domingo, 20 de mayo de 2018

Ceviche Exprés y Aguacate

Desde que la vio aquella tarde a la salida del cine empezó a buscarla. Aquel pelo rojo se había instalado en su alma sin permiso y de forma casi violenta. De día y de noche iba por la ciudad buscando su mirada. Vivía nada más que para esa tarea, aunque intentara hacer otras cosas o fingiera que las hacía, sólo miraba, espiaba los ojos de la gente, las caras de los desconocidos, de las camareras de los bares y de las dependientas de las tiendas. Sus caras y sus miradas. Era la mirada de una desconocida, pero él estaba seguro de que la identificaría sin vacilación ni error en cuanto sus ojos se cruzaran con los de ella, aunque fuese una sola vez, de lejos, desde el otro lado de la calle, tras los cristales de una cafetería. Sabía que la encontraría, tardaría un poco más o un poco menos pero la encontraría. Por la noche, entraba en la casa y encontraba con alivio que las luces estaban apagadas, se quitaba los zapatos, entraba a tientas en el dormitorio, alumbrado tan solo por un rastro de luz de las farolas de la calle que se colaban por entre la persiana medio bajada, y se desnudaba con sigilo, se deslizaba en el interior de la cama, cerraba los ojos, tanteaba en busca del cuerpo de ella, y entonces se daba cuenta de que ella no estaba a su lado y la cama se convertía en zona hostil y en la oscuridad sólo brillaban las cifras rojas de la radio despertador.

CEVICHE  EXPRÉS Y AGUACATE


Ingredientes (2 pers):

1 aguacate.
1 lata de atún al natural.
1c.s de cebolla morada muy picadita.
1c.s de tomate muy picadito.
1 c.s de maíz dulce.
1c.c de cilantro picado.
1 c.s de aove.
Zumo de lima (al gusto).
Sal y pimienta negra molida (al gusto).







Elaboración:
Partimos el aguacate longitudinalmente, sacamos su pulpa para un bol y la rociamos con zumo de lima, para evitar que se ennegrezca. Añadimos un poco de sal y la aplastamos bien, bien con un tenedor  y reservamos. La cáscara del aguacate nos servirá de recipiente para nuestra preparación.



En un bol mezclamos el resto de los ingredientes, le añadimos el aove y el zumo de lima y salpimentamos al gusto.



Rellenamos las cáscaras del aguacate con el ceviche y todo ello lo cubrimos con una capa de aguacate, encima colocamos la pulpa del tomate, como si fuera el hueso del aguacate. Reservamos en la nevera hasta el momento de servir bien fresquito.


Nota:
La pulpa del aguacate con el zumo de lima y sal podemos triturarlo con la batidora, nos quedará una crema más fina, pero yo prefiero hacerlo a mano porque el calor que transmiten las cuchillas de la batidora al aguacate alteran ligeramente su sabor (manías que tiene una).

16 comentarios:

  1. A veces la búsqueda de los deseos se vuelve tan imposible que nos relega a la más absoluta soledad, no deberíamos obsesionarnos con uno sólo en detrimento de los demás.
    Me gusta tu ceviche porque no lleva pescado crudo y la combinación de ingredientes me parece muy rica. Además, los aguacates apetecen mucho fresquitos en esta época.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Que rico me gusta la combinacion de sabores y la forma de presentarlo besitos

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Hola Sonsoles!! Oh, qué triste tu relato de hoy, nadie debería de notar ausencias así, así que hoy me quedo directamente con tu ceviche exprés y tu forma de tratar el aguacate, a mano, sin cuchillas artificiales para que se quede con todo el sabor y con todo su esplendor. Así tiene que estar este entrante, ¡¡riquísimo!! Besitos y feliz tarde.

    ResponderEliminar
  4. Que pintaza tiene este aguacate, el atún así crudo no me gusta aunque me probaría un poco, tiene una pintaza reina y una presentación increíble....Bess

    ResponderEliminar
  5. Sonsoles ¡qué rico tu ceviche! Reconozco que no me gusta el pescado crudo, pero el ceviche que he comido preparado por una cocinera peruana me encantó, tanto que comí una cantidad ingente, tanta que ahora conscientemente no sé si podría repetirlo, jajaja.
    No me gusta la soledad, no me siento sola porque la vida me regaló a una persona única y muy especial, he tenido suerte de no necesitar fantasear para ser feliz, como el protagonista de tu relato, para al final verse en el mismo y desolador escenario noche tras noche.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. La presentación es super original, me ha encantado. Y el aguacate le va estupendamente!

    ResponderEliminar
  7. Es el relato de una gran ausencia, pero la vida es así y todos hemos pasado por deseos frustrados así que perfectamente nos ponemos en la piel del protagonista del relato de hoy.

    La receta me parece estupenda. Muy apropiada para el calor que se aproxima. Es curioso lo que cuentas de que el calor de las cuchillas alteran el sabor del aguacate, pero ¿qué quieres que te diga? ¡si yo tengo manías para dar y regalar!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  8. Gosto muito de abacate, achei este ceviche uma maravilha.
    Boa semana

    ResponderEliminar
  9. Como siempre te digo , un gustazo leer tus pequeños relatos e igualmente disfrutar de esta receta tan extraordinaria.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Siempre es un placer leer y dejarnos llevar por tus relatos Sonsoles...aunque siempre me quedo con ganas de más ..este original ceviche me lo comería enterito y seguro que disfrutaría haciéndolo ;)
    Un beso y muy felíz semana!!!

    ResponderEliminar
  11. Ay pobrecito tu protagonista de hoy, acabar así, triste y buscando miradas en las esquinas para al final quedar solo... Es una pena! Espero que tenga al menos en su nevera un ceviche exprés como el tuyo esperandole para consolarse un poco jaja! Qué pinta más rica y ahora que se van acercando los días de sol va a apetecer cosas así fresquitas y a mi que me encanta el aguacate estoy servida con tu receta!! Un besote fuerte!!

    ResponderEliminar
  12. Sonsoles!! Sólo de pensar que lleva atún me derrito!!
    Qué rico que debe de estar! Me encanta este tipo de platos!!

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Hola Sonsoles. La vida es la eterna búsqueda de un sueño. Unas veces ese sueño uno se cree que se convierte en realidad en otras es la imaginación la que hace creer que el sueño es real y en la mayoría ese sueño solo se queda en eso, en un sueño. Y eso es lo que le ha pasado al protagonista.
    Para mí también es un sueño el poder saborear este ceviche con aguacate y al igual que el protagonista lo voy buscando y no lo encuentro pero la imaginación trabaja y lo encuentro en forma de foto y lo saboreo virtualmente y te digo que debe estar delicioso. Como para chuparse los dedos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Que ceviche mas original y seguro que rico ,hace unos años que no comia aguacate me daba reaccion pero ahora parece que no me hace nada asi que lo estoy volviendo a comer con moderacion por que me encanta , tomo nota de tu receta.
    Bicos mil y feliz semana wapa.

    ResponderEliminar
  15. Un relato que nos hace pensar...y los aguacates estos...un rugir de tripas...hum...Besines!!!

    ResponderEliminar
  16. Hoy hemos comido en casa aguacates rellenos, qué pena que no vi antes tu receta, me hubiese encantado hacerlos de esta manera

    Me preguntaba si algún día la encontrará o si parará de buscarla...

    Abrazos!!

    ResponderEliminar