miércoles, 31 de julio de 2013

Brevas con Jamón, Queso fresco y Orégano

Hace tanto calor estos días que parece que estuviéramos en verano. Sólo de pensar que hay que entrar en la cocina para preparar la comida me hace sudar. El calor viene acompañado de una necesidad de perreo que ´pa qué. Sólo apetece estar tirado a la sombra, como el perro, y si entras en la cocina que sea para abrir la puerta del frigorífico y meter la cabeza bien adentro, hasta el mismísimo congelador que mucho no hace, pero algo alivia. Dice la vecina  que  es otra ola de calor, tanto como ola no me parece a mí. Claro que a lo peor, lo de ola es por la tormenta del otro día ¡santo dios! Caían gotas del tamaño de una pelota de tenis, que en poco y menos prepararon  delante de la casa un charco que parecía el lago Ness, que allí sólo faltaba el monstruo. Hoy no llueve (ni creo que lo haga) pero a las ocho de la mañana ya hacía un calor que ríete tu de una travesía a pie por el desierto. Lo dicho, que no tengo ganas de cocinar, que hoy la cocina no se enciende y no se enciende. Pero sin comer no me voy a quedar, tengo sopa fría de pepino de ayer  y mira  con que la voy a acompañar:

BREVAS CON JAMÓN, QUESO Y OREGANO FRESCO




Ingredientes (2 personas):

2 brevas  maduras (al punto)
2 tarrinas pequeñitas de queso (bajo en sal)
4 - 5 lonchas finas de jamón (si es ibérico mejor)
Unas ramitas de orégano fresco.
1 naranja.
un poquito de aove (opcional)






Elaboración:

Lavamos la naranja, la secamos y sin retirarle la piel  cortamos dos rodajas como de 1cm de grosor.
Lavamos bien la breva, la secamos y la cortamos en rodajas (como de ½ cm de grosor, me salieron  5 más la de arriba).
Sacamos el queso de la tarrina y lo cortamos en 5 lonchas.  El jamón también lo cortamos en cinco trozos.

Colocamos una rodaja de breva encima ponemos dos hojitas de orégano, el jamón doblado (para que no sobresalga en exceso) y rematamos con el queso. Repetimos el proceso hasta acabar las 5 partes de todo y tapamos con “la visera” de la breva. Lo sujetamos con un palillo sobre una base realizada con la rodaja de naranja.
puedes regarlo con unas gotas de aove.



otra forma de llevarlo a la mesa...

domingo, 28 de julio de 2013

Mousse de Gominolas de fresa y agua de rosas con Yogur.

Es que estaba cantado. Ni dos meses, esta vez  el noestoypanadie no ha durado ni dos meses. Que a qué me refiero? Pues al último gran amor de Maruchi, al que había calificado como el definitivo y gran hombre en su vida que era atento, agradable, muy caballeroso y antes también era simpático ahora según ella estaba llegando al nivel de verdadero payaso (cosas que tiene la evolución). Como ella todo lo hace muy deprisa, la noticia de que había encontrado al hombre definitivo ya se la había dado hace tiempo a su madre y ahora no se atrevía a decirle que era otro santo más desvestido, capítulo pasado. Hoy me ha confesado que cuando esté un poco recuperada de este desencuentro (así lo llama ella)lo va a intentar por otros métodos y que está convencida de que “la cosa” le va a salir si no muy bien, por lo menos bien. No he querido preguntarle nada, de nada, la he dejado desahogarse  y luego la he invitado a que probara una nueva receta dulce, creo que necesitaba poner algo dulce en su recién estrenada estoymássolaquelauna. Ya te iré informado de los avances o retrocesos del estado anímico de Maruchi, mientras tanto quédate con  la parte dulce:

MOUSSE DE GOMINOLAS DE FRESA Y AGUA DE ROSAS CON YOGUR


  
Ingredientes (4- 6 personas):

1 sobre de gelatina (en polvo) sabor fresa.
6 hojas de gelatina neutra.
200 ml de agua.
50 ml de agua de rosas.
75 grs de azúcar.
250 ml de agua fría.
1 yogur griego




Elaboración:
Ponemos las hojas de gelatina a rehidratar en agua fría.

En un cazo ponemos los 200 ml de agua, el agua de rosas y el azúcar a calentar al fuego, cuando rompe el hervor añadimos el sobre de gelatina en polvo sabor fresa, removemos bien hasta que esté completamente disuelta. Fuera del fuego mezclamos con los 250 ml de agua fría. Vertemos en una bandeja honda y llevamos al frigorífico por una hora ( yo me pasé con el tiempo, lo tuve más de 3 horas).

Sacamos la preparación y con la batidora de varillas montamos la gelatina, es decir, le incorporamos aire.  Esta preparación la vertemos en un molde forrado con papel film y dejamos que repose toda la noche en el frigorífico.  Llegados a este punto cortamos (con ayuda de moldes cortapastas y con la forma que deseemos) unas  gominolas para la decoración y  el resto lo mezclamos con el yogur griego y  volvemos a darle aire con la batidora de varillas  para hacer una deliciosa mousse.

La receta la he tomado prestada de Belén yo le he hecho algunas variaciones (agua de rosas y yogur) para arreglar el desaguisado de dejarla demasiado tiempo enfriando y el resultado no ha estado mal del todo las personas que lo probaron dieron su aprobación y pidieron la receta.
Nota: Pienso probar con otros sabores...Ya te contaré.
















jueves, 25 de julio de 2013

Atún con Garbanzos y Brócoli

Hace unos días que hemos entrado en la quinta casa del Zodíaco y yo, despistada del todo. El león que la domina es una de las criaturas más poderosas del zodíaco, porque está  emparentado tanto con el sol como con la luna. En una de sus primeras manifestaciones, vivió en la tierra como el León de Nemea, hasta que Hércules lo mató y se hizo una armadura con su invulnerable piel. En tiempos más felices, Leo fue adorado por muchas razas de la antigüedad. Aún se le considera como el símbolo arquetípico del valor, la nobleza y el espíritu emprendedor. Pero le gusta la comodidad tanto como a cualquier otro felino y se pasa gran parte del tiempo roncando en su guarida. Cuando está despierto es una criatura magnífica, con sus ojos amarillos echando llamas como el sol y su melena brillando como si fueran sus rayos; pero no le gusta esforzarse y pronto vuelve bostezando hacia las sombras. A pesar de sus colmillos, es un animal amigable y afectuoso, padre amante de sus cachorros y esposo protector para la leona. Irradia confianza y seguridad, pero su tremenda fuerza también despierta admiración. A veces esto le hace volverse un poco vanidoso y dictatorial y entonces usa su fuerza para mandar, más que para dirigir. Leo reina sobre los meses de pleno verano, cuando su prima, la luna, está en su posición más alta en el cielo. Los humanos nacidos a finales de julio o principios de agosto suelen encontrarse bajo su influencia. No soy del horóscopo Leo, pero  sí que comparto con él, al menos en verano, la afición por roncar en la guarida y lo de esforzarse poco, tanto comparto esto último que mira que cosa más sencilla he preparado para comer:

ATÚN CON GARBANZOS Y BRÓCOLI 
(atún con Tajín al romero acompañado de  hummus y tallos de brócoli)



Ingredientes (1 persona):

1 taco de atún de unos 200 grs.
Romero fresco (unas ramas).
 2 c.s de salsa Tajín (chiles secos y lima).
Tallos de brócoli.
½  ajo.
Pimienta negra recién molida.
Aove.




Elaboración:

Sobre papel film de cocina (para facilitar el rebozado)  echamos nuestra salsa Tajín y con ella “rebozamos” el taco de atún por todos los lados. Al atún le clavamos unas hojas de romero fresco (penetran con mucha facilidad) por todas sus caras, para que le den su puntito de sabor.
Dejamos envuelto en el film, mientras preparamos el brócoli.
 Pelamos el “troncho” del brócoli (este era de cultivo ecológico, pequeño y  muy tierno), lo cortamos en láminas muy finas le picamos por encima el ajo, lo espolvoreamos con una pizca de sal y otra de pimienta negra recién molida y un chorrito de aove (tiene un sabor realmente sorprendente y delicioso).

Carpaccio de tallos de brócoli con Tajín, sencillamente delicioso
En una sartén o plancha ponemos una cucharada de aove y cuando esté bien caliente vamos sellando por todos los lados nuestro atún. No lo hacemos demasiado, con un minuto y medio por cada lado y por los bordes estará más que suficiente,  el centro del atún no tiene que quedar hecho.



Nota: La salsa Tajín la encuentras en tiendas de comida sudamericana y en el Corte Inglés,  pica muy poco, lo justo y tiene un agradable sabor cítrico.
También puedes probar a rebozar los tallos de brócoli, quedan deliciosos y muy crujientes:




martes, 23 de julio de 2013

Gambones Asados al Aroma de Pino Piñonero

No sé muy bien el por qué pero en casa la encargada del jardín soy yo, y como llevo una temporada algo liada lo he ido dejando, lo he ido dejando y cuando me he dado cuenta y me he fijado en cómo está lo primero que  he pensado  es que  en cualquier momento de entre lo verde sale  Orzowei pero con el león y toda la tribu detrás ¡qué forma de crecer la hierba!! Los vecinos tienen césped, yo tengo tundra, taiga, selva y sabana todo en el mismo espacio, vamos que vienen los niños a jugar y como se meta uno en “lo verde” lo perdemos para siempre. Lo curioso de todo esto es que en casa a nadie le da por coger el cortacésped, es como si le tuvieran miedo y mira que ya he dicho que ni araña ni muerde, ahí lleva un mes en el mismo sitio, en su sitio. Y si comento algo me dicen que hay que dejar que la naturaleza siga su curso, que está más bonito “a lo salvaje”…  hoy ya no podía más y cortacésped en ristre me he puesto a ello a primera hora de la mañana, por la fresca. Lo he dejado tan mono todo que  tras pedir consejo y asesoramiento al  de Bricomanía y un mechero a McGiver me he animado a preparar allí la comida y creo que no hay otro lugar como este para el aperitivo que he preparado siguiendo una receta que le vi hacer a Ángel León (“el cocinero del mar”. Premio Nacional de Gastronomía):

GAMBONES ASADOS AL AROMA DE PINO PIÑONERO
 (con salpicón de alcachofas y langostinos)



Necesitaremos una piña seca para cada uno de los aperitivos que elaboremos y un par o tres de palillos por cada piña, mojados en alcohol de quemar (para facilitar el fuego).

Ingredientes (2 personas):

Gambones asados:

4 gambones frescos pelados.
Salsa Tajín (chile molido con limón) de venta en tiendas de productos mejicanos y en el Corte Inglés.
Sal Maldon.





 salpicón de alcachofas y langostinos:

1 bote de corazones de alcachofas.
10 langostinos cocidos pelados.
½ pimiento verde.
½ pimiento rojo.
1 huevo cocido.
½ cebolla morada.
Unas hojas de perejil o cilantro
Aove.
Vinagre (he usado un vinagre al tequila de elaboración propia).



Elaboración:

Empezamos con el salpicón y luego hacemos los gambones al momento.
Picamos muy picaditos los pimientos y la cebolla y lo mezclamos junto con las alcachofas bien escurridas  y los langostinos pelados, rallamos encima el huevo duro, picamos muy picadito el perejil o cilantro y aliñamos con el aove y el vinagre (como a unos nos gusta con más vinagre que a otros, que cada cual lo ponga a su gusto). Reservamos en frío (así los sabores se tomarán más). No le he puesto sal porque como las alcachofas eran de conserva ya llevan sal suficiente. Vamos con los gambones:
Pelamos los gambones dejándoles la cabeza y la punta de la cola. Con ayuda de unas pinzas le retiramos los intestinos (la tripilla esa negra que le recorre el lomo) con cuidado de no romperlos y luego le ponemos un palillo de brocheta, esto nos facilitará el colocarlos al fuego y el retirarlos del mismo.
En el plato de servicio ponemos la salsa Tajín formando una línea y con la sal Maldon hacemos otra línea paralela (sobre ellas colocaremos los gambones recién retirados del fuego, para que “tomen” su sabor).
Colocamos las piñas sobre un soporte adecuado, yo puse una teja, pero puede servir un plato (tampoco vamos a preparar las fallas de Valencia) y le ponemos los palillos impregnados en alcohol de quemar de forma estratégica. Colocamos los gambones encima y con el mechero le prendemos fuego, según se vayan haciendo le damos la vuelta. No deben quedar excesivamente pasados (quedarían correosos) en un par de minutos o tres por cada lado estarán listos para sacarse.
La resina de la  piña al quemarse le transmite un agradable sabor  a los gambones.



Nota: Ángel León hacía esta receta con gambas grandes, yo no las encontré grandes así que las sustituí por gambones, sé que no es lo mismo, pero es igual.


Nota: Si no quieres andar haciendo el fuego a lo troglodita (como yo) siempre puedes hacer las gambas, gambones o langostinos a la plancha.

sábado, 20 de julio de 2013

Cerezas del Jerte, Miel de las Hurdes y Lavanda en un Helado

Lo de hoy es una promesa incumplida que  por fin pasará a la categoría de “las cosas que dije que iba a hacer  y, aunque tarde, finalmente hice”. En el mes de Junio participé en el concurso que organizaban  Cocinando Sabores y Cerezas del Jerte  y mi receta resultó ganadora y como premio he disfrutado de unas cajas de  bonitas y sabrosas picotas del Jerte. He tenido para comer, compartir, regalar y con algunas de ellas y queriendo agradecer el obsequio he preparado un  sencillo y rico helado extremeño pues sus componentes, a excepción de la nata, son de allí: las cerezas del Valle del Jerte, la miel de las Hurdes, la lavanda recogida en Plasencia. Te animo a que pruebes a hacerlo, te gustará por los sabores y por lo sencillo que es de elaborar.   Y entre cerezas, miel y lavanda se me cuelan unos versos en castúo:

“Yo sé qu´el cariño d´ella no se runde,
ni el mio se mella,
que semos más duros que los arcornoques
y más que los jierros de las jerramientas.
¡Que juerza más grande llevamos por drento!
¡Que juerza, qué juerza!” (Luis Chamizo)

CEREZAS DEL JERTE , MIEL DE LAS HURDES  Y LAVANDA EN UN HELADO



Ingredientes:

300 grs de cerezas picotas del Valle del Jerte.
3 c.s de Miel de romero de Las Hurdes.
2 c.s de flores de lavanda.
300 ml de nata (35% m.g )













Elaboración:

La noche antes dejaremos todo semi preparado: descorazonamos las picotas y las metemos en el congelador, al igual que el vaso de la heladora (así, luego, en unos 10 minutos nuestro helado estará hecho).
Desleímos la miel en la nata y la ponemos junto con las flores de lavanda, lo guardamos todo en el frigorífico hasta el día siguiente.
Vamos ya con el helado:
Colamos la nata (aunque no importa que queden algunas florecillas de lavanda, porque luego se triturarán) y la ponemos en el vaso de la thermomix junto con las cerezas heladas.  Tritutamos bien, bien un par de minutos y pasamos la preparación al vaso de la heladora,
enchufamos la heladora y en unos 10 minutos tendremos un cremoso y aromático helado. Lo sacamos del vaso y lo guardamos en un recipiente cerrado en el congelador (suponiendo que sobre algo) y lo sacaremos una media hora antes de servirlo. Este helado tiene un par de  ventajas una es que no lleva huevo, ni azúcar invertido, ni leche añadida  y la otra es que no  cristaliza.


He preparado unos barquillos rellenos de helado de cerezas

 (Mc Giver me dejo la jeringuilla) Con una cucharilla rellené la jeringuilla y con esta los barquillos y luego los he congelado, así cuando sirvo el helado va con sus barquillos rellenos porque es todo un placer morder algo crujiente y  relleno de helado.












jueves, 18 de julio de 2013

Pastelillos de las Monjitas Silbadoras

En una  bonita ciudad colonial de un maravilloso país sudamericano había dos conventos de monjas. En el que estaba a las  afueras  de la ciudad convivían una veintena de monjas dedicadas a la oración, los bordados, el cuidado del huerto y los animales. Entre maitines, laudes, vísperas y rosarios transcurría su monótona y tranquila vida. Un día,  ingresaron ocho novicias jóvenes y alegres, con vocación pero también con ganas de diversión. La principal norma de la comunidad religiosa era que, durante el tiempo de meditación (muchas horas al día) por el claustro del convento, se debía guardar silencio absoluto. El grupo de jóvenes novicias urdieron un plan para poder comunicarse, sobre todo para contarse que era lo que la hermana cocinera preparaba en sus fogones para la comida o la cena. El sistema de comunicación que planearon y acordaron era a través de suaves y armónicos  silbidos. A veces no tan armónicos y mucho menos suaves.  Cuando la superiora descubrió la treta de las novicias las reprendió y les impuso como castigó  que debían  preparar un plato en la cocina, cada una de las novicias debería aportar un ingrediente  que no podía repetirse y por supuesto, no podían hablar (de las demás formas de comunicación y entendimiento, nada se dijo). Pronto la cocina se convirtió en un autentico paraíso de trinos, risas y silbidos que acompañaban a cálidos y dulces aromas. Las novicias, entre silbido y silbido, prepararon un  delicado dulce, que la superiora no dudó en poner a la venta y por la ciudad su fama se extendió como la pólvora y la gente decía “voy a comprar dulces de las monjas” si le preguntaban “De qué monjas?” respondían “de las Monjitas Silbadoras”. La receta ha estado guardada durante muchos, muchos años y hoy  te la voy a desvelar:

PASTELILLOS DE LAS MONJITAS SILBADORAS



Ingredientes (4 pastelillos):

5 c.s (aprox) de  dulce de leche.
1 lata pequeña de melocotón en almíbar.
4 láminas de masa filo.
10 almendras caramelizadas.
150 grs Queso mascarpone.
100 ml de nata (35% m.g).
75 grs de azúcar.
Mantequilla a temperatura ambiente (casi derretida).

Elaboración:

Ponemos en un cazo el azúcar (en seco) a caramelizar, cuando tiene un bonito color dorado la separamos del fuego y  movemos un poco el cazo, para que se baje la temperatura, le añadimos (con mucho cuidado)
la nata y volvemos a llevar al fuego bajo (unos 6 minutos), removiendo bien hasta que espesa un poco (al enfriar espesará otro poco).
Dejamos enfriar y mezclamos suavemente y con movimientos envolventes con el queso. Reservamos en el frigorífico.
Sacamos el melocotón del almíbar, lo escurrimos muy bien (mejor si lo secamos) y lo picamos muy picadito. Reservamos en frío.
Cortamos nuestras hojas de masa filo en rectángulos  de 12 X 7 cm (5 por cada pastelillo) o en círculos, lo que más nos guste.
Pintamos con la mantequilla los rectángulos de masa filo. La primera por las dos caras. Colocamos la siguiente encima y la pintamos por la cara superior, ponemos otra encima y también la pintamos por la cara de arriba, así hasta completar todos los rectángulos (o círculos).
Precalentamos el horno a 200º
En la bandeja del horno sobre el silpat  colocamos nuestros rectángulos de masa y los metemos a dorar ¡OJO! Que estarán listos en menos y nada, no se nos quemen. (Podemos espolvorear con un poco de azúcar).
Sacamos del horno y mientras se enfrían picamos finamente las almendras caramelizadas y las reservamos. Con ayuda de un par de mangas pasteleras(una para la mezcla de queso y otra para el dulce de leche) montamos nuestros pastelillos colocando dos rectángulo de masa como base, encima un poco de la mezcla de mascarpone y sobre esto un poco de melocotón picadito, otros 2  rectángulos de masa cubrimos con dulce de leche,
un poco de melocotón picadito  y tapamos con el quinto rectángulo de masa.
















 Espolvoreamos con la almendra picada.






Nota: Nunca hubo tal ciudad, ni tal convento ni tales novicias,  he inventado esta historia  para poder dar una introducción a esta receta que se va a  participar en el concurso  de Sol Pâtisserie


martes, 16 de julio de 2013

Trio Solidario de Gazpachos.

Lo que te traigo hoy no sé muy bien cómo llamarlo, le voy a dar el mismo nombre que Yolanda: “ACCIÓN SOLIDARIA”. El otro día  cuando leí  en su blog Cocido de Sopa la iniciativa  solidaria que está llevando a cabo Freshvana   pensé  que era una oportunidad  que no debía dejar pasar para poder aportar  mi granito en algo tan loable y que a mí me cuesta poco y menos.  Soy de la opinión de que pequeños gestos logran grandes resultados, quizás una  persona sola  no pueda   mover el carro, pero con muchas pequeñas ayudas, estoy segura  que se echará a andar. Te invito a que te sumes a esta estupenda “ACCIÓN SOLIDARIA” Cómo?  Publicando una entrada en tu blog  apoyando  la iniciativa que está llevando a cabo Freshvana.  Porque como dice el eslogan del Patronato de Jesús Abandonado“La crisis también se mide por tu solidaridad”.

Yo, "Apoyo la iniciativa de los agricultores de Freshvana, tienda online de frutas y verduras ecológicas, para donar una parte de su producción a comedores sociales. Con esta mención en mi blog, incrementan su donación en 20 kg. ¡Súmate!"
Si te animas a apoyar esta campaña, manda un correo a marketing@freshvana.com dando la dirección web de la entrada donde hayas puesto dicho párrafo.

comedores sociales
 

Ahora nuestra receta: 

 TRIO  SOLIDARIO DE GAZPACHOS



el gazpacho de remolacha y el ajoblanco como ya los he hecho con anterioridad, te dejo el enlace:
Gazpacho de Nectarina.


