martes, 2 de abril de 2013

Galletas de Café para acompañr al té


Por las mañanas hace viento y llueve, por las tardes más de lo mismo. Parece que es así como vamos a  disfrutar de la  primavera fresquitos y remojados como los garbanzos del cocido. Con este tiempo o temporal no sé a ti, pero a mí lo que más me apetece es hacer galletas y dar las gracias por determinados avances tales como la electricidad  y el horno que la utiliza que así no hay  que arriesgarse a  salir a buscar madera para encender el fuego (¡dioooos cómo sopla el viento, que parece va a llevarnos con casa y todo a otro continente!). No sé por qué, asocio las galletas a las tardes frías. Para olvidarme un poco de estas inclemencias meteorológicas (vaya palabro largo y difícil) bastante adversas y diversas he cogido el libro Super-Cut Cookies de Chloe Coker, me he armado de delantal, rodillo y cortapastas y he pensando que a lo mejor a ti también te apetece hacer galletas aunque disfrutes de un tiempo fantástico, de ese de postal vacacional, aun así,  te animo a preparar:

GALLETAS DE CAFÉ PARA ACOMPAÑAR AL TÉ


Ingredientes:

2 c.s de café instantáneo (puede ser descafeinado)
2 c.s de agua.
225 grs de mantequilla a temperatura ambiente.
50 grs de azúcar moreno.
275 grs de harina de todo uso.
1 c.s de cacao puro.
Opcional para decorar: perlitas de arroz y chocolate blanco.






Elaboración:
Disolvemos el café instantáneo en el agua (templada mejor) y reservamos.
Batimos la mantequilla junto con el azúcar y a esto le añadimos el café colándolo.
Tamizamos la harina junto con el cacao y se lo vamos añadiendo a la mezcla anterior. Cuando esté todo bien integrado lo envolvemos en papel film y lo dejamos durante 1 hora en el frigorífico.  Estiramos la masa, cortamos nuestras galletas, las decoramos al gusto y las volvemos a refrigerar 20 minutos antes de meter a hornear en horno precalentado a 180º durante unos 10- 12 minutos.
sin azúcar glas por encima
Nota: Un cacao (para mi gusto) buenísimo es el de Intermón Oxfam (comercio justo). Una vez frías, espolvoreé las galletas con una pizca de azúcar glas.

5 comentarios:

  1. me encanta este tipo de pastas, el molinillo de cafe es precioso
    http://senoritamandarina.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Te han quedado preciosas y seguro que están buenísimas. Hacer galletas es una buena forma de pasar una tarde lluviosa en casa y, aquí en Galicia, últimamente son muy frecuentes. Me apunto la receta. Un besote.

    ResponderEliminar
  3. Gracias. el molinillo de café desde que yo recuerdo, estaba en el "aparador" de la casa de mi abuela ( ya ha llovido). Arae, si te gusta el café no lo dudes, están muy buenas.

    ResponderEliminar
  4. Fantásticas galletas pata mi té de las cinco, tendré que hacerlas sin cafeína, de lo contrario me veras como una moto...

    ResponderEliminar
  5. Dios solo con decir esas dos palabras ya me tienes comparada "Galletas" y "Café" uff solo con pensarlo se me cae la baba.. jajajaja
    Sin duda tengo que hacerlas un día.. porque en casa somos muy cafeteros!

    Me encanta!
    Compartoo!

    ResponderEliminar