domingo, 27 de abril de 2014

Torta Schnecken

Hoy, pensando que próximamente festejaremos el día de la madre, te voy a preparar una receta que nos preparaba mi abuela. Si has leído el nombre a lo peor has pensado que mi abuela era alemana, pues no, mi abuela era castellana pero formó parte de esas personas  valientes y sacrificadas que un día cerraron una maleta en la que cabían casi todas sus pertenencias y se fueron sin saber una maldita palabra de alemán a trabajar duro, muy duro para poder ofrecer a los suyos “algo más”. Cuando regresó entre otras cosas y unos pocos (bastante pocos) ahorros, trajo alguna que otra receta con la que más adelante nos alegró más de una merienda de los domingos. Nos contaba los muchos sacrificios que hacían (ella y el resto de los españoles  con los que coincidió allí) y lo difícil que les resultaba comunicarse con los alemanes, todo a base de gestos, señalar las cosas o llevarlas apuntadas en un papel y enseñárselas al tendero.  Y es que no me extraña, mira que es difícil ese idioma, bueno para mi todos lo son. Hace tiempo no sé quién me dijo que  sobre España había una especie de cúpula invisible a la vista que nos impedía aprender correctamente cualquier idioma, es  una especie de campo magnético anti idioma. Eso y el gran sentido del ridículo del que somos víctimas, que nos dificulta, cuando no impide, hablar cualquier otra lengua que no sea la del terruño. Por no hablar de la manía que tenemos algunos de “españolizar” cualquier palabra que viene de otros idiomas y claro… decimos lo que decimos, pues si eres valiente o sabes pronunciar te regalo esto:

TORTA SCHNECKEN


La receta de mi abuela utilizaba almendras, yo como no tenía le puse nueces, que creo no alteran mucho el resultado final.

Ingredientes:

Masa:
250 grs de harina
115 grs de leche templada.
20 grs de levadura fresca (o  8 grs de levadura preparada  como la de  Maizena)
30 grs de azúcar.
50 grs de mantequilla a temperatura ambiente.
Relleno:
30 grs de mantequilla.
50 grs de azúcar moreno.
2 grs de canela molida.
30 grs de nueces picadas.
1 manzana grande (pelada, cortada en láminas finas y picada)
60 grs de pasas remojadas en coñac.
Brillo:
1 huevo batido.
Un poco de azúcar.
Al sacar del horno:
¼ vaso de leche
1 c.s de azúcar.

Elaboración:
Masa:
Disolvemos la levadura en la leche tibia.
Mezclamos la harina y el azúcar, le añadimos la mantequilla y la levadura disuelta en la leche. Amasamos
todo bien hasta que obtengamos una masa elástica y homogénea.
Formamos una bola con la masa y  dejamos que repose tapada 30 minutos. Pasado este tiempo, amasamos un poquito más para quitarle el aire. Estiramos la masa con ayuda del rodillo y formamos (en la medida de lo posible) un rectángulo.
Mezclamos la canela y el azúcar.
Pintamos la masa con la mantequilla semi derretida (con ayuda del microondas si es necesario) y espolvoreamos por encima la mezcla de azúcar y canela.  Repartimos por toda la masa las manzanas picaditas y las pasas. ( A mi me gusta con mucha manzana, si tu prefieres, ponle menos).

Cortamos tiras de unos 5 cm de ancho y las vamos enrollando en forma de espiral desde el centro (como si quisiéramos hacer un caracol, de aquí el nombre de la tarta).  Tapamos con un trapo y dejamos reposar  30 minutos (yo este paso me lo he saltado).
Encendemos el horno a 200º (que se vaya calentando)
Antes de hornear pintamos el bollo con huevo batido y espolvoreamos con azúcar.
Metemos al horno, bajamos la temperatura a 180º y cocemos  20 minutos.

Fuera del horno:
Disolvemos el azúcar en la leche.
Cuando salga del horno lo regamos con la leche azucarada y dejamos enfriar.
Recién sacada del horno, todavía tibia

Al día siguiente



52 comentarios:

  1. Qué buena pinta, no hay nda como las recetas de la abuela, aunque sean de origen alemán (las rectas, claro.)

    ResponderEliminar
  2. Creo que me acabo de enamorar, ¡¡pero de esta torta tan increíble!! Tiene un relleno que me encanta, ¡¡qué aroma tan agradable ha tenido que dejar en tu cocina!! (me apasiona como huele la manzana y la canela horneada). Y por si fuera poco, receta de la abuela. Me voy de aquí encantada. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inconfundible el aroma de la canela acompañando a la manzana, tanto como inolvidable...Bss

      Eliminar
  3. Coñe, pues haberla llamado tarta caracol que todos lo sabemos pronunciar, jajaja. Bromas aparte, creo que fueron una cuantas generaciones de valientes que salieron a buscarse la vida sin pajolera idea del idioma, con una mano delante y otra detrás y trabajaron durísimo para poder tener una esperanza que aquí se les negaba a la mayoría. Eran otros tiempos y sin embargo hemos vuelto a lo mismo por desgracia. La diferencia es que ahora tienen otro país para volver cuando esto se arregle, ojalá pronto. Y en este tiempo los alemanes han venido de vacaciones o para instalarse aquí, pero siguen mirando con malos ojos a los que van allá... en fin, no me caen demasiado bien, la verdad.
    Pero esta torta de tu abuela me caería de maravilla, no creas, me parece difícil (aunque ya sabes que a mi cualquier cosa de repostería me parece difícil) pero es una pasada de tarta o torta, qué más da.
    Hala, me voy que ya te he dejado un testamento, jajaja. Que pases un buen domingo!
    Un besazo preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu si que sabes Nuria... hasta idiomas jajaj. De difícil no tiene nada, lo único más complicado puede ser la masa, pero si eres un poco "rápidilla" y haces lo que yo (saltarte los últimos 30 minutos de reposo)... la torta está lista en poco y menos. Ya sabes que yo no me complico en la cocina. La llamaba torta, porque no era una tarta (eso decía ella). Bss

      Eliminar
  4. Que delicia!!!! Y el corte...ummmmmmh!!!! Impresionante, con la manzana, riquísima!!!!
    Un fantástico homenaje a tu abuela, tan valiente y luchadora!!!
    Biquiños;))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Moitas grazas Nines, a mi me gusta más reposada (de un día para otro) la suelo tomar para el desayuno... está muy buena. Bss

      Eliminar
  5. Desde luego que tiene que estar bien rica porque tiene un corte maravilloso, me gusta por sus ingredientes, su aspecto y por su originalidad.
    Estamos de sorteo en nuestro blog, pásate y si te apetece participa.
    Bss
    ¡¡Mmm qué delicia!!
    Facebook ¡¡Mmm qué delicia!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te ha gustado. no lo dudes que seguro cuando la prepares te... encantará. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola, gracias por publicar una de las recetas de uno de los postres que más me gustan junto a la tarta de galletas con café, nata y chocolate. Tomo nota de ella y prometo pasar a decirte como me ha salido cuando la elabore y que conste que si es de tu abuela la realizare con mayor motivo ya que es una pena que se pierdan esas recetas que se han conseguido sin nociones de cocina formal (pero con mucha practica) que salvando las diferencias, es una de las mejores escuelas.
    Un dulce saludo desde Barcelona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Canela, me encantará que vuelvas por mi cocina y me cuente al oído cómo salió tu caracol (schnecken) A mí me gusta más al día siguiente de hacerlo, para los desayunos!!!

      Eliminar
  7. Madre mía que postre más delicioso! Nunca lo había visto, y eso que tengo alemanes a mi alrededor :)
    Tu abuela es como tantos migrantes que hoy están con nosotros buscandose un futuro, aunque no todo el mundo lo entiende así... todos ellos, unos valientes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué razón tienes Ana, a nuestro alrededor hay un montón de valiente y hasta héroes y muchos de nosotros no sabemos verlos ni valorarlos. Un abrazo y me alegra que te guste esta torta.

      Eliminar
  8. Enhorabuena por haber tenido una abuela tan luchadora y tener la suerte de poder recordarla!! El pastel , seguro que una delicia!!! un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi abuela era muy valiente, luchadora y superviviente nata!!! todo un personaje...como creo que la mayoría de los de su generación que conocieron una guerra estúpida y el sabor del dolor y la pérdida muy pronto. Bss

      Eliminar
  9. Qué rica torta, en el corte se ve impresionante. Muy valiente tu abuela, irse a otro país sin tener ni idea del idioma y de la vida que podía encontrarse allí, es de ser muy valiente. Si consiguió parte de sus objetivos le mereció la pena, además se trajo está receta superbuena que a vosotros os encantaría que os la hiciera. Gracias por compartirla con nosotros.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste, la verdad es que es muy agradable, con unos sabores "clásicos" muy de café con leche que diría una amiga mía, de las de tomar con café. Bss

      Eliminar
  10. Los padres de mis suegros también estuvieron muchos años en suiza y también comentan lo mismo, la verdad es qeu no nos damos cuenta de la suerte que tenemos a pesar de todo... el pastel me lo guardo que tiene que ser una delicia.

    besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, seguro que tus suegros también lo comentan con cierta añoranza, cuando luchar al final tenía una recompensa por pequeña que esta fuera... Bss

      Eliminar
  11. Conozco mucha gente que tuvo que irse fuera a buscarse la vida y todos comentan lo mismo. El pastel divino , tomo buena nota porque me ha encantado.
    Besote
    Ettore

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ettore, un placer tenerte en mi cocina compartiendo este "caracol". Bss

      Eliminar
  12. Que rica!!! Tiene un aspecto estupendo, no lo he probado pero tiene que estar muy buena.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Montse, anímate porque estoy convencida de que te gustará desde el mismísimo momento en que empieces a abrir el bote de la canela, luego todo es magia...de olor y sabor. Bss

      Eliminar
  13. Esta tarta es una maravilla, me encanta la canela con la manzana y las nueces. Y la presentación es preciosa. Me la apunto para hacerla seguro. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uauu Chus!! que digas eso, es todo un subidón para mí. Bss

      Eliminar
  14. que rico!!!, que aspecto excelente!!! tengo que probar….. besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Naroa, Y estás tardando, te gustará sólo el olor que desprende el horno cuando se cocina es para morir del gusto... toda la casa huele a canela!!! Bss

      Eliminar
  15. Me encanta este postre la mezcla de los ingredientes y la forma con que se le da me ha encantado, con tu permiso te sigo.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tienes que pedir permiso, los amigos casi nunca lo hacen... Bss

      Eliminar
  16. Osea, que la culpa es del campo magnético, pufff, pues no sabes lo tranquila que me quedo jaja
    Lo cierto es que el alemán es un idioma difícil de narices y bonito precisamente tampoco es, aquí es el turismo más numeroso que tenemos y muchos viven durante todo el año. Con las pensiones alemanas, el sol español y los precios de aquí ¿crees que volverán a su país? ni de broma.
    Dura experiencia la de aquella época y ahora tantos años después volvemos a vivir un éxodo forzado ¿hasta cuando? quien lo sabe.
    Espero que a tu abuela no le explicaran todo el proceso en alemán jaja, porque me imagino la cara d ela pobre. Menos mal que tú no los has explicado divinamente, y no puede ser más rico el pastel impronunciable, de verdad, me ha encantado.
    Besotes, mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobre abuela!!! creo que sólo aprendió un par de palabras en alemán, a decir "Por favor" y "Gracias" (yo creo que hasta algún "usted perdone"). Yo el inglés, francés,italiano y portugués... va que va, pero el alemán... imposible, se me traba la lengua. Estuve cuatro meses intentando aprenderlo con una hora diaria de clase y no pase de "ein"...no llegué ni al dos...Bss

      Eliminar
  17. Uyyyyy Que cosa más rica. Te cojo esta receta y me la llevo para hacerla tranquilamente en casa. Me ha encantado, y creo que como tú optaré por las nueces que con la manzana es una combinación que me requetechifla. Esto del caracol me ha gustado. Me encanta jugar con las masas y te ha quedado divino. Besos¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda tuya Bego, en el fondo es una receta muy básica y sencilla con unos ingredientes igualmente básicos... pero está realmente deliciosa!!! Un abrazo.

      Eliminar
  18. Que historias mas bonitas las de nuestras abuelas que valientes y que fuertes verdad?. Esta torta tiene que estar de lujo, tiene un nombre difícil de pronunciar pero un aspecto impresionante. Me encanta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado, si el nombre resulta complicado pues la traducimos y la llamamos Torta Caracol... y ya está! Un abrazo.

      Eliminar
  19. Ummmm que pinta, enhorabuena, sigue así, un beso.
    LAS DELICIAS DE MAYTE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mayte, un placer tenerte por aquí. Bss

      Eliminar
  20. Simplemente deliciosa, me encanta, ese relleno es de ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Adita, la verdad es que casi es un relleno otoñal, pero... igualmente delicioso. Bss

      Eliminar
  21. Pues Sonsoles hija se me ha pasado el amargor de tu abuela con esta delicia de tarta caracol como dice la Nuria, pero a mi me tienes intrigada con ese salto que le has dado al reposo de la masa..si, esos 30 minutos ¿ por que leches te los saltas y nos los pones en la receta ?...jajja...tu ya sabes que soy Maria la preguntona...pero es que soy asina de burraca, ale, aquí estoy con la libretita y el lápiz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Macu haces unas preguntas de la leche... voy a ello: mi santa abuela le daba ese tiempo de reposo, pero yo tras varias incrusiones en la receta y un olvido (el de dejar reposar los 30 segundos minutos) me parece que si se hace sin el reposo no es tanta la diferencia y queda igualmente buena. Añadiendo que no esta ya mi abuela para echarme un rapapolvo por saltarme el "reposo". Un beso y toma buena nota, con un solo reposo va más que descansada la masa...

      Eliminar
  22. Me suena eso de señalar cosas, en Polonia para pedir pollo empanado en el restaurante nos faltaba bailar el coco-guagua de Enrique y Ana, pero nos hacíamos unas risas al final. Es duro lo de estar fuera y en esos tiempos ni te cuento, tu abuela fue una valiente y ademas del ejemplo te dejó una receta estupenda... esta sí que me animo a hacerla no sé si con tiempo de reposo o no , dependerá de las prisas
    Un besazo, tú eres otra valiente y lo sabes ;)

    ResponderEliminar
  23. Madre mía, que delicia¡¡ Si lo tuviera ahora mismo a mano no dejaba ni las migas¡¡ ¡¡Buenísima!!

    ResponderEliminar
  24. Ole x esa abuela! Q además d ser una gran luchadora os legó la receta de esta torta q tiene q estar increíblemente buena. Cuánta razón tienes con lo d los idiomas, q desastre!! Y me incluyo.

    ResponderEliminar
  25. Esta torta es toda una delicia. ¡Me encanta! Y la historia que acompaña la receta y le aporta un sabor extra es uno de esos recuerdos agridulces que acompañan a muchas de nuestras familias, imprimiéndoles parte de su identidad. Un gusto leerte, como siempre.
    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Qué corte tan increible tiene esta tarta, perfecta para mi café con leche del desayuno. En cuanto a lo que cuentas te diré que mi padre y mi tio también dejaron su pueblo cuando eran jovenes para ir a Alemania una temporada, y ahora muchas veces comentan que tal y como estamos en España sus nietos también tendrán que hacerlo, en fin, una pena. Bueno guapa, que me ha encantado tu tarta, un besote fuerte fuerte.

    ResponderEliminar
  27. Menuda pinta que tiene esta torta Sonsoles! Me ha hecho acordarme de mi abuela también y de ese toque especial que tenia en la cocina . Me la apunto que me encantan los dulces alemanes. Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Una mujer muy valiente tu abuela, yo para los idiomas soy nefasta :) La receta es una maravilla y comersela tiene que ser aún mejor, menuda pinta tiene, toda una delicia. Un beso.

    ResponderEliminar
  29. Maravilloso!! Lo tengo que hacer, se me ha hecho la boca agua!!
    Besotess

    ResponderEliminar
  30. Sonsoles!!!Pero que pinta más rica!!!Te ha quedado preciosa!!!Y super bien explicado!!Gracias por la receta!!Un beso

    ResponderEliminar