domingo, 6 de julio de 2014

Espiga de Salmón, Surimi y Queso

Helio es el dios del sol, que lo ve y lo sabe todo, pero no puede guardar secretos. En las guerras cósmicas entre los dioses y los titanes, los titanes le ahogaron en el mar oriental, pero Zeus le resucitó y le entregó un carro de oro, tirado por cuatro caballos blancos (Flegonte: Ardiente, Aéton: Resplandeciente, Pirois: Ígneo y Éoo: Amanecer) con alas, que echaban fuego por la boca. Cada mañana, las Horas, diosas de las estaciones, enganchan los cuatro caballos al carro de Helio y éste emprende su recorrido a través del cielo. La visión de su paso es tan cegadora, que los ojos humanos no pueden mantener la mirada. Surgen llamas de los hocicos de los caballos, el carro desprende millones de rayos de luz, y el casco (a través de cuyas ranuras Helio contempla el mundo) y la coraza brillan como el oro fundido. En cierta época, Helio tuvo una amante llamada Clitia, hija del rey de Babilonia. Esto no le impedía murmurar de los amoríos de otros dioses, y cuando Venus Afrodita le fue infiel a su esposo, a Helio le faltó tiempo para chismorrear. Venus se vengó infundiéndole a Helio una ardiente pasión por Leucótoe, hermana de Clitia.  Clitia se puso tan celosa que se lo contó a su padre, el cual ordenó que Leucóte fuera enterrada viva. Helio trató en vano de revivirla dando calor a su cuerpo ya frío; y Clitia, habiendo perdido su amor, se expuso desnuda al viento invernal, negándose a comer y beber. Pero su amor por Helio seguía siendo tan fuerte, que su cuerpo echó raíces y se convirtió en una hermosa flor, el heliotropo (o girasol), que aún sigue mirando a Helio cuando este hace su recorrido diario por el cielo. Y para que tu y los que acompañen tu mesa  hagáis también un recorrido con ojos enamorados, aunque sólo sea por el plato, a pesar de que Helio no está acompañándonos mucho con sus rayos (al menos en la mitad norte peninsular…):

ESPIGA DE SALMÓN, SURIMI Y QUESO







Ingredientes:

1 lamina refrigerada de masa para pizza.
1 bolsa de palitos de surimi refrigerados (175grs), cortados en rodajas finas.
1 puerro (la parte blanca) muy picado.
Unas hojitas de cilantro (o perejil) picado.
1 tarrina de queso crema (270 grs).
1 bolsa Mezcla 4 cresos rallados.
1 paquete de salmón ahumado (175 grs).
2 + 2 c.s de aove ecológico.
2 c.s de piñones.
Unas hojas de rúcula.

Elaboración:
En una sartén ponemos 2 cucharadas de aove y ahí rehogamos el puerro muy, muy picadito. No debe dorarse. Añadimos el salmón troceado, le damos un par de vueltas, incorporamos el cilantro  (o el perejil) removemos e inmediatamente echamos el queso crema. Con el fuego apagado, integramos todos los ingredientes bien. Mientras se enfría, vamos con el resto de la receta.
Extendemos la masa de pizza y le hacemos unos cortes, a derecha e izquierda, en diagonal, sin llegar al centro.

Sobre el centro de la masa, extendemos la mezcla de cuatro quesos rallados, encima colocamos las rodajas de los palitos de surimi y sobre estos la mezcla de salmón, queso y puerro.
Cerramos la masa, dándole la forma de una trenza, untamos con el aceite de oliva virgen extra (aove) ecológico y espolvoreamos por encima los piñones.


Precalentamos (10 minutos) el horno a 200º , introducimos nuestra trenza y cocemos durante 25/35 minutos a 180º.
Servimos acompañando de rúcula.
Buen provecho y que Helio... deje algunos de sus rayos por aquí cerquita!!!

20 comentarios:

  1. Una imagen desgarradora y sorprendentemente bella a la vez, que a los caballos les salgan llamas de los hocicos. Envidio a estos dioses, tan despreocupados de las inmundicias humanas que ellos nos dejaron como castigo, canallas todos ellos.
    La receta, que decirte, espectacular es poco, jugosa, sabrosa y con una presentación impecable, ahí es ná. Un besazo, guapa!!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Hola Sonsoles!! Pues sí, parece que este verano vamos a seguir unos días más con la cabeza gacha cual girasoles, hasta que el sol quiera deleitarnos con su presencia. De momento, sí la levantaremos para degustar esta fantástica espiga de salmón, que por cierto, es muy original y con unos ingredientes que me encantan. Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Para mi trenza, que las hago a montones y ésta tuya me la apunto que me parece un relleno rico riquísimo.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  4. Helio está de vacaciones...
    Me gusta el relleno de la trenza , me parece más veraniego que el que hago normalmente;lo tendré en cuenta.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  5. Preciosa entrada para esta maravillosa y rica espiga rellena!! besos

    ResponderEliminar
  6. Como siempre tu entarada es una maravilla, tu introducción me deja tonto ya!! y esa trenza....madre mia que cosa más rica, con ese relleno.
    Besos y feliz semana
    Ettore

    ResponderEliminar
  7. Hola Sonsoles. Hoy parece que por fin vamos a tener buen día en el norte y que se van las lluvias... veremos como continúa la cosa... bueno, a lo que iba, te ha salido estupenda la trenza. Ignoraba cómo se le daba la forma y la verdad es que no me ha parecido difícil la manera en que lo haces. Y el relleno es muy apetecible, besos.

    ResponderEliminar
  8. uff que buena pinta, me la apunto! una pregunta qué es el aove?
    saludos!

    ResponderEliminar
  9. Pues por la otra mitad norte, Helio tampoco se deja ver mucho. De momento, me apunto estas espigas mientras lo espero. Tienen un aspecto muy sabroso. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Por dios que bello relato, con lo que me gusta la mitología griega, has llenado mi alma y las ganas de comerme esta deliciosa espiga de salmón tú si que eres un sol resplandeciente que nos alegras la vista y el gusto cada vez que venimos a tu blog un fuerte abrazo bst cielo

    ResponderEliminar
  11. Vaya pinta y encima es fácil de acer. ¡Me encantó!

    ResponderEliminar
  12. Nena, si vivieras aquí mandarías a Helio a tomarse unos meses de vacaciones porque aquí hace horas extras y yo estoy ya de él hasta los mismísimos, jajaja. Tú mándame un trocito de esa espiga que te ha quedado de exposición y yo te mando a Helio con billete de ida nada más, todo para ti solita!! Si es que el mundo está mal repartido, yo sufro por exceso y tu le tienes ganas...
    Un besazo preciosa

    ResponderEliminar
  13. Que espiga mas jugosa ummm, enhorabuena sigue así, un beso.
    LAS DELICIAS DE MAYTE

    ResponderEliminar
  14. ¡Qué pinta más deliciosa!

    Esto lo tengo que preparar este verano (bueno, y durante el otoño y el invierno... jajajaja)

    Me la llevo y ya te contaré cuando la prepare. Además aprovecho para seguirte y para invitarte a que visites mi blog de repostería si te apetece. Y si te gusta espero que me sigas también

    Besos, Cuca

    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  15. Qué pinta tan rica tiene esa espiga, lo que eres capaz de hacer con una masa refrigerada, y yo espesa de ideas, en fin, que se ve super jugosa y rica. Un besote guapa.

    ResponderEliminar
  16. Por cierto, Sonsoles: tienes un regalito en mi blog. Espero que te guste. Besos.
    mansanesinopomes.blogspot.com

    ResponderEliminar
  17. Menuda pintaza Sonsoles, se me hace la boca agua, por Dios, que rico, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  18. ¡¡Que buena pinta !! Cada vez que entro en este blog me encuentro recetas maravillosas Sonsoles , Gracias. Un besote.

    ResponderEliminar
  19. Que delicia de entrada, riquísima espiga, me encanta!!
    Un beso

    ResponderEliminar