domingo, 1 de junio de 2014

Mosaico de Pulpo Asado

Tengo ochenta años y soy lo que en nuestro pueblo se denomina “una que todavía no ha muerto”, una viuda. Sin mi esposo, los días se hacen largos. Ya no me apetecen los manjares que me preparan Peonía y las demás. Ya no me ilusionan los sucesos felices que con tanta facilidad se producen bajo nuestro techo. Ahora sólo me interesa el pasado. Después de tanto tiempo, por fin puedo decir lo que debía callar cuando era niña y dependía de los cuidados de mi familia, o más tarde, cuando pasé a depender de la familia de mi esposo. Tengo una vida por contar; ya no tengo nada que perder y pocos a los que ofender. Así comienza el libro que me ha regalado Susana, la amiga de mi hija y que estaba con nosotras el último diciembre, ese que a veces parece que es hoy y otras veces deseo que nunca sea. A ti que  de nuevo me lees hoy, nada tengo que decirte, eres lo suficientemente inteligente como para saber leer entre líneas y hace rato que ya lo has hecho. Hay horas, días, semanas que llegan a convertirse en vidas, ausentes de la propia vida.  No me hagas mucho caso, hoy ando con el paso un poquito cambiado, será la primavera que no bien se va a despedir pero  no acaba de traernos el buen tiempo? esto lo tenemos que arreglar de alguna manera (lo de mi paso cambiado, el cambio climático... no está en nuestro abanico de posibilidades), que te parece si preparamos un plato de esos que hacíamos en casa “como si hoy fuera fiesta”

MOSAICO DE PULPO ASADO


Ingredientes:

1 pulpo (de 1 ½  a 2 Kg) previamente congelado y limpio.
1 zanahoria grande.
1 puerro.
2 cebolletas.
2 tallos de apio.
3 ó 4 tomates secos.
2 hojas de laurel.
½  vaso de vino blanco.
½  vaso de agua.
Unas ramas de perejil.
Sal (opcional)

Elaboración:
Dejamos descongelar el pulpo y cortamos sus patas.
Limpiamos, lavamos y troceamos las verduras.
Encendemos el horno a 200º
En un molde de plum cake colocamos las patas de pulpo poniendo de forma alterna las partes anchas de las patas del pulpo con las partes estrechas. Colocamos encima todas las verduras troceadas, las ramas de perejil, las hojas de laurel, el vino y el agua.





 Tapamos con papel de aluminio  y lo metemos al horno a 180º durante 1 hora.
No creas que es poco líquido, el pulpo al cocer “soltará” líquido también.
Una vez transcurrido el tiempo de cocción, sacamos el molde del horno, con cuidado de no quemarnos retiramos todas las verduras y gran parte del líquido de cocción. Ponemos papel de aluminio y peso encima del pulpo, en caliente, para hacer el prensado (servirán unos botes de conserva). Dejamos enfriar bajo peso, mejor de un día para otro, y cortamos muy finito a la hora de servir.


Sugerencias para servir:  espolvoreado de pimentón, regado con aceite de oliva virgen extra y acompañado con con unas tortitas de puré de patata y alioli pasadas por pan rallado calentadas vuelta y vuelta en la plancha...

24 comentarios:

  1. Sonsoles , cariño , eres maravillosa en todo lo que haces, cocinas como los ángeles y escribes que me pones los vellos de punta...que lo sepas..
    un besito amor

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el pulpo y nunca lo había visto así preparado, pero me gusta la idea (Por cierto, ¿el libro del que hablas es "El abanico de seda·, de Lisa Lee?)

    ResponderEliminar
  3. Hace muy poquito que conocí tu blog y sin dudarlo me quedo por aquí disfrutando de tu cocina, pero sobre todo de estos textos que nos regalas, un besazo!!!

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hola Sonsoles!! Todos tenemos algún día con el pie cambiado, lo bueno es que siempre amanece, y volvemos a tener un nuevo día, éste, tal vez como un bonito día de primavera.
    El pulpo, espectacular. El corte, increíble. ¡¡Feliz domingo!!

    ResponderEliminar
  5. Mi querida Sonsoles, al igual que nuestra Macu, yo también tengo los vellos de punta y tú también sabes por qué lo digo. Sólo te ha hecho falta desplegar tu "Abanico de Seda" para comunicarte con total libertad con aquellos que te queremos, admiramos y respetamos. Respecto a lo del cambio climático, la cosa está chunga, pero tu paso cambiado tiene mejor pronóstico, sólo tienes que apoyarte en aquellos que te quieren e intentar dar dos pasos seguidos con el mismo pie. No es fácil, no, pero desgraciadamente es lo que hay, tú al menos lo intentas, y para muestra éste plato festivo que nos traes hoy y cuya receta guardaré con todo mi cariño. Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  6. Cuanto tiempo sin visitarte niña, pero es que he estado algo pachucha y muy chof!!! Me ha encantado el pulpo preparado así, queda muy lucido y debe estar riquísimo como todo lo que haces. Te dejé un regalito en mi blog y no es necesario que sigas la cadena... A mi también me ha ha erizado el vello tu entrada y no se que decirte, salvo que besotes grandes!!!

    ResponderEliminar
  7. Si estuviera ahí contigo te daría un abrazo largo de esos apretujados, apretujados... y luego nos comemos ese pulpo, si señora.
    Un beso corazón.

    ResponderEliminar
  8. ¡Muy grande esta receta de pulpo! Sí que es un mosaico.

    ResponderEliminar
  9. Una preciosa entrada llena de sensibilidad!!! A veces la tristeza nos invade y hace que el caminar sea lento y pesado por el lastre que llebamos sobre los hombros, ojalá que un soplo de viento primaveral se lleve esa tristeza.
    La receta es una delicia;))
    Un abrazo cariñoso ;D

    ResponderEliminar
  10. Wow!! qué receta, espectacular... maravillosa, y la entrada es simplemente hermosa!! me dejó pensando un millón de cosas.... sólo me queda una duda, qué podemos hacer con las verduras que hemos retirado? seguro han de tener también un rico sabor... saludos :D

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que la entrada según la iba leyendo, me iba tocando la fibra sensible. Espero que esa melancolía que en esta entrada he sentido, se torne en alegría, por esas pequeñas cosas que nos da la vida y que cuando reparamos en ellas inundan nuestro corazón de positividad y de ilusión para el día a día. Deseo que esa tristeza se la lleve muy lejos el buen tiempo que seguro viene ya!! .
    Ánimo y camina hacia adelante, seguro que podrás con ello!!
    La receta buenísima a parte de maravillosa y muy bonita como la has presentado, queda estupenda.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  12. Que original te quedo ummmmm, enhorabuena, sigue así, un beso.
    LAS DELICIAS DE MAYTE

    ResponderEliminar
  13. Tus palabras tiñen de belleza tu tristeza, un relato precioso. Nunca había visto este plato, me parece delicioso. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Si algún día llegara a escribir como tú lo haces...!!! , Te muestras tal como eres por medio de tus palabras... no he leído nunca, nada más lleno de sentimiento. Muchas gracias porque no publicas solamente tus recetas , publicas tu corazón! Un abrazo y un beso!!!!

    ResponderEliminar
  15. Sonsoles cariño, no tengo perdón, pero ya estoy aquí.
    Suele pasar que de lo importante no te acuerdas jejejeje.
    Lo que se debe sentir a los 80, lo deberíamos sentir siempre...no tener nada que perder te debe dar mucha libertad y paz.
    Bueno, que decir de la receta, que me encanta y me la guardo y si, veo que te gusta el verde jaja.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  16. Sonsoles!!! Venga, parriba!!! Y si no ya sabes donde estamos todos, agazapados detrás del teclado , no te cortes, rabia me da no poder estar contigo...sabes que queramos o no, y aunque nos joda,la vida sigue, con lágrimas o con sonrisas, quedarse atrapada en la negrura o pelear y salir de ella, con días mejores y peores depende de uno y tú estás peleando duro y bien, eres valiente , lo sabes y saldrás de este bache...además cocinas como los ángeles ,así que ellos también te ayudarán
    Un besazo niña y ánimo...ya sabes donde encontrarme

    ResponderEliminar
  17. Pero nenaaaa, tu te tienes que dedicar aesto,,,no solo a cocinar, tienes que escribir libros, madre mia que arte tienes y cuanto sentimiento!! La receta y la foto....UN ESPECTACULO, todavia no he podido cerrar la boca, me encanta,
    Besazo enorme y feliz semana
    Ettore

    ResponderEliminar
  18. No hay nada mas bello, desestrensante y emocionante al mismo tiempo que cocinar. A ti se te nota que te gusta, así que ponte a cocinar más y más recetas como ésta. A mi el pulpo me apasiona pero jamás he podido sacar el punto justo de cocción, así que con esta receta he aprendido y dado un paso más para ir a por él porque se le ve una pinta espetacular. Besos y feliz semana¡¡¡

    ResponderEliminar
  19. Una entrada preciosa y al mismo tiempo muy triste Sonsoles, es normal que ese día te parezca que es hoy, pero hay que seguir adelante, con mucho esfuerzo aveces, pero hay que seguir. Te mando un beso y un abrazo enorme, mucha fuerza.
    Sobre la receta que te voy a decir si eres un crak en la cocina, me encanta esta receta, seguro que esta muy rica, como todo lo que haces. Un besazo muy gordoooo.

    ResponderEliminar
  20. Que te voy a decir de la receta que es impresionante!!! me la quedo, me la archivo, me la todo!!! pero ese animo tuyo lo veo muy bajo, cariño mio, muchas veces tenemos que seguir aunque nos cueste, y tu eres una persona muy fuerte, estoy segura.
    Todos los besos del mundo, y al proximo pulpo avisa que me presento...!!!

    ResponderEliminar
  21. Tus palabras dicen mucho en muy poco, ains! Me has hecho suspirar... Al igual q esta maravilla d pulpo q has preparado, absolutamente apetecible. Un achuchón wuapa!

    ResponderEliminar
  22. Sonsoles, hay días que mejor pasarán fugazmente, pero hay están y los tenemos que llevar lo mejor posible.

    Y hoy me has animado el día con ese plato de pulpo queme vuelve loca, por cierto muchas gracias por los consejos en la tarta de tomate, besotes
    Sofía

    ResponderEliminar
  23. Lastima que no se haya inventado la degustación virtual.

    ResponderEliminar
  24. Ricetta buonissima e bella da vedere.....complimenti....ciao

    ResponderEliminar