE TEQUILA


 Como relleno de un Carrot Cake (próxima receta)

Ingredientes:

250 grs de zanahoria rallada.
Jengibre fresco picadito (20 grs aprox.)
La piel de una naranja rallada.
El zumo de 2 naranjas.
110 grs de azúcar.
½ copa de tequila reposado.
Pizca de sal.

Elaboración:

Lavamos bien la naranja y sacamos su piel a tiras con un acanalador de fruta. Pelamos y rallamos la zanahoria (no tiene porqué ser muy fina, depende de la textura que te guste). Ponemos el zumo junto con el azúcar a calentar y cuando ya esté  completamente disuelto el azúcar añadimos el resto de los ingredientes y cocemos  durante 30 minutos, removiendo de vez en cuando. No te preocupes por el tema tequila, que  el alcohol se evaporará pero  nos quedará el “saborcillo”.
Otra opción: cocer la zanahoria y escurrir. Con el zumo y el azúcar hacer un almibar a punto de hebra y añadir la zanahoria la ralladura y el jengibre con su chorrito de tequila y cocer unos 15 minutos.
Personalmente prefiero la primera, porque me gusta “encontrar” la zanahoria y si se cuece pues eso… queda como puré.

En un Pastel de Zanahoria


1 comentario: