domingo, 16 de noviembre de 2014

Higos rellenos de Chantillí de Mango

Invité a  Lucia a comer, teníamos que celebrar mi regreso y ponernos al día en muchas cosas. Lucia es una persona muy aloprotocolo  y siempre, siempre suele traer una botella de vino o cava para amenizar la comida, favorecer la digestión y facilitar la cabezadita, pero ayer me sorprendió y mucho: Nada de licores, traía una Orquídea!! Sobre todo me sorprendió porque no le gusta comprar flores. En cierta ocasión me había contado que cuando esperaba en el puesto de las verduras, vio a una mujer con un ramo de flores que debía costar al menos 30€ y eso le produjo hasta cierto malestar. Le desconcertaba que alguna gente comprara flores como si se tratara de un producto esencial, algo tan necesario como las legumbres, el pescado o incluso el papel higiénico. A ella le gustan las flores en maceta. Duran más siempre que una se acuerde de regarlas. En su casa familiar no había flores, ella no recordaba que su madre las comprara jamás. No fue consciente de que estuviera privada de algo tan bello hasta el día que fue con su tía al mercado de Monterrico. Allí observó cómo compraban toda clase de verduras, frutas y golosinas que eran desconocidas para ella. Más tarde, ya en los puestos de la calle,  se pararon frente a un  ambulante donde su tía compró varias varas de nardos,  mientras  le susurraba al oído: esta flor está prohibida colocarla en las alcobas de las mujeres solteritas porque dicen que su aroma las embriaga y adolece sus voluntades; que inundaron con su aroma cada rincón de la casa. Al recordarlo hoy… decidió darse un capricho y comprarme una  orquídea.  No estuvo de más su aclaración final (sobre todo para alguien como yo, con quien las plantas parecen tener un alto grado de incompatibilidad). Las orquídeas parecen delicadas, pero no lo son tanto, realmente sólo hay que mantenerlas  húmedas y en un ambiente claro y cálido. Sus flores se mantienen durante mucho tiempo, luego la planta entra en estado de hibernación hasta que vuelve a sorprendernos con nuevos botoncitos que se abrirán en hermosas flores. Mientras esperamos que se abran los botoncitos de la orquídea nosotros vamos a ir abriendo unos higos para preparar el postre,  de la mano de M. Berasategui:

HIGOS RELLENOS DE CHANTILLÍ DE MANGO



Ingredientes (4 personas):

12 higos de unos 30 gramos.
125 grs de mascarpone (sustituible por nata montada).
30 grs de  miel.
125 grs de pulpa de higo.
Cereales crunch ( los del deayuno)
Para el chantillí:
250 grs de pulpa de mango triturada.
500grs de nata semimontada.





Elaboración:

Mezclamos el mascarpone con la miel bien y refrigeramos. Mientras, cortamos la parte superior de los higos (a modo de sombrero) y los vaciamos, para obtener los 125 grs de pulpa.
Mezclamos al mascarpone y la miel la pulpa de higo y con esta mezcla rellenamos los higos.
Colocamos encima el crunch de los cereales y le ponemos el sombrerito del propio higo.



Para el chantillí: Pasamos por la batidora o thermomix el mango hasta que esté perfectamente triturado (si es necesario lo colamos) y lo mezclamos cuidadosamente con la nata.

Ponemos una cama de chantillí de mango y encima colocamos nuestros higos rellenos.

Nota:  En su receta original M. Berasategui utilizaba piña en lugar de mango, nata en vez de mascarpone para el relleno y galletas maría en lugar de cereales crunch.

13 comentarios:

  1. Hola Sonsoles! !! Los higos son mi fruta favorita y casi nunca hago ningún dulce con ellos, pues me gustan tanto que termino comiéndomelos casi todos de una sentada. Y en que tragándose de higos, no tengo fin. Tu propuesta me parece riquísima. Con respecto a las plantas, no hay manera, se me terminan muriendo todas. Aunque no me doy por vencida. Unos alumnos míos me regalaron una orquídea rosa palo preciosa, me dijeron que le pusiera agua en un cacharrito y no en exceso y que nunca la regara por arriba. Seguí todos los consejos, pero a las dos semanas uno de los tallos empezó a ponerse negro y al final toda la planta. Y adiós orquídea. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Nunca he probado ningún postre con higos, pero este se ve genial, seguro que está muy bueno.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  3. Que cucada de postre. Muy apetecible.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. El aspecto es francamente delicioso... me gusta muchísimo la propuesta que le has cogido a Martín.

    Las flores, yo prefiero que no las corten, me parece una frivolidad. Son seres vivos, no hay que cortarlas solo para que decoren. Lo mismo que no hay que matar animales solo para disecarlos, sino para comérselos.

    ResponderEliminar
  5. Se ve delicioso, los higos me encantan . de cualquier forma y ésta me la apunto. Un besazo!!

    ResponderEliminar
  6. Buenos días Sonsoles, que lastima que ya no sea temporada, te robo la receta, me ha encantado y le entrada no te digo....... Seguro que la haré.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Sonsoles, mi niña, sólo el título ya me parece delicioso.
    Pero es que mientras iba leyendo el proceso, he tenido que coger una manzana para mitigar las babas un poco y aquí estoy ahora, con la manzana en la boca mientras tecleo y decirte que me ha encantado tu receta de hoy....bueno y tu forma de contarlo todo, pero eso también te lo digo siempre.
    Besotes regordos mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
  8. Yo no soy de gastarme mucho el dinero en flores, pero si que reconozco que me gustan mucho y sobre todo las orquideas, son las flores que más me gustan junto con las rosas, me parece un bonito detalle el de tu amiga.
    Los higos los he comido mucho, pero preparados así nunca, tienen que estar muy ricos con ese relleno, deliciosos.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  9. Uff, pues a mi las orquídeas en maceta se me resisten de toda la vida, me duran dos telediarios y eso que le pongo empeño... y siempre me las han regalado porque es una flor que no me apasiona, francamente. Me gusta más un ramillete de flores silvestres, margaritas o rosas, sobre todo blancas, pero en fin, para gustos las flores y los colores, verdad?
    En lo que no tengo problemas es en tu postre de higos, mira que me gustan pero los como poco por eso de que engordan... claro que luego, como soy una incoherente de la vida, me hincho de chocolate y me quedo tan ancha,jajaja. Bueno, niña, tu postre es una delicia lo mires por donde lo mires, y además precioso.
    Un besazo gordo, niña, ya estás por aquí?

    ResponderEliminar
  10. Hola Sonsoles, hoy me he tenido tiempo de leer tu historia, seguro que preciosa y con mensaje como siempre.. pero la próxima vez sera
    La receta como siempre maravillosa la mezcla de ingredientes riquísima sin duda, me ha encantado
    Besinos
    El Toque de Belén

    ResponderEliminar
  11. Yo también prefiero las macetas a las flores, las macetas están vivas y las flores...camino del matadero, pero es verdad que la gente agradece más un ramo de flores que una maceta así que depende de la confianza q tenga compro uno u otro
    Como contigo ya tengo un "poco", no me corto en mandarte el tupper porque no tengo la paciencia ni unos higos en condiciones para vaciar, y mira que tienen que estar buenos, es que veo ese Chantillí y me relamo como los gatos
    Un beso y bienvenida al terruño

    ResponderEliminar
  12. Madre mía Sonsoles, esto es un manjar, no se me va a quitar de la cabeza en todo el día, qué rico.

    ResponderEliminar
  13. Sonsoles, este postre es un sueño. Una delicia y un manjar con todas las letras. ¡Exquisito!
    En cuanto a las flores: en tierra, en macetas, en la naturaleza (como creo yo debe ser).
    Un cariño grande.

    ResponderEliminar