domingo, 31 de marzo de 2013

Pamplinas y Ahumados en una ensalada


“No me vengas con pamplinas”, anda que no habremos dicho tu y yo montones de veces esta frase o  la de “a mí, no me cuentes pamplinas”. Pues haciendo alusión a la frase te diré, pamplinas a parte, que cuando estoy en Salamanca se que la primavera se acerca, sin tener que hacer uso de calendario alguno, cuando  en el mercado se empiezan a ver las diminutas hojas que se muestran en pequeños cestitos o cajas, las hojas de la pamplina o maruja (también se la llama así). Unas pequeñísimas hojas, como brotes, con una textura muy agradable y un sabor entre dulce y ácido tan delicado como la planta misma.  Es un producto estacional y más bien escaso (sólo dura un par de semanas o tres) que crece en arroyos y regatos limpios. Lo fastidiado es limpiarlas, conviene darle un par de aguas y revisarlas bien, para eliminar cualquier impureza, pero merece la pena probarlas. Te propongo la siguiente forma de disfrutar de una rica ensalada de pamplinas:


PAMPLINAS Y AHUMADOS EN UNA ENSALADA



Ingredientes (2  personas):

150 grs de pamplina (bien limpia).
1 naranja.
Un puñadito de frambuesas.
½ diente de ajo.
5 c.s de aove.
1 c.s de vinagre de cava.
1 paquete de Ahumados variados (Salmón, Bacalao, Atún, Anchoa)

Elaboración:

Versión mini o tapa
Pelamos la naranja, le quitamos toda la parte blanca y la cortamos en trocitos.
Machacamos el ajo en el mortero muy bien y ahí añadimos el aove y el vinagre mezclando bien este aliño.
Disponemos la maruja o pamplina en una ensaladera, le añadimos las frambuesas y la naranja picada y distribuimos por encima los ahumados. Con ayuda de una cuchara regamos la ensalada con el aliño.

el ramito de pamplina

Nota: Como los ahumados son de por sí salados, no necesitamos añadir sal. Puedes triturar unas frambuesas junto con el aliño, aportarán una agradable nota de color y como tienen su puntito ácido podrás prescindir del vinagre.

viernes, 29 de marzo de 2013

Salados Conejos de Pascua (pan chino)


Llego tarde, llego tarde... Llega la pascua, los conejitos, los huevos, las monas… la mayoría de las cosas en versión dulce, sobre todo si se trata de hacer o comprar algo para los más pequeños; que los más grandes ya nos apañamos bien con un cordero pascual al mismísimo horno, por poner un ejemplo. ¡Anda que no he escondido huevos  y figuras de chocolate en el jardín! Eso por no contar la de veces que habré “pintadolamona”, que todos tenemos nuestros momentos tontos y tu tampoco te libras por muy “MUY” que te creas. Bueno pues esta vez he dado la vuelta a la historia y como cuando leo el periódico que siempre empiezo  al revés, por la última página,  hoy voy a hacer una merienda de pascua al verres para los más pequeños y los menos grandes, el espíritu festivo no se pierde pero se rebaja la dosis de dulce. Será divertido para una merienda en el jardín si el tiempo nos acompaña. He seguido una receta de J.M Arzak para hacer los bollitos al vapor  y luego de mi parte he añadido el “producto interior no tan bruto” y el resultado ha sido:


 SALADOS CONEJOS DE PASCUA 



Ingredientes (10- 12 u):


150 gr de harina de todo uso.
75 ml de leche templada.
20 ml de agua.
10 gr de levadura de panadería (prensada)
Agua.
 Pizca de sal.
10 grs de azúcar.
½ c.s de aove.
Salchichas de pavo (Frankfurt)

Elaboración:

En la leche templada disolvemos bien la levadura prensada. Mezclamos la harina, sal, azúcar y hacemos un volcán en el centro vertemos la leche con la levadura disuelta el agua y el aove, mezclamos todo y amasamos como si fuéramos a hacer un pan. Después dejamos la masa en un bol, tapada con un paño en un lugar cálido como una hora, para que fermente y veremos que duplica su volumen.
los cortes, para las orejas
Pasado este tiempo, cogemos pequeñas porciones de la masa y formamos bolitas poco más grandes que una nuez (al cocer triplicarán su volumen), las amasamos un poquito, las aplanamos y le colocamos un trozo de salchicha, cerramos bien dándole  forma  un poco ovalada. Con unas tijeras hacemos dos cortes en la parte que será la cabeza y colocamos los conejitos en el cesto del vapor. Ye te he comentado que se hacen muy grandes, así que deja espacio entre ellos, para que al cocer no se te peguen y en lugar de conejos aquello sea… Un desastre.
listos para ir al horno.








