domingo, 22 de abril de 2018

Plátano Acanelado

Tendido en la cama Aureliano López, también llamado por muchos el Escritor, aunque no hubiera publicado jamás una sólo nota, repasó su vida a la incierta luz del atardecer. Era mucho mejor repasarla uno mismo, que se la repasaran otros. Para revisar la vida no hay como uno mismo. Aureliano llegó a la conclusión de que era una absoluta ruina que en días de lluvia rechinaba y en días de frío crujía. Prosiguiendo, se dijo el Escritor, estado físico: nulo. Económico: un desastre, un sueldo miserable. Aunque…Mental? Perfecto, se nota en el sentido del humor. Notó cómo le dolía una pierna. El Escritor nunca había tenido talento a la hora de elegir a las mujeres con las que compartía su vida, quizás, porque en la gran mayoría de los casos las mujeres decidían por él a la hora de compartirla. En este último año vivía con Leonor de Luca, una mujer que se proclamaba la representante etérea y karmática de una princesa egipcia. Y vivía con ella porque Leonor le prestaba la habitación de la cama y tenía un lunar sobre el pubis que enloquecía al Escritor y lo obligaba a reconocer que ése era el centro karmático del universo y de sus entregas sexuales. Aureliano descendió las escaleras resuelto a no volver a someter su vida a resumen en los próximos siglos.

PLÁTANO ACANELADO



Ingredientes (3 personas):

3 bananas maduras.
Mantequilla (cantidad suficiente)
Azúcar de caña (cantidad suficiente)
Canela molida (cantidad suficiente)

Elaboración:

Untamos con mantequilla una fuente que pueda ir al horno, encima colocamos las bananas maduras con piel  


e introducimos en el horno a 180º hasta que los plátanos empiecen a abrirse (unos 35 minutos).


Sacamos del horno, retiramos un poco de la piel y le ponemos azúcar de caña, canela en polvo y unos trocitos de mantequilla.



Servir inmediatamente, calientes. Podemos acompañarlos con helado.



20 comentarios:

  1. ¡¡Hola Sonsoles!! Uy, casi mejor no hacer balance de nuestras vidas y repasarlas tan a fondo, algunas personas saldrán ganando con el balance, pero otras muchas, seguro que no, todos añadiríamos o quitaríamos algo, seguro.
    Muy fácil la receta de hoy, dulce, como me gusta a mi, y una buena forma de darle salida a esos plátanos maduros que tenemos por casa. Besitos y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  2. Hola guapísima !!!
    Ayyy los lunares estratégicamente situados, qué peligro tienen jajaja. Tanto como para decidir no mirar atrás ni hacer balances de la vida. Si me pongo a pensar en el mío, solo te digo que así no he comido los plátanos en mi vida, y porque a estas hora tengo el horno frío pero que el próximo finde cuando haga pan, me acordaré para meter una bandeja como la tuya, la cosa promete ser deliciosa, tanto como tú.
    Besotes mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
  3. Que rico los platanos no lo he probado pero tiene una pita buenisima besitos

    ResponderEliminar
  4. Querida Sonsoles, a Aureliano no haría falta decirle seguramente que el pasado pasado está, y que el futuro no existe, así que carpe diem, con lunar o sin él, jajaja.
    Con lo que disfrutaría yo con ese plátano, ni te lo cuento, me vuelve loca con canela, así calentito tiene que ser ¡la Gloria!
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Que maravilla de plátanos Sonsoles, nunca los he comido así y menos bananas, tienen que estar deliciosas, quien las pillara, tienen que desprender un aroma fabuloso, solo con verlas se me cae la baba...Bess

    ResponderEliminar
  6. Un caradura me parece a mi el tal Aureliano. Me quedo con tus plátanos para probarlos porque es la primera vez que los veo así preparados y hay que hacerle la cata, como decía mi abuelo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Mi suegra en Panamá hacía unos platános con los mismos ingredientes pero de manera diferente. Ahora me ha dado ganas de publicarlos, además tienen un nombre lo más de sugerente, Plátanos en tentación... le irían como anillo al dedo a tu protagonista, por cierto, jajaja.
    Muy ricos estos plátanos acanelados, niña, un postre delicioso.
    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Ummmmmmm......que manera más dulce y original de comer el plátano
    Muchos besitos¡¡

    ResponderEliminar
  9. Me rechifla!! que ricos, esto me lo llevo porque me encantan los plátanos.
    Una delicia.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  10. Jaja! Tengo dos cosas en común con la tal Leonor pero no te diré cuales jajaja!
    Me encantan los plátanos así en plan calientes pero nunca los he hecho al horno sino con la sartén y flambeados. Probaré tu opción del horno porque tienen una pinta deliciosa!! Un besito!!

    ResponderEliminar
  11. He visto esta receta muchas veces pero aún no lo he probado.
    Yo no soy mucho de frutas calientes pero si dices que hay que acompañarlo de helado ya la cosa cambia jeje

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Que mejor colofón a esta historia que estas riquísimas bananas!!
    No he probado nada parecido y me parece un bocado absolutamente delicioso!!!
    Un besazo y muyy felíz día ;)

    ResponderEliminar
  13. Sonsoles es una receta sencilla, sencilla y seguro que tremendamente rica ¡anotada queda!

    Por cierto, yo cada vez que leo Aureliano pienso sin remedio alguno en Cien años de soledad ¡lo que me gusta ese libro!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  14. Hola Sonsoles. Pobre Aureliano, la verdad es que revisando su vida no debía estar como para tirar cohetes, lo único que lo salvaba era la habitación con derecho a cama y la compañía de esa representante etérea y karmática de una princesa egipcia con ese lunar que enloquecía al pobre Aureliano, al menos disfrutaría con la visión.
    Me ha llamado la atención la forma de preparar estos plátanos y no dudo de que deben estar exquisitos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Nunca los he preparado al horno, yo suelo freirlos y les añado mermelada de melocotón y leche condensada...vamos!!!, una bomba calórica...jjj...Besines!!!

    ResponderEliminar
  16. Hola! Un postre buenísimo y fácil. Me encantan las bananas. Pobre Escritor, eso de repasar la vida no siempre sale bien.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Sonsoles, Aureliano parece uno de esos personajes a los que enseguida se les coge cariño y eso que solo sé un poquitín de su vida...

    Me gusta tu receta porque de una forma sencilla tenemos la oportunidad de disfrutar mucho, sobre todo para los que somos golosos

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  18. Hola guapísima, he estado unos días perdida pero he venido a buscarte . me ha gustado encontrarme con Aureliano aunque no soy de repasar mi vida . Lo pasado ,pasado está y miro más hacia el futuro. Cosas mías, jajaja!! Bueno me quedo disfrutando de tus plátanos que sin duda los haré pues son de esos pstres sencillos que a mí me gustan. Un beso!!

    ResponderEliminar
  19. Uummmmmmmmmm pintaza tiene no dudo lo mas minimo que este de muerte relenta no lo siguiente.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  20. Que delicia de platanos! Yo les pondria helado de vainilla encima, mmmm!
    Bs

    ResponderEliminar