jueves, 29 de agosto de 2013

Pastel de Merluza y Sandía

Ya cambió el tiempo, al menos aquí. Llevamos dos días con frío. Ola, ola de frío no llega a ser pero que el verano parece que se ha acabado tiene toda la pinta y a mí me ha pillado con media sandía en el frigorífico. Asocio la sandía al verano y al calor. Es más, diría que el verano tiene color de sandía. Ahora mismo estoy haciendo uso de mis poderes y te estoy leyendo el pensamiento y he de confesarte que lo que te estás imaginando  es de lo que va la receta de hoy. Y ¡cómo no! lleva sandía, no mucha pero la lleva porque aunque el cielo me esté diciendo que parece que esto toca a su fin el frigorífico me dice que no es así y el cuerpo me pide que por favor sigamos un poquito más con la buena vida (no muy loca, pero si buena) Y como decía mi tía abuela el cuerpo es muy sabio y hay que darle lo que  pide, que pide pan pues dale pan, que pide sal, dale sal que te pide sandía… dale sandía, que pide fiesta… sin miramiento, dale toda la fiesta posible, que el cuerpo es muy sabio. Volviendo con la cosa de la climatología, me asalta una duda ¿será esto lo que algunos dicen “entretiempo” que no sabes si es frío o calor lo que hace o sencillamente esto es así y punto pelota? Lo voy a dejar que me lio todíta y luego no encuentro el cabo del que tirar para desenredarme.  Señoras y señores, damas y caballeros hoy tenemos:

PASTEL DE MERLUZA Y SANDÍA

  
Ingredientes (4 personas):

500 grs de merluza limpia de piel y espinas.
170 grs de leche evaporada.
3 huevos.
1 puerro (parte blanca y un poquitín de la verde).
1 cebolleta.
1 c.c de estragón seco.
Pimienta blanca molida.
3 c.s de aove y un poco más para untar el molde.
Sal (opcional)
2 rodajas de sandía picada en cuadraditos muy,muy pequeños.

Elaboración:

En un bol que pueda ir al microondas, picamos muy pequeños el puerro y la cebolla los regamos con una cucharada de aove, tapamos el bol con papel film(del de microondas) y cocemos a la máxima potencia 2 minutos (con esto aceleramos el proceso para el sofrito y utilizaremos menos aceite). Dejamos reposar medio minuto antes de retirar el film (para no quemarnos).
En una sartén ponemos 2 c.s de aove y echamos, para acabar de pochar, la cebolla y el puerro unos 5 minutos a fuego bajo.
Otra forma de presentar el pastel.
 Mientras  se  cocinan la cebolla y el puerro, desmenuzamos la merluza con los dedos (si lo hacemos con la batidora, que también podemos, quedará muy molida y  a mí me gusta encontrarme pequeños trocitos de pescado en el pastel y además  así “controlo” que no queden espinas) procurando que no nos quede ninguna espina. Reservamos.
Precalentamos el horno a 200º.
En un bol batimos (no mucho) los huevos, los mezclamos con la leche evaporada y le añadimos la pimienta blanca, el estragón  y la sal (opcional).
A la mezcla de huevos le añadimos el pescado y el sofrito de la sartén, mezclando todo muy bien.
Untamos un molde de cake antiadherente con aceite (o mantequilla) y echamos la mezcla.

Vista aérea 

Ponemos agua muy, muy caliente en la bandeja del horno y colocamos el molde con el contenido del pastel de pescado.  Tapamos con papel de aluminio (así no se dorará por encima, si lo quieres dorado… no le pongas el aluminio) y cocemos durante 30 minutos. Dejamos en el horno, ya apagado, unos 15 minutos más.
Dejamos que se enfríe bien antes de desmoldar.
vista aérea de otra presentación
Colocamos un molde de emplatar sobre el plato de servir, en el fondo ponemos una capa de sandía muy  picada y encima nuestro pastel de pescado. Decoramos al gusto.


Podemos acompañarlo con mayonesa, pero yo quería un plato “un poco más light” y por eso he sustituido la nata por leche evaporada y no le he puesto mayonesa (que con la  humedad que le aporta la sandía como que no se necesita).



 Un delicioso contraste de texturas y sabores.

domingo, 25 de agosto de 2013

Bundt Cake de GUINNES y Chocolate.

Que los duendes existen,  creo que a estas alturas ya estarás tan convencido o convencida como yo pero si no es así, déjame que antes de explicarte cómo hacer la receta que te propongo  te diga que la he preparado con cerveza negra en lugar de vino por culpa de los Cluricauns. Son los duendes de las bodegas, tienen un ligero color rosado alrededor de su naricilla y parecen (porque lo de trabajar como que no va con ellos, son más de fiesta) diminutos posaderos vestidos con delantal, pantalones cortos, camisa blanca y zapatos con hebilla de plata. Viven en las bodegas de las casas y posadas (y he comprobado que han avanzado hacia las despensas). El clauricaun no causa problemas en un establecimiento o casa bien manejados, tomando sólo una parte de la comida y bebida disponibles. Pero en los malos bares, hoteles y casas mal gestionadas devora las provisiones y se traga tales cantidades de bebida, que pronto lleva el establecimiento a la ruina. En las casas privadas, cuyos propietarios son demasiado aficionados al vino, lo más probable es que el cluricaun imite al señor de la casa y consuma enormes cantidades de las mejores reservas, haciendo que el amante de la bebida se rasque la cabeza asombrado, al comprobar que las botellas que guarda en la despensa (o bodega) estén vacías. El peor problema de los cluricauns es que pueden convertirse en borrachos de la peor especie. En estos casos, en la casa se oyen constantemente botellas rotas, ruidos y canciones de taberna, y un tumulto general en la despensa (o bodega). No hay manera de controlar a un cluricaun, y la única solución es que el propietario de la casa renuncie a las bebidas alcohólicas, cortándole así el suministo. Después de un período de abstinencia, el cluricaun buscará una bodega más hospitalaria. Estoy pensando que no le voy a echar todas las culpas a los duendes , a lo peor, lo que pasó  es que se me olvidó comprar el vino…  y lo mejor,  que el resultado fue exquisito y si te animas lo comprobarás:

BUNDT CAKE DE GUINNES Y CHOCOLATE



Ingredientes:

250 grs de mantequilla sin sal.
250 ml de cerveza Guinness.
75 grs de cacao (sin azúcar añadido)
275 grs de harina (de todo uso).
2 c.c de bicarbonato.
2 huevos (hermosos).
375 grs de azúcar (he utilizado endulzante sin azúcar Dayelet)
150 ml de crema agria (crema fresca + unas gotas de zumo de limón).
1 haba tonka rallada (sustituible por extracto de vainilla)
Decoración: unas moras, queso crema+ nata espesa,mermelada de cerveza






Elaboración:

Precalentar el horno a 180º
En una cacerola colocamos la mantequilla, la cerveza y el cacao y lo llevamos a fuego bajo, removiendo hasta que la mantequilla esté completamente derretida. Lo apartamos del fuego y dejamos que se entibie (de 5 a 10 minutos) mientras mezclamos en un bol la harina, con el bicarbonato y el azúcar (en mi caso el endulzante  Dayelet ).
Sobre esta mezcla vertemos la de cerveza con cacao y mantequilla y lo removemos muy bien.

Agregamos el haba tonka rallada (o el extracto de vainilla), la crema agria que la integramos  muy bien removiendo y por último añadimos los huevos que mezclaremos hasta que queden completamente integrados.
Vertemos la mezcla en un molde de Bundt enmantequillado y espolvoreado con cacao (o harina).
Lo metemos a cocer al horno de 35 a 40 minutos. (Comprueba con el palillo).

Sacamos y dejamos enfriar antes de decorar con un poco de queso crema mezclado con nata espesa, moras y mermelada de cerveza (como va de cerveza la cosa).


Por encima de la mermelada le puse un poquito de azúcar de oro (azúcar normal “teñida” con oro alimentario en polvo).


jueves, 22 de agosto de 2013

Agar- Agar, Bogavante y Fresas con su Alioli

Mañana dejamos la quinta casa del Zodiaco para entrar en la sexta casa  y te diré que la  reina de esta casa tiene una triste historia. En su vida mortal fue la hija del Rey Icario de Ática, cuyos pastores le mataron cuando se emborracharon con el vino que él les dio. Su hija virgen, Erígone, salió a buscarle acompañada de su perro Mera, que fue el que encontró la tumba escondida. Fue tal su dolor, que Erígone se ahorcó y Mera se arrojó al agua y también murió. Esta tragedia despertó la piedad de Zeus y así situó al trío entre las estrellas. Mera pasó a ser la Estrella Menor del Perro y Erígone se convirtió en Virgo. Erígone se ahorcó cuando los frutos y granos del verano están ya maduros para la cosecha, y por eso Virgo simboliza la madurez femenina que aún no se ha entregado. Tal como corresponde a su estirpe real, es una doncella de aspecto regio: alta, delgada, tranquila, y a la vez sugestiva y tierna, con promesas de riquezas que aún no se han otorgado. Pero como cualquier muchacha mortal, cambia con facilidad de estado de ánimo, y puede ser cooperativa y digna de confianza o ligera, desordenada y fantasiosa. Las personas que  nacen bajo su influencia suelen tener una personalidad que manifiesta dichos cambios. Esto es lo que cuentan algunos de Virgo y pensé que a ti te gustaría saberlo como también te gustará conocer el plato que le vamos a ofrecer a Erígone:

AGAR-AGAR, BOGAVANTE  Y FRESAS CON SU ALIOLI





He aprovechado unas fresas de los productores de la zona (concretamente de Carral) que olían “a fresas” y sabían “a fresas” de las de antes.

Ingredientes (para 2 personas):

Un bogavante de unos 600 grs.
Unas pocas algas verdes (para cocer el bogavante)
Agar- Agar en fibras 20 grs
14 fresas.
Unas láminas de aguacate.
Unas gotas de limón (para que el aguacate no se oxide)
Unas hojas de cilantro.
Alioli de fresas:
5 c.s de alioli casero.
2 c.c de pasta de fresas.
Agua y sal.










Elaboración:

Lo primero es poner las fibras de Agar- Agar en agua caliente para que se rehidraten, dependiendo de cómo nos gusten así  será la cantidad de tiempo (yo las he tenido dos horas), esto te permitirá ir preparando el resto del plato.
Alioli de fresas:
Mezclamos   muy bien el alioli con la pasta de fresa y con el rellenamos las fresas grandes. Reservamos en frío.
Cocemos el bogavante, he seguido las instrucciones del pescadero: he puesto una cazuela con abundante agua, sal (35grs/litro) y unas pocas algas (le aportan más sabor marino)y como el bogavante llegó vivo a la cocina pues lo puse a cocer a partir de agua fría (si hubiera llegado muerto lo pondríamos a cocer con el agua ya hirviendo) y cuando
rompe el hervor en unos 6 minutos ya estará cocido. Lo sacamos inmediatamente del agua caliente y lo pasamos a un bol con agua y hielos (para cortar la cocción).



Limpiamos las fresas y como había algunas grandes, las utilicé (vaciándolas) de recipiente para el alioli y las otras se las pique a la ensalada.
El mango lo laminamos finamente y “lo pintamos” con un poco de limón para que no se oxide.
Sacamos la carne del bogavante de su armazón y colocamos nuestra ensalada.

Las fresas grandes (con alioli de fresa) las partimos en nuestros platos y mezclamos el alioli con la ensalada, que adquirirá un bonito color.






lunes, 19 de agosto de 2013

Helado de Mole Poblano ( helado de Chocolate Picante)

Son muchos los que afirman que  la Luna es una mujer, esposa o hermana del Sol. Sin embargo, la Luna de Babilonia era un dios llamado Sin, que navegaba a través del cielo en un barco, y el dios japonés de la Luna, Suki-Yoki, se manifiesta como un conejo en el “rostro” de la Luna. A la diosa de la Luna los romanos la llamaban Luna y los griegos Selene, hermana de Helio, el Sol. Cada tarde se bañaba en el océano y luego atravesaba el cielo en un carro de plata. Selene tiene especial predilección por los amantes, y muchas noches acaricia a su propio amante dormido, Endimión, con sus suaves rayos. Endimión era un pastor del que una noche se enamoró la diosa que herida de su amor, bajó a la tierra a besarle y vertió en sus ojos un sueño eterno para que nadie se enterase. También Cheng O, la diosa Luna de los chino, es una mujer joven y hermosa. Le robó a su marido el elixir de la inmortalidad, voló a la Luna y vive allí  en un  palacio. Otra diosa que escogió la Luna como refugio es Hina, la diosa polinesia de la vida y la muerte. Se retiró allí cuando terminó sus tareas cósmicas en la tierra, y ahora se pasa el tiempo haciendo tapa (tela sin tejer) con la corteza de un gran baniano. Las estrellas que brillan sobre Rusia son hijas del Sol y la Luna. En algunas partes de África, la luna tuvo en otros tiempos una cara inmaculada, hasta que su esposo el Sol la salpicó de barro. En otras regiones hubo antes dos soles, hasta que uno de ellos, la esposa, se lavó en un río quedando blanca. La Luna, como todas las mujeres hermosas e inteligentes, tiene una personalidad polifacética. Cambia un poco  cada día, y periódicamente emprende largos viajes. En la nación algonquina de Norteamérica desaparece cada mes para ir a buscar al Sol  y hacerle volver de sus partidas de caza; y en algunas regiones de Australia se cansa de hacer el amor con su compañero y se marcha a recuperarse con algunos días de descanso. Pero en conjunto, la Luna es más constante que el Sol, que unas veces es frío y otras caliente, mientras que ella nos sonríe por igual en invierno y en verano. Y seguro que tu también sonreirás cuando pruebes:

HELADO DE MOLE POBLANO O HELADO DE CHOCOLATE PICANTE




Un helado donde el frío de la preparación contrasta con el “calor” del picante de sus ingredientes y la amarga dulzura del cacao.

Ingredientes:

½ l de leche entera.
1 vaina de vainilla.
4 yemas.
125 grs de azúcar.
4 c.s de mole poblano (aquí



Elaboración:

 Ponemos a hervir la leche con la vaina de vainilla y el azúcar unos minutos. Fuera del fuego retiramos la vaina de vainilla y le extraemos las semillas que incorporamos a la leche azucarada. Añadimos las yemas, mezclamos todo muy bien y volvemos a calentar al fuego un par de minutos. Añadimos el mole trituramos todo bien y lo pasamos a la heladora. (seguimos las instrucciones del fabricante para hacer nuestro helado).








Nota: este es un helado muy especial, dulce y picante a la vez lo puedes servir al principio de una comida o acompañando una tabla de quesos suaves, con los que combina de mil maravillas, o como postre. No te dejará indiferente.


jueves, 15 de agosto de 2013

Bizcocho de Manzanilla, Miel y Limón

Lo que te voy a contar bien podría ser un aviso para navegantes o un “yoyateloavisé”, me explicaré mejor. Hay perfumes que parecen elaborados en las mismísimas calderas de Pedro Botero…son infernales. Se me ocurrió echarme una “muestra” que me regalaron y que obviamente, pasé  de comprobar a lo que olía;  me la puse en cantidad razonable, bueno razonablemente un poco superior a lo que sería normal (como era a lo gratis pues eso, sin miramiento) y cuando subí al coche, al medio minuto, vamos que casi no había hecho contacto la llave, el chofer me dijo: “No sé que se habrá puesto la señora, pero estoy medio mareado” lo que pensé fue “Vaya, hoy tenemos la pituitaria sensible” la respuesta: Es un perfume nuevo, ya te acostumbrarás. Contestación: “No, mejor que no”. Pasé a tener mi momento de adivina y leí su pensamiento, que esta vez no necesitaba ser ni muy largo ni muy complejo, con dos palabras bastaba: “es horrible!! He de decirte, que yo ya había notado la potencia del perfume en el ascensor, pero pensé que era porque en un espacio tan pequeño aquello se notaba más y a esas alturas ya no había tiempo para retirar aquel olor de mi ser ni de mi ropa.  ¡Qué razón tenía mi santo una vez más! En toda la tarde se me acercó una mosca y mira que había… Lo dicho: No todos los perfumes huelen bien por caros que sean y antes de usar… agitar o comprobar.  Lo que si que huele de maravilla y sabe igualmente es:


BIZCOCHO DE MANZANILLA MIEL Y LIMÓN CON DÁTILES.





Ingredientes:

200 ml de nata líquida.
1 vaso de miel (usé miel de romero)
1 limón la piel lavada y rallada y el zumo.
1 sobre de levadura royal.
250 grs de harina.
3 huevos enteros.
100 grs aceite de girasol.
4 c.s de flores de manzanilla (puedes utilizar 2 ó 3 bolsas de infusión).
75 grs de azúcar de caña.
Dátiles (cantidad al gusto, unos cuantos)




Elaboración:

Ponemos a infusionar a fuego muy suave la manzanilla en la nata con el azúcar, unos 15 minutos, mientras preparamos el resto de los ingredientes.
Encendemos el horno a 180º.
En un bol grande  mezclamos los huevos con  el aceite, la miel, el zumo de limón y la cáscara rallada del limón (previamente bien lavado y seco) a esto le añadimos la harina tamizada junto con la levadura y los dátiles deshuesados y picados. Mezclamos todo muy bien y sobre esta  preparación vertemos la nata colada (para que no caigan las flores de manzanilla, aunque los petalillos si cae alguno, luego no se notan).

Untamos con aceite (o mantequilla) un molde (si es de silicona, este paso nos lo ahorramos y vertemos directamente la mezcla) y lo espolvoreamos con harina, ponemos dentro  la masa de nuestro bizcocho y cocemos de 30 a 35 minutos. Delicioso para desayunar, merendar o… para lo que quieras.


sábado, 10 de agosto de 2013

Hamburguesas de Pollo con Curry y alioli de Manzana Verde.

Los dioses son inmortales porque disfrutan de una dieta vetada a la humanidad, como el néctar y la ambrosía del Olimpo. En Asgard, el cielo escandinavo, los Ases se mantienen eternamente jóvenes comiendo las Manzanas Doradas de la Juventud. La diosa Idunn las lleva siempre consigo, asegurándose de que ningún mortal tenga jamás la oportunidad de probar los dorados frutos. Sin embargo, el gigante Thiazi estaba enterado de la existencia de las manzanas y las  deseaba para lograr la inmortalidad. Su oportunidad llegó cuando capturó a Loki, el más joven de los Ases, y se negó a soltarle hasta que el dios prometió traer a la tierra a Idunn y sus manzanas. Loki pronto urdió un plan para atraer a Idunn, le dijo que había visto manzanas doradas en los bosques de la tierra, que eran aún más bellas y poderosas que las Manzanas de la Juventud.Idunn sintió tanta curiosidad que le siguió hasta la cabaña de Thiazi, donde cayó en poder del gigante. Los Ases notaron pronto su ausencia porque empezaron a envejecer y debilitarse, y sabían que Loki era el único de ellos capaz de haberles traicionado.  Le amenazaron con tan terribles castigos, que Loki tuvo que recurrir a transformarse en un halcón para volar a rescatar a Idunn y sus manzanas. No me voy a detener en detalles del rescate, tan solo te diré que desde entonces, Las Manzanas de la Juventud han permanecido a salvo en Asgard, y ningún mortal ha tenido ocasión de probar ni éste ni ningún otro de los frutos prohibidos que conservan la juventud de los dioses.  Pero lo que sí  es digno de dioses y Ases y podemos probar, en casa o a la orilla del mar:

HAMBURGUESAS DE POLLO CON CURRY Y PASAS  
CON SU ALIOLI DE MANZANA VERDE.



Ingredientes (2 personas):

½ pechuga de pollo picada.
1c.c de curry amarillo en polvo.
Un poquito de pimienta negra molida.
Unas hojas de cilantro picadas.
½ c.c de jengibre en polvo.
2 c.s de uvas pasas (mejor sin semillas)
1 cebolleta.
6 c.s de alioli (o mayonesa con ajo).
1 c.c de pasta de manzana verde.
Harina para rebozar las hamburguesas.
Unas hojas de rúcula.
2 c.s de aove.





Elaboración:

Le pedimos al carnicero que nos “pase” una vez la pechuga por la picadora y ya en casa la aliñamos con el curry, la pimenta, el cilantro picadito, el jengibre en polvo, las uvas pasas y sal.
 Ponemos a calentar el aceite en una sartén a fuego medio-bajo mientras cortamos la cebolleta en aros finos y la ponemos  a hacer en el aceite caliente hasta que adquiera un bonito color dorado. Retiramos la cebolla y reservamos, en la misma sartén haremos nuestras hamburguesas.
Formamos nuestras hamburguesas y las pasamos por harina para que al hacerlas no se nos peguen a la sartén. Las hacemos por un lado y les damos la vuelta para que se hagan por el otro, dependiendo del grosor y de lo “pasadas” que te gusten con un minuto y medio o dos por cada lado estarán de sobra.
Colocamos las hamburguesas hacia un lado de la sartén y en el espacio que queda libre, ponemos los panes de la hamburguesa (para que se tomen del saborcillo y queden un poco tostados por dentro).


Alioli de Manzana Verde:

Mezclamos  muy bien el alioli (o mayonesa con ajo) con la pasta de manzana verde y ya tenemos nuestra salsa que tendrá el sabor de la mayonesa con un ligero toque ácido y afrutado de la manzana, sabor que combina muy bien con el curry.
Untamos la base del pan de hamburguesa con alioli de manzana, encima colocamos unas hojas de rúcula, luego la hamburguesa de pollo y curry, la coronamos con un poco de cebolleta dorada, más rúcula y como toque final otro poquito de alioli de manzana verde (la de la eterna juventud).


Servimos más alioli al lado, por si queremos “retocar”  nuestra hamburguesa.

Nota: de media pechuga me salieron 2 grandes y 4 pequeñas (eso sí, tirando a finas).

La pasta de manzana verde es la misma que se utiliza en repostería para las galletas o bizcochos.




 Alioli de las manzanas Doradas de la Juventud.
El reto de agosto de Cocineros del Mundo en Google+ en el apartado de salado piden una receta con pollo, me he animado a participar con esta receta, así que para allá va. (http://cocinerosdelmundodegoogle.blogspot.com.es/ ). 



miércoles, 7 de agosto de 2013

Coral y Mar (ensalada de lentejas)

Como sabes, ando dividida entre el norte (Galicia) y Castilla y hoy me apetece contarte pequeñas observaciones que resultan ser grandes evidencias. Estas observaciones son personales y estoy convencida que cada uno observamos y evidenciamos cosas diferentes, pero en la misma medida creo que alguna coincidencia compartimos. En Galicia el paisaje es verde, los campos son fértiles, los árboles altos pero el cielo es bajo y gris y húmedo, dotando de cierto matiz  lúgubre a la atmosfera. En Castilla, en cambio, la tierra es árida, los campos secos la mayor parte del año y a veces, de puro secos, cuarteados. Poco más que mustios matojos y amarillos cereales  es lo que producen, pero el cielo es infinito y la luz heroica. En el norte la gente anda con la cabeza baja y la vista fija en el suelo, como oprimidos; en Castilla los hombres andan con la cabeza erguida, mirando el horizonte, es tierra de violencia, de pasión, de grandes gestos individuales. Llegados a este punto he de decirte que me quedo con Castilla y me quedo con Galicia y como muestra de ello vamos a preparar un plato que bien puede representar a las dos juntas:

CORAL Y MAR
(Ensalada de lentejas y frutos del mar)





Ingredientes (2 personas):

2 puñados de lentejas coral.
1 hoja de laurel.
Unas hebras de azafrán.
12 gambones o langostinos no muy grandes cocidos.
1 pata de pulpo cocido.
16 / 20 percebes (dependiendo del tamaño) cocidos.
½ cebolla morada.
½ pepino.
Pimiento rojo.
Pimiento verde.
1 tomate negro de Santiago (puedes utilizar raff).

Aliño:
El zumo de una lima.
6 c.s de aove.
Pimienta negra recién molida.
1 c.c de cilantro picado.
1 c.c de perejil picado.

Elaboración:

Ponemos a cocer las lentejas en agua con una hoja de laurel y las hebras de azafrán, teniendo cuidado de que no se nos deshagan, en unos 12 ó 15 minutos estarán listas.  Mientras tanto vamos preparando el resto de los ingredientes de nuestra ensalada.
Pelamos  los langostinos y los percebes y el pulpo lo cortamos en trocitos no en exceso (que se “encuentren” en la ensalada) y los dejamos en un bol amplio.
Lavamos las verduras y las picamos a nuestro gusto (más o menos grandes) y todo esto lo pasamos al bol, con los frutos del mar.

A estas alturas las lentejas ya estarán cocidas (probamos una para comprobar si las dejamos unos minutos más o no), las pasamos bajo el chorro del agua fría para lavarlas y que se enfríen rápidamente, una vez hecho esto y escurridas las lentejas, las incorporamos al bol de la ensalada con el resto de los ingredientes (verduras y frutos del mar).
Aliño:
Mezclamos muy bien todos los ingredientes del aliño y lo vertemos sobre la preparación, removiendo con cuidado y… a disfrutar de nuestro coral y mar.



Nota: puedes hacer un aliño a base de yogur, ajo y eneldo que no le va nada mal.

sábado, 3 de agosto de 2013

Ganaché de Chocolate Negro sobre Cerezas rellenas...

Hay cosas que parece que la naturaleza las ha creado para que estén juntas siempre, lo que no logro entender es cómo no las ha puesto en la misma planta. Estoy hablando del jengibre, las cerezas y el chocolate. El caracter floral y fresco de las cerezas se deja abrazar por el sabor cítrico y la nota picante del jengibre y se suaviza todo con el toque lácteo del queso esto, se acompaña perfectamente de la cualidad amarga del chocolate y el resultao es… puro lujo y casi hasta lujuria. Pues con esos ingrediente y poco más, hace algún tiempo que preparé esta receta que envié al concurso  de http://www.muchogusto.net/ . Uno de los requisitos de dicho concurso es que no se pueden publicar las recetas presentadas hasta que no finalizan y por eso,  no la he puesto antes. El proceso fue así : primero preparé la receta y  la fotografié, luego se la di a probar a unas 16 ó 18 personas ( en este punto jugué con ventaja todas eran mujeres, las chicas del club de los lunes, y tan sólo una no es “muy de chocolate”) después de oír sus comentarios y una vez consumida toda la preparación (así pequé, pero sólo un poquito… y como hice pecar a las demás me sentí menos peor )decidí enviarla al concurso y mira tu por donde que resultó ganadora. Tu también puedes prepararla, que aun estamos en época de cerezas y yo te doy gustosa la receta de:

GANACHÉ DE CHOCOLATE NEGRO SOBRE CEREZAS RELLENAS DE QUESO…LA TARTA.





Ingredientes:

Base:
300 grs de galletas negras (Oreo, o tipo oreo) sin el relleno blanco.
100 grs de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.


Relleno:
200 ml de nata (35% m.g)
200 grs de chocolate negro (70% de cacao puro) partido en trozos.
50 grs de mantequilla sin sal.
Jengibre fresco rallado (1 c.c)
Cerezas del Jerte (cantidad suficiente)
Queso crema.

Elaboración:

Empezamos con la base, para ello trituramos las galletas negras con la mantequilla con ayuda de un robot de cocina, batidora, thermomix… 

y las colocamos sobre la base de un molde desmontable, cubriendo bien el fondo y un poquito de las paredes (lo ideal será uno de 22 cm de diámetro, el mío era más grande). Llevamos nuestra base al frigorífico (o al congelador, si prefieres) mientras preparamos el relleno.
Partimos las cerezas a la mitad (reservaremos algunas enteras para la decoración), le retiramos el hueso y rellenamos el hueco que queda con “una puntita” de queso crema.

Sacamos nuestra base del frigorífico y vamos colocando las cerezas con el relleno hacia abajo, cuando ya las tengamos todas puestas, espolvoreamos por encima el jengibre fresco rallado y reservamos en el frigorífico.
Para la decoración: tomamos unas cuantas cerezas y con cuidado cortamos la base, con ayuda de un cuchillo con punta retiramos la semilla y el agujerito lo rellenamos con queso crema, reservamos  mientras preparamos la ganaché.

Ponemos en un cazo al fuego la nata y le añadimos el chocolate y la mantequilla. Sin parar de remover llevamos hasta el punto de cocción, cuando el chocolate tenga un color brillante, sabremos que ya está.
Sacamos la base con las cerezas y con cuidado vertemos el chocolate encima, colocamos nuestras cerezas del adorno y  llevamos a enfriar.
Conviene que repose un par de horas, mínimo, antes de degustarla.




Nota: La ganaché de chocolate la podemos hacer con cualquier otro tipo del mismo que no sea el negro, pero debemos respetar las siguientes proporciones para 200 ml de nata y 50 grs de mantequilla (según el profe del curso de repostería):
Chocolate negro al 60% utilizaremos 270 grs.
Chocolate con leche (40% de cacao) utilizaremos 450 grs.
Chocolate blanco (35% cacao) utilizaremos 600 grs.




Este trocito... Va por tí.

premio_receta_casera.jpg