Sin freir, sólo cocidos
Ponemos agua a hervir en una olla (que cubra el fondo y poco más), colocamos los panes sobre la rejilla (o el cestillo) los introducimos en la olla, tapamos y dejamos que se cocinen 25 minutos a fuego suave.



Fritos y doraditos
Podemos dejarlos así o freírlos para que queden doraditos.
Tienen un ligero sabor dulce como el pan brioche y una textura similar a la de los donuts.

Nota: Al agua de cocción puedes añadirles hierbas aromáticas o especias. Yo le puse anís estrellado, clavo  y cáscara de naranja y lo cierto es que le transmitió un agradable aroma y sabor al panecillo.
El relleno puede ser el que tú quieras (salami, jamón, queso, bacon… o con mermelada...)
Les pinté los ojos y la boca con un rotulador comestible.
Unos los freí y otros los dejé tal cual, sólo cocidos  y luego los abrí a la mitad los tosté les puse mermelada y… ¡perdón, pero me comí 2 conejos de una sentada!

Parecen primos de Pikachu... 

Podemos hacer bolitas, estirarlas, enrollarlas como si fuera un canutillo y volver a enrollarlas en sentido contrario como un caracol.
Esta masa la puedes utilizar para aperitivos o postres.

jueves, 28 de marzo de 2013

Cocido Completo con Rellenos


Soy de la opinión de que existen tantas versiones del cocido como regiones en España y casi me atrevería a decir que como familias. Cuando nos hacemos el  Libro de Familia (fíjate bien en el tuyo)  en una de las páginas siempre aparece la forma de hacer el cocido, por parte de padre o por parte de madre, tanto da; más o menos los mismos ingrediente, la misma forma y los mismos tiempos pero… hay un detalle (o dos si son pequeños) que cambian de uno a otro. Cada uno es el mismo pero también es diferente, así son las familias y los cocidos. Aprovechando que hace un tiempo fantásticamente  desapacible  que invita a caldos y legumbres y que en Cocineros del Mundo el reto de Marzo va de fresas y Garbanzos, pues os voy a contar lo que aparece escrito en mi Libro de Familia a cerca de la preparación  y ¡cómo no! lo que yo he aportado para preparar:

UN COCIDO COMPLETO CON RELLENOS


Ingrecientes (para 5 personas):

Para el cocido:

400 grs de garbanzos de Fuentesaúco.
500 grs de Morcillo (o Jarrete).
1 hueso de Jamón.
1 hueso de caña de ternera.
1 longaniza semi-curada de la Alberca.
200 grs de tocino (media cura) de cerdo ibérico.
1 trozo de espinazo.
1 rabito de cerdo (opcional)
¼ de Gallina (o pollo)
2l de agua.
1 puerro.
2 patatas.
2 zanahorias.
½ repollo.
Aceite para freír los rellenos.
Pan reposado y migado.

 Mi aportación (la llamo: la versión actual):
½ pechuga de pollo fileteada muy fina.

Para los rellenos (12 u. aprox.):

175 grs de carne picada (pedir al carnicero que nos la pase una sola vez).
5 rodajitas (como de ½ cm) de longaniza cruda.
1 loncha de tocino (muy poco) sin cocer.
1 ajo.
1 huevo.
Un poquito de miga de pan duro.
Unas hojas de perejil.





Elaboración:
Dejamos los garbanzos en remojo toda la noche.
Limpiamos bien todos los ingredientes.
Metemos los garbanzos en una redecilla o malla, para que no anden dando vueltas por la cazuela y luego sea más fácil sacarlos.
El chorizo lo cocemos a parte, durante 15 minutos.
El repollo también lo cocemos por separado.
En una cazuela de barro (Pereruela) ponemos el agua a calentar y cuando está hirviendo añadimos todos los productos de nuestro cocido. Tapamos, bajamos el fuego y que cueza al chup- chup dos horas. La sal, si fuera necesaria, se añade al final.
"La pringá"
En una olla o fuente honda colocamos todas las carnes, chorizo y tocino.
En otra fuente colocaremos las verduras, junto con los garbanzos.
Colamos el caldo y le retiramos el exceso de grasa. Suelo enfriarlo en el frigorífico y cuando se solidifica en la parte superior la grasa, se la retiro sin mayor esfuerzo.
Mientras se hace el cocido podemos preparar los rellenos
Preparación:
A la carne picada le añadimos el chorizo y el tocino muy, muy picaditos así como el ajo y el perejil. Lo mezclamos con el huevo y le ponemos un poco de miga de pan.
Ponemos aceite a calentar en una sartén.
Con la ayuda de dos tenedores vamos formando nuestros rellenos y los freímos en el aceite. Los sacamos y dejamos al lado de las verduras.
Versión actual:
dentro está la pringá
Sobre papel film doble ponemos un filete  muy fino de pechuga de pollo y en el centro del filete colocamos un poco de chorizo, un poco de carne de cocido, una pizca de tocino y unos garbanzos. Cerramos esto formando una bola con ayuda del papel film, atamos la bolita y la ponemos a cocer en agua hirviendo. A los 10 minutos estará, ya que el
interior ya está cocido. Hacemos tantas bolitas como comensales y alguna más por si acaso.














Presentación:
En un plato hondo, colocamos unas láminas de pan migado y en medio, la bola de pollo rellena  del   cocido,
en una jarra aparte o puchero de barro (por el toque rústico) calentamos el caldo “a tope” y en la mesa lo vertemos sobre el pan y la bola de pollo, como está muy caliente enseguida estará nuestra sopa de pan con su pringá en un solo plato.


Unos trocitos de verduras acompañarán a nuestros rellenos.

lunes, 25 de marzo de 2013

Goffres de Brussel Especiados (y especiales)


Carmen recetasdecarmen me ha invitado a celebrar el día del Gofre que según nos informa no es que lo diga ella, que lo dice la Wikipedia y es tal día como hoy, 25 de Marzo. Y aquí ando yo con una receta que me dio la mismísima reina Fabiola debajo del Manneken Pis, que nos caía el chorrico del niño al ladito mismo. Te aclaro que hace tiempo que dejé de codearme con la nobleza y pasé a hacerlo con la realeza ¡escalones que sube una!  y claro, a la reina y a mí nos llena de orgullo y satisfacción poder aportar tan ilustre receta a un día como este y de paso, desempolvar la gofrera que lleva un tiempo descansando, en algún estante de la despensa,  para preparar:



GOFFRES DE BRUSSEL ESPECIADOS (y especiales)



Ingredientes:

250 grs de harina.
100 grs de mantequilla.
1 huevo.
75 grs de azúcar.
1 c.c de azúcar vainillado.
½ c.c de canela en polvo.
¼ c.c de nuez moscada molida.
1 clavo de olor molido.
200 ml de leche.
12 grs de levadura prensada (la de panadero)
Pizca de sal.





Elaboración:

En un bol mezclamos la harina, el  azúcar,  y las especias.
Ponemos un cazo con la leche y la mantequilla  al fuego, cuando se derrita la mantequilla la separamos del fuego le añadimos  la yema removemos bien e incorporamos la levadura mezclando todo bien, bien, para que la levadura se deshaga.
Esta leche con la mantequilla, la levadura y la yema se la añadimos a la mezcla de harina, lo mezclamos todo bien y dejamos reposar unos 30 minutos.
Ya está nuestra preparación, ahora en chufamos la gofrera y cuando esté a 150º vertemos la cantidad necesaria para nuestro goffre que se hará en unos 3 minutejos.
El resultado es una galleta esponjosa, blanda y … ¡¡¡sabrosísima!!! Digna de reinas y plebeyas.

Para mi desayuno...quieres?

Los he preparado con helado de chocolate blanco, con leche y negro, pero con mermelada, sirope, crema inglesa o así… a palo seco están buenos igualmente. 



sábado, 23 de marzo de 2013

Fresones rellenos de Bacalao y Dátiles en un nido


En el mercado te puedes encontrar fresitas, fresas y fresones yo tengo la firme convicción que el sabor que nos aportan es inversamente proporcional a su tamaño.  Las diminutas fresitas (del bosque de apellido) son muy sabrosas, detectables en un helado o en cualquier otra preparación incluso con los ojos cerrados. Las fresas de tamaño mediano son dulces y jugosas. En Coruña suelo comprar las de Carral que más que rojas son rosaditas, pequeñas y llenas de jugo y dulzura y cuando estoy por Salamanca, si coincide, compro las “de la sierra” de pequeño tamaño y con formas un poquito caprichosas, sutiles y frágiles. Ambas suelen ser de cultivos pequeños y aunque no estén etiquetadas como bio, bien  pueden serlo.  Comer cualquiera de estas dos variedades es como darle un beso a  Hello Kity.  Luego están los fresones, tersos,  grandes, desafiantes  y con un provocador color rojo intenso, pero… Ahí se quedo todo, apenas tienen sabor, al menos, los que llegan a mi zona quizás sea porque los recolectan demasiado verdes… ¡Vete tú a saber, mejor no pregunto! Mi abuela tenía un truco tanto para el melón como para las fresas cuando “sabían a poco” y era ponerles “un punto” de sal, pero con la precisión de un relojero suizo, el exacto , el del límite, el que está justo en el punto de que  un grano más echa todo a perder… Y esto funciona. Una vez dicho esto voy con la receta que he preparado para  El Reto de Marzo de Cocineros del Mundo en Google+:

FRESONES RELLENOS DE BACALAO Y DÁTILES EN UN NIDO
      

Ingredientes (8- 10 unidades):

8- 10 fresones grandes.
125 grs de bacalao desalado
200 ml de leche.
4 dátiles grandes  ( 8 pequeños)
Una ramita de perejil fresco.
Unas ramitas de eneldo fresco.
Mermelada de fresa.
Pasta Kataifi.
Aceite de girasol o mantequilla para la pasta.

Elaboración:
Ponemos el bacalao en la leche junto con la ramita de perejil y las de eneldo y dejamos que de un hervor. Retiramos del fuego y lo dejamos que se enfríe dentro de la leche, infusionando.
Les retiramos el hueso y picamos los dátiles muy, muy pequeñitos. Reservamos.
Escurrimos el bacalao, le retiramos la piel y lo desmenuzamos.
Mezclamos el bacalao desmenuzado con los dátiles y le picamos una ramita de eneldo. Mezclamos todo bien.
Con cuidado, cortamos la base de las fresas (retirándoles el pedúnculo y las hojitas) y las vaciamos procurando que no se nos rompan.
Rellenamos las fresas con la mezcla de bacalao, dátiles y eneldo. Las tapamos con la base ya sin hojas.

Nido de Kataifi:

Precalentamos el horno a 190º.
 Separamos un poco de la pasta y hacemos unos nidos que colocamos en la bandeja del horno sobre papel de hornear. Le damos con aceite en espray o con un poquito de mantequilla y cocemos en el horno, procurando que no se quemen ya que se hacen muy rápido.

En un plato colocamos una cucharada de mermelada de fresas casera (la mía está hecha con vainilla y lavanda) encima un nido de pasta Kataifi y en el centro nuestra fresa rellena.





Para Compartir

Sugerencia: Si no tenemos pasta Kataifi, podemos poner las fresas sobre una galletita salada o sobre una rodajita de pan frito.

Vista aérea a lo gugle maps

  Nota:  Esta receta la he preparado para  el Reto de Marzo de Cocineros del Mundo en Google+ 

jueves, 21 de marzo de 2013

Bombones "frutos de mar" de Patata y Coco

A Soraya todo lo que lleva chocolate la vuelve loca y el coco le encanta, da lo mismo que sea dulce o salado, el caso es que tenga un puntito de chocolate y si encima huele a coco pa qué queremos más.  El chocolate forma parte de sus mejores y peores momentos. Si está triste le da al chocolate, si está contenta le da al chocolate, si hace frío le da al chocolate y si hace calor… se compra un helado de chocolate. Cuando se enamora compra chocolate, pero cuando sufre un desengaño… compra el doble. En su bolso siempre hay una  chocolatina, dice que es para un caso de emergencia, un atasco o un semáforo en rojo, cualquier momento le vale y “lo vive”  como una emergencia. He quedado esta tarde para tomar un café con ella y le he preparado unos bombones rellenos, pero como no todos los días son de chocolate en esta vida, que también los hay de patatas pues… jugando a fundir, mezclar, endulzar y transformar vamos a hacer:

BOMBONES “FRUTOS DE MAR” DE PATATA Y COCO 
CON  CHOCOCHIPS DE PATATAS


Ingredientes (15 u):


1 patata mediana (170 grs aprox)
2c.s leche condensada.
2  c.s generosas de coco rallado.
Chocolate  para fundir  70% puro (70 grs aprox)
Crocante de almendra (opcional).

Chips de patatas:
1 patata cortada muy fina con la mandolina.
Aceite de girasol (cantidad necesaria)
Azúcar  un poquito para espolvorear.
Chocolate fundido para bañarlas.



Preparación:

Cocemos la patata con piel. La dejamos enfriar, la pelamos y la chafamos con un tenedor muy bien, le añadimos la leche condensada y removemos. Incorporamos el coco y el crocante de almendra y mezclamos todo bien. Reservamos.
Fundimos el chocolate al microondas, cada 20 segundos lo sacamos y removemos hasta que esté bien derretido (esto nos llevará  1 minutos + /-). Pintamos nuestros moldes de bombones con el chocolate fundido  y esperamos que se seque la primera capa antes de pintarlos con el chocolate por segunda vez. Dejamos enfriar (en un par de minutos estará). Rellenamos cada bombón con nuestra crema de patata y los sellamos con chocolate. Tapamos con papel de aluminio y dejamos unos minutos en el frigorífico antes de desmoldar.
Tostamos un poco de coco en una sartén (sin aceite), removiendo para que no se nos queme y cuando esté doradito será la arena de nuestra playa particular. A modo de rocas preparamos unos chips de patatas.

Chips de patata:

Encendemos el horno a 200º.
Pintamos la bandeja del horno con aceite de girasol. Colocamos encima nuestras rodajas de patata, las pincelamos con aceite de girasol y espolvoreamos con azúcar y en 5 minutos estarán. Las introducimos en chocolate fundido caliente y las dejamos secar sobre una rejilla.






Otra versión:
Rocher de patata y coco en capsula de obulato:

 Hacemos una bolita con la masa dulce de patata y coco, la rebozamos en el crocante de almendra y la cubrimos con chocolate.







Rocher de patata y coco

domingo, 17 de marzo de 2013

Mascarpone, Fresas y Lavanda en un Bizcocho


No se si a ti te pasará, pero a veces, cuando hago alguna receta que me sale sobre la marcha, es decir improvisando con lo que hay por el frigorífico o la despensa, siempre pienso que seguro que en ese momento en algún lugar del mundo mundial hay alguien que está haciendo lo mismo que yo y que esta elaboración que creemos es “solo” nuestra pues, ya la hizo alguien o la va a hacer. Eso sin contar que a veces ves una foto o lees una receta y tú crees que  la has olvidado por completo, pero no, no ha sido así ha quedado aparcada en algún lugar del consciente, subconsciente o inconsciente ¡Vete tú a saber! Y un día aparece en todo su esplendor y hasta tu mismo te sorprendes de la creación. No se ni por qué te cuento esto, debe ser que estoy pensando qué preparar con la caja de fresas que me han regalado y he pensado compartir contigo mi “invención”:

MASCARPONE, FRESAS Y LAVANDA EN UN BIZCOCHO.


Ingredientes:

Bizcocho Genovese:
3 huevos.
100 grs harina tamizada.
100grs azúcar.

Mermelada de Fresas y Lavanda:
Preparada con anterioridad.


750 grs de fresas maduritas.
200 grs de azúcar morena.
300 grs de azúcar blanca.
1 c.s de flores de lavanda.
1 vaina de vainilla.





Crema de Mascarpone:
250 grs de Macarpone.
100 grs de queso crema.
3 c.s de azúcar.

Elaboración:

Bizcocho Genovese:
Precalentar el horno a 180º.
Separar las yemas de las claras,  montar estas últimas a punto de nieve con una pizca de sal y 5 gotas de vinagre y reservar.
Batir las yemas junto con el azúcar hasta que estén espumosas y blanquecinas, añadir la harina tamizada, mezclar e ir incorporando poco a poco las claras, con movimientos envolventes.
Poner un papel de hornear en la bandeja, extender la masa del bizcocho y meter al horno.
Cocer de 8 a 10  minutos en el horno ¡Ojo que no se nos pase! (queremos un bizcocho flexible).
Lo sacamos del horno y lo envolvemos en un paño de cocina, enrollándolo (para que luego al hacer el tronco no se nos rompa) y lo dejamos enrollado mientras se enfría.

Mermelada de Fresas y Lavanda:
Limpiamos bien las fresas, le retiramos el pedúnculo y las partimos a la mitad. Ponemos las fresas junto con el azúcar, la vaina de vinilla abierta y rallado el interior y las flores de lavanda a cocer a fuego bajo. En unos 35 minutos estará nuestra mermelada. Podemos triturarla, pero a mí me gusta encontrar tropezones y no lo hago. No le pongo limón porque las fresas son ya de por sí un poquito ácidas. El azúcar moreno a parte de su agradable sabor, hace que la mermelada tenga un tono más oscurito. Metemos en los botes y dejamos enfriar. No la pongo al baño maría porque será de consumo rápido. Se puede congelar.

Crema de Mascarpone:
Mezclamos los dos quesos con el azúcar.


Presentación:
Desenrollamos el bizcocho y sin llegar a los bordes lo pintamos generosamente con la mermelada, encima extendemos la crema de queso y sobre esta una capa de láminas de fresas frescas. Enrollamos con cuidado y con el resto de la crema cubrimos por fuera nuestro bizcocho. Decoramos al gusto y… ¡Ya está!

Rápido, Fácil, Bueno, Bonito y...Barato

viernes, 15 de marzo de 2013

Empedrado de alubias blancas con bacalao y anchoas


 ¡Mecagoentoloquesemenea y en gran parte de lo que permanece quieto también! no sé si la culpa la tuve yo,  la tuvo el carnicero, la tuvimos los dos o no la tuvo nadie, pero… que rabia  y cabreo que  me  entró ayer al llegar a casa pasada por agua, después de dos días lloviendo con todas las ganas y alguna más, sacar las bolsas de la compra, ir a colocar las cosas y ver que me habían dado... ¡un gato por una liebre!¡ que esa era  la compra de otra persona! .Tenía previsto hacer  la pechuga de pollo que  le había pedido al señor carnicero y,  acompañarla de una ensalada. Cuando abrí el paquete de la carnicería, se me transfiguró la cara, el rostro y el semblante, todo junto y a un mismo tiempo, al comprobar con mis propios ojos (sí, los míos y los propios) pues… como que me resultaría difícil poner a la plancha el pie de cerdo que me encontré,  sobre todo porque estaba en salazón. Para más inri, eran las 3, la carnicería estaba cerrada y malditas las ganas que tenía de salir a cambiar el pie, la pierna o lo que fuera aquello con la que estaba cayendo del verbo llover. Pues nada,  hoy (tercer día de diluvio) le devolví el pie al carnicero (dicho así como que suena... por lo menos raro) y ahora te mostraré lo que improvisé ayer con alguna lata y poco más, siguiendo la idea primera de la ensalada:

EMPEDRADO DE ALUBIAS BLANCAS CON BACALAO Y ANCHOAS



Ingredientes (4 personas):
250 grs de alubias blancas cocidas (de bote).
300 grs de bacalao desalado (en refrigerados).
4 anchoas.
2 huevo cocido.
2 tomates.
½ pimiento verde.
2 cebolletas.
1 diente de ajo.
½ c.c de alcaparras muy, muy picadas.
2 c.s Vinagre de Módena
6 c.s Aove.
Perejil.

Elaboración:

El bacalao no tiene que ser lomos, nos vale con el desmigado siempre y cuando esté desalado.
Sacamos las alubias del tarro y las lavamos bien con agua fría, escurrimos y reservamos.
En un bol preparamos un aliño mezclando el aove con el vinagre de Módena, las anchoas picadas (casi molidas), el ajo, el perejil  y las alcaparras.
Reservamos un poco de huevo duro y cebolleta picados para decorar, el resto junto con el tomate y  el pimiento muy picados los maceramos en el aliño.
Ponemos un aro de servir en el plato y colocamos una capa de alubias, encima el bacalao y encima la ensalada aliñada, rematamos con la cebolleta y el huevo duro y lo coronamos con unas aceitunas negras.


miércoles, 13 de marzo de 2013

Café, Licor de Café y Nueces... en un bizcocho


Las tardes de los lunes las suelo pasar entre costuras,  como el libro de M. Dueñas, bueno mejor dicho entre hilos, lanas, tijeras, dedales, agujas de calcetar, de las de coser, de las de crochet…¡ mira que las hay diferentes! Antes de esto, tenía la impresión de que las agujas de calcetar tenían imán pues no entendía como cuando la gente tejía una bufanda, por ejemplo, las dos agujas tenían las punticas siempre pegaditas y lo más desconcertante, cómo conseguían hacer puntos y coger las lanas así, sin un ganchito ni nada. Este misterio lo estoy resolviendo poco a poco y de momento ya sé que no tienen imán alguno. Esto es como otro mundo  pequeñito dentro del mundo mundial. Asisto a  un club de punto,  patchwork  y demás artes aplicadas, donde quien sabe enseña al que no, aquí  he visto chismes para estas cosas que no creía que existieran y  aprendido muchisísimo, pero lo mejor  de lo mejor es la gente que lo forma, los buenos ratos que pasamos y las risas que nos echamos. Ahora bien, como  casi todo  en esta vida, tiene un “pero” y es que no hay cafetera, ¡con lo bien que sienta un café a media tarde! y si es en buena compañía…Para qué contarte. No sé si tú asistes a algún club y si  dispones de cafetera, pero seguro que lo que si tienes es  un ratito para compartir:


CAFÉ,  LICOR  DE CAFÉ  Y NUECES... EN UN BIZCOCHO


He seguido una receta del libro Easy Baking de  L. Collister, pero le he puesto por mi cuenta y riesgo el toque meigo  del licor de café (y creo que gana un par de puntos o tres).

Ingredientes (6 / 8 raciones):

140 grs de harina.
100 grs de azúcar moscovado.
90 grs de mantequilla a temperatura ambiente.
½ sobre de levadura Royal.
1 huevo batido.
4 c.s de café expreso frío.
4 c.s de licor café.
Pizca de sal.
70 grs de nueces peladas.

Elaboración:

En un bol grande ponemos la harina, sal y azúcar moscovado, removemos bien y le añadimos la mantequilla que la iremos mezclando con los dedos… de las manos. Cuando está bien, pero bien mezclada separamos y reservamos cuatro cucharadas (ya verás para qué).
Añadimos la levadura, mezclamos e incorporamos el huevo batido, el café y… Tachín, tachán el licoooorcillo junto con 50 grs de nueces.
Encendemos el horno a 180º
Vertemos en un molde antiadherente pequeño (17 X 8 cm). No lo he enharinado y se ha desprendido perfectamente.
A las cuatro cucharadas de masa reservada le añadimos el resto de nueces y esto se lo ponemos por encima a la masa, quedará durito formando una costra (o si lo prefieres en inglés: Crumble)
Cocemos durante 25 minutos a 180º.


Nota:
El azúcar moscovado, también se conoce como azúcar húmedo, azúcar moscabado y azúcar de Barbados. Se obtiene de la caña de azúcar y casi no sufre refinamiento. Tiene un fuerte sabor a melaza, algo amargo, con sabor a nuez, caramelo y notas de mantequilla. Es por eso que creo acompaña tan bien al café y las nueces.
Según N. Segnit, para activar los elementos de sabor de los frutos secos, antes de triturarlos o  incorporarlos a los bizcochos hay que tostarlos y luego retirar la piel amarga.

domingo, 10 de marzo de 2013

Pollo Marinado y Caramelizado con Fideos de Arroz

He ido “al Ikea” y cuando lo hago es en bus, por economía en su más amplia acepción: economía de tiempo,  de espacio, economía espaciotemporal, de salud pública y la más importante la doméstica. Dicho así, seguro que lo único que he conseguido es generarte un “quémestascontando”, no te preocupes que te lo explico: economía de tiempo porque el bus para justo detrás de casa y me deja casi, casi, en las escaleras mecánicas del Ikea. Tardo más en bajar hasta el garaje, acomodarme en el coche, encontrar el mando a distancia de la puerta y llegar hasta la calle. Vamos que a estas alturas ya estoy en la zona de las lámparas. En el bus no tengo maletero he de cargar con las bolsas yo solita y a empujones con el resto de los usuarios lo cual obliga a cierta moderación en la compra y a esto añado que mi casa grande, grande no es (economía espacial).  La  economía espacio temporal surge como apremiante necesidad a mi buena desorientación en los párquines y garajes; tengo una innata tendencia a ir siempre en la dirección opuesta a donde dejé el coche, más de una vez he creído que me lo habían robado, eso sin contar alguna otra que he intentado abrir el que no era mío. Sin esta preocupación ya sólo tengo la de encontrar la salida del mismísimo Ikea (que se las trae). Como ves sigo ahorrando. Economía de salud, si invierto en pocos cacharros menor es la cantidad de escusas convincentes a lo esquelonecesito, esquenotenía que tengo que buscar, cosa que estresa bastante tanto a mí como a quien tiene que oír mis torpes justificaciones y respecto a la  economía doméstica, obviamente esta es  de sobra conocida por ti, por mi y por la mayoría de los mortales. Por cierto, ya te contaré a quien me encontré allí. Ahora hay que preparar algo para comer ¿Te apetece?:

POLLO  MARINADO Y CARAMELIZADO ACOMPAÑADO DE 
 FIDEOS DE ARROZ CON VERDURITAS.

  
Ingredientes (2 personas):
½ pechuga de pollo sin piel marinado.
150 grs de fideos de arroz.
½ zanahoria muy picada.
½ cebolleta picadita.
½ diente de ajo muy picado.
Unas hojas de menta.
2 c.s de azúcar.
 Aceite de Oliva Virgen Extra (aove)
Marinada del pollo:
El zumo de 1 naranja.
El zumo de ½ lima.
El zumo de ½ pomelo.
Un trocito de jengibre fresco picado.
2 clavos de olor
3 semillas de cardamomo.
¼ c.c de semillas de cilantro.
¼ c.c de macís.
¼ c.c de pimienta de sichuán.

Elaboración:

 Mezclamos los zumos, les añadimos el jengibre y las especias machacadas y aquí  ponemos el pollo cortado en tiras a marinar  (una hora  mínimo).
Ponemos  abundante agua con sal a hervir y cuando rompe el hervor añadimos los fideos, apagamos el fuego y dejamos 4 minutos. Luego los pasamos a agua fría, los escurrimos y reservamos.
Ponemos 2 c.s de aove y añadimos las verduras muy picaditas, las rehogamos bien durante 6 ó 7 minutos y le añadimos los fideos, un par de vueltas y están (reservar al calor sin fuego)
En una sartén ponemos 2 c.s de aove y cuando esté caliente echamos el pollo, un par de minutos, dándole vueltas, que quede sellado pero no muy pasado, le añadimos el azúcar y dejamos que se caramelice hasta el punto que nos guste (si es mucho, tener en cuenta que amargará un poco) Verter sobre nuestros fideos y servir acompañado de la salsa al gusto.



Propuestas de Salsas:
Soja (mezclada con un poquito de zumo de lima y aove)
Agridulce (la que venden preparada)
Agridulce picante (a la salsa agridulce normal le ponemos cebolleta, guindilla roja, menta, zumo de lima y aove y mezclamos todo muy bien).
Tomatillo Verde (la mejicana, con cebollita muy picada y cilantro).