domingo, 17 de marzo de 2013

Mascarpone, Fresas y Lavanda en un Bizcocho


No se si a ti te pasará, pero a veces, cuando hago alguna receta que me sale sobre la marcha, es decir improvisando con lo que hay por el frigorífico o la despensa, siempre pienso que seguro que en ese momento en algún lugar del mundo mundial hay alguien que está haciendo lo mismo que yo y que esta elaboración que creemos es “solo” nuestra pues, ya la hizo alguien o la va a hacer. Eso sin contar que a veces ves una foto o lees una receta y tú crees que  la has olvidado por completo, pero no, no ha sido así ha quedado aparcada en algún lugar del consciente, subconsciente o inconsciente ¡Vete tú a saber! Y un día aparece en todo su esplendor y hasta tu mismo te sorprendes de la creación. No se ni por qué te cuento esto, debe ser que estoy pensando qué preparar con la caja de fresas que me han regalado y he pensado compartir contigo mi “invención”:

MASCARPONE, FRESAS Y LAVANDA EN UN BIZCOCHO.


Ingredientes:

Bizcocho Genovese:
3 huevos.
100 grs harina tamizada.
100grs azúcar.

Mermelada de Fresas y Lavanda:
Preparada con anterioridad.


750 grs de fresas maduritas.
200 grs de azúcar morena.
300 grs de azúcar blanca.
1 c.s de flores de lavanda.
1 vaina de vainilla.





Crema de Mascarpone:
250 grs de Macarpone.
100 grs de queso crema.
3 c.s de azúcar.

Elaboración:

Bizcocho Genovese:
Precalentar el horno a 180º.
Separar las yemas de las claras,  montar estas últimas a punto de nieve con una pizca de sal y 5 gotas de vinagre y reservar.
Batir las yemas junto con el azúcar hasta que estén espumosas y blanquecinas, añadir la harina tamizada, mezclar e ir incorporando poco a poco las claras, con movimientos envolventes.
Poner un papel de hornear en la bandeja, extender la masa del bizcocho y meter al horno.
Cocer de 8 a 10  minutos en el horno ¡Ojo que no se nos pase! (queremos un bizcocho flexible).
Lo sacamos del horno y lo envolvemos en un paño de cocina, enrollándolo (para que luego al hacer el tronco no se nos rompa) y lo dejamos enrollado mientras se enfría.

Mermelada de Fresas y Lavanda:
Limpiamos bien las fresas, le retiramos el pedúnculo y las partimos a la mitad. Ponemos las fresas junto con el azúcar, la vaina de vinilla abierta y rallado el interior y las flores de lavanda a cocer a fuego bajo. En unos 35 minutos estará nuestra mermelada. Podemos triturarla, pero a mí me gusta encontrar tropezones y no lo hago. No le pongo limón porque las fresas son ya de por sí un poquito ácidas. El azúcar moreno a parte de su agradable sabor, hace que la mermelada tenga un tono más oscurito. Metemos en los botes y dejamos enfriar. No la pongo al baño maría porque será de consumo rápido. Se puede congelar.

Crema de Mascarpone:
Mezclamos los dos quesos con el azúcar.


Presentación:
Desenrollamos el bizcocho y sin llegar a los bordes lo pintamos generosamente con la mermelada, encima extendemos la crema de queso y sobre esta una capa de láminas de fresas frescas. Enrollamos con cuidado y con el resto de la crema cubrimos por fuera nuestro bizcocho. Decoramos al gusto y… ¡Ya está!

Rápido, Fácil, Bueno, Bonito y...Barato

3 comentarios:

  1. Muy atractiva la receta, y muy sugerente también. Yo probaré a hacerla con mascarpone de Quescrem, que es el que prefiero yo para cocinar porque es más ligero y más sabroso, además de que dura más en el frigo (bueno, a mi no me hace falta ;) )por si no lo conoces te dejo el enlace http://www.quescrem.es/es/

    ResponderEliminar
  2. Gracias Belén por tu información, además acabo de ver que es un queso made in galicia. Tomo nota y a partir de ya... Este será mi nuevo mascarpone.

    ResponderEliminar
  3. Ciao, ricetta gustosa, complimenti! Grazie per essere passato nel mio blog. Da oggi sono una tua follower.
    cioccolatoforever.blogspot.com

    ResponderEliminar