lunes, 30 de octubre de 2017

Barcas de Bacalao Y Berenjena

Se encontraba por azar el azar en huelga en la ciudad aquel día? No he conocido nunca al azar, pero estoy completamente segura de que ese día no se había declarado en huelga alguna. Si se me permite especular un poco, diré que mientras Marieta se dirigía al mercado y Luis se despertaba aturdido, el azar a su vez se estaba desperezando en su torre recubierta de baldosas de nebulosa  mientras un lacayo sonriente y muy protocolario le leía en voz alta las tentaciones que ofrecía aquel día la ciudad para intervenir en la azarosa vida de sus gentes. Y quiero suponer que Marieta, camino del mercado, y Luis, despejándose  a golpes de agua fría, debieron parecerle al azar un bocado bien fácil y apetitoso.  Pues quiso el azar que ambos se cruzaran en la calle de los libreros y a partir de aquel instante en que sus ojos se encontraron, aislados del mundo por la magia del amor, sólo vivían para reencontrarse cada día hasta el momento en que Luis le ofrece a Marieta los bienes que aún conservaba, un corazón descosido y remendado  que ella  recibe con un beso largo y sosegado, de lenguas que se enredan sin orden, de dientes que tropiezan y labios que empiezan a doler. Es el mejor beso que se dan desde que el azar los juntó en la calle de los libreros cerca del mercado.

BARCAS DE BACALAO Y BERENJENA



Ingredientes (para 6 barcas):

6 barcas mini (old el paso)
300 grs de migas de bacalao desaladas.
½ cebolla picada menudita.
2 berenjenas medianas.
1 ramita de perejil.
70 grs de queso en lonchas.
2 c.s de aove.






Elaboración:

Lavamos las berenjenas y las picamos, con la punta de un cuchillo, en diferentes sitios. Las ponemos en un plato y las asamos en el microondas a máxima potencia 4 minutos (si son grandes  necesitaremos un par de minutos más). Dejamos enfriar.
Una vez frías las berenjenas las abrimos a la mitad y con ayuda de una cuchara retiramos su carne y desechamos la piel. Picamos la carne de las berenjenas y reservamos.


Ponemos en una sartén las dos cucharadas de aove, añadimos la cebolla picada y cocinamos a fuego bajo hasta que la cebolla esté transparente, momento en el que añadimos el bacalao y subimos un poquito el fuego. Dejamos un par de minutos.
Añadimos las berenjenas asadas y picadas a la sartén, removemos y echamos el perejil picado. Cocinamos esto cinco minutos más, dando vueltas de cuando en vez. Apagamos el fuego y reservamos.
Cubrimos el fondo de las barquitas con unos trocitos de queso, encima vertemos parte de nuestro preparado de berenjenas y bacalao y lo “tapamos” con ½ loncha de queso.


 Sobre el queso colocamos tres rodajitas de tomate cherry. 


Encendemos el grill del horno a 175º e introducimos nuestras barquitas unos minutos, hasta que el queso se haya fundido.
Servir recién sacadas del horno, estarán crujientes por fuera y deliciosas en su interior.


Sencillamente...deliciosas.


8 comentarios:

  1. ¡Oh, Sonsoles! Yo no dejaría al azar las cosas del comer, pero sí que es cierto que el azar es parte importante del resultado final de un plato, sin haberlo planeado previamente y disponiendo sin orden aparente lo que tengamos a mano, el resultado final puede ser apoteósico, como un beso robado de juventud, que así pasen cien años, no lo olvidaría en la vida.
    Besos y abrazos, y gracias por contarme un cuento tan bonito a estas horas de la madrugada.

    ResponderEliminar
  2. Ay ese azar... caprichoso, esquivo... azar al fin y al cabo ¿no?

    Me gustan las barquitas, dan juego para muchas recetas, pero con pescado no he hecho ninguna ¡y me ha encantado tu propuesta porque el bacalao y yo seguiremos con nuestro idilio hasta el final!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Hola Sonsoles!! Yo soy de las que cree en el azar, sobre todo en el azar en el amor, y en las suertes o no, de la vida. Muchas veces, por mucho que buscamos no encontramos, y cuando no buscas, encuentras, así que sí creo que el azar interviene. Bueno, y después de este trabalenguas, ja, ja, voy a por tu receta.
    Una receta fabulosa, Sonsoles, como siempre, un gratinado y un relleno, para chuparse los dedos. Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Que barcas mas ricas me gustan besitos

    ResponderEliminar
  5. El azar no cierra por vacaciones...
    Las barcas, divinas, me encanta ese relleno!

    ResponderEliminar
  6. Que maravilla de barquitas y que relleno, me ha encantado esta receta, tienen que estar muy sabrosas y ricas, vamos para un entrante me parece ideal...Bess

    ResponderEliminar
  7. Hola, a veces deberíamos dejarnos llevar y no programar tanto. De todas formas , a veces , lo que tiene que pasar pasará. Y si es para que te salgan estas recetas tan estupendas, pues... ¡¡¡ Viva el azar, la suerte y el buen destino! Jajaj!! Un beso preciosa

    ResponderEliminar
  8. Hola, buena receta. Seguramente lo intentaré. Mientras tanto te sigo, entonces no me perderé nada. Si pasas por mi lado Yo sería feliz

    ResponderEliminar