jueves, 26 de julio de 2012

Sopa fría de remolacha con manzana verde


En periodo vacacional es cuando se supone que más tiempo tienes y más lo disfrutas pero luego resulta que no tienes tiempo “pa ná” y lo de disfrutar... Prepara la bolsa, mete las cremas, no olvides el fotoprotector de factor 88 que el sol nos abrasa, la sombrilla, el gorro,  el agua fría que cuando llegas a la playa o piscina ya está caliente o calentorra (que es como muchísimo más caliente de lo humanamente bebible), y todo esto para volver más cansado que si hubieras estado trabajando duro, duro; achicharrado por el sol por más cremas, spays, fotoprotectores y todo lo que tú quieras. Esto sin contar que se te ocurra ir a la orilla del río a pasar el día, se te ocurre a ti y a una horda de mosquitos llenos de mala leche, ¡menudo día! Ni el aután ni el autín, llegas con picaduras hasta en las costuras del bañador ¿Qué suplicio! Al final como decía mi madre: “es que como en casa, en ningún sitio”. Me quedo en casa, tranquila, fresquita y si tengo ganas ya bajaré por la tarde...
Con vistas a tener tiempo para disfrutar y descansar prepararemos algo fresquito y colorido:

SOPA FRÍA DE REMOLACHA CON MANZANA VERDE.
 (o gazpacho de remolacha)


Ingredientes: (para 6)

500 grs de remolacha cocida (de venta en supermercados y fruterías).
500 grs de tomates maduros.
1 zanahoria cruda (opcional)
1 manzana Granny Smith grande.
50 grs de pimiento verde.
20 grs de cebolleta.
20 grs de vinagre de manzana (o de vino blanco)
50 grs de aove.
Sal (opcional)
Un vaso de agua muy fría.

Elaboración:

Si utilizamos la batidora, pelamos la manzana, si lo hacemos con la Thermomix no es necesario.
Poner todos los ingredientes menos el  agua y el aove en un bol, donde podamos utilizar la batidora. Trituramos todo bien y añadimos el agua, mezclamos y le añadimos el aceite dejándolo caer en un hilo y emulsionándolo con una cuchara (no con la batidora).


Nota: Si echamos el aceite junto con los demás ingredientes al principio, esto hace que el color de la sopa sea más feo, no tan brillante como mezclado al final y a mano.
Podemos decorar con unas rodajitas de rábano, un poco de cebollino picado o perejil y si lo queremos más fresquito servir con unos cubitos de hielo.

2 comentarios:

  1. Ya no tengo que pensar que voy a hacer hoy de primer plato... No hay como tener una ventana con vistas a la cocina de una amiga. Graciñas.

    ResponderEliminar
  2. no me gusta la remolacha,si no la pongo no me quedaria de ese color tan chulo,en fin ya encontraremos otra que nos guste.

    ResponderEliminar