domingo, 1 de noviembre de 2015

Dulce de Castañas Con Anís Estrellado y Haba Tonka

Cuando Beatriz entró a formar parte de nuestro grupo, esta andaba por los treinta y tantos y, sin ser muy agraciada, era una de esas mujeres altas que resultaban agradables de mirar y ver, y a la que el paso de los años, la acumulación de los kilos y el surco de las arrugas no consiguen desarmar del todo. Ahora es cincuentañera, como todos nosotros, una cincuentañera que aún resiste pero si poner demasiado empeño. Ha decidido no teñirse el pelo, el guardarropa no le quita el sueño, no se priva del dulce y ha dejado de ponerse rimmel en sus largas pestañas y, así y todo, sigue teniendo un aquel y un bien ver que acompaña de un generoso sentido del  humor y una agradable conversación. Beatriz tiene una hermana mayor, Rebeca. Rebeca es de ese tipo de personas a las que siempre le hacen daño los zapatos y que se quitan años por miedo a envejecer, como si las palabras y las cifras manipuladas pudieran cambiar la realidad. Cada año es para ella como un pecado y necesita darse la absolución. Rebeca dice cincuenta y cumple cincuenta en lugar de cincuenta y tres. Hay veces que todos nos reímos cuando surge el tema de la edad y le decimos que conviene que se pongan de acuerdo porque la hermana pequeña tiene ya más años que la hermana mayor. En lo que si coinciden, y además consiguen, Beatriz y Rebeca es en ponerse delante de los fogones y transformar unas humildes castañas en un maravilloso dulce para acompañar los más diversos platos, desde una matinal y sencilla tostada hasta un exquisito queso, desde un caliente asado hasta un frío bavarois. Su receta es sencilla, tanto  que resulta irresistible no probar a hacerla otoño tras otoño.

DULCE DE CASTAÑAS
 CON ANIS ESTRELLADO Y HABA TONKA


Ingredientes:

1 Kg. de castañas.
500 grs de azúcar.
3 anises estrellados.
1 haba tonka rallada (sustituible por una vaina de vainilla).
½ vaso de Moscatel (o vino dulce).
½ vaso de agua.




Elaboración:
Hacer una incisión en cada una de las castañas y cocer cubiertas de agua con los anises estrellados durante unos  30 minutos. Dejar enfriar un poco y todavía en caliente, retiramos la cáscara y la piel interior de las castañas.

En una cazuela ponemos las castañas peladas, el azúcar, el haba tonka rallada (o el interior de una vaina de vainilla), el Moscatel y el agua y cocemos todo sin dejar de remover durante unos 25 minutos. Retiramos del fuego.

Trituramos  con la batidora (en la misma cazuela), volvemos a poner al fuego otros 5 minutos removiendo bien  y cuando está aún caliente lo pasamos a los tarros esterilizados e inmediatamente los cerramos.


Nota: Si a la hora de utilizarlo está muy espeso, podremos aligerarlo añadiéndole un poquito de agua hervida y removiendo, hasta que tenga la textura que más nos guste.

19 comentarios:

  1. Que bueno tiene que estar, para rellenar tartas o bombones una delicia!!
    Feliz Domingo!

    ResponderEliminar
  2. Bueno Sonsoles, ¿cuándo te he contado yo la historia de mi vida? ...ja, ja, ja...y es que Beatriz soy yo, y Rebeca una de mis hermanas, pero sin el don de la cocina, que esta es de las que no saben freír ni un huevo, y mira que le digo veces como tiene que hacerlo, pero nada hija, que no aprende porque para estar así de divina, el comer y el cocinar cuanto más lejos mejor.
    Tú recta me parece buenísima, sobretodo a quien más le va a gustar es a mi marido, que llegando estas fechas a todo le quiere poner crema de castañas.
    Él haba tonka no la conocía, pero me encanta venir a verte porque siempre me enseñas cosas fascinantes.
    Precioso relato, y buenísima receta.
    Un millón de besos, y que sepas que la semana pasada te eché muchísimo de menos.

    ResponderEliminar
  3. O para untar en una tostadita...
    Me encanta Sonsoles!
    Que disfrutes del día!!

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hola Sonsoles!! Por dónde andarás que la semana pasada nos privaste de un domingo de tus maravillosos relatos y tus deliciosas recetas. Bueno, como este relato me ha encantado, perdono tu ausencia de la semana pasada. Y la receta, ¡¡uff!! El martes pasado hice una mermelada de castañas que me ha recordado a este dulce y si te digo, me la estoy comiendo a cucharadas en vez de en las tostadas, ja, ja. Yo también utilicé un kilo de castañas, pero ya no me queda casi mermelada, así que esta semana voy a por otro kilo para hacer más. Menos mal que no tengo a mano tu dulce de castañas, porque ya ves que conmigo al lado no te quedaría ni para probarla, ja, ja. Creo que hay que aprovechar la temporada de castañas para hacer cosas tan maravillosas como este dulce. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Me viene de perlas, que tengo por aquí un cestito con castañas y ésta forma tan deliciosa de comerlas en dulce es una maravilla!! Es una receta de lujo!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Me tienes que contar dónde compras el haba tonka, nunca lo he visto pero si en muchas recetas que circulan por la red. Este dulce es perfecto para rellenar unas empanadillas eh?

    ResponderEliminar
  7. que delicia de crema!! te ha quedado impresionante, nunca la hice ni la he comido, te ha quedado de lujo, la haba tonka nunca la he visto ni tampoco se donde se vende,esta crema a cucharadas me la comeria, te ha quedado maravillosa...Bess

    ResponderEliminar
  8. A mí los años me dan lo mismo, lo malo sería no cumplirlos :) no por descontarlos el contador va a ir para atrás xD

    Y este dulce de castañas, me fascina, adoro las castañas como ningún otro fruto seco.

    ResponderEliminar
  9. Bueno , pues si la señora es feliz quitándose años déjala, jejejeje! Mi abuela nunca dijo su edad, decía que preguntar la edad a una mujer era de mal gusto y me enteré que cumplía los años el mismo dia que yo. Jamás celebró su cumpleaños. Qué cosas , verdad? Bueno , sime dejas probar esta maravilla me haces feliz!! Un beso preciosa

    ResponderEliminar
  10. Llegados a estas edades no debe preocuparnos tanto los años que tenemos recorridos sino la calidad de los mismos, mejor ser guapo por dentro que aparentar 10 años menos. Hola Sonsoles, que dulce más exquisito y otoñal has preparado, con el sabor de lo tradicional y tan versátil como bien dices. Me guardo la receta para hacerla como guarnición de lujo de algún asado festivo, deliciosa.
    Un gran abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  11. Olá amiga, vim desejar-lhe um abençoado início de mês, e lindos dias
    de outono!!!

    Doce abraço Marie.

    ResponderEliminar
  12. Yo soy de las que piensa que lo bueno ser cumplir los años y verlos pasar, hay que disfrutar de cada momento que nos ofrece, tanto bueno, porque nos hace feliz, como malo, porque nos hace aprender y ser un poco más fuertes.
    Como podemos ver, con tu receta disfrutaríamos mucho, este dulce viene que venir genial para relllenos, con una tostadita de queso tiene que estar buenísima.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Me gustan mucho las castañas y ahora cuando vaya a Babia espero traerme un buen monton de ellas, así que esta receta me la guardo para probarla. por cierto, lo de tu amiga me estaba recordando a mi, yo no me quito años, ni me pinto las pestañas muy a menudo y lo de las canas, que salgan cuando quieran, no me gusta teñirme el pelo, no sería yo, besotes reina.
    Sofía

    ResponderEliminar
  14. Sonsoles Que bueno te ha quedado a mi me gustan confitadas, pero estas tuyas me encanta la receta creo que me las comería a cucharadas. me llevo tu receta cielo.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  15. ¡Buenos días Sonsoles!

    No creas que no echamos en falta tu presencia hace dos domingos ¡que yo espero con avidez tus relatos cada semana! Claro que con esta maravillosa crema ¡cualquiera se enfada contigo! Mi asignatura pendiente es repostear algo con castañas y creo que este otoño no me quedo con las ganas eh?

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  16. Jajaja, de esas que se quitan años hay muchas, en casa nos reímos siempre con una actriz y modelo española,que fue a clase con mi marido y mientras ar marío le cayeron hace nada los 45 ella sigue sin rozar los 40,jajajaja, que maravilla,lo que consigue el Hola no lo consigue el registro civil
    Con el gusto que da cumplir y vivir los años...aunque ahora mismo mas que cumplir años lo que realmente me apetece es meter la cuchara en ese cuenco y disfrutar de este dulce y porque el cucharón ya me parece excesivo y sabes que me tengo que controlar, que si noooo...que vicio...que rico tiene que estar
    Dile a tu amiga Rebeca que se relaje y disfrute de sus años y sus arrugas, que dentro de 100 años todos calvos :D
    Un besazo de esos que dejan código de barras marcado

    ResponderEliminar
  17. Lo que me gustan a mí las castañas!!
    Yya tenía ganas de que llegase el frío y poder comerme unas cuantas por la calle, calentitas y en cucurucho, que me encanta!
    Y sobre todo, poder cocinar cosas con ellas. Menudo dulce más rico, tiene que estar de 10! =)
    Un besote ^^

    ResponderEliminar
  18. Creo que todos - quien más quien menos - conocemos a alguien que se quita la edad como si con ello algo cambiara... En fin , que cada quien lleva los años como mejor puede. Para mí, son los que nos dan sabiduría, experiencia, nos hacen quienes somos... Pero, está claro que no podemos hacer que todo mundo piense igual ;)
    Eso sí, este dulce se ve delicioso y, por los ingredientes y lo sencillo de su elaboración, resulta claramente irresistible. No hay que perderse de prepararlo porque debe estar exquisito.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar