lunes, 26 de enero de 2015

Pollo al Vinagre y Una Patata Rellena de Ensalada

Me abres la puerta? Necesito sentarme a hablar con alguien y he pensado en ti. Es buena hora? Tienes un ratito para mí? Me reconforta saber que me vas a oír  y que vas a escuchar mis tristezas y soledades. Qué bueno es tenerte! Hoy arrastro alma de bolero hasta tu casa y empezaría pidiéndole al reloj que no marcara las horas por aquello de no enloquecer. Estoy triste, preocupada, nerviosa…y a la vez esperanzada y con la convicción de que es lo mejor para ella. Con los nervios no te lo he dicho aún, es mi hija, hace unas horas ha empezado lo que será su primera  experiencia laboral lejos de su entorno familiar. Otro cambio más en nuestras vidas. Se va a  vivir, trabajar y continuar con su formación académica en Estados Unidos y eso…pues eso, te pone el alma de bolero y el corazón al compás de un fado. Cada  prenda que se guarda en la maleta es un nudo en el corazón y una lagrima en los ojos y por más que te repites que es lo que ella desea y que los hijos deben hacer su vida lejos pero “cerca”, siempre cerca, de los padres… ahí sigue el nudo y ahí comienza a asomar la lágrima. Ya sé que los tiempos han cambiado mucho, y ahora en lugar de cartas utilizaremos el Skype, el Whatsapp y el teléfono para acercar nuestra distancia física, pero... Me viene a la cabeza un hermoso bolero que suena así:

Son tus cartas mi esperanza,
mis temores, mi alegría,
y aunque sean tonterías
escríbeme... escríbeme.
Tu silencio me acongoja
me preocupa y predispone
y aunque sea con borrones,
escríbeme, escríbeme.
Me hacen más falta tus cartas
que la misma vida mía,
lo mejor morir sería
si algún día me olvidaras.
  
(Este bolero lo escribió Guillermo Castillo Bustamante, preso político en el penal de Barquisimeto, pensando en su hija Inés. Sólo tuvo derecho a escribir una carta quincenal, de una cuartilla. Inés, su esposa, estaba presa. Inés, su hija, no lo podía ver, pero era la encargada de hacerle llegar las noticias de la familia y de recibir las cartas. Un productor convenció a Alejandro Sadel, galán de moda en los sesenta, para que cantase el bolero. Luego se convertiría en Venezuela en un himno de los movimientos democráticos. Mucho más adelante, Lucho Gattica lo incluiría en su repertorio.)

Una de las últimas recetas que me pidió mi hija fue esta que ahora te enseño y espero que te guste, es light, light:
POLLO AL VINAGRE Y UNA PATATA RELLENA DE ENSALADA


Ingredientes (4 persosnas):

3 pechugas de pollo.
1 zanahoria limpia y cortada en rodajas.
½ cebolla picada en trocitos.
2 dientes de ajo picados.
½ cebolla morada cortada en trozos verticales grandes + ¼ para la ensalada.
6 tomates cherry.
½ c.c de salsa Tajín (opcional).
3 c.s de aove.
200 ml de vinagre.
100 ml de vino blanco (sustituible por agua).
2 hojas de laurel.
Pimienta molida.
Orégano.
Sal.
4 patatas cocidas.
Unas hojas de lechuga para la presentación.







Elaboración:

Ponemos a calentar el aove y ahí pochamos la cebolla picada, los ajos y la zanahoria, cuando  empiezan a tomar color añadimos  el pollo y lo doramos un poquito durante unos minutos, lo salpimentamos y le añadimos el laurel y el orégano, le damos unas vueltas más e incorporamos el vinagre y el vino blanco, dejamos que cueza todo junto sin la tapadera, para que evapore y reduzca, durante unos 20 minutos.   Cuando faltan 7 minutos para finalizar la cocción incorporamos los trozos de cebolla morada (quedarán perfectamente cocidos y no perderán su color, nos servirán para decorar nuestras patatas cocidas).


Sacamos la cebolla morada, la pasamos por agua muy fría y la ponemos a escurrir, la utilizaremos luego para nuestra
Ensalada de patata:

Cocemos las patatas (yo lo hice en el microondas) y con cuidada vaciamos su interior con ayuda de un sacabolas, reservando  lo que retiramos.
En un bol picamos muy chiquitos los tomates y la cebolla morada y lo mezclamos con la patata cocida que hemos retirado. Esto lo sazonamos con sal y  salsa Tajín y aliñamos a nuestro gusto con vinagre y aceite o zumo de limón y aceite (lo dicho a nuestro gusto).

Sobre unas hojas de lechuga colocamos la patata, la rellenamos con la ensalada y con un poco de cuidado le ponemos de forma decorativa las tiras de cebolla morada cocida.




y aunque sean tonterías
escríbeme... escríbeme.

16 comentarios:

  1. Hola Sonsoles! !! Aunque el Skype sea frío, gracias a él es como si vivieran en el pueblo de al lado. Nosotros hablamos a menudo con mi cuñado así de normal pues vive en Manchester y cuando viene de vacaciones ya no da la sensación de que se fue hace meses. Espero que no se te haga larga la espera hasta que vuelvas a abrazarla. La receta de hoy seguro que tiene mucho de ella. Besitos y gracias por todo.

    ResponderEliminar
  2. Gosto de frango e achei a sugestãó uma delicia
    Apresentação dá logo vontade de comer
    bj

    ResponderEliminar
  3. Hola preciosura !!!
    Pues fijate que hoy te había visto más el alma de ranchera, de esas que te arrancan del alma.
    Ahora mismo no te envidio nada, ya sabemos que todas las cosas buenas que les ocurra a los hijos también son una alegría inmensa para nosotras y seguro que le va genial, y la experiencia será enriquecedora. Pero el que queda, está más jod - - de eso no cabe duda.
    Así que tu nuevo mejor amigo se llama Skype ;) así la sentirás un poquito más cerca, aunque le tengas que enseñar los platos por la pantalla y no pueda ver ni comer estas maravillas que siempre nos preparas.
    Una pregunta ¿la cebolla la medista con la papita? hija, si es que encajaba perfecta jaja
    Ya no te pregunto nada más, que como dijo alguien: A los ojos tristes hay que hacerle menos preguntas y darles más abrazos.
    Y así me despido hoy de tí, con un abrazo enorme de osa amorosa....que te hace más falta que otros días.
    Besitossss.

    ResponderEliminar
  4. ¡¡¡Hola Sonsoles!!! te vi por el blog de mi amiga Inma y vengo a solidarizarme contigo, a compartir tu añoranza, pues yo tengo un hijo que se fue en septiembre y me ha costado acostumbrarme a estar sin él, si bien hablamos por skype de vez en cuando y también por fb. Cada mes que pasa pienso que queda uno menos para que vuelva a verlo. He querido seguirte y ya veo que lo hice hace tiempo. Bueno, aquí me tienes.
    Me voy a apuntar tu receta de pollo que seguro que nos va a gustar. Besitos, guapa.

    ResponderEliminar
  5. Ay Sonsoles como te entiendo...aunque sabemos que ellos tiene que independizarse y hacer su propia vida...que trabajo cuesta acostumbrarse a ello...mi hija tambien se independizó este verano y pasé unos meses horrorosos...y cada vez que paso a su habitación...ay , se me cae el alma!! y eso que la tengo cerca...me imagino tu sufrimiento teniedola tan lejos...
    En fin...la vida sigue y nosotras con ella, me parece éste un plato de lo mas sano y sabroso!1 Besitos niña.

    ResponderEliminar
  6. Hola! ese pollo tiene una pinta estupenda, una delicia total! un beso

    ResponderEliminar
  7. Un cachito de tí se separa, pero este no es definitivo y en cuánto te des cuenta te estará abrazando y comiéndote a besos de nuevo. Sin duda me has hecho abrir mi corazón, yo que tanto le digo a mi hijo mayor, que ya va siendo hora de abandonar el nido y vivir su vida, pero en el fondo no es fácil despegarse de una cachito de tí. De lo que no me cabe la menor duda, es que se lleva con este exquisito bocado que le has preparado, parte de tu esencia. Una receta con todo el corazón y eso se palpa en cada rincón de ella. Un fuerte abrazo a las dos y venga, ¡¡¡que van a ser dos días!!!

    ResponderEliminar
  8. Ainssssssss Sonsoles, me ha pasado ,lo mismo con mi hijo cuando se fue a trabajar fuera también lo he pasado fatal, creo que eso nos pasa a todas las madres, es muy difícil al menos para mi y también para su padre, pero tienen que vivir su vida y ahora el trabajo esta fuera ..
    El plato es fantástico bueno me encantan todos tus platos ya lo sabes,
    Un besote muy muy grande, dentro de unos meses lo veres desde otra perspectiva ya veras.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  9. No te voy a decir obviedades que sabes mejor que nadie porque te habrás mentalizado desde hace tiempo...
    La vas a echar de menos, muchísimo, por mucho que pienses que es lo que tiene que hacer, el corazón te lo deja destrozaíto... pero el tiempo pasa deprisa para lo bueno y para lo malo. Cuidado con el chocolate, que reconforta, pero luego la niña va a venir divina de U.S.A. y tú te quedas con unas lorzas indestructibles, jajaja. En serio, te mando un abrazo achuchado, corazón.
    La receta me encanta, claro, y esas patatas son monísimas, hija, qué cosas más cucas haces siempre!

    ResponderEliminar
  10. Y qué te voy a contar yo? Ya sé que no son las mismas circunstancias pero la mía se va a Inglaterra tambien este año y solo pensarlo se me cae el mundo encima porque igual que es un genio en todo lo que sea estudiar es como una niña en el resto, no va de fiestas,no bebe, no fuma,no ha tenido ni ligues, no sabe ni freir un huevo...jajaja, esto ultimo por mi culpa...vamos que solo pensar que de pronto se lance sin paracaidas a la vida fuera del nido me produce taquicardia...

    Hay que dejarlas volar Sonsoles aunque cueste, la vida la tienen que vivir ellas y no dejar pasar ni una de las oportunidades que se les presenten, que la vida está complicada, así que alegrate porque seguro que le irá genial y además siempre nos quedará el skype y pensar en el plato que le vamos a preparar cuando vuelvan a casa "por Navidad"

    La receta genial, y light, mira a ver si mirandola varias veces adelgazo

    Un abrazo muuuuuuy fuerte reina mora

    ResponderEliminar
  11. Ayyyyyyyyyyyyyy la vida nos lleva a lugares imprevistos. Hace ya años que dejé el nido, y aunque no me fui tan lejos, lo cierto es que veo a la familia en verano y en navidad, vamos que bien podría estar en la otra punta del planeta aunque esté más cerca. Y te acostumbras, desde aquellas primeras semanas perdida sin saber qué hacer con mi vida en otro lugar, hasta hoy, han pasado un porrón de años y nada cambia y nada sigue al mismo tiempo...

    En fin, me he guardado en favoritos tu pollo al vinagre, me encanta esta idea, soy super fan de los escabeches.

    ResponderEliminar
  12. Hola Sonsoles, anímate piensa que es su porvenir y ya sabes que lo importante es que ella este contenta con lo que hace aunque a ti se te cae el mundo encima, tienes que intentar llevarlo lo mejor que puedas aunque imagino lo duro que es. Animo guapa, por cierto me ha encantado el pollo con esa patata.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  13. No queremos que se nos vayan, pero al final se nos vuelan del nido y eso cuesta, bueno hay que pensar en positivo y pensar que todo es por su bien y que como tu dices, aunque no os podáis tocar, podéis veros por vidio llamada, internet, hablar por wasap, etc...mucho ánimo guapa.
    La receta como siempre muy rica, el pollo tiene que quedar muy blandito y las patatas se ven fantásticas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Una presentación preciosa para el pollo, original y bonita. Besos.

    ResponderEliminar
  15. Hola guapa, yo también tengo un sobrino estudiando en Londres y por mi hermana sé lo mal que se pasa, pero bueno, es una experiencia increible para ellos y un paso muy importante para su formación, seguro que lo aprovecha al máximo. Un besote muy fuerte, ah!, la receta como siempre increible, y además esta me viene muy bien, ligerita. Besos.

    ResponderEliminar
  16. Oye,teníamos pendiente una charla delante de una taza de té y un trozo de bizcocho.
    Seguro que hoy sería un buen día.
    Un abrazo muy muy grande.
    Que me gusta esa patata rellena de ensalada.
    Muakkkk.

    ResponderEliminar