domingo, 29 de noviembre de 2015

Magdalenas de Bacon, Orégano y Tomates Perla

La luz atraviesa la tela de la cortina e ilumina la habitación escasamente, como si fuera el destello agónico de un atardecer. Un aguacero estruendoso y prolongado acaba de finalizar, dejando en el aire esa límpida humedad que refresca los pulmones. Decide salir a caminar. Con las manos metidas en los bolsillos de la gabardina, recorrer las calles semidesiertas. El sol vuelve a oscurecer y al fondo, unas nubes rojizas y púrpuras son las últimas huellas de unos rayos de luz que se difuminan en el occidente. Por momentos siente que lo que más desea es irse lejos, no quiere saber nada de nadie, piensa que está harto de esta sociedad y de esta cultura. Se para, se sienta en un banco del solitario parque, al que sin saber cómo, ha ido a parar. Se queda con la mirada perdida en el inmenso mar que aparece frente a él y sus pensamientos cambian de rumbo, una voz interior le cuenta que esos sueños de fuga los tenemos todos, pero también cada uno de nosotros no somos sólo nosotros. Somos nuestra gente, nuestro pueblo, tenemos cinco años y veinte y setenta, somos ama de casa, abogado, dependiente, panadera y mecánico. Somos un país y un continente. No estamos solos, nos debemos a la comunidad. De camino a casa, piensa que, a veces, es bueno pararse a escuchar la mar, el mar. Y si no tienes mar…escucha la montaña, los árboles, el viento, la llanura…Escucha, escucha.

MAGDALENAS DE BACON, ORÉGANO Y TOMATES PERLA


Ingredientes:

3 huevos.
150 grs de harina.
1 sobre de levadura (tipo Royal).
200 ml de nata líquida.
2 c.s de aove.
Sal y pimienta (al gusto).
1 c.s de orégano seco.
5 tiras de bacon ahumado (muy picaditas).
1 puñado de tomates perla.




Elaboración:
Precalentamos el horno a 180º.
Mezclamos la harina y la levadura, agregamos la nata, el aceite, la sal y pimienta y el orégano y lo mezclamos todo muy bien,  procurando que no queden grumos.
Añadimos los huevos de uno en uno, integrándolos a la masa.
Por último, incorporamos el bacon y los tomates perla  e integramos  lo más homogéneamente posible la masa.

En la bandeja para magdalenas (o muffins) colocamos las capsulas de papel y las rellenamos con nuestra masa.

Introducimos en el horno y cocemos de 20 a 25 minutos con calor arriba y abajo y aire. 


Esta receta la he recuperado de mi carpeta de "Te la copio" y se la debo a Nuria, desde hace mucho tiempo, la idea la tomé de su fantástico blog Con tu pan te lo comas, espero que le guste mi versión.

13 comentarios:

  1. Muy bonita la entrada y las magdalenas tienen una pinta realmente ricas.

    besos

    ResponderEliminar
  2. Qué magdalenas tan ricas, muy originales, quedarían muy bien para un aperitivo.
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Te han quedado maravillosas, seguro que a Nuri le gustarán porque el resultado es increible, que pintaza chica, para las fiestas que tenemos encima estas magdalenas en la mesa volarian de un tirón seguro, se ven deliciosas....Bess

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hola Sonsoles!! ¡¡Ay, si es que a veces es tan difícil escuchar!! Es tanto el ruido, que no escuchamos ni vemos más allá. ¡¡Con lo bonito que es el silencio!! ¡¡Y otras el ruido!! La vida es así, silencio y ruido.
    Bueno, bueno, vaya magdalenas. Aunque mis preferidas siempre son dulces, cómo no, no te creas que no me gustan estas. Abrirlas y ver lo que se esconde en su interior es una gozada, como venir a tu blog y ver qué es lo que hay dentro. Besitos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  5. Hubo una temporada que hacía mucho bizcocho salado y magdalenas de atún con tomate,apetece retomar al ver tu entrada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. A veces pasamos de largo y no escuchamos nada de lo que nos rodea, es cierto deberíamos escuchar más.
    Una bonita entrada y unos deliciosos pasteles salados para terminar felizmente la tarde de domingo!! Un beso guapa

    ResponderEliminar
  7. Sonsoles que bocaditos más curiosos, me ha llamado la atención el tamaño de los tomatitos, nunca los he visto así de pequeños en el mercado, cuando he leído su nombre, tomate perla, me he explicado el porqué.
    Un curioso mini relato, que deberíamos leer y analizar, para ponerlo en practica, y que a más de uno, le haría falta aplicarse el cuento.
    Besos gupa, que pases una feliz semana.

    ResponderEliminar
  8. Me encantan hacer masas saladas, para preparar un aperitivo quedan estupendas y así en magdalenas quedan geniales.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  9. Pues tienen que estar riquísimas. Me ha encantado los tomatitos tan peques. Yo evitaré la nata y lo sustuireé por Leche evaporada, pero por lo demás te pongo un 10 ó 20 si si, es una idea genial¡¡¡ Un beso

    ResponderEliminar
  10. Joo, gracias preciosa, me da mucho gusto que uses una receta mía, aunque evidentemente la has mejorado como no podía ser menos, si es que eres una artista y todo lo que haces tiene un toque muy personal que es lo que me gusta de tí. Esos tomatitos son un puntazo, en serio, un acierto total y un toque de glamour!!! Te escribo un día de estos, que también yo voy a trompicones toda la semana...
    Un beso de los gordos, corazón.

    ResponderEliminar
  11. Que rica receta, que curiosos esos tomatitos, no los conocía, me han encantado estas magdalenas, son un aperitivo de lo más apetitoso, seguro que no duran ni el trabajo de ponerlas en la mesa, son estupendas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Me encanta el bacon.
    Con tu permiso tomo nota de la receta.
    Saludos
    Olguis.

    ResponderEliminar