lunes, 19 de febrero de 2018

Esferas de Natillas


Aquella tarde lluviosa, mientras en la habitación de al lado su padre ensayaba con la nieta los pasos que acompañarían con precisión la Marcha Nupcial d Mendelssohn, Julieta se sintió empujada hasta el sofá con el álbum de las fotos de su ya lejana boda en las manos. Abrió el álbum y a la vez abrió los recuerdos de aquellos  días de ajetreo y preparativos. Recordaba como su padre, apuesto y señorial le había tendido la mano. Ella titubeó, se miró una última vez en el espejo y fue hacia él, cogidos del brazo dieron un paso y tropezaron. Te llevo yo. Recordó que había dicho su padre. Reanudaron la marcha, pero seguían sin acompasar el ritmo, como si su padre hubiera ensayado para este momento durante toda su vida y la vida hubiera decidido no colaborar. Una sonrisa se dibujó en su cara y la lluvia llegó hasta sus ojos en pequeñas gotas saladas. Todo aquello quedaba ya lejos y Julieta tiraba de un invisible hilo para acercarlo al presente y que formara parte de la ilusión y los quehaceres nerviosos de los preparativos de la boda de su hija.

ESFERAS  DE NATILLAS



Ingredientes:
Baño:
1 L de agua (mejor si es desmineralizada).
5 gr de alginato de sodio (Algin).
Relleno:
250 grs de natillas.
6 grs de lactato de calcio.
0,8 grs de Xantana.
Elaboración:
Empezamos preparando el baño, para ello en un bol hondo ponemos el agua y el alginato y con ayuda de la batidora de mano, mezclamos muy, muy bien.  Dejamos reposar esta mezcla en el frigo un mínimo de 2 horas (para que se vaya el aire introducido a la mezcla mientras batíamos y así no se formen burbujas en la envoltura de las natillas).
Mis Natillas
Ingredientes:
½ l de leche semidesnatada.
3 yemas.
3 c.s de azúcar.
10 grs de Maizena.
1 anís estrellado.
Piel lavada y sin la parte blanca de  ½ limón.
Elaboración:
Ponemos a calentar la leche (reservamos una poquita) con el azúcar, la piel de limón y el anís estrellado.
Batimos las yemas y le incorporamos la maicena y la leche reservada. Mezclamos todo muy bien, para que no nos quede grumo alguno, si es necesario lo colamos.
Separamos del fuego la leche caliente y le retiramos el anís estrellado y la cáscara de limón. Vertemos la mezcla de las yemas y volvemos a acercar al fuego, sin parar de remover hasta que espese.



Una vez que tenemos preparadas y frías nuestras natillas pesamos  los 250 grs y en ellos diluimos el lactato de calcio y mezclamos con la xantana  con ayuda de la batidora de mano.
Dejamos reposar la mezcla de natillas un par de horas.
Sacamos el bol con el baño de algín de la nevera y al lado ponemos otro recipiente con agua fría limpia (mejor si es mineral).



Con una cuchara semiesférica vamos vertiendo cuidadosamente en el baño de algín, procurando que las esferas queden cubiertas totalmente por el baño.  Dejamos en el baño unos 2 minutos y con ayuda de una cuchara perforada vamos pasando las esferas al agua mineral, lavamos suavemente y con otra cuchara perforada sacamos escurriendo bien y pasamos al recipiente donde las vayamos a presentar.
Es importante utilizar dos cucharas diferentes para no pasar los líquidos de un recipiente a otro.
Se pueden guardar en agua (o almíbar) en un recipiente cerrado en la nevera.


Para la presentación he puesto encima de las esferas un poquito de azúcar de caña (se disuelve rápido al tener una textura húmeda las esferas) y en otras polvo de galleta maría.



Para hacer estas esferas he contado con la inestimable ayuda de mi sobrina de 10 años, nos hemos divertido y disfrutado  muchísimo haciendo nuestras  dulces esferas.

11 comentarios:

  1. Que original , estas echa toda una repostera cientifica jajaja besos

    ResponderEliminar
  2. Para probar la técnica y pasar una tarde entretenida e incluso divertida con mi sobrina me parecen estupendas. Tampoco dudo de que están riquísimas, pero me temo que no tengo la paciencia, ni las ganas que tú, no creo que me ponga a hacerlas. Te felicito porque te han quedado divinas, de profesional.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Espectaculares Sonsoles !! me perece genial, yo hice unas pero muy pequeñitas de gotas, tengo todo lo necesario para hacerlas, a ver si me animo. seguro que están riquísimas cuando explotan en la boca.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  4. Con una niña de 10 años... yo tengo algunos más y no me atrevo. Creo que no es el momento con la peque en casa y tampoco he desarrollado la paciencia suficiente aún ja ja ja Te han quedado tan bonitas que daba buena cuenta de todas ellas sin dudarlo

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  5. Pero que receta mas original nunca habia visto nada parecido con natillas ,uummmmmmmmmm me encantan no lo siguiente no dejas de tentarme con las fotos.
    Te han quedado de relujo y seguro estan de rexupete.
    Bicos mil y feliz semana wapa.

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Hola Sonsoles!! Hoy me traes nuevos productos, por lo menos para mi, y nos has elaborado un postre de siempre pero con técnicas de lo más actuales. Y es que está muy bien esto de fusionar, y más cuando sale tan bien, gracias a tus maravillosas manos, ¡¡y a las de una niña de 10 años!! Ahí es nada, a mi creo que no me hubiera quedado tan bien, creo que esta niña ya promete. Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Sonsoles hoy vienes de nuevo con una de tus maravillas, a mi todo eso de xantana, me suena a chino, yo me quedo con las natillas convencionales que aparte son mi postre dulce preferido. Aunque claro si me lo pones así de bonito, no te voy a decir que no, es más a poco me sabría.
    Lo que no me suena a chino es tu micro relato, también me sucede como a Julieta, aún y después de casi 24 años sigo emocionándome cada vez que enseño mi precioso álbum de bodas a alguien, porque está lleno de bonitos recuerdos.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Que maravilla, receta de alta cocina!! y te han quedado perfectas!! me ha encantado. Bs.

    ResponderEliminar
  9. Hola Sonsoles. Precioso y muy sentido el prólogo de la entrada. Esos recuerdos son imborrables. Y parece que al seguir los pasos de esa nieta preparando su boda nos llevan a un postre que sin duda causaría sensación en el banquete nupcial.
    Y es que este postre es digno de un repostero de mucha categoría y tu lo eres.
    Desconozco algunos de los ingredientes que has utilizado, fracasaría si intentara hacer esta obra de arte así que lo único que puedo permitirme es mirar una y otra vez y quedarme boquiabierto observando esta delicia de postre que nos propones. Es un manjar exquisito.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Precioso relato y estupenda receta para sorprender gratamente.
    Nunca he trabajado con esos ingredientes que propones , me quedo con la idea por si algún día me decido.
    Gracias por compartir. Bss.

    ResponderEliminar
  11. Madre mía, Sonsoles, estoy en MasterChef y no me he enterado! Lo de la Xantana lo llevo escuchando años en la tele y te digo que cada vez que veo una esfera me dan ganas de explotarla a ver si les ha quedado bien o no, jajaja. Yo me fío de tí, seguro que te han quedado perfectísimas!! Del sabor qué te voy a decir, las natillas me pierden.
    Besitos

    ResponderEliminar