domingo, 25 de marzo de 2018

Pollo Escondido


La puerta se abrió suavemente y por ella se coló una peineta cubierta por una negra mantilla que tapaba parte de  la cara y toda la cabeza de quien la llevaba…Mecagoentóloquesemenea, qué susto jamía….me vas a matar y vienes vestida para el funeral. “–Lo siento, sólo venía a enseñarte mi look para la Procesión del Silencio”. Maruchi, eres como la caja de bombones del Forrest Gam, no dejas de sorprender, no sabía yo que eras tan creyente y más aún  tan devota, siéntate y explícame porque no doy.  “Veras, me he ofrecido  a la Santa Virgen de los Dolores, para que me dé algún indicio de que  Igor está bien, sano y salvo…que hace cuatro meses que se fue a la boda de su prima Natacha, que, según el, no podía faltar  bajo ningún pretexto porque la quiere mucho, mucho. Y estas son las fechas en las que aún no ha dado señales  de vida. De comer no creo que le falte pues se llevó un buen montante de dinero, pero con el frío que hace por allá… Menos mal que cuento con el apoyo emofísico de Paolo para superar la distancia y el silencio” Emofísico?  “Si, hija, sí; me ofrece su hombro para mi desmorone emocional y el resto del cuerpo para aliviar la ausencia física, que es grande, grande” Y cuando vuelva Igor cómo se va a tomar lo de Paolo? “Según Samantha, la que echa las cartas en mi bloque, Igor no va a volver porque una mujer (con la que guarda cierto parentesco) se ha cruzado, en plena estepa siberiana, en su vida y él está feliz en sus brazos. Como no me fio mucho de lo que dice Samy, pues por eso acudo a la Virgen, a ver si veo una señal y mientras  espero la señal, pues Paolo me ayuda a superar este duro momento en mi existencia” Bien Maruchi, aclarado todo y viendo las horas que son, que te parece si te quitas la peineta y la mantilla y preparamos algo para cenar?

POLLO ESCONDIDO


Ingredientes (4 personas):

½ pechuga de pollo limpia y cortada en trozos pequeños.
1 c.c de orégano.
Sal y pimienta recién molida (cantidad al gusto).
1 bolsa  (150 grs) de 4 quesos rallados.
1 c.s de aceite de oliva.
6 quesitos en porciones.
4 lonchas finas de bacon ahumado.
1 puerro (la parte blanca) muy picado.
200ml de nata para cocinar.
8 bases refrigeradas de mini pizzas.

Elaboración:

Picamos el pollo,

lo salpimentamos y le añadimos el orégano

 Reservamos.

En una de las bases de pizza colocamos ¼ parte del pollo


y encima ponemos, con generosidad, parte de la mezcla de 4 quesos rallada.
Cerramos la base de pizza con otra base, y colocamos en la fuente del horno. Hacemos lo mismo con el resto. Hasta conseguir 4 pollos escondidos.


Calentamos el horno a 180º y metemos nuestra bandeja con los pollos escondidos por unos 20 minutos, hasta que la masa adquiera un bonito color dorado.
Mientras la preparación está en el horno, hacemos la salsa: en una sartén ponemos 1 c.s de aceite y echamos el bacon muy picadito, esperamos hasta que esté crujiente, momento en el que añadimos el puerro y pochamos suavemente.
Cuando el puerro esté transparente añadimos los quesitos y la nata y removemos bien para que los quesitos se derritan y la salsa adquiera la textura deseada. Rectificamos la salsa de sal y pimienta al gusto.
Fuera del horno nuestro pollo escondido, lo napamos con la salsa caliente y…


nos lo comemos.



domingo, 18 de marzo de 2018

Hojaldre de Queso Y Mermelada de Tomate


Se quedaron sentados allí hasta que todo empezó a quedar envuelto en una penumbra lechosa y escucharon el silbato del guardián inubicable, omnisciente, acercándose hasta ellos convertido ahora en una silueta rechoncha y cansina, no habéis escuchado? Ya estamos cerrando el parque, iros de una vez y tener cuidado porque a esta hora aparecen los “manguis” y ya han asaltado a varias parejas por quedare hasta muy tarde, igual que vosotros. Salieron abrazados y su perfume dulzón, como de juguete llegó hasta él. Y una luna que apareció sorpresiva de entre las nubes maquilló con aire fantasmal las enormes rejas que daban acceso al parque y a las siluetas furtivas que aún se besaban apoyadas en los árboles cercanos, donde descansaban, al menos, un millar de pájaros. Se apretó contra él y él le acarició los hombros, le buscó el rostro, la boca. Parecía que a la pasión sólo le faltaba masticarlos un par de veces más para tragarlos.

HOJALDRE DE QUESO Y MERMELADA DE TOMATE  con lavanda

Ingredientes:

2 masas de hojaldre refrigeradas.
500 grs de queso crema (light, sin lactosa … como tu desees)
Mermelada de tomate  (en mi caso casera)
1 huevo (para pincelar el hojaldre).
1 c.s de azúcar de caña.











Elaboración:

Estiramos una de las masas de hojaldre y sobre ella extendemos el queso crema,
sin llegar a los bordes (para luego poder cerrar la empanada), sobre el queso ponemos una fina capa de nuestra mermelada de tomate.
Cubrimos la preparación anterior con la otra lámina de hojaldre, procurando que quede bien “cerrada” la empanada, para que durante la cocción no se salga el relleno.
Encendemos el horno a 190º, que se vaya calentando.
Pincelamos con huevo la empanada y espolvoreamos con el azúcar.
Introducimos en el horno (posición media) calor arriba y abajo y aire, bajamos la temperatura a 175º y cocemos durante 30 minutos aproximadamente, o hasta que adquiera un color dorado.

Mermelada de tomate con lavanda:


1 kg de tomates.
250gr azúcar de caña.
150 gr azúcar blanca.
1 limón (el zumo).
1 clavo de olor.
1 c.s de flores secas comestibles de lavanda.

Elaboración:


Escaldar los tomates, pelarlos, trocearlos y retirarles las semillas (hay veces que lo hago y otras no). Colocar los tomates en un bol junto con el azúcar, y el zumo de limón. Dejamos reposar  12 horas. Pasado este tiempo añadimos el clavo de olor, pasamos todo a una cazuela  y llevamos al fuego. Cocinamos a fuego suave, removiendo de vez en cuando, durante 1 hora o hasta que la mermelada adquiera la textura deseada. Cuando apagamos el fuego pero aún caliente la mermelada, retiramos el clavo e incorporamos las flores secas de lavanda. Pasamos la preparación a un tarro previamente esterilizado y guardamos en frío.


domingo, 11 de marzo de 2018

Alcachofas Y Soja


La barra del salón de baile “La Amistad” se encuentra en una agradable semipenumbra solitaria, no es un lugar de tomadores de café y es muy temprano para bebedores; un camarero adormilado controla el final de la barra. Mauricio está sentado en un sillón de cuero negro y ante una mesa achaparrada pensando en que la vida debería irse volviendo al paso de los años más simple, y no lo es. Mira hacia la pista de baile, un hombre de traje oscuro, de mediana estatura, nariz afilada y rasgos finos, tan suaves que parece un aristócrata de porcelana, está bailando. Baila un tango con una mujer morena que de vez en cuando saca la pierna de la falda cortada como una herida, mandando un destello de la mejor lujuria. La pierna se muestra completa y maravillosa, cubierta con una media negra y coronada con una liga cuyo color a Mauricio le recuerda el manto de un obispo. La vida debería ser más simple y yo debería bailar tango.

ALCACHOFAS Y SOJA


Ingredientes:
8 fondos de alcachofas.
4 c.s de soja texturizada rehidratada y escurrida.
4 tomates secos en aceite de oliva.
1 calabacín pequeño.
1 diente de ajo.
½ puerro (la parte blanca).
2 c.s de aove.
Sal (opcional)
 Pizca de tomillo picadito y pimienta negra molida (opcional)
Puré:
 2 patatas medianas.
1 hoja de laurel.
Sal (opcional)
Agua para cocer las patatas.
1 huevo.
Ensalada verde y queso Parmesano para acompañar.

Elaboración:

Empezamos por el puré.
Pelamos, lavamos, cortamos y ponemos a cocer las patatas con sal y una hoja de laurel (unos 15 minutos). Mientras preparamos el relleno de los fondos de alcachofa, para ello picamos en trocitos muy pequeños el calabacín, el ajo, el puerro y los tomates secos.
En una sartén ponemos a calentar el aove y ahí pochamos a fuego lento el ajo y el puerro, cuando empiecen a tomar color añadimos los tomates picados damos un par de vueltas e incorporamos el calabacín, cuando está todo bien pasado (unos 8 ó 10 minutos) añadimos la soja bien escurrida, echamos el tomillo y la pimienta negra, damos unas vueltas y dejamos un par  de minutos más para que se tomen bien los sabores. Apagamos el fuego y sin retirar la sartén dejamos ahí nuestra preparación.


 Retiramos la hoja de laurel y trituramos (con la batidora) las patatas con un poco del agua de cocción, a este puré le añadimos el huevo y removemos bien para que se incorpore al puré de forma homogénea.



Vaciamos un poco, con ayuda de un sacabolas o de una cucharilla, los fondos de las alcachofas (lo que retiramos se lo podemos añadir a la preparación de soja y calabacín) y ponemos en cada fondo nuestro relleno de soja y calabacín.


Cubrimos con el puré de patatas y llevamos al horno a gratinar hasta que el puré comience a dorarse.
Servimos calientes acompañadas de una ensalada verde.



Que aproveche!!!

domingo, 4 de marzo de 2018

Nutella en Polvo


Julián tiene diecisiete años y un telescopio de trescientos aumentos, y qué ve a través del telescopio? Ve siempre un macizo de hortensias en un balcón. Debe ser un tercer piso. Es un macizo exuberante, que crece a lo largo de la primavera y se mantiene hasta bien avanzado el invierno. Poca cosa hay en el balcón además de las flores, una jaula que no tiene pájaros dentro y una silla rota que debe haber sido sacada para hacer espacio en el interior. Ve frecuentemente las flores, a lo largo de los tres últimos años ha seguido su nacimiento, muerte y resurrección. Ha visto frecuentemente a la mujer que las cuida y protege. La mujer sale al balcón con una jarra de agua, muy temprano, casi con las inciertas luces del amanecer, y las riega. Suele vestir falda y cinturón, pero trae invariablemente los pechos al aire. Julián conoce sus pechos muy bien, gracias a los avances de la óptica sabe de ellos. La mujer de pelo negro vive en una casa sin hombres y sin visitas. Sólo la ve en las mañanas y unos minutos en la noche, cuando enciende la luz antes de, supone, ir a acostarse. El ritual mañanero de la mujer no ritualiza los días de Julián. A veces la contempla, a veces deja pasar días sin visitarla. Las hortensias y ella seguirán allí.

NUTELLA EN POLVO


Ingredientes:

10 grs de Nutella.
4 grs de Maltosec.

(La cantidad de Maltosec que se debe usar es del 40% de la cantidad de Nutella que usemos).
Anteriormente había utilizado el Maltosec para recetas saladas: Caramelos de aceite de oliva, cecina y tomillo  o Caramelos Chinatos , con un resultado muy agradable.









Elaboración:
Mezclamos el Maltosec con la Nutella, hasta que consigamos la textura deseada. Si hacemos gran cantidad podemos usar la batidora eléctrica, para pequeñas cantidades, como ha sido mi caso, lo hemos hecho con ayuda de un tenedor.



Esta es otra de esas recetas fáciles, fáciles que suelo hacer con mi sobrina y que podría formar parte de un apartado que bien podría llamarse “En la cocina también se juega” o apelando a Lomonósov- Lavoisier, intentar explicarle una de las leyes más fundamentales en todas las ciencias naturales: “La materia no se crea ni se destruye sólo se transforma”.


Decidimos probar nuestro polvo de Nutella con algo que nos encanta…plátanos y las dos dijimos aquello de Uuuummm!!!


Características de Maltosec (Maltodextrina de tapioca):

1.       hace polvos
2.       odia el agua (se vuelve pegajosa con cualquier rastro)
3.       solo funciona con productos grasos.
4.       nunca se debe dejar al descubierto.
5.       debe ser el 40% del contenido final. Es decir, si usa 200g por ejemplo de Nutella o Nocilla, debe usar  el 40% de 200 g, que son 80 g de maltosec.
6.       funciona absorbiendo grasa y manteniéndola en  polvo para ser liberada al contacto con el agua, es decir, tu lengua.