domingo, 13 de septiembre de 2015

Nutella y Plátano: Hojaldre

Te cuento: ayer me llamó Maruchi para decirme que se pasaba a tomar un café y contarme “un poco por encima” lo que habían sido sus vacaciones familiares de este caluroso, ventoso, lluvioso, tormentoso y hasta atormentado verano.  Maruchi no tenía algún otro plan que no fuese el de pasar un verano tranquilo y relajado en la casa del pueblo y así se lo hizo saber a sus hermanos en maldita la hora, según sus propias y arrepentidas palabras, pues también ellos, en la misma conversación se pusieron a repartir generosamente (y no dinero o prevendas)… uno la dejó al cuidado de los tiestos; otra al cuidado, supervisión y vigilancia de su hija de dieciocho, siempre malhumorada y tocapelotas; el mediano le encasquetó su pequeño y malcriado perro, que no hay dios que lo aguante porque se pasa el día ladrando y la hermana pequeña le pidió (ordenó) que ya que ella no iba a hacer “nada” que se quedara con la abuela "porque si me la llevo a la playa a lo mejor le da un golpe de calor y mejor que en la casa del pueblo no  va a estar en ningún sitio, total, sólo hay que aguantarle un poco su mal genio e  ironías, controlar que tome la medicación y estar atenta que no se pase ni con los dulces ni con el anís, con un copa al día sobra, le sobra" He acabado hasta el mismísimo chiquirritín de familia, plantas y perro…el próximo verano me voy a Islandia como que el día tiene veinticuatro horas. El maldito chucho se escapó tres veces y me tocó peregrinar varias horas por los alrededores en cada búsqueda, eso sin contar los sofocones que pasé por miedo a que se hubiera perdido. La abuela no paraba de enzarzarse con la tocapelotas de la Paloma y la joía niña no paraba de liarse con la abuela… un sinvivir, lo dicho. La niña en cuestión no es más tonta porque no entrena. Por qué dices eso, Maruchi? Para muestra un botón, y ríete si quieres. Pues no llega un día y dice: me han invitado a una fiesta ibicenca con elección de misses y misters. La abuela preguntó que qué era eso y ella le dijo que había que ir vestidos de blanco, a lo que la abuela soltó que con su tipo (la niña está bastante redondita) ella iba a parecer el muñeco de Michelín. La que se armó en poco rato! Pero eso no fue lo peor, la niña va y dice que su amigo Andrés, que es el camarero de la disco donde era la fiesta, cuando la llamó le preguntó si sabía llevar bandejas, que no entendía eso y que tampoco entendía por qué tenía que estar a las ocho y media si la fiesta no empezaba hasta las diez y media, que le había dicho no sabía muy bien qué de montar mesas y canapés y que a siete veinte la hora. Conclusión yo no quise decirle lo tonta que era, se fue a “su fiesta” a la hora ya estaba de vuelta ibicenca,  con un cabreo de mil demonios, despotricando en todas las lenguas conocidas y alguna desconocida y buscando desesperadamente el bote de Nutella. Maruchi siguió desahogándose y llegó a la conclusión de que como diría don Vito: “La familia es la familia” y como dice ella: Y al final  todo tiene su fin … el verano también. 


HOJALDRE DE NUTELLA Y PLÁTANO


Ingredientes:
1 masa (rectangular) de hojaldre refrigerado.              
2 plátanos de Canarias no muy maduros.
6 c.s de Nutella.
1 huevo batido (para pintar el hojaldre).
Azúcar  y canela (para espolvorear sobre el hojaldre).

Elaboración:
Extendemos la masa de hojaldre sobre papel de hornear (o el que viene con la propia masa) y la dividimos/cortamos en dos partes iguales.

Pelamos los plátanos y los cortamos en rodajas (calculamos que sean suficientes para cubrir el hojaldre).
Picamos con un tenedor o un palillo la parte de hojaldre que será la base(para que no suba)y extendemos la nutella formando una capa sobre la que colocaremos rodajas de plátano.
Cubrimos con la otra mitad de hojaldre, picamos un poco, pincelamos con el huevo batido y espolvoreamos ligeramente con azúcar y una pizca de canela.

Introducimos en el horno, previamente precalentado, a 200º y cocemos unos 20-25 minutos, hasta que adquiera un bonito color dorado. (Suelo precalentar el horno con calor arriba y abajo y luego cocer con calor abajo y aire).


19 comentarios:

  1. Hola guapísima !!!
    Si es que hay vacaciones que se convierten en un castigo sin que una lo merezca ni haya hecho nada para que ocurra así. Menos mal que Maruchi se pudo consolar de tanto mal sabor con esta ricura que le preparaste.
    Vamos, si hasta bebió una "tisana para soñar" lo más de lo más.
    La combinación no puede ser más rica, mi querida Sonsoles, de las que más me gustan en el mundo mundial y ¿envuelta en hojaldre? la leche !!!!! pámorirsedegusto en un asalto.
    Besotes regordos mi niña, feliz Domingo.

    ResponderEliminar
  2. Sonsoles, perdona cariño, pero esa NO es la historia de Maruchi, esa es MI historia, lo que pasa es que has cambiado un poco los personajes, y el discurrir de la trama, para despistar, gracias guapa, así nadie me identificará en este divertido relato, sí digo divertido, pues aunque el verano se me ha hecho imposiblemente interminable, al final, La Familia es lo que queda.
    Una merienda perfecta para alzar la bandera de la paz, ja, ja, ja...Mil besos!!!

    ResponderEliminar
  3. Un hojaldre delicioso Sonsoles!! la combinación de nutella y plátano una maravilla!! para darse un gustazo!! Bs.

    ResponderEliminar
  4. Hola!! Ajetreado veranito el de tu amiga en el que muchos se ven reflejados, creo que verano y navidades son fechas en las que las familias discuten más, jejejejeje!! Pero bueno, tú quitas los enfados con este hojaldre delicioso que nos traes y ya el relleno es para morirse de gusto y limar asperezas. un besazo guapa!!!

    ResponderEliminar
  5. Bueno, bueno, después de todo espero que no haya sido tan ajetreado tu verano y hayas podido disfrutarlo como mereces. Me alegro de tu regreso y de que nos endulces los posibles malos ratos acontecidos con este rico pastel, que a mi entender, es toda una adicción puesta en bandeja.
    Muchos besos, feliz semana y deseo de corazón que todo e vaya muy bien.

    ResponderEliminar
  6. La tisana y el bocadito de hojaldre repondrían a Maruchi de su mal humor,seguro.
    Feliz vuelta a la rutina.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Pero qué pinta más rica que tiene y la combinación no puede ser mejor.

    besos

    ResponderEliminar
  8. Me quedo con tu hojaldre de nutella que veranos de esos he tenido más de uno, con su tisana incluida!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Eso sí que es un verano tormentoso! quizá si hubiera recurrido al bote de nutella justo al llegar al pueblo, para hacer este delicioso hojaldre todo hubiera sido distinto...o por lo menos más dulce!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Sonsoles ese es el peor verano del mundo, porque además no hay que olvidar que todas esas "aventuras" han ido aderezadas de una ola de calor de diez semanas de duración. No sé cómo Maruchi no ha acabado a tiros con alguien (el perro, la abuela o la sobrina, que yo hubiera perdido la paciencia bastante antes creo)

    Espero que estos ricos hojaldres le hayan dejado buen sabor de boca ya que como dices, en esta vida todo tiene su fin ¡hasta el verano de 2015!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  11. Sonsoles, espero que este hojaldre exquisito que nos proponés haya servido para mitigar la pesadilla de veranito que ha tenido que pasar tu amiga. Es que estoy con ella: el proximo verano, a Islandia o la Polinesia, lejos de todos ¡y a disfrutar se ha dicho! ;)
    ¿Qué decir de tu receta? Crema de avellanas y chocolate + banana/platano + hojaldre = felicidad completa.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  12. ¡¡Holaaaa Sonsoles!! Últimamente estoy un poco desaparecida y un poco perdida en la blogosfera, para mi el verano ha sido un poco como el de Maruchi, ja, ja. Pero bueno, aquí estoy para ver tu hojaldre de nutella, que es una combinación que me encanta. Le diré a mi suegra lo del plátano, pues hace dos meses, desde que le expliqué cómo se hacía esta receta, me lo hace de postre tooooodos los sábados y domingos, que es cuando comemos con ella. Así que le propondré lo del plátano, para que me lo tunee un poco y no me salga esta receta hasta por las orejas y termine cogiéndole manía, ja, ja. Besitos.

    ResponderEliminar
  13. Hola Sonsoles yo ya estoy de vuelta de mi verano sabático.
    Hay pobre Maruchi todo le pasa a ella, ainsssssss el año que viene que se vaya a Islandia jejje.
    El hojaldre me chifla y esta mezcla me encanta, pero lo que quiero es la tisana para soñar, esa me encanta, a si que me llevo la tisana y un trocin de hojaldre, y ... a la sobrina, al perro y al madre de la Maruchi casi que no jajja
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  14. Hola Sonsoles, que hojaldre tan bueno, el chocolate con el plátano está buenísimo, muy buena combinación.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  15. Hola Sonsoles, vaya vacaciones las de Marichu, menudo ajetreo... jeje... El hojaldre estará delicioso, me ha recordado a los bocadillos que me tomaba de pequeña, muy curiosos porque me los hacía de plátano con nocilla y me encantaban. Muy rico hojaldre, besos.

    ResponderEliminar
  16. La tarta un maravilla, guardame un cachito, jejeje y en cuanto a la pobre de tu amiga, es mejor irse a Islandia como dice ella, que al final acabas siendo la niñera de todo el mundo y siempre por obligación, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  17. Hay que irse de vacaciones sí o sí, jajajaja, es lo mejor para que no pasen esas cosas, desde luego no se lo deseo a nadie, lidiar con un adolescente y una "viejecita", jajajaja, después para irse a descansar lejos ;)
    Yo no tengo pasión por el plátano, pero en casa sí, menos mal, lo mío viene de lejos así que hace muchísimos años que no lo como, en cambio a mis hijos es la fruta que más comen, igual un día de esos que no se han comido el plátano que siempre sobra les hago esta maravilla, les encantará seguro.
    Besitos

    ResponderEliminar
  18. Hola !
    Jajajaja menudo sinvivir el de Maruchi , ay omaíta ......aunque si tuviera un postre asi de rico con esa combinación que me fascina , no le importaría quedarse en casa jaja.
    Feliz finde !

    ResponderEliminar
  19. Jajajaja, pobre Maruchi, le toca todo menos un cubano , que es lo que a ella le gustaría jajajaja, me estoy imaginando el caos y no creas que a mi me recuerda a algunas escenas que se dan en verano en casa , siempre hay alguien que te endosa algo por aquello de que total, tu estas de vacaciones y asi te entretienes,jajaja...abuelas no ,porque no me quedan que si no...
    No miro la receta que he vuelto muy comedida y no pienso probar ni hojaldres ni Nutella,ni...ni me lo creo yo, pero si estoy babeando, que justo hojaldre y Nutella son mi perdición...
    Un beso de gallina clueca novata a gallina clueca veterana, ainssssss, estos niños...que ya no lo son :D

    ResponderEliminar