viernes, 29 de marzo de 2013

Salados Conejos de Pascua (pan chino)


Llego tarde, llego tarde... Llega la pascua, los conejitos, los huevos, las monas… la mayoría de las cosas en versión dulce, sobre todo si se trata de hacer o comprar algo para los más pequeños; que los más grandes ya nos apañamos bien con un cordero pascual al mismísimo horno, por poner un ejemplo. ¡Anda que no he escondido huevos  y figuras de chocolate en el jardín! Eso por no contar la de veces que habré “pintadolamona”, que todos tenemos nuestros momentos tontos y tu tampoco te libras por muy “MUY” que te creas. Bueno pues esta vez he dado la vuelta a la historia y como cuando leo el periódico que siempre empiezo  al revés, por la última página,  hoy voy a hacer una merienda de pascua al verres para los más pequeños y los menos grandes, el espíritu festivo no se pierde pero se rebaja la dosis de dulce. Será divertido para una merienda en el jardín si el tiempo nos acompaña. He seguido una receta de J.M Arzak para hacer los bollitos al vapor  y luego de mi parte he añadido el “producto interior no tan bruto” y el resultado ha sido:


 SALADOS CONEJOS DE PASCUA 



Ingredientes (10- 12 u):


150 gr de harina de todo uso.
75 ml de leche templada.
20 ml de agua.
10 gr de levadura de panadería (prensada)
Agua.
 Pizca de sal.
10 grs de azúcar.
½ c.s de aove.
Salchichas de pavo (Frankfurt)

Elaboración:

En la leche templada disolvemos bien la levadura prensada. Mezclamos la harina, sal, azúcar y hacemos un volcán en el centro vertemos la leche con la levadura disuelta el agua y el aove, mezclamos todo y amasamos como si fuéramos a hacer un pan. Después dejamos la masa en un bol, tapada con un paño en un lugar cálido como una hora, para que fermente y veremos que duplica su volumen.
los cortes, para las orejas
Pasado este tiempo, cogemos pequeñas porciones de la masa y formamos bolitas poco más grandes que una nuez (al cocer triplicarán su volumen), las amasamos un poquito, las aplanamos y le colocamos un trozo de salchicha, cerramos bien dándole  forma  un poco ovalada. Con unas tijeras hacemos dos cortes en la parte que será la cabeza y colocamos los conejitos en el cesto del vapor. Ye te he comentado que se hacen muy grandes, así que deja espacio entre ellos, para que al cocer no se te peguen y en lugar de conejos aquello sea… Un desastre.
listos para ir al horno.








Sin freir, sólo cocidos
Ponemos agua a hervir en una olla (que cubra el fondo y poco más), colocamos los panes sobre la rejilla (o el cestillo) los introducimos en la olla, tapamos y dejamos que se cocinen 25 minutos a fuego suave.



Fritos y doraditos
Podemos dejarlos así o freírlos para que queden doraditos.
Tienen un ligero sabor dulce como el pan brioche y una textura similar a la de los donuts.

Nota: Al agua de cocción puedes añadirles hierbas aromáticas o especias. Yo le puse anís estrellado, clavo  y cáscara de naranja y lo cierto es que le transmitió un agradable aroma y sabor al panecillo.
El relleno puede ser el que tú quieras (salami, jamón, queso, bacon… o con mermelada...)
Les pinté los ojos y la boca con un rotulador comestible.
Unos los freí y otros los dejé tal cual, sólo cocidos  y luego los abrí a la mitad los tosté les puse mermelada y… ¡perdón, pero me comí 2 conejos de una sentada!

Parecen primos de Pikachu... 

Podemos hacer bolitas, estirarlas, enrollarlas como si fuera un canutillo y volver a enrollarlas en sentido contrario como un caracol.
Esta masa la puedes utilizar para aperitivos o postres.

2 comentarios: