domingo, 3 de febrero de 2019

Salmón Marinado y Huevo Hilado

Afuera caía una fina pero persistente lluvia que iba empapando lentamente el suelo. Sentados es sus butacas, muy bien no se sabe cómo ni quien de los dos había empezado aquella conversación, hablaban de cuando se habían conocido cuarenta años atrás, felices por lo que no tenían. Al revés que ahora, que les sobraba de todo menos el amor. Él le dijo a mí no me importaba ser pobre. Al contrario, ojalá estuviera aún en aquellas, lo cierto es que la felicidad no es como dicen, que sólo dura un instante y no se sabe que se tuvo sino cuando se terminó o se perdió, que viene a ser lo mismo. Yo creo que la felicidad dura mientras dura el amor, porque con amor hasta morirse es bueno. –Total, dijo ella, que entre las verdes y las maduras el tiempo se nos fue sin darnos cuenta y Zas!! cuarenta años. La conversación terminó y ella lo miró dormitar en la butaca. Despertaba a poquitos, la miraba y sonreía como desde otro mundo. En una de esas idas y venidas a los brazos de Morfeo ella le dijo con la voz baja y toda la suavidad de este mundo:-Sabes?, cuando uno de los dos se muera yo me voy a ir a Paris.


SALMÓN MARINADO y HUEVO HILADO



SALMÓN MARINADO



Esta receta, se prepara con 2-3  días de antelación.

Ingredientes:

Una cola de salmón de 1/2 Kg aprox.
6c.s sal gorda.
7 1/2 c.s azúcar.
2 c.s de eneldo seco o bien unas ramitas picadas finamente de eneldo fresco.
Pimienta negra en bolas, pimienta rosa en bolas (opcional).

nota: Hay quien pone la misma cantidad de sal que de azúcar, yo prefiero quedarme corta de sal.

Preparación:

Pedimos al pescadero que nos separe  el salmón en dos filetes y que retire la espina central, con ayuda de unas pinzas retiramos todas las espinas, que no quede ni una.



En un bol mezclamos la sal y el azúcar.
Sobre la superficie de trabajo colocamos 3 capas de papel film (debemos ser generosos, luego envolveremos el salmón con ellas).
Hacemos una cama con parte de la mezcla de sal y azúcar (+/- el tamaño del filete de salmón) sobre el papel film, hacia un lado, no en el mismísimo centro, colocamos la mitad del salmón, con la piel para abajo, lo cubrimos con sal-azúcar, eneldo y unas bolitas de pimientas.


Lo mismo con el otro filete que colocaremos sobre el primero, con la piel para afuera. Envolvemos en el film y lo colocamos en un recipiente con peso encima (un par de cajas de leche, un pack de cervezas…).Lo ponemos en la nevera y a esperar un par de días.



Nota: Si sobra salmón marinado, podemos congelarlo (aguanta perfectamente un par de meses) y cuando lo vayamos a utilizar dejar descongelar muy despacio, para que no pierda textura.


HUEVO HILADO



Ingredientes:

6 yemas de huevo.
2 vasos de azúcar.
1 vaso deagua.
1 bol grande de agua con hielo.
Necesitaremos además: Un colador, un hilador (o un biberón de cocina), una espumadera y una rejilla.










Elaboración:
Pasamos las yemas por un colador de maya fina para que queden bien limpias, las batimos ligeramente, para deshacerlas y reservamos.
En un cazo ponemos el agua con el azúcar a hervir hasta conseguir un almíbar a punto de hebra (6-8 minutos de hervido).
Al lado del cazo con el almíbar colocamos el bol con el agua con hielo y cerca una fuente plana con la rejilla encima (hay que trabajar un poco rápido, por eso esta distribución).
Cuando el almíbar esté hirviendo, dejamos caer  1 cucharada de yema, esto hará que se forme una espuma sobre el almíbar, que será donde se cocerá el huevo.
Colocamos el  hilador a unos 10 cm de altura del almíbar y vertemos en él parte de las yemas que irán cayendo sobre la espuma, dejamos unos 30 segundos y con ayuda de una espumadera pasamos inmediatamente los hilos del almíbar al agua con hielo, de esta forma cortamos la cocción y eliminamos el exceso de almíbar.


Escurrimos con la espumadera y lo pasamos a la rejilla para que se termine de escurrir.
Repetimos el proceso hasta acabar con las yemas.
En la rejilla separamos los hilos de huevo para que no se queden pegados.
Guardamos en la nevera en un tupper cerrado para evitar que coja olores. También podemos congelarlo.

Nota: Si no dispones de hilador (este mío era de mi abuela) puedes hacerlo con un biberón de cocina, tardarás un poco más pero merece la pena hacer huevo hilado, al menos, una vez en la vida…
Nota: No he podido poner más fotos, porque solo tengo dos manos y en mi cocina…como Juan Palomo, yo me lo guiso y yo me lo como, es decir, yo hago las fotos (a duras penas) mientras preparo el plato y eso…que me faltan manos y me sobran ganas.


LOS ROLLITOS DE SALMÓN MARINADO Y HUEVO HILADO

Pasados dos días (o tres)  Retiramos la envoltura del salmón y lo  cortamos muy fino. Sobre una tira de salmón colocamos un poquito de huevo hilado y enrollamos formando un canutillo.
Para decorar los rollitos he utilizado pimienta rosa y perlas de aove.



Nota: Si sobra salmón marinado, lo podemos congelar (aguanta perfectamente un par de meses) y cuando lo vayamos a utilizar dejar descongelar muy despacio, para que no pierda textura.

20 comentarios:

  1. ¡¡Se me ha hecho la boca agua con este salmón marinado Sonsoles!! Me gusta mucho el salmón, y sólo de ver la foto con el trozo entero, con la sal gorda, el eneldo y esa bonita pimienta rosa, me ha enamorado. La foto lo dice todo, ese trozo de salmón, como bien dice la palabra, está para hacerle una foto.
    El sabor, imagino que riquísimo, y con ese relleno de huevo hilado casero, tiene que ser brutal.
    Y eso, más vale quedarse corta de sal y no de azúcar, a la vida hay que ponerle más azúcar, ja, ja. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Que pinta tan extraordinaria, yo también tengo salmón marinandose en la nevera. Y es que es muy fácil de hacer y lo rico que está. Tomo nota del huevo hilado , combina muy buen con el salmón. Es un plato de lujo. 👏👏👏👏👏

    ResponderEliminar
  3. Con una lluvia suave de fondo se puede mantener cualquier conversación amable y todas las cosas que se nos ocurran, entre ellas degustar este magnífico salmón con ese relleno tan bueno. Para mi las combinaciones salado-dulces son buenísimas y esta me parece de las mejores.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Que rico el salmon asì y nunca habia visto un hilador besitos

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué rico, salmoncito! Adoro el Salmón ahumado, siempre que sea de primera, sino nunca lo compro elaborado, prefiero hacerlo yo también en casa, del mismo modo que este pero con sal ahumada, que aporta ese toque de sabor como si lo hubiera humado con madera de roble, jajaja. Vamos que con unas alcaparritas y un pepinillo yo soy más feliz que una perdiz.
    Me ha encantado tu hilador, nunca lo había visto más que en libros de cocina antigua, aunque sé que los venden en buenas ferreterías, pero nunca he tenido la inquietud de hacerme con uno, porque sintiéndolo mucho, no soy amante del huevo hilado, lo mismo me sucede con el tocinillo de cielo, y todo lo que tenga un sabor intenso a huevo, excepto claro está, si me lo peones en tortilla o fritos, ahí si que no hay tu tía que valga, me siento más feliz que nadie, yo tampoco necesito mucho para ser inmensamente feliz, un par de huevos fritos y la mano de mi Santo agarrada junto a mí.
    Besitos ♥

    ResponderEliminar
  6. Que Delicia ese salmón marinado.......con un sabor sutil y maravillo......y el huevo hilado......con ese artilugio nunca lo había visto antes....me encanta aprender algo nuevo mil gracias bonita¡¡¡
    Besitos.......ah por cierto me he llevado 2 para cuando cuentes¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  7. Hola Sonsoles, el salmón marinado me encanta y sobre todo hecho en casa pues nada tiene que ver con el comprado. Estos rollitos son una delcia, con el huevo hilado que me encanta pues todo lo que lo lleva se convierte en un plato de fiesta. He estado tentada a hacerlo casero muchas veces pero me ha paredo el tener que comprar un cacharrito más, jajajaja, pero me has convencido, a veer si me hago de uno pues me parece que el que se hace en casa también es mucho mejor. Yo suelo comprar en una tienda que me ofrece mucha confianza y lo hacen ellos , pero bien carito. Beno, Sonsoles pues mil gracias por este ratiro que nos das cada tarde, me voy con un rollito en la mano. Mil besos!!!

    ResponderEliminar
  8. Que tierno... y triste a la vez. Snif. El salmón, divino, hace mucho que no preparo un marinado en casa!

    ResponderEliminar
  9. Hacer tu propio salmón ahumado es todo un lujo!!
    A mi me encanta el salmón pero en fresco, con el ahumado no sé por que me tira para atrás. Pero estoy completamente segura que tus rollitos deben de ser un bocado de dioses.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Estupendos tus rollitos. Estas Navidades así los comimos y están espectaculares. Besines!!!

    ResponderEliminar
  11. Que bonita historia y que razón tiene todo pasa en un suspiro.
    El salmón te ha quedado de escándalo, me ha encantado tu receta.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  12. Hola sonsoles me gusta mucho el salmón marinado yo también lo hago en casa.
    No tenía ni idea de cómo se hacía el huevo hilado, gracias por la receta.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Sencillamente delicioso y bien presentado

    ResponderEliminar
  14. Una combinación perfecta, el salmón te ha quedado genial.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  15. Hola Sonsoles!!!! Una entrada fantástica con una combinación deliciosa....
    Y ese color que adquiere el salmón es puro espectáculo 😊
    Degustando estas delicias sólo se me ocurre un "postre" especial...uno de tus relatos.
    Un abrazo muy cariñoso😙😙

    ResponderEliminar
  16. Sonsoles, me ha echo gracia la frase "uno de los dos", no hay mucho más que decir...

    En cuanto a la receta, la combinación muy rica, pero lo que más me ha llamado la atención es lo de hacer el huevo hilado, me ha sorprendido muchísimo

    Abrazos y buena semana!!

    ResponderEliminar
  17. Hola, Sonsonles:

    Una receta de lujo. Esta salmón marinado tiene una pinta estupenda y que no hay salmón más rico como el marinado en casa. Respecto al huevo hilado, no había conocido a nadie que tu viera la máquina y me ha encantado leer el paso a paso. Este salmón con el huevo hilado, también casero, tiene que estar para chuparse los dedos.

    Igualmente, me ha encantado el final de la historia: "cuando uno de los dos se muera, yo me voy a ir a París".

    Espero contar con tu presencia en el aniversario de mi blog, que cumple 8 años.

    Un besazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  18. Sonsoles cielo que salmon te ha quedado de super lujo una verdadera maravilla, y rsas historia preciosa con una buena carcajada su final. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar