viernes, 31 de mayo de 2013

Espárragos rellenos de Surimi en un Canelón de Aguacate y Salmón

La primavera es época de espárragos, que se lo digan a los navarros. Pero no sólo en Navarra se cultivan buenos espárragos. En Zamora, también los hay excelentes. Recuerdo que en mi época de universidad, hace  varios años, algunos lustros y más de una década… ¡madre, cuánto tiempo!!! tenía una compañera en la facultad  (de la zona de “Tierra del Vino”) que sus padres plantaban, cuidaban y recogían espárragos que luego llevaban a vender a la cooperativa. Era un trabajo muy duro, pues según me contaba, había que estar muy pendientes para que no les diera el sol, porque entonces su punta se ponía morada y ya no  se los aceptaban. Así que normalmente, con las primeras luces del día era cuando le dedicaban los cuidados necesarios a tan frágil y delicado tesoro. Cuando tenían excedente, bien por rechazo de la cooperativa, bien porque ellos decidieran no llevarlos, parte de esos espárragos llegaban en forma de maravillosas  y grandes bolsas a nuestras manos y ahí empezaba el proceso de buscar formas de prepararlos y conservarlos. Hacíamos nuestras propias conservas y disfrutábamos de su sutil sabor preparándolos de varias maneras (con cebolla y sin ella, con ajo y sin él, en tortilla o en revuelto... hasta aquí llegábamos). Para resarcirme de aquella época de escasez, hoy voy a tirar la casa por la ventana y mira lo que he preparado:

ESPÁRRAGOS RELLENOS DE SURIMI EN UN CANELÓN DE AGUACATE Y SALMÓN
 (y la salsa de chutney de mango)


Ingredientes (2 personas):

2 espárragos de Navarra extra gruesos (en conserva).
3 c.s de Surimi picado.
2 – 3  lonchas de salmón ahumado.
1 aguacate grande al punto.
Salsa:
2 c.s de chutney de mango.
3 c.s de mermelada de mango (opcional)
2 c.s de aove.
1 c.s de zumo de lima.
Pimienta negra recién molida.
Unas  ramas de cilantro (sustituible por perejil) picadito.



Elaboración:

En la zona de trabajo extendemos un trozo de papel film doblado (será amplio pues en él envolveremos el canelón)
Escurrimos y secamos un poquito los espárragos, los cortamos a la mitad longitudinalmente y con ayuda de un acanalador (o un cuchillo con punta) le hacemos un hueco en el interior  de las dos mitades, que rellenaremos con el  surimi y le ponemos  mermelada de mango encima (la que sobre irá para la salsa).
  Volvemos a “reconstruir” el espárrago ya relleno y lo reservamos  en un plato en el frigorífico. Mientras:
 Partimos longitudinalmente y a la mitad el aguacate, le retiramos el hueso y luego la piel y lo cortamos en rebanadas muy finas (para que no se oxide lo regamos con unas gotas de zumo de lima (o limón).
Colocamos sobre el papel film una capa de aguacate, montando un poquito unas láminas sobre otras, formando un rectángulo del largo del espárrago (o una pizca más, para luego cortar las puntas y que quede chulo) y del ancho suficiente  como para enrollar el canelón.
Cubrimos el aguacate con una capa de salmón  y sobre el salmón colocamos el espárrago relleno (yo lo puse en el centro, pero quizás quede mejor un poco hacia un borde) y con ayuda del papel film  vamos enrollando. Apretamos los extremos del film para que quede bien formado el canelón. Reservamos en frío.  Aprovechamos para hacer la salsa:
Mezclamos  bien el chutney  y la mermelada de mango (he utilizado una que había preparado yo, pero si no tienes se puede sustituir por mermelada de ciruela) le añadimos la pimienta y el zumo de lima y removemos hasta que se integre todo bien, añadimos el aove y mezclamos con ayuda de unas varillas pequeñas (o batiendo con un tenedor), debe quedar todo emulsionado. Picamos menudito el cilantro y se lo añadimos a nuestra salsa. Reservamos. 

Emplatado:

Podemos presentarlos individualmente o todos en una bandeja.
Canelón "a vista de pájaro"

Desenrollamos con cuidado los canelones (para que no pierdan la forma) y le recortamos los extremos (para que se vea un poco su belleza interior) los regamos por encima con la salsa  y podemos decorar con un poco de aguacate,  con lo que quitamos del espárrago muy picadito, con unas ramitas de cebollino… ¡qué te voy a contar que tú no sepas!!!!







martes, 28 de mayo de 2013

Peras: Bizcocho en un bote y Chips

El otro día Sofía mostraba algunas dudas acerca de los gnomos, deseo que esto que voy a escribir se las despeje un poquito:
A diferencia de los hombres, los gnomos aprenden del pasado y tienen además la capacidad de predecir el futuro y aprender de él. Su nombre se deriva de la palabra griega gignosko   (“aprender, comprender”), y la principal característica de los gnomos es su aguda comprensión de todos los aspectos del Cosmos. Los gnomos miden unos 12 cm de estatura, con los miembros en proporción. Se parecen a los pobladores del país donde viven, de modo que un gnomo de Pekín tiene aspecto de chino y un gnomo peruano se parece a un nativo de los Andes, etc. Aparte de su pequeño tamaño, una notable diferencia entre los humanos y los gnomos es su eterna expresión de buen humor. No se dejan abatir por las preocupaciones, como los humanos, practican festejos terapéuticos y, como consecuencia, viven varios cientos de años. Su dieta es básicamente vegetariana, sobre todo cereales  y raíces, aunque consumen grandes cantidades de salchichas y salsa picante durante sus festividades. Fabrican una cerveza excelente, pero la usan con moderación, excepto en algunos festivales. La receta de hoy es una de sus preferidas:

PERAS : BIZCOCHO EN UN BOTE Y  CHIPS



Ingredientes:

Para los chips de pera:



1 pera poco madura.
225 grs de azúcar.
225 grs de agua mineral.
1 c.s de zumo de limón
Un bol  grande con agua y hielo.
 Será conveniente tener un limón cortado cerca (ya verás para qué)






 Para el bizcocho de pera:
150 grs harina de repostería
70 grs de avellanas molidas (sustituibles por nueces o almendras)
120 grs de azúcar moscovado (o integral).
80 grs de azúcar blanca.
½ sobre de levadura royal.
2 huevos (M)
1 yogur de pera.
1 pera muy madura.
75 ml de aceite suave.
Pizca  (¼  c.c )de nuez moscada.
Pizca de canela.
2 clavos de olor molidos.

Elaboración:

Empezaremos con los chips de pera y para ello le pediremos la mandolina al primo McGiver, o  la máquina de cortar fiambre…  que también nos servirá.
Ponemos el horno a 125º.
Dejamos preparada una bandeja con papel de hornear o silpat, antes de empezar.
Mezclamos el agua con el zumo de limón y el azúcar en una cazuela baja y  amplia  y lo llevamos  a hervir,  para preparar un jarabe, luego bajamos el fuego y mantenemos el jarabe a fuego bajo.  Mientras:
Lavamos muy bien la pera (no la vamos a pelar) y la secamos. Con ayuda de la mandolina la cortamos longitudinalmente en láminas  finísimas (de 1 a 2  mm de grosor).

Si todavía no está nuestro jarabe apilamos la pera cortada pero antes la untamos con el limón para que no se oxide, este paso lo evitamos si el almíbar ya está.
Sumergimos, por tandas de pocas en pocas las rebanadas de pera en el almíbar hasta que estén transparentes  (unos  tres minutos),  las pasamos para el agua con hielo, en este preciso momento ponemos otra tanda en el almíbar y  las dejamos mientras sacamos las del agua las  secamos un poquito con papel de cocina y las ponemos en la bandeja de hornear, aplanando con los dedos para eliminar cualquier burbuja de aire.
Las metemos al horno y dejamos que se vayan secando suavemente, cuando  empiecen a secarse por la superficie pero sigan un poco blanditas, con mucho cuidado le damos la vuelta, para que se acaben de secar. Cuando se secan totalmente, se rompen con facilidad.
Podemos guardarlas en una caja hermética entre papel de hornear.

Bizcocho de Pera:

En un bol amplio mezclamos los ingredientes sólidos (harina, levadura, avellanas molidas, azúcar y especias) y reservamos.
Batimos los huevos y le mezclamos el yogur, cuando esté bien integrado le añadimos el aceite y seguimos mezclando.
Trituramos la pera y se la incorporamos a la mezcla anterior.
Vamos añadiendo la mezcla de ingredientes sólidos, procurando que la masa quede sin grumo alguno.
Untamos  el interior de unos tarros de cristal (yo re- utilizo los que compro de nata, porque tienen la “boca” ancha) con aceite o mantequilla y vertemos la mezcla del bizcocho en el interior rellenando cono 2/3 partes ( al cocer crecerá) y los metemos a cocer en horno precalentado a 170º unos 20 minutos. Para comprobar si están cocidos utilizamos la “Técnica del Palillo”, cuando salga limpio… Pues ya están.



Los dejamos enfriar y podemos ponerle un poco de queso crema por encima, o un “copete” de nata montada, o una espuma de pera ( con nuestro sifón )…Como tu quieras, el último toque… a tu elección que  yo no quiero aleccionarte.

sábado, 25 de mayo de 2013

Aceitunas en Hojaldre.


Del 21 de mayo al 21 de junio el horóscopo le pertenece a Géminis que es el nombre astrológico de los gemelos Cástor y Pólux (los Dióscuros), ocupantes de la tercera casa del Zodiaco. Eran hijos de Leda, seducida por Zeus bajo la forma de un cisne, y por lo tanto hermanos de Helena de Troya. Como muchos de los hijos de Zeus, vivieron una vida de aventuras durante su estancia en la tierra. Rescataron a Helena, que había sido raptada por Teseo, navegaron con Jasón y los Argonautas en busca del vellocino de oro y se fugaron con las hijas de Leucipo. Esta fue la causa del enfrentamiento que se produjo entre los Dióscuros y sus primos Idas y Linceo. Estos, también gemelos y diestros luchadores, estaban prometidos con las dos hermanas Leucípides. La víspera de las bodas, Cástor y Pólux, que habían sido invitados a la ceremonia, salieron a dar un paseo a caballo con las dos jóvenes, mientras sus primos terminaban los preparativos de la fiesta. De pronto los Dióscuros agarraron las riendas de los caballos de las jóvenes y huyeron con ellas. Mortalmente ofendidos, Idas y Linceo desafiaron a los Dióscuros. Idas mató  a Cástor, y Pólux lloró de tal modo la muerte de su hermano, que Zeus les colocó a ambos entre las estrellas. Esta pareja de atractivos aventureros perpetúa los recuerdos de su vida llena de peripecias, actuando como protectores de los marineros y de la hospitalidad. Su naturaleza es enérgica y volátil, vanidosa, locuaz y curiosa. Naturalmente, imparten estas características a algunos humanos nacidos entre mayo y junio, cuando la casa de Géminis está en el ascendente. Conozco a un par de géminis a los que quiero mucho recientemente ha sido el cumpleaños de uno y el del otro está al caer y  he querido celebrar ambos preparando  este aperitivo:

ACEITUNAS CON CAMISA




Ingredientes:


1 masa de hojaldre refrigerado.
Un bote de aceitunas rellenas de pimiento rojo.
1 huevo batido.
pizca de azúcar.




Elaboración:

Dividimos la masa de hojaldre en 2 partes (la del Lidl va de maravilla por ser rectangular). En una de las
partes colocamos las aceitunas (a lo largo, no a lo ancho) en fila, una detrás de otra  dejando un espacio de unos 4 cm entre aceituna y aceituna.
Con cuidado dejamos caer la otra mitad del hojaldre encima y marcamos bien y con delicadeza el espacio ocupado por cada aceituna.
Pintamos con huevo batido, espolvoreamos con una pizca de azúcar y al horno precalentado a 190º  unos 15 minutos aproximadamente, lo que tarda en dorarse el hojaldre.


El contraste  dulce de la chispita de azúcar con el sabor salado de las aceitunas... está pero que muy bien.

jueves, 23 de mayo de 2013

Bulgur especiado con Feta y Tomate Cherry en un Saco


He leído una entrevista que le hacen a Ana María Matute (Miembro de la RAE y Premio Cervantes, entre otros) y me he llevado una alegría enorme con lo que cuenta en ella, pues habla de algo que yo también llevo diciendo hace mucho tiempo…LOS GNOMOS EXISTEN. Y Ana María Matute les está construyendo una casita, es como de muñecas pero para los duendes  y tiene la firme convicción de que cuando esté acabada los gnomos (duendes) irán a vivir a ella. Yo sé que existen porque me han dado pruebas de ello, si no, quién esconde mis cosas a veces?  Yo las dejo en un determinado lugar y luego voy a buscarlas y no están (tienen predilección por los complementos y las gafas) o… quién hace nudos en mi pelo cuando duermo? No siempre son traviesos, hay veces  cuando duermes, que vienen despacito y te acarician la mejilla, entonces tu notas un leve roce, como si te soplaran con mucho cuidado… Esos son los duendes. Otro día te cuento las familias que hay. A los gnomos le gusta mucho comer cereales y hoy les vamos a sorprender con: 

SACOS DE BULGUR  ESPECIADO CON FETA Y TOMATE CHERRY



Ingredientes (2 personas):

1 taza de bulgur (unos 75 grs).
2 tazas de agua.
Sal (opcional).
Pimienta negra recién molida.
6 tomates cherry.
80 gr de queso feta.
Tomillo, romero,  perejil, cebollino…
2 obleas de masa brick con albahaca.
2 rabanitos (decoración)

Elaboración:

Ponemos a hervir el agua con sal y añadimos el bulgur lavado, dejamos que cueza a fuego medio hasta que absorba todo el líquido (en unos 20 minutos estará) le añadimos la hierbas muy picadita y un poco de
vista aérea
pimienta negra recién molida. Mezclamos bien.
Sobre  el centro de una oblea de brick (he utilizado unas que llevan albahaca y están buenísimas, además que creo le iban muy bien a la preparación) ponemos  una parte del bulgur  y encima el queso feta desmenuzado y 3 tomates partidos. Cerramos formando un saco que atamos (he utilizado la rama de una zanahoria, pero si no tienes nada verde, con una cuerdita de las de cocinar… también sirve). Pintamos el saco con un poquito de aceite o con mantequilla derretida y metemos al horno (180º) con el calor el queso se fundirá, el tomate se pasará lo suficiente para estar soasado y nuestro saco se dorará. Atentos a que no se nos queme el saco.


Ponemos en el plato y decoramos con un rabanito laminado y un poquito de cebollino picado.

lunes, 20 de mayo de 2013

Mijo al Nero di Sepia con Sepia Y Ensalada de Esparragos y más


Me ha propuesto Tania participar en la iniciativa “Vivir sin gluten” y mi labor consiste en preparar un plato libre de gluten. A pesar de que este blog no está especializado en esto y que yo sobre la intolerancia al gluten no tengo muchos conocimientos, sí que conozco a algunas personas que la padecen y la verdad… a veces resulta complicado encontrar productos elaborados en los que el gluten no esté presente, aquí puedes encontrar su página, donde se hace referencia a todas las ofertas que hay para celiacos. Como te imaginarás he aceptado gustosa su invitación y quiero aportar mi “platito” a esta iniciativa, he pensado que como habrá muchas recetas dulces quizás sea interesante aportar algo  salado acompañado de  algo “verde” y  para ello he preparado:

MIJO AL NERO DI SEPIA CON SEPIA


Ingredientes (2 personas):

2 c.s de aove.
1 taza de mijo (250 grs)
2- 2 ½ tazas de agua
4 c.s de vino blanco.
1 cebolleta picadita.
½  tomate muy maduro.
½ pimiento verde italiano muy picado
1 ajo.
1 ramita de perejil.
2 hebras de azafrán.
6 choquitos (sepias pequeñitas) o 1 calamar o 1 sepia (unos 250 grs)
Las tintas de los choquitos o una bolsa de tinta de calamar (de venta en los congelados).
Sal.
Elaboración:
Lavamos bien el mijo, lo escurrimos y  lo dejamos secar en un paño de cocina mientras preparamos “el fondo”.
Ponemos al fuego una cazuela con el aove y cuando esté caliente le añadimos la cebolla muy, muy picada (casi rallada) dejamos unos 5 minutos que se haga y le añadimos el pimiento también muy picado, otros 5 minutos de cocción. Mientras, machacamos en el mortero el ajo, el perejil y el azafrán, a esto le añadimos la tinta de los choquitos (o la bolsa de tinta congelada) y el vino blanco. Reservamos.
Al sofrito de la sartén le ponemos el medio tomate, sin piel, muy picado y dejamos 5 minutos más.
Ahora es el momento de añadir los choquitos (o la sepia) muy picados y rehogar un par de minutos, pasados los cuales añadimos el mijo. A todo esto le volcamos el contenido del mortero (ajo, perejil, azafrán, tinta y vino)rehogamos tres minutos, le echamos el agua y la sal y como si de una paella se tratara dejamos cocer 20 minutos al mínimo de calor, hasta que se absorbe el agua y nuestra preparación queda negra como una noche sin luna.
Nota: El azafrán desprenderá más su aroma si lo “tostamos” un poquito. ¿Cómo? Pues con papel de aluminio, doblamos varias veces un trocito de papel de aluminio y  hacemos una especie de cuchara o contenedor, sobre el que colocamos las hebras de azafrán y con ayuda de un mechero le damos un poquito de calor por abajo (muy poco) o directamente  ponemos el papel de aluminio unos segundos sobre el fuego muy bajo, hasta que el azafrán tome un color rojo fuerte (no marrón)


ENSALADA DE ESPARRAGOS Y…MAS




Ingredientes (2 personas):

1 pepino.
8 guisantes  frescos muy tiernos.
1 zanahoria de las de ramo.
2 rabanitos.
3 espárragos blancos gruesos.
4 espárragos verdes.
Unos ramitos de brócoli tierno y a poder ser ecológico.
6 tomates cherrys.
2 champiñones.
3 patatas moradas pequeñas.
½ limón (zumo)
Menta, cebollino, sal, aove.

Elaboración:

Pelamos los esparragos blancos y los ponemos a cocer al vapor  (agregamos al agua unas gotas de zumo de limón), en unos 10 minutos estarán listo. Los dejamos enfriar.
En un cazo ponemos a cocer las patatas cubiertas de agua salada.  Mientras:
Exprimimos el limón y ponemos el zumo en un bol, reservamos.
Lavamos y secamos bien nuestras verduras.  Separamos las puntas de los espárragos verdes y las reservamos. Con ayuda de una mandolina cortamos los rabanitos, las zanahorias, los tallos (parte tierna) de los espárragos verdes en forma circular. Laminamos los champiñones  y los vamos poniendo en el zumo de limón, para que no se oxiden. Desgranamos nuestros guisantes y si queremos les quitamos la piel que recubre las bolitas. Laminamos las puntas de los espárragos verdes y cortamos el pepino también en láminas longitudinales.
 Retiramos las patatas del fuego, las ponemos en agua fría, las pelamos y las dejamos enfriar totalmente antes de trocearlas.
El brócoli lo separamos en pequeñitos arbolitos, los espárragos blancos los partimos en trozos con cuidado de no molerlos  y los tomates cherrys los partimos a la mitad.
Distribuimos nuestras verduras por el plato y las regamos con el mejor aove que tengamos, unas escamas de sal y si quieres un poquito de zumo de limón como aliño…



domingo, 19 de mayo de 2013

Bombones rellenos de melocotón


Creo que hay cosas en esta vida que cuanto antes se hagan, mejor que mejor. Una de estas cosas es sacarse el carné de conducir, lo digo por experiencia propia y ajena. Yo lo saqué tarde y tardé en sacarlo lo que paso de convertirme en una conductora temeraria a una conductora temerosa. Temerosa de adelantar, de que me adelantaran, de lo que había a mi derecha, de lo que venía por detrás, de lo que se aproximaba de frente que aunque sea en la autopista, siempre creo que es por mi carril… Y no te digo cuando voy de copiloto… ya he oído varias veces y en personas distintas: “Si sigues frenando, me bajo y conduces tú”. Este temor se extiende también al taller donde siempre, siempre, voy con la sensación de que me van a tomar el pelo, tanto es así que primero suelo preguntar  a “alguien entendido” en la materia automovilística (“mi santo”, mi cuñado, mi hermano, mi vecino…) que qué es lo que le puede pasar al coche y con la respuesta que me dan voy al taller y lo suelto: “creo que es…”, así el mecánico no se atreverá a engañarme (o eso creo yo).  Aunque de todo puede pasar porque mira que piezas dijo el mecánico que tenía que quitar porque con ellas el coche no funcionaba:  

TORNILLOS DE MELOCOTÓN Y CHOCOLATE COMO BOMBONES






Ingredientes:

¾ Kg de melocotones (o albaricoques) muy maduros.
½ limón (su zumo)
1 c.s de azúcar. (más si eres muy goloso)
3 gr de agar- agar.
100 grs de chocolate (mínimo 70% cacao)




Elaboración:

Pelamos y quitamos el hueso de los melocotones o albaricoques y los pasamos por la licuadora. Al zumo que  obtenemos le añadimos el zumo de medio limón (para que no se oscurezca) y  separamos 250 grs para nuestros bombones, el resto lo podemos ir tomando mientras hacemos la receta.
Nota importante: Para desmoldar bien los bombones conviene que  untemos el molde con un poquito de aceite, así se sacarán luego más fácilmente y se romperán menos.

Fundimos al baño maría 2/3 partes del chocolate y cuando está fundido pintamos con el nuestros moldes elegidos (que quede bien cubierto, pero no un exceso exagerado de chocolate) metemos al frigorífico un par de minutos para que se endurezca y al sacarlo le volvemos a dar otra mano de chocolate, volvemos a enfriar y si lo creemos necesario pues le damos una tercera capa. Lo dejamos en el frigo mientras preparamos el relleno.


De los 250 grs de zumo separamos un poquito ( ¼ parte aproximadamente) y la llevamos al fuego en ella disolvemos el agar- agar que batimos bien y dejamos que hierva un poquito sin dejar de remover, le añadimos el resto del zumo, removemos bien y vemos que enseguida empieza a espesar, es el momento de rellenar nuestros bombones.

unos  tornillos de  melocotón y otros de  melocotón y  chocolate.
Rellenamos los bombones sin llegar  del todo a la superficie  y fundimos al baño maría el resto del chocolate, cuando esté bien fundido “tapamos nuestros bombones” Y dejamos enfriar antes de desmoldar.


























Nota: para que te quede más cremosito el interior, pon un poquito menos de agar- agar. Yo los hice espesos porque quería dejar algunos como gominolas, aunque la textura "fue" deliciosa.

viernes, 17 de mayo de 2013

Boquerones y Bizcocho hueco de Tomate


Según cuenta Almudena Grandes, decía Bigas Luna que en los únicos lugares del mundo donde se vive bien hay moscas, para él eran un seguro de bienestar, de felicidad. Estoy completamente de acuerdo, forman parte del paisaje mediterráneo, sobre todo del caluroso paisaje veraniego. Para mí, uno de los mejores lugares del mundo para vivir es Castilla y creo que es donde más moscas por metro cuadrado ha registrado el CSIC; las hay hasta en invierno que desaparecen de todos los lugares menos de allí. Se podría catalogar como la Reserva Mundial de las Moscas. Además las moscas de Castilla te cogen cariño enseguida, siempre quieren estar donde estás tú, revoloteando, posándose  en todo lo que te rodea y en ti mismo, como te digo son muy, pero que muy cariñosas. Cuando vamos, no importa la época  del año que sea a la hora de subir al coche siempre es lo mismo: “date prisa y cierra la puerta, que se vienen con nosotros”. Bromas aparte, puedo estar de acuerdo con Bigas Luna, pero… no soporto las moscas, sobre todo desde que vi la película de su mismo nombre hace…ya ni me acuerdo!!! Si hay algo que también forma parte del paisaje mediterráneo, en términos gastronómicos, eso son los boquerones y el tomate. Mira como los vamos a preparar, para hacerle un pequeño homenaje a Bigas Luna, pero sin moscas:

BOQUERONES EN VINAGRE CON BIZCOCHO HUECO DE TOMATE


Para hacer el bizcocho necesitaremos utilizar el sifón y el microondas.

Ingredientes:

Boquerones en vinagre:
Boquerones frescos.
Ajo.
Perejil.
Aove.
Vinagre (de vino blanco o manzana).
vino blanco.
Sal gorda.

Para el bizcocho de tomate:

200 grs de huevo entero.
25 grs de harina.
20 grs de tomate lio.
Sal y pimienta.
2 cargas para el sifón.

Elaboración:

Lo primero es limpiar bien los boquerones (si nos lo hace el pescadero, mejor que mejor) y dejar sus dos lomos lo más limpio posible de espinas. Es imprescindible usar sal (pero sin pasarnos) para que el boquerón quede tiesito y no se ablande. Ponemos en un recipiente hondo una capa de boquerones, le añadimos la sal y seguimos colocando capa de boquerones, espolvorear de sal y así hasta acabar con todos los boquerones. Los cubrimos con el vinagre mezclado con el vino blanco ( en proporción de 2 partes de vinagre y 1 de vino, así  nos quedarán  más suaves y no tan avinagrados al paladar) y los llevamos al frigorífico. Los dejamos como mínimo un par de horas. Los boquerones aguantan en vinagre y sal varios días, aunque  al ser un pescado azul y graso se van oxidando poco a poco.
Para servir los boquerones los sacamos del vinagre, los colocamos en una fuente, por encima les ponemos ajo y perejil muy picaditos y los regamos con un buen AOVE.
Podemos congelar los boquerones una vez limpios para evitar cualquier riesgo y luego macerarlos en el vinagre.
Bizcocho de tomate:
Mezclamos con ayuda de la batidora el huevo, la harina el tomate lio, la sal y la pimienta. Lo ponemos en el sifón y dejamos que repose en la nevera un rato. Sacamos el sifón de la nevera y le ponemos 1 carga.
Cogemos 4 ó  5 vasos de plástico y en el fondo les hacemos un corte con ayuda de un cuchillo.
Llenamos el vaso como ¾ partes  con el contenido del sifón y lo cocemos en el microondas  de 30 a 40 segundos a la máxima potencia. Dejamos enfriar y desmoldamos.







miércoles, 15 de mayo de 2013

Espárragos y Esferas de Ajoblanco


En el cine, en la moda, el arte, el diseño… y cómo no también en la gastronomía, tengo la firme convicción de que “lo menos es más” y el resultado es  casi, por no decir imposible de superar. Me explicaré mejor con ejemplos, veamos: el camisón con el que dormía Marilyn, la ropa interior que luce Sharon Stone en Instinto básico (sí, cuando cruza las piernas…), el logotipo de nike, y así… Volviendo a la cocina, el plato que te propongo hoy pertenece a este género, pero tiene su elaboración y detrás hay un tiempo que he dedicado a investigar sobre los productos que he utilizado (muy gustosamente porque el saber no ocupa lugar y produce muchas satisfacciones) que ahora comparto contigo: El sabor del esparrago se suele describir comparándolo con los frutos secos. No es pues extraño que tenga querencia por las almendras, sobre todo si están tostadas, cuya cualidad mantecosa complementa las notas bajas sulfurosas, compartidas con el ajo, del esparrago. El espárrago verde crudo sabe igual que los guisantes crudos, pero cuando lo cocinamos adquiere un sabor más umami y de fruto seco. Los espárragos se dejan acariciar gustósamente por la menta y mejor si se  “adorna” con un toque ligeramente ácido. En su libro Afrodisiacs, P. Levene comenta que el espárrago contiene un diurético que estimula los riñones y “excita los conductos urinario”. Una vez vistas las afinidades, sabores compartidos y demás propiedades es fácil  imaginar lo que he preparado:

ESPÁRRAGOS Y… ESFERAS DE AJOBLANCO.



Ingredientes (2 personas):

2 espárragos blancos frescos muy gruesos (o 4 medianos).
8 espárragos verdes frescos.
Unas hojas de menta.
10 almendras para picar y tostar.
 75 grs almendra marcona cruda (para el ajoblanco).
100 grs miga de pan blanco (de un par de días antes).
 30 ml de aove.
1 ajo (sin el gérmen)
10 ml de vinagre de vino de jerez.
400 ml de agua.
4 grs de agar- agar (+ 50 ml de agua para prepararlo).
Sal (opcional)

Elaboración:

Con ayuda del pelaverduras pelamos nuestros espárragos blancos y desechamos la base del tallo (solo un poquito, si son tiernos) a los espárragos verde los lavamos y secamos con cuidado y le retiramos la parte dura del tallos (como ¼ parte +/­-). Y los ponemos a cocer al vapor en agua aromatizada con unas hojas de menta y sal (opcional) en unos 5 minutos estarán. Apaga el fuego, pero déjalos al vapor.
Mientras picamos nuestras almendras y las tostamos en una sartén sin aceite, removiendo para que no se quemen.
Preparamos el ajoblanco: trituramos el ajo, las almendras, u poquito de sal y la miga de pan, añadimos el agua, el vinagre y el aove y mezclamos bien, bien (para esto está el vaso americano, la thermomix o la batidora de toda la vida) probamos el punto, por si hay que rectificar de sal o vinagre (esto es a gusto de cada cual).  De este ajoblanco separamos  300 ml (si sobra algo, al frigorífico para otro momento) que será el que utilicemos.
Calentamos los 50 ml de agua y disolvemos con ayuda de varilla el agar- agar, dejamos un segundo (se hará como una pasta) e inmediatamente le añadimos el ajoblanco, removemos muy, muy bien y lo ponemos en nuestros moldes a enfriar o cuajar, cosa que no tardará mucho.
Yo he utilizado unos moldes redondos de hacer cubitos de hielo, pero se pueden utilizar por ejemplo… con forma de corazón para alguien muy especial, o con forma de… lo que tú quieras.
Ya está todo preparado, vamos a montar el plato:
Esparcimos por el fondo las almendras doraditas, colocamos encima nuestras esferas de ajoblanco, estratégicamente dejamos caer los esparragos y sobre el conjunto un hilito del mejor aove que tengamos. El punto glamour (o friki, según) se lo he dado con unas escamas de sal de oro (hand made by mi misma).

Sugerencia: yo tenía preparado  aceite de menta, que como decía Julio Iglesias: “le va, le va, le va….” fue la que le puse a los espárragos, al ajoblanco le puese aove, sin más.


Con esta receta participo en el Reto de Mayo de Cocineros del Mundo en  Google+ en el apartado salado. (http://cocinerosdelmundodegoogle.blogspot.com.es/ )


lunes, 13 de mayo de 2013

Mariquita de Galleta y.. sus vestiditos.


Como ya sabéis soy castellana, justo de donde se juntan la tierra del pan y la tierra del vino, vamos…  del mismo centro! y he tenido la gran suerte de conocer  bisabuela.  Me contaba mi bisa  que una vez al año llegaban los vareadores por el pueblo (generalmente en primavera) y se sacaban los colchones de lana para que los varearan para el resto del año, también en primavera las abuelas que los tenían, sacaban los mantones de manila y los dejaban una noche al sereno “para que no cogieran vicio”, mi madre por primavera solía sacar  las plantas al patio y todo el pueblo por primavera “sacaba al Santo” para pedir agua para el campo ( poco después sacaban a la Virgen para  suplicar que dejara de llover, cosas de la climatología). Cuando llega la primavera yo también saco algo, no el colchón de lana… no, ni tampoco el mantón, ni flores ni vírgenes ni santos, yo saco mis mariquitas de sus cajas, para que les dé un poquito el aire y ver si están todas bien y coincidiendo con que llega el cumpleaños de una persona pequeña a la que quiero mucho, mis mariquitas han inspirado su regalo de cumple que te enseño, por si tú también quieres hacer algo parecido para alguien a quien quieras mucho:

MARIQUITA DE GALLETA Y SUS VESTIDITOS



Lo primero que hice fue buscar algo que me sirviera para hacer el patrón, así que compre una tela que tenía dibujos de muñecos y la fotocopié varias veces para hacer mi plantilla (como cuando hice la de las gafas). Luego preparé la masa de galletas, y con mis plantillas y un bisturí (podía haber utilizado un cuchillo de punta, pero me sentía más “pofesional” con el bisturí en la mano) recorté los moldes. Guardé las plantillas que me servirían para cortar el fondant sobre el que pinté la mariquita y sus vestidos.

Ingredientes:
125 grs de harina de todo uso.
50 grs de azúcar glas.
30 grs de almendra molida.
90 grs de mantequilla a temperatura ambiente.
1 yema.
Fondant blanco.
Colorantes alimentarios en gel y en polvo.

Elaboración:
Tamizamos en un bol  la harina, el azúcar y la almendra y le añadimos la mantequilla que mezclaremos con los dedos, poco a poco hasta que esté perfectamente integrada, momento en el que añadimos la yema y mezclamos bien, bien, bien. Envolvemos en papel film y refrigeramos 1 hora.
Sacamos la masa, la estiramos, cortamos nuestras galletas y las vamos colocando sobre el silpat en la bandeja del horno, cuando ya tenemos todo recortado, guardamos la bandeja en el frigorífico (o en el congelador)  un ratito, el tiempo en que se precalienta el horno, es decir 10 minutos, que se enfríe la masa.

Cocemos a 170º de 10 a 12 minutos. Cuando los bordes empiezan a tomar color, apagamos el horno y dejamos nuestras galletas unos minutos (2 ó 3) más en el horno. Sacamos y dejamos que se enfríen bien antes de manipularlas, para evitar tragedias. Yo suelo ponerle el fondant al día siguiente y espero otro día para pintarlas. Pero es que aquí (A Coruña, al lado del mar) tarda más en “secar” la masa. 
A lo mejor se puede poner el fondant por la mañana y decorarlo por la tarde (como tu veas).
No tires la tela, ni se te ocurra, puedes hacer muchas cosas... decorar una camiseta, una bolsita para guardar el bocata...
con el recorte de tela... decoré una camiseta.

sábado, 11 de mayo de 2013

Galletas de Pétalos de Rosa y Naranja


“Que por mayo era, por mayo, cuando hace el calor, cuando los trigos encañan y están los campos en flor…” Así dice el romance del prisionero, así lo canta Amancio Prada y así están ahora mismo los campos, que es una alegría mirarlos. Cuando yo era pequeña el mes de Mayo se dedicaba “a la Virgen”, y es  que en este país hemos sido muy de pedir a la  vírgen,   montar cristos y  quedarnos ´pa vestir santos. Volviendo a mi niñez, recuerdo que en clase montábamos un pequeño altar y cuando acababan las clase con la monja de turno o la maestra que tocara cantábamos el “venid y vamos todos…” y luego leíamos la flor, que no era otra que un papel doblado, elegido al azar entre tantos como días tiene el mes de mayo y en el cual estaba escrita la buena acción que se esperaba de nosotros para ese día. Al día siguiente seguíamos yendo todos y sacábamos otra flor y así hasta agotar las flores y los días del mes. He pensado que tu y yo podemos hacerle un guiño a este fantástico y florido mes con:

GALLETAS DE PÉTALOS DE ROSA Y NARANJA



Ingredientes:

250 grs de harina de todo uso.
100 grs de azúcar glas.
Pizca de sal.
60 grs de harina de almendra.
175 grs de mantequilla a temperatura ambiente.
1 yema.
2 c.s de agua de rosas (uso alimentario)
2 ó  3 c.s de pétalos de rosas.
Ralladura de ½ naranja.






Elaboración:

Lavamos bien, secamos la naranja y la reservamos hasta su uso.
En un bol amplio tamizamos la harina, sal, azúcar y harina de almendra. Añadimos la mantequilla y lo mezclamos bien con los dedos, empezaremos con una mezcla como si fuera pan rallado y acabaremos con una masa compacta, a la que añadimos el huevo, el agua de rosas y rallamos la naranja, esto lo  integraremos perfectamente. Añadimos los pétalos de rosa y procuramos que queden bien distribuidos por toda la masa.
Envolvemos la masa en film y dejamos que repose en la nevera (mínimo un par de horas).
Extendemos la masa como de ½ cm de grosor, cortamos las galletas (y si así lo deseamos las decoramos con otros cortadores,  con moldes de decoración, con un palillo…) las colocamos sobre papel de hornear en la bandeja y las dejamos en el frigorífico mientras se precalienta el horno a 170º unos 10 ó 12 minutos.
Cocemos las galletas durante 10 minutos, sacamos y dejamos enfriar en la bandeja.




El resultado son unas galletas aromáticas y delicadas.


Nota: Los pétalos de rosas los venden en los herbolarios, pero si tienes rosas en casa y no les echas ningún producto químico, puedes secar tus rosas (al aire en un lugar seco y oscuro)  y guardar los pétalos. Las ideales son las pequeñitas que huelen mucho.

Las mismas galletas con otra decoración.