lunes, 18 de febrero de 2013

Patatas-Puerro (Rindiendo homenaje a Marcelo Tejedor)


¡Qué ganas tenía de llegar a casa y liberarme de los tacones! Y es que me lo tengo dicho pero como si nada, “erre que erre” insisto en ir al mercado con tacones. ¡Qué alivio cuando me los he quitado! El chándal no, eso ni tocarlo, sigue puesto que hoy me siento la más moderna. Te sorprende lo del chándal y los tacones? Pues eso es porque no estás a la última en tendencias, que lo he visto yo publicado en revistas de mucha moda (no sé si la propuesta es de Carolina Guerrera,  Dolche y Marrana o Elpollo Armani, pero es tendencia) y  lo último de lo último, pero no vale un pantalón de chándal cualquiera. No,nononó!!! Tiene que ser de los de gomaespuma, ralla lateral en blanco y  cremallera abajo, te pones ese pantalón te calzas unos zapatos de los que elevan de 10 a 15 centímetros tu centro de gravedad  (con el consiguiente riesgo de caer como la manzana de Newton, por el propio efecto de la mismísima gravedad) y corre ´pa la calle que triunfas seguro, seguro. Más de una mirada se posará en ti. Mientras decides, vamos a preparar algo sobre lo que también se posará más de una mirada cuando lo saques a la mesa, una preparación de Alta Cocina que provocará una sonrisa  Pret-á-Porter:

PATATAS PUERRO
(Rindiendo homenaje a Marcelo Tejedor)


Ingredientes:

1 patata.
Mantequilla clarificada.
Sal y pimienta.
Aceite para freir.

preparando los moldes
et voilá...los moldes

Necesitaremos a McGiver para que nos prepare los moldes (por más que busqué no encontré ninguno adecuado): cortando unos tubos (de los del pelo) dejándolos con la forma un poco más alta que la mitad del tubo,  los forramos bien (dos o tres vueltas) con papel de aluminio, presionando y cerrando los extremos, que nos quede un contenedor (como si fuera un molde comprado. Una foto vale más que mil palabras).

Elaboración:

Pelamos la patata y le quitamos los bordes para dejarla bien recta, en un taco de 2,5 x 7 cm. aproximadamente. Así,   al cortarla con la mandolina nos saldrán finas láminas rectangulares. El grosor será de 1 a 2 mm. Una vez cortadas las láminas, las vamos colocando sobre papel de cocina para que “suelten el almidón”. Clarificamos la mantequilla, es decir la calentamos y le retiramos la parte blanca (suero) que suelta. Con la mantequilla clarificada vamos pintando una a una las láminas de patata y las colocamos en capas en nuestro molde semicircular (que hemos cubierto con papel film apto para el horno,  ojo porque no todos sirven) para que al cocerse nos quede con la forma de un puerro.Envolvemos bien, bien (debe quedar perfectamente sellado) en papel film y lo metemos al horno al baño maría a 150º unos 40 minutos.
listos para cocer al baño maría. Perdón por el flasazo.
fuera del molde, ya cocidos.
Dejamos enfriar, desmoldamos y freímos en aceite bien caliente. A la hora de sacar espolvoreamos de pimienta y sal. No necesitan más. La visión es la de un puerro frito, aparecen las láminas y el bocado es sutil (por el proceso de cocción con mantequilla).






Toma Puerro y... moja . O era Patata?


1 comentario: