domingo, 19 de julio de 2015

Limonada de Coco

Claro que sí. Tenía que ser el verano más caliente que había vivido, concluyó mientras se quitaba la ropa para darse una ducha. Hacía varios días que se exprimía la memoria y la piel para tratar de recordar otras temperaturas de julio capaces de superar las de este año cruel, pero el sol que calcinaba las paredes, el vapor que se desprendía del techo, la humedad que la envolvía en la cama y esa sensación de depresión profunda, capaz de derrotar su voluntad y sus músculos, le estaban confirmando que no, no era posible recordar otro bochorno similar. Salió de la ducha, apenas se secó, se colocó una fina túnica y con un vaso de limonada caminó hacia el jardín. Miró hacia el frente: del pavimento se desprendían pequeñas nubes de calor, como fantasmas danzantes en busca del cielo prometido o huyendo de la tierra maldita. Las bungavillas seguían lozanas y petulantes bajo un sol que parecía enfurecido por la proximidad del mediodía, dispuesto a matar toda célula viviente que cayera bajo sus rayos, salvo las de aquellas desafiantes bungavillas.  Se acomodó  a la sombra para tomar su limonada y por un momento pensó en lo afortunados que eran los que vivían al norte, pensó en  cada vez que oía en las noticias las temperaturas que marcaban los termómetros en el norte, y de nuevo gotas de sudor y envidia empezaron a cubrirla, con la sensación de necesitar volver otra vez a la ducha se decía: es mentira, eso de que uno se acostumbra a todo…Mentira.

LIMONADA DE COCO



Ingredientes:

1 coco.
2 tazas de agua.
6 limas (su jugo más la pulpa que nos quede en el exprimidor).
1 lima cortada en rodajas superfinas (sólo si vamos a tomar la limonada inmediatamente).
1 c.s de edulcorante líquido (o un poco más si lo prefieres más dulce).
1 vaso de hielo.


Elaboración:
Rallar el coco sin piel y poner a hervir con el agua. Dejar enfriar.

Mezclar el coco rallado y el agua con el edulcorante, el zumo y la pulpa de las limas, la lima cortada en rodajas muy finas y el hielo y picar todo a máxima velocidad en el vaso americano o en la thermomix.

Servir bien frío.

Te he preparado una para tí... quieres?

Nos quedará una limonada ligeramente espumosa y muy, muy refrescante con un puntito dulce.



Nota: si vas a dejar la limonada preparada para más tarde no le pongas la lima cortada en rodajas, pues al licuarla, la parte blanca de la misma si no se consume inmediatamente tiende a aportar un ligero sabor amargo a la limonada (esta es una recomendación de quien me enseñó a preparar esta deliciosa bebida, allá por Cartagena de Indias). También he de confesarte que esta persona cocía el coco con azúcar y agua, yo le he añadido edulcorante por el tema light.


Hasta el martes, que nos vemos en el reto de sabor y color de temporada.

13 comentarios:

  1. Sonsoles querida, parece que este post está escrito especialmente pensando en mi, por dos cosa bien sencillas,.
    Primero decir que al calor y las noches insomnes no hay quien se acostumbre, por muchas duchas frías que uno se de, o buena compañía que tengan a su lado. Esto es un infierno sin fin.
    La limonada, perfecta, por el calor que hace por supuesto, y porque el coco es mi perdición, no lo como muy a menudo, por su alto contenido calórico, y calorías es lo que me sobran, pero en cuanto tengo ocasión, no veo la hora de hacerlo, sin excusas, me gusta tanto que lo utilizo, y ahí si que no tengo problemas de calorías, en toda mi línea de baño, el perfume de coco inunda mi baño, y cuando después de una ducha fresca, solo me faltan las notas de estas limas, como si fueran limones salvajes del Caribe.
    Me encanta esta limonada, que sin batidora de vaso, ni THMX, no se lo que saldrá, pero me la pienso hacer en cuanto compre el coco y las limas.
    Besos guapa, y un millón de gracias por acercarme el aroma y frescor de Cartagena de Indias, a la tórrida y calurosa Andalucía.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Hola Sonsoles!! ¡¡Cómo sabes que nunca llegamos a acostumbrarnos a este calor!! Aunque tengo que confesarte que anoche tuvimos una fiesta en la piscina del lugar en el que vivo, y no sé qué tiene esa piscina que hay una especie de microclima que pillé un frío, que cuando llegué a casa a dormir me tuve que tapar y todo, ja, ja, en serio. Pero vamos, menos en ese lugar, fuera de allí, las calles son un infierno y el calor cada día es más agotador. Menos mal que nos has traído una bebida perfecta para sobrellevar este calor. ¡¡Una limonada de coco y baja en calorías!! La debería nombrar la bebida del verano 2015, en el primer sorbo seguro que el calor de nuestro cuerpo baja unos cuantos grados. Besitos y nos vemos el martes.

    ResponderEliminar
  3. ayyy que rico me ha encantado y la copa, yo quiero una así, un besote!

    ResponderEliminar
  4. Hola guapísima !!!
    Pues si que tiene aires y sabores caribeños esta limonada. Te confieso que hace mucho tiempo que no copro cocos. Debo tener mala suerte para elegirlos, porque no saben a nada.
    Por aquí el calor es soportable y ayer hasta se me quedaron los pies helados durmiendo jaja, qué gustazo !!!
    Tu limonada mola un montón, el coco y la lima, menuda combinación más exquisita. Tanto lo uno como la otra, son muy especiales.
    Yo creo que a todo lo bueno de la vida....si sería capaz de acostumbrarme jaja
    Besotes regordos mi niña, feliz Domingo.

    ResponderEliminar
  5. Que rico bien fresquito tiene que ser una pasada besitos

    ResponderEliminar
  6. Que rica!!! Me chifla el coco, es una de mis frutas preferidas, pero lo compro pocas veces porque es muy graso y me lo como de una sentada, y no debo... me gusta tu limonada, fresquita, rica y con mucho coco! Para este calorazo al que no nos acostumbraremos nunca...

    ResponderEliminar
  7. Mira que amable eres, pues claro que quiero y si puedo elegir , me pones el vasito más alto , por cierto me enamorao de tus vasos ..de tu receta y de toita tu.. oye Sonsoles...escribes que me dejas siempre sin respiración, ¿ por que no te arrancas y escribes un libro? ...va en serio...o me colao y ya lo tienes..?bueno guapa , te veo el martes...mientras...ponme dos de estos plisssss que me derrito !!!

    ResponderEliminar
  8. Pues yo soy de calor, reconozco que las temperaturas han subido demasiado y me encantaría un poco de más fresco, al menos de noche para descansar, pero vaya, que soy de las que me tapo en la cama cuando andan todos afixiados!! Jajajaj!! Yo creo que con tu limonada ya me avío para pasar lo mejor posible y de la mejor manera este calor de verano y a disfrutar que la vida son dos días!!! Un beso guapísima!!!

    ResponderEliminar
  9. Esta la hago fijo, me encanta tu copa tan caribeña, y con el calor que hace aquí, ni te cuento lo bien que nos va a venir!!
    Un beso guapa!!

    ResponderEliminar
  10. Ohh, lo que daría yo ahora por una copita de esas bien fresquita para mitigar estas calores.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Cuanta razón tienes de que uno no se acostumbra a todo y yo precisamente al verano no me acostumbro, precisamente aquí me tienes en un charquito, recien salida de la ducha y vuelta a lo mismo, esto no hay quien lo aguante, ya quisiera yo estar por mi Coruña querida y disfrutar de su paisaje y por supuesto de sus temperaturas, que estoy segura son menos que por aquí y saboreando esta limonada de coco, que seguro esta deliciosa y es idonea para pasar una tarde relajada, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  12. Ni yo que he vivido toda la vida en el Trópico me acostumbro al calor, a no ser que me encierre en casa con el aire acondicionado puesto, jeje.
    Deliciosa esta limonada y fresquísima. Con lo que e gusta el coco, la voy a adorar cuando la pruebe.
    Besos,
    Vero

    ResponderEliminar
  13. Jajajaja, a vivir en Mordor con humedad (o sea, Alicante-Murcia) no se acostumbra nadie. Yo, por lo menos, no.
    Te pienso copiar esta limonada. Me vuelven loca tanto el limón como el coco, así que juntos me parecen un lujazo.
    Besotes.

    ResponderEliminar