Ingredientes:

G. de Nectarina:



3 nectarinas amarillas muy maduras.

 3 tomates pera.
1 pepino pequeño.
½ cebolleta tierna.
½ pimiento rojo.




Elaboración:

Lavar bien las  frutas y verduras, pelar el pepino y quitarle los “huesos” a las nectarinas, partir en trozos y  triturar muy, muy bien (thermomix, vaso americano, batidora…) Si nos queda muy espeso añadimos un poquito de agua o unos cubitos de hielo que mientras se deshacen enfriarán nuestro gazpacho.

La idea " la tomé prestada" del gazpacho de melocotón que preparaban hace años en Arzak.





domingo, 14 de julio de 2013

Tatin de Tomates

A estas alturas de la milonga, ya sabes que me gusta jugar con las preparaciones culinarias, esconder unas cosas en otras y hacer que las cosas parezcan lo que no son. Debe ser que el niño que todos llevamos dentro, en mi caso se escapa sin permiso ( y sin zapatos, porque no lo oigo llegar) y trae este comportamiento  tan lúdico a una parte tan seria como es la cocina. Pero no soy yo de poner trabas ni barreras  ni a lo lúdico ni a la fantasía y menos a la creatividad, así que dejo que el niño se ponga su gorro de cocinero y haga y deshaga a su antojo. Bien pensado a otros les da por atarse a una cuerda y tirarse por un puente para abajo, o por escalar montañas con metros y más metros de nieve. La diferencia entre esos niños y el mío, pues como que no la encuentro, cada uno en su línea pero… al fin y al cabo, pleonasmo al canto,  todos niños.  Bueno pues hoy, mi niño ha preparado en versión salada algo que siempre hemos preparado y comido en versión dulce, y que  a lo mejor a tu niño también le gusta preparar:

TATIN DE TOMATE
(rellenos de champiñones, jamón y mozzarella)




Ingredientes  (2 personas):

4 kutomatos.
2 lonchas  finasde jamón (mejor si es de cebo)
6 champiñones.
1 diente de ajo.
1 bola de mozzarella fresca.
1 masas de  mini pizzas
2 c.s de aove.
Oregano  y pimienta negra recién molida.
Hojas de albahaca.



Elaboración:

Limpiamos y picamos muy pequeños los champiñones, reservamos.
Ponemos el aove a calentar en una sartén y le añadimos el ajo picadito, cuando empieza a dorar le añadimos el jamón damos un par de vueltas e inmediatamente incorporamos los champiñones, subimos un poquito el fuego (para evitar que suelten mucha agua) y los cocinamos unos  4 minutos les ponemos el toque de orégano y pimienta negra. Apagamos el fuego y dejamos  la preparación en la sartén.
A los tomates les hacemos un corte superficial en  forma de cruz en la base y los escaldamos unos segundos en agua hirviendo, pasándolos inmediatamente por un bol con agua con hielo (para cortar la cocción).

Pelamos los tomates, le quitamos un poquito de la parte del pedúnculo, y con ayuda de un sacabolas les vaciamos el interior que rellenamos con el preparado de la sartén y un poco de mozzarella por encima, le picamos un poquito de albahaca fresca por encima.
Encendemos el horno a 180º y mientras se calienta:
Ponemos papel de hornear en  1molde redondo desmontable pequeño (15- 17 cm) colocamos en el interior los tomates y sobre ellos la base de minipizza un poco estirada con el rodillo (para que quede más  fina).

Cocemos en el horno  con calor abajo y aire (mejor) hasta que la masa esté cocida y comience a   dorarse (unos 15 minutos).

El resultado es un plato aunque caliente, muy refrescante por el tomate que no queda muy cocido  y el toque fresco y herbal de la albahaca.
 Nota: después de hacerlos con mozzarella fresca, creo que la rallada incluso estaría mejor.



Aprovechando el reto de Julio de Cocineros del Mundo en Google +, voy a participar con esta receta en el apartado de preparaciones saladas. (http://cocinerosdelmundodegoogle.blogspot.com.es/ ). Este es el enlace, por si quereis votar:
https://plus.google.com/u/0/111305943294766980654/posts/PNXA77ULQ3X