domingo, 24 de febrero de 2019

Cebreiro Chees Cake


En invierno, Esteban se obsesiona con no perder los guantes, el gorro ni la bufanda. Desde la primera vez que le confiaron la responsabilidad de cuidar de los guantes, el gorro y la bufanda, en la guardería, no ha pasado un solo invierno entero sin perderlo todo. Hay cerca de una docena de guantes desperdigados en el interior del cajón, como pequeños pájaros sin pareja. Cada invierno, por lo menos una vez, Esteban cae prendado de un nuevo gorro, y lo lleva a cualquier parte haga o no haga frío. Cuando lo veo pienso: “Sólo es cuestión de tiempo que pierda este gorro también” y no suelo equivocarme. Donde quiera que vaya, se toca siempre los bolsillos del plumas para asegurarse de que los guantes están ahí y de que las cremalleras de los bolsillos están cerradas. Si advierte que la cremallera de un bolsillo que guardaba un guante está abierta, si ve que asoma cualquier parte del guante, resopla o incluso se reprende a sí mismo y la cierra de golpe y, creo adivinar, que piensa: no voy a perder estos guantes, lo prometo. Este invierno, de momento, está siendo la primera vez en toda su joven vida que no ha perdido ni los guantes ni el gorro. Aunque si ha perdido la bufanda durante una larga noche de juerga. Se ha negado a comprarse o que le regalemos otra bufanda a pesar del intenso frío invernal y en su lugar  ha comenzado a utilizar una pashmina oscura que perteneció a su querida abuela. El pañuelo, con sus finos hilos dorados, parece arroparlo como lo hacían los brazos de la mujer a quien perteneció cuando él era un niño y, la gente le dice: “Qué hermoso pañuelo”.

CEBREIRO CHEES CAKE


Ingredientes:

750 gr de queso de Cebreiro.
125 ml de nata (35% M.G).
150 gr de azúcar.
1 vaina de vainilla.
3 huevos + 2 yemas.

Base:

180 gr de galletas (tipo María).
75 gr de mantequilla.
1 c.c de canela molida.
Pizca de sal.

Elaboración:

Empezamos por la base:
Precalentamos el horno a 180º.
Trituramos las galletas y añadimos la mantequilla derretida, la canela y pizca de sal y trituramos de nuevo. Extendemos esta masa en el fondo del molde y subimos un poco por los laterales, apretando con una cuchara para que quede una base dura y compacta.
Horneamos la base 10 minutos.
Sacamos del horno (pero no lo apagamos) y dejamos que se enfríe mientras hacemos el relleno.
En el bol de la amasadora ponemos el queso, la nata, el interior de la vaina de vainilla, el azúcar y los 3 huevos más las 2 yemas,


colocamos la paleta mezcladora y mezclamos a velocidad baja 5 minutos o hasta que no haya grumos.



Subimos el horno a 200º. Vertemos la crema sobre la base de galleta y horneamos a 200º durante 15 minutos, luego bajamos el horno a 100º y horneamos durante 1 y ¼ horas. Sacamos para una rejilla y para evitar que se agriete en el medio, una vez horneada, pasamos un cuchillo alrededor, entre la crema y el molde.


Dejamos enfriar completamente y llevamos a la nevera por 24 horas.
Adornamos con crema de membrillo y unas hojas de menta fresca.


Nota:
Esta es mi versión del New York chees cake del West Village, sustituyendo el queso crema por el Queso de Cebreiro, más nuestro, con un sabor que recuerda al Mascarpone y una textura un poquito más densa.



14 comentarios:

  1. ¡¡Hola Sonsoles!! Ya te echaba de menos y me ha alegrado un montón cuando he visto que hoy sí que hay publicación, y una estupenda historia, como siempre. Además, quién no conoce a un Esteban o incluso, a veces, somos un poco Esteban también, con según qué cosas.
    Adoro las tartas de queso, Sonsoles, y esta, con ese sabor tan característico, tiene que estar riquísima. Por sí sola, la tarta ya me recuerda a un queso, así tan blanquita, ¡qué delicia!! No encuentro mejor postre para un domingo como hoy que una riquísima tarta de queso. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. La tarta llama la atención con ese corte tierno y mullido, no se me ocurre nada mejor para la tarde de un domingo de tiempo revuelto como el de hoy para recrearnos con ella. Un momento dulce que alegra el paladar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Un postre especial y delicioso para este domingo

    ResponderEliminar
  4. Me encanta!! el corte de tu dulce :-)

    ResponderEliminar
  5. Que buenaaaaa y que bonita la decoraste, y muy buena idea cambiar el queso besitos

    ResponderEliminar
  6. Hola SOnsoles, imagino a Estteban y de alguna manera hasta me identifico con algunas cosa, jejejeje!!EN otra vida fui un ratoncito, no cae duda pues me encanta el queso y seguro que tu tarta, con este queso tan diferente y rico, será un espectácculo de sabores. Un beso preciosa y gracias por endulzarnos la tarde

    ResponderEliminar
  7. Sonsoles.......que cheescake tan maravilloso con ese queso que has usado ,,,,se me está haciendo la boca agua
    Besitos¡¡¡

    ResponderEliminar
  8. Sonsoles no podrías haber regresado con mejor bocado, exquisito es poco, para lo que provoca ver esa porción de tu maravillosa Cebreiro Cheesecake, goce absoluto visual y me imagino que para el paladar. No te digo nada de ese queso gallego que tiene que ser gloria bendita, porque aunque perdamos la cabeza por lo que nos llega de allende los mares, nuestras cosas no tienen nada que envidiarle a nada del mundo. Aquí tenemos muy buenos productos m y tratados con la maestría que tú lo haces todo, se eleva a la categoría máxima.
    ¡Vaya con el niño, no tan niño! Jajajaja, pero vamos aquí el que esté libre de pecado que tire la primera piedra, bueno no te digo yo que sea cada día o cada semana, pero que me pasa, me pasa, Jajajaja. Seguro que Esteban solo pierde las cosas que no son importantes, como el reloj, imprescindible para no perderse la hora de tomar un trocito de tu tarta.
    Besos y bienvenida de nuevo ❤️

    ResponderEliminar
  9. Deliciosa tarta,tiene que estar muy bueno con este queso, el corte que tiene es genial. Como siempre tus entradas muy interesantes.
    Besoss

    ResponderEliminar
  10. Hola Sonsoles no conozco ese queso por aquí no se si lo habrá, pero lo que si que se que esa tarta tiene que estar riquísima, solo hay que ver las fotos que se salen de la pantalla y dan ganas de atravesar la pantalla para coger un buen trozo.
    Un beso y feliz martes

    ResponderEliminar
  11. Una tarta espectacular, te ha quedado de lujo y entra además por los ojos, qué bonita!!!.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  12. Madre mía Sonsoles que buen regreso!!
    No puedo dejar de mirar el corte de pastel. Qué delicia y como entra ganas de hincar la cucharilla!! Te felicito!! Es maravilloso!

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Hola guapa , me parece todo un acierto versionar las típicas rectas extranjeras añadiendo un producto español, creo que has acertado de lleno. Te felicito, el corte que nos has enseñado está imponente. 👏👏👏👏😗😗

    ResponderEliminar
  14. Sonsoles, me has conquistado completamente con este cheese cake, qué delicioso se ve, pura gula de la buena (no se si hay gula buena o mala, pero tú me entiendes, jaja!) ese trozo me lo comería sin parar, sin siquiera quitar la vista del plato, en ese momento sería sólo yo y el cheese cake, te lo juro.
    Un beso

    ResponderEliminar