lunes, 16 de diciembre de 2013

Jamón, Jamón y...

Primero recibí un correo de La Casona de Salamanca donde su director comercial me contaba que estaba preparando, en ese momento, el envío de la paleta ibérica (“mi paleta”) y que al día siguiente me la entregarían. Di la voz de alarma en casa: “Chicos, preparen la alfombra roja que nos van a traer hasta la mismísima cocina a la estrella principal (y de reparto) de nuestra película navideña” y así fue. Poco menos que con los honores que se le rinden a un jefe de estado recibieron al mensajero. Hasta mis hermanos de Madrid que  estos días están con nosotros participaron en el lanzamiento de serpentinas y confeti (lo de las salvas militares… lo hemos aplazado). La paleta Ibérica de La Casona de Salamanca llega hasta cocinaconvistas por haber ganado el primer premio del reto de noviembre de Cocineros del mundo, en el apartado de salado. Como soy muy torpe en esto de insertar logos, imágenes y demás  cosas bonitas en el blog (alguno de vosotros me ha ayudado en más de una ocasión) pues no lo voy a hacer, más que nada… pa no fastidiarla. Pero lo que sí quiero es dejar  patente mi agradecimiento a través de mi primera receta con tan maravilloso producto y a todos y cada uno de los que os acerquéis hasta mi cocina con vistas desearos cosas buenas y bonitas pero no sólo para estas navidades sino para todos y cada uno de los días.

JAMÓN, JAMÓN Y…


La actriz principal de esta receta es la paleta Ibérica, los actores secundarios los níscalos (sustituibles por otro producto que te guste y combine con el jamón) y la una con los otros nos presentan: Magdalenas, Chups y Cochinitos de Paleta Ibérica con Níscalos. La base de la receta es la misma, lo único que cambia es la presentación y como todas mis recetas fácil, fácil. Vamos a ello:

Ingredientes:
150 grs Paleta Ibérica
150 grs níscalos.
1 diente grandecito de ajo.
½ vasito vino blanco.
3 c.s de aove.
Tomillo (mejor fresco, como una cucharada sopera y unas ramitas para decorar)
Masa:
3 huevos.
100 grs harina.
30 grs de leche entera
1 c.c de levadura (tipo royal)
90 grs de aceite de oliva (suave)

Elaboración:
Picamos en cubos muy chiquitos el jamón (en mi caso la paleta de La Casona) y los reservamos.
Magdalenas, nada de cupcakes, magdalenas
 Limpiamos y picamos los níscalos (no es necesario picarlos mucho, podemos hacerlo una vez estén cocinados). Ponemos a calentar a fuego medio, las 3 c.s de aove en una sartén honda y le añadimos el ajo picado, cuando empieza a dorarse el ajo añadimos los níscalos y los dejamos unos 5 minutos, le ponemos una pizca de pimienta (opcional) y subimos un poco el fuego para añadirle el vino blanco a la sartén y ayudar a que el alcohol se evapore rápidamente y los níscalos no “suelten mucha agua”, le añadimos  las hojas de tomillo fresco y dejamos unos 2 minutos, luego bajamos el fuego y, mientras preparamos la masa, los níscalos siguen cocinándose.




Masa:

Mezclamos la harina con la levadura, tamizamos la mezcla en un bol grande y la reservamos.
Chups, chups...

En un bol batimos ligeramente los huevos, le añadimos la leche, removemos ligeramente e incorporamos  el aove, mezclamos suave y sobre esto ponemos la harina. Con ayuda de una espátula incorporamos todos los ingredientes bien.
Retiramos los níscalos del fuego, dejamos que se enfríen un poco (abre la ventana y enséñales el paisaje…)  y si es necesario los picamos bien picaditos.
Momento de encender el horno a 200º.
A la mezcla de huevos, leche, aove, harina y levadura le añadimos el jamón picadísimo y el guiso de níscalos. Con delicadeza mezclamos todo y lo ponemos en  nuestros moldes, procurando no llenarlos porque la masa "crece".
Introducimos en el horno ya precalentado y cocemos de 10 a 12 minutos (depende del horno) y por si acaso… Prueba del palillo (cuando al picar  salga limpio…ya está).

 Sugerencias:

En lugar de níscalos puedes usar champiñones, setas, guisantes…como tu lo veas…estarán igualmente deliciosas siempre y cuando las acompañes con jamón (a poder ser de La Casona de Salamanca).

Nota: El jamón siempre que se comparte sabe infinitamente mejor, adquiere un sabor...inigualable!!!
Dejo constancia del premio: