domingo, 13 de enero de 2019

Trigo Tierno Y Trompeta Negra


Rosario lo tenía al lado, estirando la mano, guardándose todo lo demás. En la televisión había un partido de futbol y ella estaba mirándolo con la cabeza y el alma toda en otra parte. Lejos. El mando de la tele lo tenía él. Quién si no? Durante los anuncios cambió el canal y dejó que pasara por los ojos de Rosario una película en la que otra mujer y un hombre se besaban, creyó Rosario, como ellos se besaban en otros tiempos. No llegó a saberlo bien porque los besos desaparecieron y regresó el futbol.  Los de la película se estarían saludando o despidiendo? A punto de irse a la cama o justo antes de abandonarla? No quiso jugar a las adivinanzas. Por la ventana Rosario miró a la luna llena contra el cielo brillante y, lamentó que el frío del invierno no la dejara salir a verla. Se acomodó en el sofá y se durmió tras ver a un hombre, con cuerpo y alma de gacela, meter un gol. Su marido no llegó a ser testigo de semejante proeza, seguía dormido con el mando de la tele en su mano derecha. Despertó media hora después, miró a su marido que cuando estaba dormido tenía un aire apacible, como si su prisa de siempre anduviera a su alrededor, pero sin tocarlo. De verdad era un hombre al que los años le habían hecho más bien que mal. Rosario aceptó para sí que no podía haberse casado sino con él.

TRIGO TIERNO Y TROMPETA NEGRA



Ingredientes (2 personas):

1 taza de trigo tierno.
1 diente de ajo.
150 gr de setas trompeta negra.
2 c.s de aove.
Sal (opcional).
Para decorar: una ramita de romero fresco.

Elaboración:

Lavamos y escurrimos el trigo tierno y lo ponemos a cocer en agua con sal (doble de agua que de trigo) de 18 a 20 minutos. Escurrimos el agua sobrante y reservamos el trigo.
En una sartén ponemos dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra y echamos el ajo picado,



damos un par de vueltas y añadimos las trompetas negras (setas) dejamos que se cocinen durante 3 o 4 minutos e incorporamos el trigo tierno y mezclamos con cuidado,  



dejamos unos minutos para que se integren bien los sabores y ya tendremos listo un delicioso y fragante plato con sabor a bosque.



16 comentarios:

  1. Hoy coincidimos en ingrediente, la Trompeta, que tú llamas negra y yo he ido más al hard rock, y la llamo directamente de la muerte, porque están para morirse de placer, jajaja, aunque no coincidimos en receta, me gusta tu plato, hace años que no como trigo, desde que mi madre cocinaba, ella siempre nos contaba historias de su infancia y de como mi abuela lo cocinaba como un auténtico manjar, cuando tenían la suerte de tener un poco.
    ¡Ay, Sonsoles! Cuántas Rosario hay en este país, no me veo retratada porque mi marido es un Santo varón, no solo no le gusta el fútbol, sino porque la televisión no le interesa y mientras yo le comento la película del día, él me mira con ojos distraídos, imbuido en las páginas de uno de sus preciosos libros de arte. Pero lo sé, mi padre es de los que el mando de la tele es suyo, y te fastidia el final de la película por echar una miradita para ver el resultado de un partido de la liga de fútbol de Villaconejos Jajajaja.
    Besos y disfruta d un buen día.

    ResponderEliminar
  2. Hola Sonsoles, un relato muy bonito, nostálgico y lleno de ternura. La receta muy original, nunca he cocinado ni probado el trigo tierno. Las trompetas de la muerte son excepcionales y tienen un sabor riquísimo, así que una rico plato.🍽🥂😚

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Feliz año nuevo, Sonsoles!! ¿Qué tal tus navidades? Espero que muy bien, y que los reyes magos se hayan portado muy bien contigo. Seguro que sí.
    Uy, lo del mando a distancia y el fútbol me suena, y bueno, si sólo fuera fútbol, porque el baloncesto también está siempre presente. Y da igual quién juegue, el caso es que hay que ver el fútbol de todos los equipos y el baloncesto de todos los equipos, y si mientras tanto juega Nadal algún partido de tenis, pues que también se ve, ah, y el pádel y hasta la pelota vasca, ay, nunca pensé que odiara tanto los deportes televisados, ja, ja. En mi casa, como a mi padre no le gustaban los deportes, pues que teníamos nosotras siempre el mando, ¡¡pero cómo ha cambiado el cuento con mi marido!! Algo bueno he sacado y es que ahora, menos caja tonta y más lectura, al final, si hasta he salido ganando, pero, a veces, hecho de menos hacer simplemente zaping o ver "algo para chicas", ja, ja.
    Muy curioso tu plato de hoy, no he comido nunca ni trigo tierno ni trompetas negras, pero estoy convencida de que está riquísimo. Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Me has recordado con tu receta que hace tiempo que no cocino trigo, con lo que nos gusta en potaje y en ensalada. No está mal tampoco con esas trompetas negras, ya que ambas cosas son buenísimas.
    Muy adecuado tu relato para los que o las que prefieren el mando de la tele a una buena charla u otros menesteres.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Feliz Domingo,Sonsoles.....espero que hayas pasado una Felices Navidades ,y esta propuesta me parece estupenda,nunca he cocinado co trigo,pero esta propuesta tuya me parece super rica,así pues me la guardo en pendientes
    Muchos besitos¡¡

    ResponderEliminar
  6. Que buena pinta, tengo ganas de probar el trigo besitos

    ResponderEliminar
  7. Jajj, en mi casa a nadie le gusta el fútbol así que no hay problemas con el mando.
    Me ha sorprendido el trigo en esta receta, no se me habría ocurrido esta combinación de ingredientes. Un beso

    ResponderEliminar
  8. Una tierna historia de aceptación... no sé que pensar, la verdad. Los años pasan para todos, y pasan por las relaciones y las convierten en otra cosa, eso es así. En fin. Me quedo con tu trigo y esas setas divinas.

    ResponderEliminar
  9. En mi casa no es el fútbol es la música, y clásica. Pero todo tiene cabida siempre y cuando hagamos partícipes al otro, como es mi caso...fiu!!, menos mal!!!, jajaja..En cuanto a la receta me ha sorprendido gratamente, porque no conocía ninguno de los ingredientes, a mi me sacas de lo dulce...y soy una inculta. pero menos mal que estáis vosotr@s que me enseñáis un rato grande. Besines!!!

    ResponderEliminar
  10. Hola Sonsoles, Feliz Año Nuevo querida amiga!
    Delicioso se ve este plato, también has usado estas trompetas igual que Concha, cómo me gustaría probar este manjar!
    La pobre Rosario, no conforme con el fútbol, de seguro también se le entretiene con el celular, un mal moderno...
    Un beso grande y muchas felicidades en este 2019!

    ResponderEliminar
  11. Un plato ideal y con una combinación de ingredientes genial, el trigo tiene que darle un toque estupendo.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  12. Hola Sonsoles.
    Solo he comido el trigo en sopa y me gusta mucho.
    Tu propuesta con las setas seguro que si la pruebo también me encantará!

    Besos

    ResponderEliminar
  13. No he probado nunca esa seta...y el trigo lo he hecho poco, así que tendré que experimentar con ambos ingredientes!! Bs.

    ResponderEliminar
  14. Que buena pinta tiene este plato, me encantan la trompeta negra, da mucho sabor y con el trigo se ve una receta estupenda.Lo tengo que probar.
    Besoss

    ResponderEliminar
  15. Hola Sonsoles. Aunque hayan pasado ya unos días de este nuevo año y como no lo he hecho con anterioridad quiero desearte que en este año se cumplan todos tus deseo y que te venga cargado de felicidad.
    Creo que hay muchas Rosarios desperdigadas por este mundo. Un relato muy actual y que da que pensar. Pero también creo que hay otros maridos como el de Rosario. La ilusión nunca hay que perderla hay que luchar siempre por mantenerla.
    No he probado el trigo, es más tengo que ver donde puede haber, la verdad es que no me he fijado, lo haré.
    Como me gustan mucho las setas puedes estar segura de que con este plato disfrutaría. Tiene un aspecto sensacional. Me gusta.
    Que disfrutes de un estupendo fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar