domingo, 24 de febrero de 2013

Champiñones, su crema y un pan


Estaba mirando por la ventana y la vi venir, con decisión y ganas de quedarse unos cuantos días como para demostrar todo lo desagradable que puede llegar a ser. Habían dicho que venía del norte y con ganas.  Y ¡Qué más da de dónde venga! el caso es que llega y su visita no es muy agradable para casi nadie, bueno aseguro que para nadie. Es la ola de frío y como siempre, entra por mi calle; le tiene querencia a esta zona de la península. ¡Guantes, bufanda y gorro fuera del armario! Vuelta a salir a la calle a lo camicace, tapados y bien tapados de pies a cabeza, que todavía no me explico cómo conseguimos caminar sin darnos contra las farolas, señales y demás postes de las vías públicas. Porque en estas frías circunstancias ni siquiera vamos mirando al frente, se nos encoge el cuello hasta límites increíbles y se nos baja la cabeza como buscando la punta del pie. Es todo un milagro sobrevivir a la ola de frío (aunque este año ya van varias). Qué te parece si intentamos aliviar esta situación preparando algo calentito como:

 CHAMPIÑONES, SU CREMA Y UN PAN 



Ingredientes:

4 bollitos individuales de pan (mejor integrales).
1 puerro (parte blanca)
½ cebolla.
1 diente de ajo.
1 patata mediana.
500 grs de champiñones frescos.
2 c.s de aove.
300 ml de caldo de pollo (de brick o agua).
60 grs de jamón muy picadito.
4 huevos de codorniz.
2 quesitos.
Sal y pimienta.
Comino molido para espolvorear (opcional)

Elaboración:

Limpiamos bien los champiñones (sería muy desagradable encontrar arenas). Picamos el puerro, la cebolla y el ajo. Pelamos, lavamos y picamos (ya sabes sin llegar al final, que haga crunch) la patata.
Ponemos el aceite en una cazuela y pochamos las verduras 5 minutos. Añadimos la patata, removemos,  la dejamos 5 minutos rehogándose  e incorporamos los champiñones picados (dejamos uno bonito para decorar) y le ponemos el caldo.  Salpimentamos y dejamos cocer 20 minutos, apagamos el fuego, le añadimos los dos quesitos y trituramos todo (debe quedar una crema espesa, mejor ir añadiendo el caldo de cocción poco a poco, para no pasarnos de líquido). Reservamos al calor.
Cortamos una boina a los panes y les sacamos la miga, con cuidadín de no romperlos ya que serán nuestros recipientes.
En una sartén ponemos “una gota” de aove y dejamos que el jamón se haga un poquito.
Rellenamos los panes con la crema y los coronamos con un poco de jamón y una yema de huevo. Unas escamas de sal Maldon y… a la mesa.


Nota: el jamón lo puedes sustituir por bacon. Los bollitos de pan los puedes comprar ya hechos o de los refrigerados (los del Lidl están muy bien) y cocerlos tú en casa. (Ni se te ocurra desperdiciar el pan, que está riquísimo).

3 comentarios:

  1. Lo bueno de tu blog es que es de cocina. ¿Te dan las tantas? …pues no pasa nada, me como lo que iba a publicar y listo. Yo llevo la pera limonera de horas con el mío, y sin cenar, sólo bebo y fumo, lo cierto es que yo como para poder seguir fumando.
    ¡Oye! como diría el gallego de la peli de Airbags, "esto es mu pofesional", estas fotos… dan apetito.

    ResponderEliminar
  2. Justo es lo que hago. Primero cocino, luego afoto y finalmente me lo como. Hablando de peras... me acabas de dar una idea, que cualquier rato pongo en practica. Gracias por pasearte por aquí.

    ResponderEliminar
  3. Esta receta será nuestra cena de hoy... graciñas por pensar por mi.

    ResponderEliminar