domingo, 14 de febrero de 2016

Texturas de Naranja

La primavera se entregaba como un regalo del Creador a la ciudad. Todo revivía, sacudiéndose de encima la modorra del frío, el hielo y los vientos invernales que, por meses, asolaban las calles y oprimían a sus habitantes, sus animales, sus flores. Mientras las temperaturas subían sin darse demasiada prisa y la lluvia se presentaba con frecuencia, los colores se desperezaban, despojando de su protagonismo al blanco de los hielos en los tejados. Con los tonos recuperados  también renacían los ruidos y se avivaban los olores. Al mercado regresaban los vendedores de especias y hierbas aromáticas (orégano, clavo, canela, nuez moscada…), tan delicadas al olfato y al tacto como incapaces de resistir las temperaturas invernales sin perder la perfumada calidez de sus almas; las tabernas abrían sus puertas regalando el olor fermentado de la cerveza y el del vino junto a las risas de los clientes y retornaban a los puestos callejeros los vendedores de semilleros, bulbos y brotes que auguraban prometedoras cosechas anunciadas a gritos para luego decir en voz baja los precios. Las voces de los comerciantes formaban una algarabía compacta que varias veces en la mañana resultaba tapiada por el repique atropellado de las incontables campanas de la ciudad (un día de estos contaré el número de iglesias y capillas que alberga) que, desentumecidas, parecían tañer con más vehemencia en su misión de anunciar maitines, misas, ángelus o cualquier novena. Campanas que informaban de horas, medias y cuartos. José se detuvo ese mediodía y compartió su buen ánimo primaveral con el vendedor de frutas y verduras, hablando del buen tiempo, de los hermosos colores de sus productos y la lograda composición cromática de su surtido puesto. No  pudo resistir el atractivo color de las naranjas, prometedor de una jugosa pulpa en su interior. Y  esa  mañana  de la recién estrenada primavera  eso fue lo que José se llevó del mercado: naranjas.

TEXTURAS DE NARANJA


MERMELADA DE NARANJAS CON JENGIBRE
MOUSSE DE AZAHAR Y NARANJA
PIEL DE NARANJA CONFITADA.

Mermelada de Naranjas con Jengibre

Ingredientes:
750 grs de naranjas (ya peladas y sin “lo blanco”)
600 grs de azúcar.
La piel (lo más limpia posible de la parte blanca) de un par de naranjas.
Un trocito de jengibre  fresco (unos 10grs) pelado y picado.
1 ½ hojas de gelatina.
Elaboración:
Lo primero es lavar muy bien las naranjas para eliminarles cualquier resto de ceras. Las pelamos   a “lo vivo” y las partimos en cuartos, procurando eliminar todas sus semillas (si las tienen) porque amargan.
Limpiamos bien la piel de un par de ellas de todo lo blanco, he aprovechado y las he limpiado todas para luego confitar el resto.
Ponemos en el vaso de la thermomix las naranjas el azúcar y la piel  y trituramos 5 segundos a velocidad 7. Destapamos y con ayuda de la espátula bajamos lo que se haya pegado a las paredes del vaso. Añadimos  el jengibre picadito y programamos 20 minutos a temp. Varoma y  velocidad 2.
Rehidratamos la gelatina en agua fría.
Cuando acaba la thermomix, es el momento de decidir si la quieres así, con pequeños tropezones o la trituras del todo.
Si eliges la segunda opción pues tritura unos segundos a velocidad 7. La mía está sin triturar.
Dejamos que se enfríe un poco, escurrimos y secamos la gelatina y se la añadimos a la mermelada, removiendo  bien para que se integre perfectísimamente.
Dejamos enfriar y listo para utilizar o embotar.

Mousse de Azahar y Naranja

Ingredientes (4- 6 personas):
1 sobre de gelatina (en polvo) sabor naranja.
6 hojas de gelatina neutra.
200 ml de agua.
50 ml de agua de azahar.
75 grs de azúcar.
250 ml de agua fría.
1 yogur griego.
Elaboración:
Ponemos las hojas de gelatina a rehidratar en agua fría.
En un cazo ponemos los 200 ml de agua, el agua de azahar y el azúcar a calentar al fuego, cuando rompe el hervor añadimos el sobre de gelatina en polvo sabor naranja, removemos bien hasta que esté completamente disuelta. Fuera del fuego mezclamos con los 250 ml de agua fría. Vertemos en una bandeja honda y llevamos al frigorífico por una hora.


Sacamos la preparación y con la batidora de varillas montamos la gelatina, es decir, le incorporamos aire.  Esta preparación la vertemos en un molde forrado con papel film y dejamos que repose toda la noche en el frigorífico.  Mezclamos con el yogur griego y  volvemos a darle aire con la batidora de varillas  para hacer una deliciosa mousse.



 Piel de naranja confitada

Le quitamos todo lo blanco a la piel de la naranja y luego las cortamos en tiritas finas.
Ponemos agua a hervir y cuando rompe el hervor añadimos nuestras tiras de naranja y escaldamos dos minutos. Retiramos las pieles, tiramos el agua y repetimos la operación. De este segundo agua dejamos como ½ vaso (unos 100 ml) y le añadimos 3 c.s de azúcar y un chorrito de vodka (o ron), dejamos al fuego, que reduzca hasta que tenga la consistencia de un almíbar y ahí es cuando echamos nuestras tiritas de naranja, un par de minutos y apagamos el fuego. Las dejamos que se enfríen dentro del jarabe y cuando esté todo frío lo guardamos.


Presentación:

En el fondo de  un tarro de cristal o vaso ponemos un par de cucharadas de nuestra mermelada de naranja, encima vertemos la mousse de naranja y coronamos con unas tiritas de naranja confitada.


Con esta receta participo en el apartado Dulce del Reto de Febrero 2016 de CdM patrocinado por naranjasLU.es



23 comentarios:

  1. ¡¡Hola Sonsoles!! Qué buena compra a hecho José en el mercado, que gracias a él hoy tenemos un tres por uno en recetas, ¡¡y qué recetas!! Yo soy una gran amante de los cítricos, así que hoy me has dado totalmente en el clavo, ¡¡y que todo es dulce, je, je, que eso me va aún más!! Ya sabes que soy muy fan de las mermeladas caseras y el jengibre le tiene que dar un sabor riquísimo a la mermelada. También me gusta mucho las naranjas confitadas, y desde que aprendía a confitarlas en casa, siempre procuro tener, pues se conservan por mucho tiempo y le va muy bien a cualquier postre. ¡¡Me ha encantado, Sonsoles!! Disfruta de la semana. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Me he recreado en ese maravilloso mercado de primavera y en el postre después.
    Un despertar de los sentidos en este día invernal.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Me he recreado en ese maravilloso mercado de primavera y en el postre después.
    Un despertar de los sentidos en este día invernal.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Fantásticas, como siempre, las recetas y la presentación...

    ResponderEliminar
  5. Una introducción muy evocadora (ay la primavera...)para un postre delicioso y aromático...

    ResponderEliminar
  6. Qué delicia querida Sonsoles....primero ese precioso paseo por los puestos del mercado...Hasta los olores de las especias he percibido:)
    Y las recetas de hoy...me las quedo todas...me encanta lamermelada de naranja, es de mis favoritas, por no decir que la que más me gusta, sobre todo cuando tiene muchos trocitos de esas maravillosas pieles confitadas...todo un placer.
    Gracias por este maravilloso momento compartido :)
    Un abrazo muyyyyyyyy cariñoso!!!!! Qué disfrutes de una semana estupenda :)

    ResponderEliminar
  7. Sonsoles, un paseo por el mercado en primavera, contigo es como un un paseo por las nubes, cuanta delicadeza hay en tus palabras, y cuanta delicia en tu postre, un tres por uno maravilloso, que bien merece la pena probar.
    Suerte con el reto.
    Besos y feliz San Valentín guapísima!!! ♥♥♥

    ResponderEliminar
  8. Fantástica Sonsoles!! menuda receta nos preparaste ,perfecta y una maravilla , como siempre .
    Besos feliz semana !!!

    ResponderEliminar
  9. Tres en uno...Estupenda receta, debe ser una gozada poder degustar la naranja en esas tres texturas!! La naránja me encanta en los spostres. Bs.

    ResponderEliminar
  10. Que rico me gustan todas y para no perderme tus recetas me quedo de seguidora besitos

    ResponderEliminar
  11. Que delicia, se ve espectacular esa crema, vamos que me la relamo, que textura, que delicada, me encanta como la has presentado...Bess

    ResponderEliminar
  12. hola, yo sería como José, se me habrían antojado las naranjas , porque el aroma de una s buenas naranjas son un placer. Ya sabes que las mermeladas son mi vicio, tengo publicada la de naranja amarga, con naranjas sevillanas. la tuya es una maravilla y la combinación deliciosa!! Mil besos amiga mía!!

    ResponderEliminar
  13. Naranjas al cubo, receta y relato para comenzar el lunes con energía, con ganas de oler, tastar y ser conscientes de todo lo hermoso que nos rodea ( espero que el viernes sigamos igual ) gracias Sonsoles.

    ResponderEliminar
  14. Qué maravilla. Y ni que decir tiene que he disfrutado intensamente no solo con el olor de la naranja y la textura de esa exquisitez de naranja, sino con tu relato que me ha hecho oler las especias en el mercado. Un beso Sonsoles :)

    ResponderEliminar
  15. Muy buena presentación, me ha encantado Sonsoles!
    Buenísimas las recetas.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  16. Vaya recetones que has hecho, me pirran las naranjas como a mi abuela y mi madre, por lo menos una cada día. Me encanta ponerla en muchas comidas, no solo dulces y con esa mermelada que has hecho me parece un relleno perfecto para cualquier bizcocho.
    Un besin y feliz semana.

    ResponderEliminar
  17. De naranja a naranja y tiro porque me toca.
    Qué gustazo da venir a leerte y ver tus ricas recetas, es como volver a casa después de un cansado viaje.
    De postre me tomaba un vasito de los tuyos sin contemplaciones, o dos que hoy llego con hambre.
    Besotes gordos mi niña y suerte en el reto.

    ResponderEliminar
  18. Como siempre un placer venir a visitarte y disfrutar de este fantastico postre.
    Divinisimo no lo siguiente ademas de estar delicioso seguro que la naranja en esas tres texturas me encantaria .
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  19. Hola Sonsoles. Al comenzar a leerte has hecho que me sintiera formando parte de los habitantes de una ciudad del medievo con sus campanas tañendo y con esa algarabía de voces entremezcladas.
    Pero a medida que iba leyendo la situación cambiaba, los años pasaban raudos y veloces y ahora me encuentro en una plaza rodeado de puestos de frutas y una llama poderosamente mi atención, la naranja, pero no soy José.
    Tres delicias las que has hecho para componer una sinfonía de sabores que sin duda han hecho las delicias a todo aquel que haya tenido la suerte de poder saborearla pero que no he sido yo jj.
    Este postre que has hecho solo tiene una definición, exquisito. La boca se me ha iba haciendo agua a medida de ir leyendo cada una de las preparaciones que conforman esta maravilla y cuyo resultado final salta a la vista. Una tentación irresistible. Saborearlo debe ser como si uno se encontrara en la gloria. Manjar de dioses.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Pues bien que hizo Jose, yo también me llevaría naranjas, me encantan las naranjas, además me pasa una cosa muy curiosa, últimamente hago más ejercicio y mientras lo hago me apetece un montón comer naranja, jajajjaja, debe ser por lo de la vitamina ;)
    Deliciosas tus texturas, besitos

    ResponderEliminar
  21. Como siempre tus entradas hacen que una se convierta por un momento en el prota de la historia, preciosa.
    Ese magnifico postre tiene que ser una delicia con esas texturas, cada cuchara tiene que ser todo un gustazo, es postre para disfrutarlo desde principio a fin.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Lo tuyo es increible, siempre nos traslada a otros mundos que nos dejan siempre con ganas de mas y ahí llegas tu y nos cambias de tercio con una elegancia... que estamos ya metido de lleno en una receta tan deliciosa como todas las tuya!!
    Un montón de besotes!!

    ResponderEliminar
  23. Hola¡¡¡ Cuanto tiempo hacia que no podia pasarme a visitarte, pero no podía resistir la tentación de ver reunidas estas 3 recetas interesantísimas. Buen post para guardar en favoritos y para futuras consultas. Un beso guapa¡¡¡

    ResponderEliminar