miércoles, 6 de agosto de 2014

Patatas con Corazón Bravo

Carmen  se fue a vivir a un pueblo pequeño, de pocas gentes y cerca de casi ningún sitio como ella dice, porque le gusta salir por las noches alumbrada únicamente por la luz de  la luna a recorrer los campos. Le gusta saber que de la oscuridad de la tierra brota la vida, que aunque a simple vista uno no vea lo que sucede en su interior, hay semillas que germinan, que se abren, que crecen, que serán parte de nosotros. Que hay cosas que no se ven pero que existen.  A pesar de su nocturno horario de paseo, se pone  un sombrero sobre la cabeza pues su abuela Dolores le había dicho, cuando era una niña, que la luz de la luna era igual de poderosa que la del sol y que había que tomar sus precauciones antes de exponerse a ella. A ti te podrá parecer un tanto irrisoria la advertencia de doña Dolores, pero te contaré que un día cuando llegué a comprar un poco tarde (vamos, que estaba a puntito de cerrar, ya recogiendo la mercancía) la señora Chelito, a la que suelo comprar las patatas y algunas cosas de su huerto, me sorprendió que estaba tapando con una vieja toalla de playa la caja donde tenía las patatas y claro, las tuvo que destapar para servirme unas pocas. Como la curiosidad me pico y mucho, le pregunté qué porqué las tapaba y me dijo: “pues para protegerlas de la luz de la luna y que no rebroten”. Como acabas de conocer, tanto mi tendera como doña Dolores, con sus años  y sus kilómetros de distancia comparten (y reparten) conocimientos acerca de lo poderosa que es la luz de la luna.  Creo que voy a seguir este consejo y, como hace Carmen, protegerme antes  de exponernos a la influencia de Selene, y si tu no quieres protección pues quédate con esta receta que preparé  con las patatas protegidas de la luz de la luna que me vendió la señora Chelito:

PATATAS CON CORAZÓN BRAVO



Ingredientes (4 personas):

4 patatas medianas con forma redondeada.
16 mejillones.
1 hoja de laurel.
½ vaso de vino blanco
Tomillo u orégano fresco para decorar.
Salsa Brava:
½ cebolla picada.
2 dientes de ajo.
½ pimiento verde.
½ pimiento rojo.
1 tomate rojo y blando picado (o 4 c.s de salsa de tomate)
1 c.c de pimentón de la vera.
1 trocito de pan duro (+/- lo de una rebanada).
Sal (opcional)
1 guindilla seca.
3 c.s de aceite de oliva virgen extra.
¼ vaso de vino blanco.
½ vaso de agua.

Elaboración:
Limpiamos los mejillones muy bien con agua fría. En una cazuela amplia ponemos el vino blanco y la hoja de laurel e introducimos los mejillones, tapamos la cazuela y dejamos que se abran, cosa que tardará muy poco. Apagamos el fuego y dejamos  en la cazuela los mejillones hasta su uso.

Lavamos bien las patatas y las ponemos a cocer en agua con sal, mientras se cuecen podemos ir preparando la salsa. Otra opción es cocer las patatas al vapor.
Salsa Bravísima
En un cazo echamos 3 c.s de aove y ahí doramos la cebolla y el ajo, cuando estén dorados (pero sin pasarnos) añadimos los pimientos picados y cocinamos unos 10 minutos, a esto le añadimos  el pan en trocitos, damos un par de vueltas y echamos el pimentón e inmediatamente, para que no se requeme, le ponemos el vino blanco y el tomate cocemos unos 10 minutos más y añadimos la guindilla y el agua, cocemos unos 5 minutos y trituramos todo (guindilla incluida) con la batidora (yo lo hago en el mismo cazo), si vemos que está muy espeso añadimos un poquito de agua hasta que tenga la textura que nos guste.
Cuando las patatas estén cocidas, las sacamos  del agua, dejamos enfriar, las pelamos y con ayuda de un vaciador pequeño le retiramos parte de la pulpa (serán el recipiente para los mejillones).
Sacamos los mejillones de sus conchas y ponemos 3 ó 4 en el interior de nuestras patatas huecas, enteros o picados, cubrimos con la salsa brava y para servirlos calientes los metemos unos segundos al microondas a media potencia (para que no exploten). Las bolas de patata las ponemos al lado para completar el plato.
 Al lado pondremos un recipiente con más salsa brava caliente. Que cada uno tome la que sus papilas gustativas aguanten.


Decoramos con unas hojitas de tomillo u orégano fresco.

Nota: Podemos utilizar parte del caldo (colado) de cocción de los mejillones para elaborar la salsa. Aportará un sabor más marinero al plato.

Renota:  Pido disculpas a todos los que venís hasta mi cocina por no poder atenderos un poquito mejor, pero circunstancias familiares (tristes y dolorosas) hacen que pase muchas horas en el hospital.  Siempre que puedo, me paso por vuestras "cocinas", cierto es que no tanto como deseo. Un enorme abrazo y gracias por seguir viniendo hasta aquí. 

12 comentarios:

  1. Me encanta la receta de patatas que has puesto, desde luego es muy original y no me cabe duda de que estará riquísima. El nombre de la receta es muy chulo, besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Hola Sonsoles!! Tus recetas son fabulosas, ya lo sabemos todos, pero que es un placer leerte también es conocidos por todos los que afortunadamente conocemos tu blog. Siempre he pensado que hay personas que le afecta la luna llena, pero claro, no sé si en las personas, ese rebrote es bueno o malo. Tal vez, una noche de estas, me quede recibiendo los claros de luna, por si me rebrotan unos centímetros más de estatura, que no me vendrían nada mal, je, je. Besitos, y un placer.

    ResponderEliminar
  3. Una receta de lo mas rica, pero sobre todo lo que me ha encantado ha sido la presentación. Las hace apetecibles, se ven ricas.......
    Bss

    ResponderEliminar
  4. Que receta más rica! Y la presentación super bonita!! bsss

    ResponderEliminar
  5. Me ha parecido una forma super original y preciosa de presentar estas patatas con mejillones. Sobre la luna, supongo que será su influencia en el agua lo que "tira" de las patatas... ¿no?

    ResponderEliminar
  6. historia muy amena y receta aun mejor ;)

    ResponderEliminar
  7. Me parecen super buenas, preséntalas al reto del Cocineros en el Mundo... Por fechas entras... Bueno es una sugerencia ... ¡¡Me parece un plato excepcional !!!!!!! Enhorabuena. Un besazo !!!

    ResponderEliminar
  8. Riquisimas tus patatas bravas, menuda pinta, esa salsa tiene que estar estupenda, ahora que me voy para Logroño a ver si se las hago a mis hijos,
    Un beso muy gordo

    ResponderEliminar
  9. Hola Sonsoles, no pasa nada, lo primero es que se recupere pronto tu familiar que este enfermo, lo demás no importa ya tendrás tiempo de visitas.
    Las patatas me encantan se ven deliciosas, como todo lo que haces, me encantan
    Besinos
    El Toque de Belen

    ResponderEliminar
  10. nuestro corazón esta contigo,tiempo tendras de reincorporarte a tu blog cuando las cosas se vayan solucionando,
    tu receta como siempre estupenda,y la entrada también.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Pues esta tambien me la perdi, esto de no estar con bloguer es una desventaja, no puedo tener las actualizaciones de los blog y no me entero cuando publican si no voy directamente a verlo, no puede ser!!!
    Por lo demás, lo más importante del mundo eres tu, los demas esperamos lo que haga falta!!!
    Besines guapa!1
    Ettore

    ResponderEliminar